11 series y documentales en Netflix para alimentar a tu chef interior
Recomendaciones Gastronómicas

11 series y documentales en Netflix para alimentar a tu chef interior

Por Eloísa Carmona - Julio 2020
Comida y Netflix son dos de nuestras cosas favoritas, ambas son placenteras formas de pasar un rato agradable, incluso de desestrés, de aprendizaje a veces, y la segunda ya casi se ha vuelto una necesidad básica, como la primera.

Además, las series y documentales sobre comida son una gran opción de entretenimiento y las propuestas nuevas de los canales de streaming como Netflix te atrapan, incluso cuando temes verlos porque te da muchísima hambre.

Si sientes que ya repasaste todo el catálogo y ya no tienes más que ver, te proponemos estas 11 series y documentales deliciosas (algunos ya te los habíamos recomendado aquí), que no podrás dejar de consumir.

1. Desayuno, almuerzo y cena

En esta serie, el chef David Chang recorre el mundo para alimentar su insaciable curiosidad de comida, cultura e identidad, y lo hace acompañado de los invitados más divertidos.




2. The chef show


Quizá recuerdes a Jon Favreau por sus papeles en el cine, pero el guionista y director también es amante de la comida, y en The Chef Show, habla sobre la comida dentro y fuera de la cocina con el chef Roy Choi y con chefs reconocidos y celebridades invitadas.

3. Chef's table

Esta serie fue nominada al Emmy en ella conocerás a estrellas internacionales de la cocina que redefinen la comida gourmet con platos inovadores y postres irresistibles. 



4. Hora de comer con Nadiya

En este programa, Nadiya Hussain ofrece los trucos de cocina más exquisitos, con ingredientes básicos e incluso con comida congelada y de lata, y elabora con ellos platillos sencillos perfectos para las familias cortas de tiempo.

5. ¡Nailed it!

Pasteleros aficionados de dudosa experiencia buscan crear obras maestras para conseguir un premio de 10 mil dólares.

6. Las crónicas del taco

Los tacos más populares tienen una larga y rica historia detrás. Dale play y que empiece la aventura del saber con sabor. Cabe mencionar que este título fue galardonado en los premios The 2020 James Beard Media Awards (conocidos como el “Oscar” de la gastronomía).

7. Sugar Rush

Esta es una competencia de pastelería en equipos, con un ingrediente clave que siempre falta en la cocina: el tiempo. Súper emocionante e ideal para cuando quieres ver algo entretenido, divertido y ligero.



8. Restaurantes en apuros

Un restaurador, una diseñadora y un chef viajan por el mundo renovando restaurantes con vistas espectaculares… y unos cuantos problemas. ¡De olvidable a memorable! Tráiler disponible aquí.

9. Sal, grasa, ácido, calor

Inspirada en su libro homónimo, la cocinera y escritora gastronómica Samin Nosrat recorre el mundo en busca de claves para lograr maravillosos platillos y técnicas culinarias, comparte útiles consejos y muestra un pedacito de México.

10. Todo el mundo a la mesa

En una competición de lujo, chefs de primera categoría tratan de seducir los paladares más exigentes del mundo a través de platillos representativos de nueve países.



11. Street food: Latinamérica


Esta serie apenas se va a estrenar (21 de julio de 2020), pero con ella podrás viajar a seis países y explora vibrantes escenas culinarias en lugares como Oaxaca, México, y Buenos Aires, Argentina. Tiene un formato de serie documental, así que espera varios capítulos.



Ya estás listo para aprender mucho de cocina y alimentar con conocimientos a ese chef que llevas dentro. Aprovecha el fin de semana y dale una oportunidad a estas deliciosas series.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cómo cuidar suculentas es una pregunta cada vez más frecuente, pues las personas han descubierto en estas adorables plantitas el aliado perfecto para tener un pedacito de naturaleza cerca de sus espacios favoritos. Las suculentas, además de ser súper bellas gracias a sus innumerables formas geométricas y variedad de colores y texturas, se han convertido en las predilectas de todos aquellos amantes de la jardinería e incluso de los que no lo son tanto, debido a que ocupan poco espacio y pueden crecer prácticamente en cualquier lugar. Si tú formas parte de este grupo de personas o te interesa adoptar una y quieres tratarla adecuadamente, entonces tienes que poner en práctica estos consejos para aprender a cuidar suculentas sin matarlas en el intento. Riega con poca agua las suculentas Para saber cada cuánto se riegan las suculentas hay que tener en cuenta que estas plantas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces, por lo que regarlas en exceso puede ser perjudicial; de modo que lo ideal es regarlas cada quince días en temporada de frío y una vez a la semana durante las épocas de calor. Cuida los baños de sol de las suculentas Si bien las suculentas necesitan luz para poder crecer correctamente, debes evitar que les pegue el sol directo, sobre todo en verano que la radiación es mucho más fuerte y esto las deshidrata. Así que procura colocarlas donde la luz les llegue a través de una ventana con cortinas de color claro o algún otro filtro tenue. Utiliza macetas con drenaje Es importante que las macetas donde resguardes a tus suculentas tengan un buen drenaje para evitar el exceso de agua, ya que si tu suculenta se encharca, podría morir podrida. Si colocas tus suculentas en maceta con un platito debajo, asegúrate de escurrir bien el agua después de regarla para evitar que se inunde. Planta suculentas en tierra sencilla Las suculentas son plantas bastante simples que no exigen cuidados estrictos, así que no es necesario plantarlas en sustratos llenos de minerales, al contrario, ellas son felices en suelos pobres, por lo que debes utilizar sustrato con arena o sustrato para suculentas, que es muy parecido al sustrato para cactus. Como puedes darte cuenta, las suculentas son plantitas muy fáciles de cuidar, pero no te confíes, porque como todo ser vivo, necesitan los cariños y atención suficiente para desarrollarse en un buen entorno. ¿Cuántas suculentas estás dispuesto a adoptar?
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
Asia es un continente cuyo tamaño es tan grande como las culturas que lo habitan y si hay algo por lo que destaca cada una de ellas en todo el mundo, es por su rica variedad en comida callejera. Así que si quieres darte una vuelta por lo mejor de la gastronomía asiática, tienes que checar los 5 platillos más populares de la comida callejera en Japón, Corea del Sur, Tailandia y otros más. Pad Thai, Tailandia Una de las razones más importantes por las que Tailandia es considerado el destino más popular para los viajeros es sin duda su gastronomía, por eso, si te gusta la comida tailandesa no te puedes perder el Pad Thai, un plato con diversas versiones pero que básicamente consiste en una mezcla de fideos de arroz salteados con tofu, maní, cebollas verdes, camarones, carne de res, pimienta y salsa de pescado. ¡Son un verdadero manjar! Okonomiyaki, Japón La comida callejera japonesa favorita por excelencia es sin duda el okonomiyaki, una especie de pizza delgada hecha con masa de harina, agua, col y huevo. Puede ir acompañada de carne picada, queso, crustáceos, pulpo o lo que quieras, ya que de hecho su nombre significa “cocinado a la plancha al gusto”. Para darle más sabor, generalmente se acompaña de un toque de katsuobushi (pescado seco), aonori (algas secas) y mayonesa. Jajan Pasar, Indonesia Indonesia tiene una amplia variedad de comida callejera, pero la más antigua y popular de la región se presente con el nombre de jajan pasar. Este platillo consta de un montón de pastelitos diferentes hechos con harina de trigo y harina de arroz con distintas presentaciones, sabores y colores. Van espolvoreados con coco seco y azúcar de palma fundida. Jajan pasar significa “aperitivo de mercado”, ya que sólo se encuentra en mercados tradicionales. Tteokbokki, Corea del Sur El tteokbokki es el platillo más típico y popular en Corea del Sur. Se trata de unos pastelitos de arroz aglutinado sobre salsa picante, muy picante para tratarse de comida asiática; éste también va acompañado de algunas verduras, huevo hervido, carne de ternera y pasta de pescado, mejor conocido como eokmu, que puede consumirse en banderillas aparte. Chili de Cangrejo, Singapur En Singapur, la comida callejera es tan importante que existen pequeños conjuntos de puestos callejeros que comparten las mesas y otros servicios, conocidos como Hawkers. En ellos, el plato que más se pide entre los comensales es el chili de cangrejo, para el cual se utilizan cangrejos de barro, jaiba azul o cangrejos de concha blanda fritos. Este manjar se saltea en una salsa agridulce y semiespesa de tomate y se mezcla con ajo, vinagre de arroz y salsa de soja. Si tuvieras que visitar un país basándote en su comida callejera, ¿cuál elegirías?
Las recetas de ceviche de pescado no suelen variar mucho en sus ingredientes y su paso a paso, pero lo que sí puede ser diferente es el tipo de pescado que se puede usar.El ceviche es un platillo con mucha historia, perfecto para el verano y muy fácil de hacer, originario de Perú, aunque también tiene versiones en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, incluso México, pero sólo en Perú es considerado patrimonio cultural.Para preparar este fresco platillo que no se cocina con calor, se requiere de marinar el pescado (aunque también se hace ceviche de mariscos) en cítricos como limón y lima ácida, y se llegó a usar naranja agria también. La mayoría de las versiones lleva además chile, cilantro, cebolla y tomate.Por ejemplo, nuestra receta de ceviche tradicional señala en los ingredientes una taza de filete de pescado, 1/2 tazas de jitomate, dos cucharaditas de cebolla, dos cucharadas de chile serrano, tres cucharadas de cilantro fresco, una cucharadita de pimienta negra molida, el jugo de 5 limones y una cucharada de sal.¿Pero qué pescado es el que se requiere comprar? Los tipos de pescados para comer son varios, por ejemplo, hay pescados azules (como el atún, las sardinas y el salmón), pescados blancos (como el bacalao, la merluza o el cazo) y pescados semigrasos (como la trucha). A continuación, te explicamos cuáles son los ideales para hacer ceviche.Qué pescado comprar para hacer cevicheDe acuerdo con Yamilette González, coordinadora de chefs de Kiwilimón, los mejores pescados para hacer ceviche son el filete de mojarra, mero, tilapia, huachinango, corvina o blanco del Nilo.Cualquiera que elijas, lo más importante es que compres el pescado lo más fresco posible, pues esto hará que tu ceviche tenga un sabor fresco. Otro punto importante es que marines el pescado ya cortado en cubos, que lo dejes reposar en el marinado por lo menos 20 minutos y que lo hagas en refrigeración.Todo esto te asegurará un ceviche delicioso, perfecto para comer en verano y con todo el sabor del pescado que elijas.Pon a prueba estos consejos y prepara uno de estos ceviches en casa:Ceviche de pescado  Ceviche de pescado al tamarindoCeviche de pescado con naranja
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD