La joya más escondida de México: Mazatlán
Recomendaciones Gastronómicas

La joya más escondida de México: Mazatlán

Por Kiwilimón - Junio 2013
Si estás pensando a dónde viajar en estas vacaciones, Mazatlán tiene todo lo que uno puede querer para un sitio vacacional. Sin multitud de personas, ni precios elevados, solo una estancia tranquila, con sol, arena y un mar cristalino. Además es el único lugar en donde la historia y la naturaleza se juntan, ya que su centro histórico empieza a la orilla del mar. La zona dorada, que es donde se encuentran muchos hoteles y restaurantes, cuenta con kilómetros y kilómetros de playas, algunas cuentan con olas lo suficientemente altas y han llamado la atención de los surfistas. Tal vez, Mazatlán a primera vista parezca otra ciudad más, pero una vez estando ahí, encontrarás el pueblo tan apasionado que es, lleno de cultura, comida única, vistas maravillosas y gente muy amable. Sin dudar, no solo la arena dorada y el mar cristalino es lo que hay por visitar, también hay cosas que no te puedes perder como el centro histórico, la isla de la piedra, el faro, el acuario,  un viaje a lo largo del malecón en las tradicionales “pulmonías” (carritos de golf como taxis)  y si viajas en temporada, un partido de beisbol o el carnaval. Y sin afán de dejarlo al final pero para puntualizar la importancia que tiene, la gastronomía local sin duda, es uno de los atractivos que más podemos resaltar de su riqueza turística, no por nada Mazatlán es considerada La Capital del Camarón. No puedes dejar de disfrutar un rico ceviche de camarón o pescado, el marlín ahumado, la machaca de camarón, los tacos gobernador hechos con camarón preparado, queso y una salsa de vino blanco.  Cabe mencionar, que el chilorio es originario de esta zona de Sinaloa, y lo puedes consumir en tacos, con salsa, limón o tan solo un poco de cebolla. Para refrescarte puedes encontrar una larga lista de bebidas, entre las más tradicionales están las aguas frescas de cebada, de ciruela y coco. O si lo prefieres, podrás disfrutar de una cerveza helada, con tus pies en la arena, a la orilla del mar. No dejes de visitar este verano la hermosa “Perla del Pacífico” porque tiene muchas cualidades turísticas para ofrecerte. ¿Qué más puedes pedir? Sol, playa, comida riquísima, bebidas refrescantes y la compañía de tus seres queridos. Para que aproveches los sabores de Mazatlán desde tu casa, te dejamos algunas recetas deliciosas:  

Recetas de cocina:

Chilorio

Esta rica receta de chilorio es ideal para comerla en tacos con tortillas de harina, arroz, frijoles y guacamole. Es típica de la región de Sinaloa. Ingredientes:
  • 1 ½ kilo de carne de cerdo maciza, cortada en cubos
  • 1 ½ taza de agua
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 chiles anchos
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/3 taza de perejil picado
  • 2 ajos pelados
Para ver el modo de preparación de esta receta, haz click aquí  

Aguachile de Camarón

Prepara un rico aguachile típico de la cocina sinaloense, igualito al que preparan en las playas de Mazatlan, no dejes de probarlo. Ingredientes:
  • 3 docenas de camarón mediano crudo
  • 1 taza de jugo de limón exprimido
  • 1 cebolla morada cortada en rodajas
  • 1 ½ pieza de pepinos, pelados, sin semillas y picados en cuadritos
  • Chile chiltepín en polvo
  • Sal al gusto
  • Aguacate para decorar
Para ver el modo de preparación de esta receta, haz click aquí   Sin duda, Mazatlán es el destino turístico que tienes que visitar, porque encontrarás todo lo que estás buscando: historia, cultura, comida, gente amable y tranquilidad, la mejor opción para relajarte en estas vacaciones.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD