¡Lúcete con el montaje de tus platillos!
Recomendaciones Gastronómicas

¡Lúcete con el montaje de tus platillos!

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  De la vista nace el amor, es por eso que es tan importante cuidar la apariencia de tus platos. Deja de servir tu comida de manera aburrida. Con estos secretos podrás lucirte todos los días con el montaje de tus platillos. No le temas a las alturas. Olvídate de servir los alimentos horizontalmente y atrévete a emplatarlos hacia arriba.
  Nunca llenes los platos de comida. Sirve pequeñas porciones para que la comida se vea estética.

#presentacion #emplatado #carne

A post shared by Gastronomia Frases ⬆seguir (@frases_de_gatronomia) on

  Mantén siempre limpio el contorno del plato. Si cae un poco de salsa, límpiala bien.

#cooking #cocina #emplatado

A post shared by Viktor Mora (@viktor_mora) on

  Sirve las salsas en gotas o brochazos. Instantáneamente le dará un aspecto más elegante a la comida.

A post shared by Cocina y Vive (@cocinayvive) on

  No tengas miedo de usar colores contrastantes. Los platillos coloridos lucen más que los monocromáticos.
  No todos los platos tienen que verse simétricos. Juega con las formas para darle mayor protagonismo a tu creación.
  Sirve las porciones en números nones. Se verá mucho más chic un plato con 3 albóndigas que uno con 4.
  No tienes que agregar mil elementos para que un platillo se vea bien. En muchas ocasiones, menos es más.
  Atrévete a innovar en la mesa. No todos los platos deben ser de cerámica blanca.
  Usa ingredientes que tengan diferentes texturas para que la consistencia sea más interesante.

#plating #theartofplating #emplatado #foodie #foodlover #gastronomy #cocina

A post shared by C 🌹 (@cam.cantu) on

  Lo más importante: ¡diviértete! El emplatado tiene que ser un reflejo de tu amor por la comida. Elige la decoración que más te guste y echa a volar tu imaginación.

Aplica estos tips con estas ricas recetas:

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD