7 maneras de presentar tus platillos como chef profesional
Recomendaciones Gastronómicas

7 maneras de presentar tus platillos como chef profesional

Por Kiwilimón - Octubre 2015
Muchas veces podemos esforzarnos en hacer platillos deliciosos y de aroma extraordinario, pero la presentación que les damos no les hace justicia. Hay formas muy fáciles y variadas para presentar tus recetas de maneras más llamativas y apetecibles que invitará a tus invitados a devorar tu comida. Estos son algunos consejos para que tu comida se vea tan bien como sabe. Altura Una técnica fácil es darle altura a tu platillo. Acostumbramos extender todos los ingredientes sobre el plato de manera variada, pero si, por ejemplo, pones el arroz en medio del plato como una cama, sobrepones el pollo o la carne, aún más arriba los vegetales y terminas decorando con algún ramillo verde o salseando el platillo verás cómo se convierte tu preparación. Receta recomendadas: Torre de ensalada caprese Derrames Una tendencia que está muy de moda es usar “derrames de salsa”, lo que significa utilizar la salsa o el gravy de tu platillo y no necesariamente sólo usarlo sobre tu platillo, sino hacer formas sobre el plato vacío como decoración. Aquellos que lo hacen bien logran incluso hacer ver sus platillos como pinturas modernistas. Receta recomendadas: Bacalao gourmet Decoración A veces, todo lo que toma, es un pequeño detalle al final. Así como algunos cocteles se terminan con un palillo con fruta o una rajada de limón o naranja, así también puedes terminar tus platillos. Si es una pasta termina con algunas hojas de albahaca o romero, si es algún pollo o pescado puedes utilizar flores comestibles para darle color e incluso si sirves sopas utiliza croutones o queso parmesano para rallar en medio y no dejar que sea sólo un color uniforme. Recetas recomendadas: Crema de queso y zanahoria Gira tu pasta Un truco muy fácil para cuando hagas spaghetti o alguna pasta larga es que en vez de sólo verterla al plato, tomes una buena porción con pinzas de cocina y le des vueltas sobre la sartén para hacer un tipo de rollo o enjambre. Después deposita ese rollo de pasta en el plato y decora con hierbas frescas. Esto le da elegancia, altura y decoración. Termina con hojuelas de parmesano y listo. Recetas recomendadas: Spaghetti con tomate deshidratado Colores y texturas Un platillo de diversos colores siempre es atractivo. No importa lo que prepares trata de incluir ingredientes de colores vivos como betabel, zanahorias, kiwi, mano, etc. Además puedes jugar con las texturas de tus ingredientes, es decir, si usas mango fresco, también puedes incluir salsa de mango mezclada con otros ingredientes. Siempre es interesante probar un mismo ingrediente de diversas formas en el mismo platillo. Recetas recomendadas: Camarones con témpura
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que el té de canela es bueno para la digestión, que el té de árnica ayuda con dolores musculares y que el hueso de aguacate también sirve para hacer té, pero ¿sabías que también hay té de plátano y cuáles son sus beneficios?Los plátanos son muy nutritivos, tienen un sabor dulce que a todos nos gusta y sirven como ingrediente principal en muchas recetas, así que no es raro que se utilicen para hacer un té relajante.Aquí te contaremos más sobre el té de plátano, cómo ayuda para el insomnio, otros beneficios para la salud y cómo prepararlo.¿Cómo se hace el té de plátano?El té de plátano puede hacerse con cáscara o sin ella, pues implica poner a hervir una pieza de plátano simplemente, para luego retirarla y beber el líquido restante. Si está hecho sólo con la cáscara, generalmente se lo conoce como té de cáscara de plátano.La mayoría de las personas que beben este té con infusión de plátano añaden un toque de canela o miel para mejorar su sabor y lo toman por lo general en la noche, para que los ayude a dormir.Beneficios del té de plátanoAunque no hay información nutricional detallada sobre el té de plátano, se puede intuir que contiene algunos nutrientes solubles en agua propios de los plátanos, como la vitamina B6, potasio, magnesio, manganeso y cobre.Aunque remojar los plátanos puede liberar estos nutrientes, no obtendrás tanto de ellos como cuando comes la fruta entera, pero , que son minerales importantes para la salud del corazón y la calidad del sueño.Además de estos beneficios, el té de plátano contiene las siguientes propiedades:Antioxidantes. Los plátanos son naturalmente ricos en antioxidantes solubles en agua, incluidas la dopamina y la galocatequina, que pueden ayudar a combatir los radicales libres. La cáscara tiene niveles de antioxidantes mucho más altos que la pulpa, por lo tanto, agregarla al té durante la preparación puede aumentar la ingesta de estas moléculas.Ayuda con la inflamación. El té de plátano tiene un alto contenido de potasio, un mineral y electrolito importante para regular el equilibrio de líquidos, la presión arterial saludable y las contracciones musculares. Así, el contenido de potasio y agua del té de plátano puede ayudar a contrarrestar la inflamación debida a una dieta alta en sal al indicarle a los riñones que excreten más sodio en la orina.Ayuda con el insomnio. El té de plátano contiene tres nutrientes principales que muchas personas afirman que ayudan a mejorar el sueño: potasio, magnesio y triptófano. Sin embargo, aún no hay suficiente evidencia científica que haya examinado la eficacia del té de plátano como ayuda para dormir.Si pruebas hacer té de plátano, rebana las dos puntas antes de ponerlo a hervir y cocínalo a fuego lento durante 5 a 10 minutos. Si decides con la cáscara incluida, además de rebanar las puntas, enjuaga suavemente el plátano entero bajo el chorro de agua corriente para eliminar la suciedad.
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
Las aguas frescas son mucho más variadas de lo que puedes imaginar, tanto que el agua fresca de aguacate existe, es deliciosa y tienes que aprender a prepararla.Oriunda de Uruapan, en el estado de Michoacán, esta agua tiene una receta muy sencilla y es muy popular en este lugar conocido como la capital del aguacate, pues aporta alrededor de 144 toneladas a la producción del país. Cómo se hace el agua de aguacateAdemás de aprovecharlo para muchos platillos, en Uruapan se hace agua de aguacate con un toquecito de limón y resulta muy fresca y deliciosa. Para hacerla sólo necesitas licuar la pulpa de un aguacate con el jugo de un limón y un litro de agua; puedes endulzarla a tu gusto con miel, mascabado o algún sustituto.Recuerda que no necesariamente tienes que tirar el hueso, pues con él puedes hacer un té con propiedades benéficas para ti, como su contenido de antioxidantes, de vitamina C o sus propiedades antiinflamatorias, por ejemplo.Beneficios del aguacateEl aguacate es el fruto del árbol del aguacate, tiene un alto valor nutritivo, un buen sabor y una rica textura cremosa que a muchas personas les gusta. Se le suele considerar un superalimento debido a sus propiedades para la salud, pues contiene una amplia variedad de nutrientes, que incluyen 20 vitaminas y minerales diferentes.Por ejemplo, en una porción de 100 gramos de aguacate encontramos:26% del valor diario de Vitamina K20% del valor diario de folato17% del valor diario de vitamina C14% del valor diario de potasio14% del valor diario de vitamina B513% del valor diario de vitamina B610% del valor diario de Vitamina EAdemás, también contiene pequeñas cantidades de magnesio, manganeso, cobre, hierro, zinc, fósforo y vitaminas A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B3 (niacina), y estos mismos 100 gramos sólo contienen 160 calorías, 2 gramos de proteína y 15 gramos de grasas saludables. Aporta además 9 gramos de carbohidratos, de los cuales 7 son fibra, por lo que sólo hay 2 carbohidratos netos, lo que lo convierte en un alimento vegetal bajo en carbohidratos. Así que ya sea en guacamole, tostadas, agua fresca o té, no dejes de disfrutar del delicioso sabor del aguacate y de todos sus beneficios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD