Platillos tipicos de Oaxaca
Recomendaciones Gastronómicas

Platillos tipicos de Oaxaca

Por Fernanda Balmaceda - Abril 2021
Una mesa oaxaqueña se caracteriza por sus aromas, texturas y sabores. Hay moles y estofados, chapulines y chicatanas, tlayudas, mezcal y tejate. Oaxaca es también tierra de barro negro, de textiles, de alebrijes y mucha fiesta.

La comida es parte de sus celebraciones típicas, incluso hay fiestas dedicadas a los alimentos como lo son el festival de los 7 moles, las ferias del mezcal y del tejate, así como fiestas patronales que siempre clausuran con una buena comida. Porque Oaxaca es la Tierra del sol (y del sabor), como asegura la Canción Mixteca. 

Visitar Oaxaca es construir recuerdos memorables en cada bocado, es apreciar la generosidad de su tierra y sus anfitriones, quienes conservan y comparten con amor un legado gastronómico heredado por generaciones. Por eso, ir a Oaxaca implica celebrar cada día en la mesa. 

La cocina de Oaxaca es tan variada como sus ocho regiones, en las que hay una increíble oferta gastronómica que incluye productos derivados del maíz, frutos del mar, chiles, hierbas, plantas e insectos endémicos. Te presentamos algunos de los platillos típicos oaxaqueños que tienes que probar en este estado: 

Chocolate de agua y tejate 
Son bebidas fáciles de encontrar en sus mercados, como el 20 de noviembre. Es una combinación memorable el chocolate de agua en compañía de un pan de yema, originario de los Valles Centrales, que elaboran sin líquidos más que las yemas y el huevo entero. Otra bebida obligada es el tejate, bebida de origen prehispánico que se prepara a base de maíz y cacao. 

Tlayudas y taquitos de lechón 
Nada te faltará si inicias el día con una tlayuda. Se trata de una tortilla de maíz de aproximadamente 30 centímetros, dorada sobre comal, típica de Oaxaca. Suelen prepararla con manteca, quesillo, frijoles, tasajo, aguacate y salsa. Para las noches de mezcal, unos tacos de lechón debes probar, puedes encontrarlo en puestitos emblemáticos como el Lechoncito de Oro, donde los preparan con chicharrón.

Insectos 
Un clásico de los mercados son los chapulines naturales o con limón y chile, que son una delicia. Los encontrarás sueltos en mercados, donde te los venden a granel, o en restaurantes para botanear con un buen guacamole. La chicatana es otro insecto endémico de Oaxaca, es una hormiga que se prepara en salsas e incluso en moles y tamales. Sin embargo, la chicatana es difícil de conseguir y se recomienda sólo consumirla en temporada, que corresponde al periodo de lluvias. 

Moles oaxaqueños 
Los siete moles emblemáticos de Oaxaca son el  negro, el rojo, el coloradito, el amarillito, el verde, de chichilo y el manchamanteles. Todos son deliciosos y se elaboran con ingredientes y técnicas particulares que les dan una personalidad única. Emplean diferentes chiles, especias y proteínas, dependiendo la región en la que te encuentres. 

Mis favoritos son el amarillito, elaborado con chile ancho y costeño amarillo, jitomate, cebolla, ajo, comino, hierba santa, clavo, pimienta y tortilla, el cual sirven con chochoyotes (bolitas de masa de maíz), y el mole negro oaxaqueño, cuyo ingrediente principal es el chile chilhuacle. 

¡No esperes más y prepara este rico plato oaxaqueño!  

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando se trata de frutas, todas son buenas porque se trata de un alimento que nuestro cuerpo digiere de manera fácil y el organismo no tiene que hacer mucho para descomponerlo, sobre todo cuando está madura.Gracias a su variedad de colores, texturas y formas, las frutas están llenas de antioxidantes y fitonutrientes, así que incluirla de forma combinada en tu dieta te permitirá aprovechar todos los beneficios que tienen para ofrecerte, desde combatir resfriados y evitar la inflamación hasta hacer que la piel y el cabello brillen.Combinaciones de frutas para el desayunoEstas combinaciones de frutas están destinadas a ayudarte con diferentes objetivos, por ejemplo, llenarte de vitaminas para tu sistema inmune o de antioxidantes, para protegerte de los radicales libres.Cereza, piña, arándano para no inflamarteLa piña contiene mucha vitamina C y una enzima llamada bromelina que reduce la inflamación del intestino, estimula la función inmunológica y la digestión de proteínas, combínala con arándanos, que están cargados de antioxidantes y vitaminas A, C y E.Además, los arándanos y las cerezas tienen en común la antocianina como su principal antioxidante, lo que les da sus hermosos colores rojo y azul profundo. Mezcla algunas cerezas ácidas sobre las dulces, ya que se ha demostrado que contienen cantidades más altas de compuestos fenólicos, lo que brinda un efecto antiinflamatorio más fuerte.Toronja, kiwi y fresa para el sistema inmunológicoEl kiwi, la toronja y las fresas pueden darle al sistema inmunológico un impulso para mantenerse saludable, pues los kiwis son ricos en vitamina C, que ayuda a mantener el sistema inmunológico y previene el daño de los radicales libres que pueden provocar inflamación en el cuerpo. Mientaras que la toronja y las fresas también son unos de los principales alimentos con vitamina que pueden ayudar a estimular la inmunidad y combatir las enfermedades.Las fresas por su parte además son ricas en vitaminas A y C, y sus semillas también contienen minerales que apoyan la función inmunológica.Frambuesas, papaya y melón para la piel y el cabelloLa papaya está llena de antioxidantes y nutrientes que ayudan en la producción de colágeno. También contiene una enzima llamada papaína que ayuda a contrarrestar el daño de la piel. Por su parte, las frambuesas son frutas bajas en azúcar con antioxidantes y vitaminas A y C. Po último, pero no menos importante, el melón contiene betacaroteno, que se convierte en vitamina A en el cuerpo y ayuda a que nuestra piel brille y que nuestro cabello sea fuerte y brillante.Manzana, plátano y aguacate para tener energíaSi buscas recargar para antes o después de hacer ejercicio, un plato con estas frutas será el ideal, pues son ricas en nutrientes que te ayudarán a reponerte y te mantendrán activo. Los plátanos proporcionan energía rápida y son una excelente opción antes del entrenamiento, mientras que las grasas saludables de los aguacates ralentizan la digestión, así que es mejor comerlos en la comida posterior al entrenamiento.Por su parte, las manzanas son ricas en fibra y te mantendrán lleno durante largos periodos de tiempo. Puedes comerlos por separado, antes y después del entrenamiento, pero si estás buscando una explosión de energía, combínalos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD