Eliminatorias mundialistas... ¡en la cocina!
Recomendaciones Gastronómicas

Eliminatorias mundialistas... ¡en la cocina!

Por Kiwilimón - Junio 2014
  Los octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014 ya fueron determinados y los duelos de semana pintan para ser apasionantes. Por supuesto, estas naciones no sólo se enfrentan en fútbol; sino en cultura, gente y tradiciones; por ello, te presentamos nuestras eliminatorias mundialistas en la cocina, prepara las recetas de tu selección favorita ¡y que gane el mejor!

México – Holanda

Ya lo sabemos todo, el domingo 29 de junio el tricolor se enfrentará contra la naranja mecánica, y creemos, por difícil que sea, que la sazón mexicana podría vencer a la selección holandesa.

Tacos de papa y chorizo 

Bolitas de Queso Holandés
 

Brasil – Chile

Este partido del anfitrión de la Copa del Mundo 2014, contra una de las sorpresas de este torneo, dejará ver si la verde amarela tiene el sabor para acabar con la roja chilena.

Feijoada

Cebiche de pescado

Argentina – Suiza

El asado contra el fondue, en este encuentro Messi deberá demostrar por qué es el mejor del mundo, y gastronómicamente hablando, por qué la empanada argentina es mejor que el fondue.

Empanada argentina 

Fondue de dos quesos

Colombia – Uruguay

Un cafecito colombiano debería poder despertar a la selección amarilla, mientras que los charrúas deberán echar mano de su garra para ganar este encuentro.
Patacón con carne Arroz con leche y vainilla

Bélgica – Estados Unidos

Los waffles belgas podrían ser suficientes contra la hamburguesa y las papas fritas. Definitivamente el partido entre Bélgica y Estados Unidos promete ser uno de los duelos más parejos.
Waffles con manzana Hamburguesa con Tocino
 

Encuentra otras deliciosas recetas y consejos mundialistas en la sección de Kiwilimón

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
Durante esta pandemia, el uso del cubrebocas se traduce en empatía hacia los demás, pues al portarlo no sólo vemos por nuestra salud, sino también por la de las personas que nos rodean.No obstante, muchos creen que no sirve de nada o, peor aún, otros tantos no creen que el coronavirus covid-19 sea real. Esto sucede no sólo en México, sino también en Estados Unidos y otras partes del mundo.Ante una falta tan grave e importante, nada mejor que combatirlo con ciencia, por lo que el científico más genial de la tele decidió comprobar su eficacia, con un video en Tik Tok que ya se ha vuelto viral.Ya existe un cubrebocas transparente y autosanitizante, conoce todo sobre él aquí.Con ejemplos sencillos para que todos entendamos, Bill Nye, el científico, demostró con una vela, una bufanda y un cubrebocas que usarlo sí ayuda a prevenir la propagación del nuevo coronavirus.Para demostrar cómo los cubrebocas “evitan que las partículas de mi sistema respiratorio entren en el aire y luego entren en tu sistema respiratorio”, Nye explica que lo que hacen los también llamados barbijos es bloquear el movimiento del aire.Una bufanda, por ejemplo, está diseñada para bloquear el movimiento del aire alrededor de la garganta para mantener el cuerpo caliente, pero una bufanda no es particularmente efectiva para bloquear las partículas respiratorias y el científico lo comprobó apagando fácilmente una vela encendida mientras sostenía una sobre su boca. Nye prueba después un cubrebocas de tela casero, hecho con dos capas de tela y con un limpiapipas alrededor del puente de la nariz. “Bloquea el movimiento del aire de manera muy efectiva”, dice el científico luego de intentar apagar la vela repetidamente mientras lo lleva sobre su boca y nariz. “Si usas uno de estos, te estás protegiendo a ti mismo y a quienes te rodean”.Finalmente, hace la misma prueba con la vela, pero usando una mascarilla N95 y la llama ni siquiera titila.Bill Nye concluye con algo muy sencillo: Sí, usar un cubrebocas te protege a ti, “pero la razón principal por la que queremos que uses uno es para protegerme yo de ti, y de las partículas de tu sistema respiratorio que pueden entrar en mi sistema respiratorio”, dice muy seriamente.Como el científico dice, este es un tema de vida o muerte, literalmente, así que cuando salgas a la calle y estés en lugares públicos, por favor, ¡usa un cubrebocas!
Son las doce del día y para el chef de casa podría ser un momento de angustia. ¿Qué voy a cocinar hoy? El dilema no se resuelve lanzando una moneda al aire, sobre todo si la familia pide renovar y, si a la par, hay un reporte qué entregar en el trabajo o una junta a la cual asistir. Las ideas se nos secan. El tiempo nos vigila. El refri espera. No te preocupes y sigue leyendo.Abre tu mente.Inspírate, inspírate, inspírate. Para saber qué cocinar hoy sobrevuela la página de tu súper favorito y entérate cuáles son los ingredientes de la temporada. Ellos te darán ideas sobre lo más fresco disponible. La otra –la infalible– es adentrarse en plataformas de cocina como Kiwilimón para explorar entre recetas y antojos. Nosotros renovamos nuestras sugerencias continuamente para que tu foco culinario permanezca prendido. Ya sabes, lo que no se te ocurre a ti, se le pudo ocurrir a alguien más. Checa tu guarida. Comienza por explorar tu congelador. ¿Todavía guardas el mole de tu tía desde su cumpleaños? ¿Tienes el chicharrón en salsa que te quedó de una comida familiar? Sácalos. Eso sí, no los presentes igual. Compleméntalos o dales una nueva forma para que nadie sospeche su procedencia bajo cero. Procura descongelar en la mañanita, a penas salga el sol. El tema es que si descongelas de golpe algunos alimentos –como el salmón o el pollo– podrían tomar olor a refrigerador y hacerse fibrosos. Si en el congelador no hubo material de inspiración, continúa con el refri. Siempre hay algo al límite de caducar: esa será la señal divina que te hará saber qué cocinarás hoy. ¿Sólo tienes huevos? Todo cuenta. Una tortilla de patatas o una frittata de verduras son una comida entera si las complementas con una ensalada y rebanadas de pan a la parrilla.Lo último para explorar es la alacena. Una proteína –vegetal o animal, enlatada o en conserva– será suficiente. No la prepares desprovista de diversión. ¿Qué tal en un atún a la vizcaína o en unas tostadas de salpicón de atún? No olvides a las leguminosas como los frijoles, las lentejas y los garbanzos: ellas constituyen una fuente ideal de proteínas. Hay mil formas de convertirlas de guarnición a plato fuerte. ¿Nos comemos una hamburguesa de lentejas?Planea tu menú con anticipación. Mi recomendación: no te llenes de pensamientos logísticos el domingo por la noche. El sábado a medio día, con toda calma, planea qué cocinarás. Una buena forma de hacerlo es seguir un modelo de alimentación por días de la semana. Por ejemplo, lunes, platillos sin carne (usando proteínas vegetales); martes, comida tradicional; miércoles, proteína asada y ensaladas; jueves; cocina del mundo; y viernes, comida divertida. Así comenzarás el proceso creativo desde un punto de partida y con un buen balance nutricional. Un producto, mil formasUn ingrediente es un lienzo infinito. Él puede ser tu salvador en los capítulos diarios de “¿Y qué cocino hoy?”. Si tienes pollo y debes descongelar toda la pieza, piensa en las posibilidades de la misma cocción. Por ejemplo, el caldo del pollo te servirá de base para sopas, cremas y salsas. El pollo se puede dividir en tres partes. La primera, picado en cubos para preparar una ensalada cremosa; la segunda, desmenuzado y como relleno de unas enchiladas de chile cascabel; la tercera, como relleno de un chile poblano junto a un caldillo de tomate. A las verduras del caldo, drénalas y añádeles queso manchego y un poco de requesón para gratinarlas o bien, córtalas en cubos para preparar una ensalada con tocino. Si cociste calabacitas, una opción es rellenarlas con rajas y queso, hacerlas lasaña o bien, cortarlas a lo largo y grillearlas para sustituir un huarache de masa.ImprovisaNo te dio tiempo de inspirarte. No te dio tiempo de pasar al súper. No te sientas mal. A todos nos pasa. Aquí viene el tip: saltea todo lo que tengas de verduras en una olla, agrega una proteína y termina con una salsa para pasta. No tienes proteínas, pero tienes huevo. Unas tortitas de vegetales serán tus salvadoras. ¿Tienes pechugas de pollo y verduras? Júntalo todo y haz una nueva versión de discada para taquear. Recuerda que todo –sí, todo– cabe en una olla o en un taquito.
Pocas son las personas que pueden resistirse a un delicioso antojito mexicano, ya que además de tener un sabor inigualable, también se pueden comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, de ahí que los puestos de comida callejera sean un rotundo éxito. Así que si estás pensando en incrementar tus ganancias y poner un negocio de comida, no te pierdas estos antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender. Quesadillas fritas Con queso o sin queso, las quesadillas son uno de los antojitos mexicanos que más disfrutan las personas y lo más increíble es que puedes mejorarlas mucho si las haces fritas. Para comenzar puedes ofrecer las clásicas quesadillas fritas con hongos y guisados típicos, pero si quieres darle un giro, atrévete a preparar quesadillas de plátano macho con mole. ¡A todos les encantarán! Tamales Hacer tamales para vender puede ser un negocio bastante redituable ya que los insumos para prepararlos son bastante económicos y su preparación es muy sencilla, además nadie puede resistirse a una rica tortita de tamal verde. Tu menú de tamales puede incluir desde los más tradicionales hasta los más originales como un asombroso tamal de habanero. ¿Cuántos se lleva, güerito? Sopes y gorditas Los sopes y las gorditas son esos antojitos mexicanos que siempre podemos encontrar en las esquinas, al menos en la Ciudad de México, con una gran variedad de guisados. Prepararlos es súper fácil y rápido y puedes ponerle tu ingenio para hacerlos mucho más deliciosos con recetas diferentes como estos sopes de tuétano o estas gorditas de chicharrón caseras.Pambazos Sabemos que los pambazos tradicionales de papa con chorizo son una garnachita que nadie resiste, pero te aseguramos que, si vendes también pambazos de suadero, la gente abarrotará tu negocio. ¡Lo mejor de lo antojitos mexicanos es que puedes reinventarlos con mucha creatividad! Tacos de canasta Los tacos de canasta son ese amigo con el que siempre puedes contar para comer rápido y rico cuando llevas prisa, además de que puedes venderlos a precios muy bajos y la gente siempre acabará con ellos. Si ofreces tacos de canasta con salsa verde cruda, hasta tú querrás comértelos. Como puedes darte cuenta, los antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender son una gran alternativa para ganar un dinerito extra en tiempos de crisis, así que no pierdas tiempo y dales una oportunidad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD