Semifinales del Mundial... ¡En la cocina!

Por Kiwilimón - Julio 2014
Después de varias semanas de disfrutar la Copa del Mundo ya fueron determinadas las cuatro selecciones que lucharán por uno de los trofeos más buscados del mundo: Argentina, Brasil, Holanda y Alemania se verán las caras en el campo, pero también en las cocinas de sus aficionados. Aquí te presentamos la batalla de las Semifinales del Mundial... ¡En la cocina!

Argentina vs. Holanda

Argentina

Messi y la selección argentina vendrán bien acompañado del asado argentino, de sus empanadas y hasta del rico mate.

Carne asada argentina Receta de Carne Asada Argentina

Chimichurri

Holanda

La naranja mecánica hará honor a su nombre, y a través de sus quesos y platillos típicos, tratará de conquistar su primer mundial en la historia.

Kaasbolletjes Receta de Goudse Kaasbolletjes (Bolitas de Queso Gouda)

Queso relleno de picadillo

 

Brasil vs. Alemania

Brasil

Si la feiojoada no es suficiente para reemplazar la baja tan importante del delantero Neymar, entonces algunas frutas exóticas y las espadas tendrán que entrar en acción.

Feijoada  Receta de Feijoada

Caipirinha Receta de Caipirinha

Alemania

Los germanos, los reyes del Frankfurt y bratwurst, le enseñarán al mundo junto con su famosa cerveza cómo se gana un mundial; acá un platillo inspirado en su famosa bebida:

Lomo a la Cerveza Receta de Lomo de Cerdo a la Cerveza

Gugelhupf Receta de Gugelhupf Relleno de Chocolate

Encuentra otras deliciosas recetas y consejos mundialistas en la sección de Kiwilimón

Seccion del Mundial_kiwiblog

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Por increíble que parezca, puedes limpiar toda tu casa utilizando ingredientes que ya tienes en tu cocina, pues son grandes opciones que no contienen químicos y que además son muy económicas. Mucho se habla sobre los beneficios de usar bicarbonato y vinagre, pero hay muchos ingredientes que puedes usar para dejar tu casa rechinando de limpia. En esta ocasión, en kiwilimón te decimos todo lo que puedes hacer con sal, un ingrediente básico en todas las cocinas. Te sorprenderás, ya que puedes limpiar todo tipo de manchas de manera fácil, sencilla y económica. También puedes leer: Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caseros8 formas de emplear sal para limpiar¡Olvídate de las manchas de vino, sangre y grasa para siempre! Te sorprenderá lo efectiva que es la sal a la hora de limpiar.Remueve manchas de vinoSi derramaste vino sobre un mantel o sobre tu ropa, quitar esta mancha es muy sencillo, solo necesitas un poco de sal. Coloca un puño de sal sobre la mancha de vino, pues esto ayudará a absorber el líquido. Posteriormente, remoja la prenda o mantel en agua fría por al menos media hora y después lava como de costumbre.Quita manchas de sangreSi tuviste un accidente y tu ropa se manchó de sangre, no te preocupes, aún hay esperanza. Todo lo que tienes que hacer es remojar la prenda en agua fría con sal. Posteriormente, lava la ropa con agua tibia y jabón y finalmente pon la prenda en una olla con suficiente agua y hierve por alrededor de 10 minutos.Limpia tu horno con salAunque limpiar tu horno puede ser muy difícil, pues las manchas y el cochambre suelen estar muy pegados, esto será muy sencillo si usas sal, sin embargo, lo mejor es limpiar las manchas justo cuando suceden. Si se derrama algo en el horno, espolvorea con sal, deja que se enfríe un poco y luego utiliza un trapo mojado para remover los restos de comida y la sal. Después puede emplear un poco de agua y jabón para limpiar el horno. ¡Quedará como nuevo!Olvídate de los sartenes cochambrososSi utilizaste un sartén para freír y la grasa no se puede quitar fácilmente, pon manos a la obra y límpialo con sal. Usa una cantidad generosa de sal y coloca una capa sobre la grasa del sartén, deja reposar por alrededor de 5 minutos y luego quita la sal. Gracias a que este ingrediente absorberá la mayoría de la grasa, lavarlo será muy fácil y rápido. También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu hogar con canela y vinagre blanco?Remueve los malos oloresSi las tablas que empleas para picar carne, pollo, pescado y vegetales está guardando olores, en kiwilimón te decimos cómo eliminarlos en un dos por tres. Espolvorea una buena cantidad de sal sobre la tabla de madera, luego corta un limón y frótalo contra la tabla, deja reposar por 5 minutos y retira la sal. Lava la tabla con abundante agua y deja secar. ¡Olvídate de los malos olores para siempre!Quita manchas de aguaSi alguna visita colocó un vaso de agua o algo caliente sobre uno de tus muebles de madera y dejó una horrible mancha blanca, no te preocupes, esto tiene solución. Mezcla unas gotas de agua con unas cucharaditas de sal hasta obtener una pasta, aplica sobre la mancha blanca y usa un trapo para frotar suavemente. ¡La mancha desaparecerá de inmediato!Dile adiós a las manchas en las tazasSi quieres que tus tazas luzcan como nuevas, aquí te decimos como quitar las manchas de café rápidamente. Para dejarlas como nuevas, solo tienes que mezclar un poco de sal con jabón para traste, aplica sobre la mancha de café y frota con fuerza. Enjuaga y listo, la mancha se habrá ido.Destapa en drenaje con salAunque parezca difícil de creer, la sal también es una gran opción para destapar el drenaje de manera rápida y sencilla. Para este sorprendente remedio casero únicamente tienes que mezclar media taza de vinagre, 1 taza de sal y 1 taza de bicarbonato de sodio. Vierte la mezcla en el drenaje y deja reposar por al menos 15 minutos. Una vez que haya pasado el tiempo, vierte agua caliente y listo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD