¡Lúcete con el montaje de tus platillos!
Recomendaciones Gastronómicas

¡Lúcete con el montaje de tus platillos!

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  De la vista nace el amor, es por eso que es tan importante cuidar la apariencia de tus platos. Deja de servir tu comida de manera aburrida. Con estos secretos podrás lucirte todos los días con el montaje de tus platillos. No le temas a las alturas. Olvídate de servir los alimentos horizontalmente y atrévete a emplatarlos hacia arriba.
  Nunca llenes los platos de comida. Sirve pequeñas porciones para que la comida se vea estética.

#presentacion #emplatado #carne

A post shared by Gastronomia Frases ⬆seguir (@frases_de_gatronomia) on

  Mantén siempre limpio el contorno del plato. Si cae un poco de salsa, límpiala bien.

#cooking #cocina #emplatado

A post shared by Viktor Mora (@viktor_mora) on

  Sirve las salsas en gotas o brochazos. Instantáneamente le dará un aspecto más elegante a la comida.

A post shared by Cocina y Vive (@cocinayvive) on

  No tengas miedo de usar colores contrastantes. Los platillos coloridos lucen más que los monocromáticos.
  No todos los platos tienen que verse simétricos. Juega con las formas para darle mayor protagonismo a tu creación.
  Sirve las porciones en números nones. Se verá mucho más chic un plato con 3 albóndigas que uno con 4.
  No tienes que agregar mil elementos para que un platillo se vea bien. En muchas ocasiones, menos es más.
  Atrévete a innovar en la mesa. No todos los platos deben ser de cerámica blanca.
  Usa ingredientes que tengan diferentes texturas para que la consistencia sea más interesante.

#plating #theartofplating #emplatado #foodie #foodlover #gastronomy #cocina

A post shared by C 🌹 (@cam.cantu) on

  Lo más importante: ¡diviértete! El emplatado tiene que ser un reflejo de tu amor por la comida. Elige la decoración que más te guste y echa a volar tu imaginación.

Aplica estos tips con estas ricas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que vivímos en un mundo cada días más vertiginoso: la casa, el trabajo, la vida social, hacer ejercicio, crecer laboralmente, resolver asuntos, acudir a eventos, mantener a la familia unida y feliz, todas esas cosas nos agotan no sólo físicamente sino mentalmente y es normal sentir una fatiga crónica, sobre todo si no se tiene una alimentación sana y balanceada. Si tu cuerpo pide a gritos energía, no tomes bebidas energetizantes llenas de químicos, para eso existen alimentos que por sus beneficios y propiedades, pueden darnos ese empujón que necesitamos para terminar el día cumpliendo nuestras metas. Si te sientes un poco baja de energía y necesitas reactivarte, consume estos alimentos. y ¡Notarás los resultados!Frutos secosLos frutos secos son uno de los alimentos más energéticos que podemos encontrar en nuestra cocina y lo mejor es que son 100% naturales. Aportan un alto contenido en ácidos grasos esenciales, y son una fuente de proteínas que nos dan fuerzas. Además, ¡son antioxidantes! Puedes consumirlos como snack a media mañana y notarás sus efectos de inmediato.PlátanoEl plátano aporta una enorme cantidad de potasio, que ayuda a normalizar el balance de agua en el organismo y a fortalecer los músculos. El potasio es fundamental para que el cuerpo tenga energía durante el día. De hecho, casi siempre la fatiga y el cansancio se asocian a un déficit de este compuesto. Puedes incorporar un plátano a tu avena en el desayuno o a un smoothie para comenzar tu día lleno de energía.HuevosLos huevos son una gran fuente de proteínas y las proteínas son las responsables del funcionamiento de la musculatura y las que transportan los nutrientes por la sangre, así que resultan fundamentales para que el cuerpo se reponga tras un esfuerzo. Un par de huevos de desayuno te ayudarán en un día pesado. SemillasLas semilla contienen ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-9. También proporcionan vitaminas del grupo B, hierro, ácido fólico y otros nutrientes, que se transforman en energía rápidamente. Tomar un puñito de semillas cuando te sientas fatigada ayudará a reponerte. EspinacasSon ricas en hierro, magnesio y potasio.Las espinacas contienen carotenoides y betacarotenos, antioxidantes, vitamina K y vitaminas del complejo B, y favorecen la digestión y el funcionamiento muscular, lo que las hace un alimento muy energético. Puedes poner unas hojas en tus jugos y licuados o puedes ponerselas a los huevos para hacer un delicioso omelette o hacer con ellas una fresa ensalada.AjoEl ajo contiene inulina que ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo. La inulina también ayuda a absorber el hierro, por lo que juega un papel importante en la prevención de la fatiga. Además, el ajo mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol. Eso sí, la mejor forma de aprovechar todas sus propiedades medicinales es cruda, ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. AvenaLa avena contiene fósforo, hierro, calcio y lecitina y es un hidrato de carbono complejo, lo que significa que su digestión es mas lenta y que proporciona energía durante más tiempo. Por eso es ideal tomarla en el desayuno, ya sea fría o caliente, la puedes acompañar de frutas o semillas para hacerla más completa. AguaDe nada sirve consumir alimentos energizantes si no se bebe la suficiente agua, ya que es ésta la que permite la absorción de los nutrientes esenciales y el aporte de energía. Al mismo tiempo, el agua es utilizada por el cuerpo para ayudar a eliminar las toxinas. Como ya sabrás, lo recomendable es ingerir unos dos litros al día. Si además comienzas a hacer ejercicio de manera regular, te sentirás más activa y notarás cómo tienes más energía durante todo el día. Como ves, no sólamente el café te puede ayudar a comenzar el día con todo, existen otros alimentos que te ayudarán a cumplir con todo lo que necesitas hacer en el día.
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Uno de los ingredientes que siempre están presentes en el hogar es el bicarbonato de sodio, que por lo regular se encuentra en la cocina, pues podemos usarlo como levadura en repostería, o para evitar que algún alimento se corte, pero ¿sabes qué es y cuáles son sus múltiples usos? Ni te imaginas cuántas cosas puede hacer ese común polvito por nosotros. ¿Qué es el bicarbonato de sodio?El bicarbonato es un compuesto blanco sólido cristalino que se obtiene de un mineral llamado natrón. Es un compuesto soluble en agua y que en presencia de ácido se descompone, formando dióxido de carbono y agua. Desde tiempos remotos, este ingrediente ha sido utilizado tanto en asuntos medicinales como en la gastronomía. Sus propiedades lo han hecho un gran aliado para diferentes recetas, obteniendo mejores resultados, sin embargo en este post nos vamos a basar en los usos del bicarbonato fuera de la cocina.Principales usos del bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un ingrediente económico y fácil de encontrar en tiendas y supermercados. Además, se le atribuyen diferentes propiedades para la salud, la belleza y la higiene personal, por lo que tiene múltiples usos, por ejemplo:Primeros auxilios, para tratar quemaduras con ácidos.Higiene personal, en pastas de dientes, enjuagues bucales y desodorantes naturales.Insecticida, se puede usar para matar cucarachas y como fungicida.Para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio en el pelo?El bicarbonato de sodio puede ser muy bueno si quieres que tu cabello crezca más rápido y se vea más sano. Puedes preparar esta mezcla para fomentar el crecimiento. Antes de hacerlo, te recomendamos hacer una prueba para saber que el bicarbonato no te irrita. Para hacer la pócima, necesitas dos cucharadas de agua, medio vaso de agua, media cucharada de shampoo. Mezcla todos los ingredientes y coloca la mezcla en tu cabello; deja actuar 5 minutos y enjuaga. Úsalo tres veces por semana y el resto de los días, usa tu shampoo normal. Bicarbonato de sodio para la acidez estomacal Tomar media cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en agua fría te ayudará a aliviar los molestos síntomas de la acidez que atacan la región superior del estómago y pueden extenderse incluso hasta la garganta. Blanquea tus dientes con bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio también es un gran aliado para blanquear los dientes, sin embargo, es mejor que consultes a tu dentista su uso y periodicidad. Lo único que debes hacer es espolvorear un poco sobre tus dientes y cepillar de manera habitual.Desodorante naturalPor su acción de neutralizar los ácidos, el bicarbonato de sodio puede eliminar el olor a sudor, por lo que suele ser una buena alternativa al desodorante. Mézclalo con aceite de coco, unas gotas de tu esencia favorita y úntalo en tus axilas como lo harías comúnmente con tu desodorante. Limpia la ropa del bebéLa piel del bebé es delicada y necesita una limpieza mucho más suave, aunque el olor y las manchas son difíciles de retirar, para eso el bicarbonato te puede ayudar. Agrega media taza de bicarbonato de sodio a tu detergente líquido, o directamente en el ciclo de enjuague del lavado para la desodorización.Eliminar el olor de las alfombrasEspolvorea bicarbonato sobre la alfombra, deja reposar durante la noche, barre todo lo que se pueda y aspira el resto. Como ves, los usos del bicarbonato de sodio son muchísimos y puede ser tu mejor aliado dentro de tu hogar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD