Records gastronómicos
Recomendaciones de Cocina

Records gastronómicos

Por Kiwilimón - Julio 2013
La comida existe para subsistir, aunque algunas veces también funciona para llevarla a extremos nunca antes vistos y crear un record. Sin duda los récords Guinness son afamados por mostrarnos de los logros más extraordinarios a los más inverosímiles. El mundo de la comida no se ha salvado de ser el foco de algunos de estos retos y estos son sólo algunos de entre lo bueno, lo malo y lo extraño.  

La pizza más cara del mundo

En este caso el célebre chef británico Gordon Ramsay decidió tomar uno de los platillos de confort más conocidos sobre la tierra y llevarlo a la esfera gourmet. Tal pizza se forma con puré de cebolla, pasta de trufa blanca, queso fontina, mozzarella de búfala, panceta, setas y se decora con la ralladura de una extraña trufa blanca italiana. La pizza cuesta $ 178 dólares en el restaurante Maze de Londres. Más vale que esté buena costando 300 pesos la rebanada.

Receta de Pizza Margarita

Ingredientes: - 1 taza de agua - 2 cucharaditas de levadura en polvo - 2 1/2 tazas de harina - 2 cucharaditas de sal - 6 cucharadas de aceite de oliva - 1 lata de jitomate de lata hechos puré en el procesador de alimentos - 2 dientes de ajo - 1 taza de hoja de albahaca - 2 tazas de mozzarella cortado en rebanadas - 1 cucharadita de orégano seco - aceitunas opcional ¿Quieres conocer el procedimiento de esta receta? Da click aquí.  

Menor tiempo para esculpir calabazas

Como sabemos, en Estados Unidos es tradición esculpir alguna figura o cara en la corteza de las calabazas para los eventos de Halloween. Stephen Clarke, nativo de Atlantic City, se dio a la tarea de hacer la mayor cantidad posible en el menor tiempo. Lo logró esculpiendo una tonelada de calabazas en 3 horas, 33 minutos y 49 segundos incluyendo varias caras de calaveras y una que otra Mona Lisa.

Receta de Sopa de Calabaza al Chipotle

Ingredientes: - 4 calabazas de castilla medianas - 3 cucharadas de mantequilla - 1/2 cebolla fileteada - 2 tazas de calabaza pulpa de calabaza limpia, en cubos chicos - 1 cucharada de romero picado - 1/2 chile chipotle adobado sin semillas - 3 tazas de Knorr Suiza Caldo de Pollo - 1 toque de sal de mesa - 1 toque de pimienta en polvo - 2 cucharadas de crema baja en grasa, para decorar - 1 cucharada de romero picado finamente, para decorar Aunque no vayas a esculpir en calabazas, prueba esta receta en la que se aprovecha hasta la corteza de la calabaza. Da click aquí para conocer el procedimiento.  

La ensalada de fruta más grande

Este en realidad fue un desayuno de campeones, en total la ensalada llegó a pesar 5078.88 kg. Entre kilos y kilos de melones, piñas, manzanas, fresas, moras, naranjas, toronjas, uvas y jugo de limón y naranja se llenó una alberca inflable de más de 8 metros de largo que alimentó a los más de 90 voluntarios que cortaron y vertieron la fruta dentro del enorme recipiente.

Receta de Ensalada de Frutas Frescas

Ingredientes: - 1 toronja - 1 naranja - 1 granada - 1 plátano - 1 puño de uvas verdes - 1 puño de uvas rojas - 1 pera - 1 manzana - menta - 2 jugo de limón - 100 gramos de azúcar mascabada - 1 jengibre - jarabe de maíz (dulce) No importa que no vayas a preparar una ensalada de frutas para obtener un récord, esta receta prepárala en familia. Para ver los pasos de la receta da click aquí.  

El pastel más alto

Se han visto muchos pasteles de diversos pisos en bodas y fiestas en cumpleaños, pero nada como esto. Este pastel midió 33 metros de alto y fue creado por la escuela culinaria Hakasima Nilasari para el evento navideño del 2008 de la ciudad Senayan en Jakarta, Indonesia. El ancho del pastel fue de 9 metros y pesó nada más y nada menos que 20 toneladas. Cabe destacar que era de chocolate.

Receta de Torta Doble de Chocolate para Cumpleaños

Ingredientes: - 2/3 de taza de cocoa en polvo sin azúcar - 1 taza de leche caliente - 2 tazas de harina - 1 1/2 cucharaditas de polvo para hornear - 1 cucharadita de sal - 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente - 1 lata de leche condensada 400 gramos - 2 huevos - 2 yemas de huevo - 2 cucharadas de esencia de vainilla - 1/2 taza de mermelada de fresa o frambuesa (para la cobertura) - 3 cucharadas de mantequilla (para la cobertura) - 4 barras de chocolate 100 gramos c/u (para la cobertura) - 1 lata de crema de leche 295 gramos, fría (para la cobertura) - chispas de chocolate Atrévete a preparar un pastel de dos pisos y salir del tradicional, aprende los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

La mayor cantidad de gente desayunando en cama

Creo que todos conocemos el placer de desayunar en la cama, despertar y que ya sea un familiar o amigo te traiga una bandeja repleta de delicias para empezar bien el día. Este reto se trató de ver cuánta gente podrían reunir en sus pijamas para desayunar en cama al unísono. Women’s Health Australia logró reunir a 289 personas, incluyendo un bebé, que se postraron sobre 85 camas queen size y fueron servidos hot cakes, tocino y huevos acompañado de jugo de naranja. Este evento tomó parte en el centro comercial Martin Place de Australia.

 Menú de Desayuno Energético

Menú: - Huevos con Salmón y Queso Crema Light con Cebollín - Panquecitos de all-bran con arándanos - Licuado de Fresa y Frambuesas - Brochetas de Frutas con Crema Batida No importa que no vayas a hacer un desayuno para tantas personas pero date el gusto de desayunar en la cama devez en cuando y prueba este delicioso menú dando click aquí para ver cada receta.      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Estos consejos para preparar la mejor masa para pizza son imperdibles en caso de que te interese hacer pizza casera, porque, afrontémoslo, la mayoría de las personas que se han aventurado a experimentar en las inmensidades de su horno, ya están cansadas del pan de plátano y el pastel de zanahoria. Así que, si tú también estás listo para ir al siguiente nivel, no te pierdas estos tips infalibles para hacer una masa para pizza perfecta. Cocinar pizza casera con levadura es más fácil de lo que parece, pero para lograr que el resultado sea un éxito, es necesario conocer algunos truquitos que el chef de Kiwilimón y gerente de Marega Banquetes, Mauricio Eggleton, nos recomienda, así que presta atención y prepárate para disfrutar de una masa de pizza fácil y asombrosa. La harina ideal de masa para pizza Puedes utilizar una harina especial conocida como harina doble cero o de media fuerza, con ella tendrás una masa de pizza esponjosa, ya que cuenta con un 11.5%-13.5% de gluten y ayuda a retener más los gases. Asegúrate de que no sea de alta proteína o la masa te quedará como de pan. Si no la encuentras, ¡no hay problema! La harina normal también te funcionará, especialmente si sustituyes 20 gramos de ella por semolina, en cuyo caso hará que quede más crujiente. ¿Cómo se te antoja más? Levadura para pizza Para preparar pizza es recomendable utilizar levadura fresca, ya que ésta no tiene estabilizantes y su capacidad de fermentación es mucho mayor que la de la levadura tradicional en polvo. Debes asegurarte de mezclarla con agua templada antes de añadirla al resto de ingredientes. Un fermentado correcto para la masa de pizza “La fermentación es muy importante porque es lo que te marca si tienes buen “dell’impasto”, o aumento del volumen de la levadura ", explica el chef Mau. Hay que tener en cuenta que para hacer que la masa para pizza sea de fácil digestión, hay que dejarla fermentar en el refrigerador mínimo 24 horas. Diferentes estilos de masa para pizza Si quieres hacer la masa delgada y crujiente, estilo Roma, debes utilizar un rodillo para amasarla y hacerla muy ligerita por completo. Por el contrario, si deseas hacer una masa de pizza napolitana, debes mantener el centro delgadito pero hacer las orillas más gruesas trabajándolas a mano. ¿Cómo manejar el horno para hacer masa para pizza? Si quieres que tu masa quede como pizza en horno de piedra, precalentar el horno 20 minutos antes de ingresar la pizza podría ser una opción bastante efectiva. Recuerda elegir los ingredientes para pizza casera con antelación y ver nuestras videorecetas para aclarar cualquier duda acerca del proceso. ¿Listo para hacer la masa para pizza perfecta? ¿Se te antoja más una Pizza Alfredo de Camarones o una Pizza de Pepperoni con Orilla de Queso?
Las tablas para picar se han desgastado como calcetines en la lavadora. Ninguna investigación sobre tendencias para 2020 pudo preverlo. Las quinielas sobre qué es lo que estaríamos haciendo y consumiendo en este año se han roto, una a una. Y claro, sin que nadie pudiera anticiparlo, nuestra relación con la cocina ha cambiado para siempre. Pero, ¿qué hemos aprendido sobre cocina en tiempos de Covid?He hablado con gente sobre el tema. Me intrigaba saber si estaban preparados –física, mental o hasta técnicamente– para cocinar, para ser chefs de tiempo completo. Y es que la mayoría, absorta por las jornadas de trabajo, poníamos manos a la obra únicamente en el desayuno o en la cena: quecas y sándwiches con mínimas variaciones, pechuguitas a la plancha para el alma, ensaladas de un, dos por tres. Ser cocineros de una familia hambrienta, con necesidades de 8 a. m. a 9 m., y de lunes a domingo, nos ha cambiado el esquema. No a todos positivamente. Existen a los que el tema sigue sin interesarles o que, de plano, anticipan con incomodidad el momento de abrir el refrigerador y cuestionarse qué van a comer, ¿y quién podría tirarles la primera piedra? Con el tiempo llega a ser agobiante y cansado cocinar para uno mismo o para una tropa. Están también aquellos entusiastas que, pese a sus esfuerzos, la cocina no se pone de su lado. Han quemado su comida, han destruido la mitad de su vajilla o descubierto con hambre que el orden de los factores sí puede alterar el producto –meta aquí el nombre de su influencer favorito. Finalmente, está el grupo de personas que ha encontrado una relación firme y con planes a futuro con la cocina. Para aquellos, para algunos de nosotros, algo de lo que hemos aprendido de cocina en tiempos de Covid tiene que ver con «conciencia»: conciencia sobre la cantidad de comida que necesitamos, la conciencia del desperdicio que producimos, la conciencia de lo que comemos. Nos hemos dado cuenta que ni todas las ensaladas del mundo nos mantendrán sanos, que ni todos los panqués nos harán felices. Hemos aprendido a racionalizar los ingredientes que tenemos en el refri y a sustituir elementos como nos da a entender la imaginación (y la existencia de ellos en la alacena). Algunos de esos experimentos incluso se han convertido en hallazgos exitosos. Los fines de semana, o cuando podemos, hemos aprendido a tomarnos el tiempo de cocinar: a tomar la ruta sin atajos, como lo hacían las abuelas cuando preparaban un rico mole de olla o una salsa. Hemos aprendido que en la cocina es necesario estar presentes para lograr la cocción justa o para que por fin nos salga esa técnica que hemos estado practicando prueba y error, prueba y error. Para pesar de la mayoría, hemos aprendido que los trastes se multiplican como gremlins y que no existe un hada mágica que nos haga el favor de lavarlos mientras no vemos. Hemos aprendido a domar el antojo o a entregarnos a él cada vez que hay que salir a conseguir ingredientes ataviados en nuestro disfraz de Neil Amstrong. Hemos aprendido que a veces, sobre todo cuando olvidamos el componente “obligación”, la cocina es un ritual que puede disfrutarse: que entretiene, que distrae al alma, que es terapia. Eso sí, que no hay que ser perfectos, que el error es maestro y que sus notas mentales conseguirán que lo hagamos mejor –más esponjoso, más crocante, más firme– la siguiente vez.Ya falta menos para entrar a la nueva normalidad y lo que hemos aprendido en esta temporada sobre cocina permanecerá junto a nosotros. Puede que los tiempos nos vuelvan a quedar cortos, que ansiemos volver a sentarnos en nuestro restaurante favorito, que podamos por fin visitar a esa tía cuyas gelatinas son el evento más rico que nos pasa en el año. Pero estoy segura de que nuestro reencuentro con la cocina no pasará desapercibido porque, si algo hemos descubierto en esta época, es que en todos habita el potencial de convertirnos en esa tía, en ese experto de sazón inigualable. Para inspirarte en el último jalón, estas son las recetas que las personas que entrevistamos han estado practicando:Croquetas de carne Pollo al curry Panqué de limón Hot cakes de avena Tortilla de patatas Esquites caseros Lasaña de verduras Crema de tomate Galletas de chocolate¿Qué has aprendido tú? ¿Qué recetas has practicado en tiempos de Covid?
Conforme crecemos, muchas veces dejamos de tomar leche, pero si aún disfrutamos de un café o cualquier otra bebida con leche, quizá después de los veintes, no nos caiga tan bien al estómago. Por fortuna, existen muchas opciones vegetales, pero ¿sabes cuál es la leche vegetal?Una leche vegetal es toda aquella que se elabora a partir de ingredientes vegetales disueltos en agua, las cuales lucen similares a la leche animal pero no contienen lácteos. Así, tenemos leche de soya, leche de arroz, leche de coco, leche de almendras o leche de avena, por ejemplo.Beneficios de tomar leches vegetalesExisten muchas buenas razones para tomar leches vegetales, pero la principal suele ser la intolerancia a la lactosa que, de acuerdo con la Academia Nacional de Medicina Mexicana, afecta a 30 por ciento de los adultos en el país.Otras razones para tomar leches vegetales es que son adecuadas para las personas que eligen comer vegetariano o vegano, además del gran sabor y las bajas cantidades de grasa en la mayoría de las leches a base de plantas.Podemos resumir los beneficios de las leches vegetales así: Son ricas en vitaminas y minerales (generalmente les son añadidos)La mayoría son bajas en grasaNo contienen colesterolTienen una combinación saludable de grasas mono y poliinsaturadasSon perfectas para personas con un sistema digestivo lento¿Cuáles son las leches vegetales y cómo se usan?Las leches vegetales más populares son la de soya, la de almendras, la de coco o la de arroz, por ejemplo. A continuación, te damos algunos ejemplos de sus beneficios y sus usos.Leche de soya. La leche de soya generalmente puede ser un sustituto de la leche de vaca para cocinar u hornear, pues tiene la misma consistencia con respecto a las proteínas y las grasas que la de vaca. Para hacerla, necesitas 1 taza de frijol de soya, 2 tazas de agua para remojarlos, 2 litros de agua para hacerla, 1 raja de canela y 3 cucharaditas de néctar de agave. Primero tienes que remojar las semillas durante 8 horas, por lo menos; cuando los frijoles se vean hinchados, cuélalos y enjuágalos. Posteriormente licúalos con un litros¿ de agua limpios por 2 minutos. Pasa la mezcla a una olla y añade el otro litro de agua, cocina con la rajita de canela hasta que comience a hervir, entonces retira del fuego. Cuela el líquido con una manta de cielo. Agrega el endulzante, disuélvelo bien y listo.Leche de almendras. Funciona como un sustituto de la leche muy saludable, ya que contiene muchas vitaminas, magnesio, hierro, proteínas y fibras. Además, es naturalmente muy cremosa.Para hacer leche de almendras, da clic aquí y mira el paso a paso explicado con un video.Leche de coco. Esta leche posee varios beneficios para la salud, por ejemplo, se sabe que fortalece el sistema inmunitario. La leche de coco tiene un sabor naturalmente cremoso y sabroso.Haz leche de coco casera con esta receta.Leche de arroz. La leche de arroz es gustada por su sabor dulce. También es perfecta para hornear o para el desayuno. Sin embargo, no contiene tanto calcio o proteína como la leche de vaca.Mira cómo hacer leche de arroz casera aquí.Leche de avena. Este tipo de leche vegetal contiene fibra, la cual proporciona prebióticos, que ayudan a las bacterias amigables en tu sistema a sobrevivir y prosperar. Además de ir muy bien con bebidas, como smoothies o licuados, funciona en recetas veganas como mac and cheese, y para espesar sopas y guisados.Para la leche de avena, remoja 1 taza de avena en 5 tazas de agua por 30 minutos, cuela y licúa la avena con la esencia de vainilla, la azúcar morena y la sal con el agua del remojo. Cuela con ayuda de un colador o una manta de cielo 2 veces, o hasta que ya no se vean restos de avena.Sin importar la bebida vegetal que elijas, procura consumir aquellas que no tengan azúcar añadida, para aprovechar mejor sus beneficios.
Para este momento, es posible que hayas padecido insomnio y no sólo tú, sino tu familia y amigos, porque guardar distancia encerrados en casa significó muchos cambios en nuestras rutinas, además de que estar atravesando una pandemia mundial añade mucho estrés al tema.Y es que no dormir no sólo te tendrá cansado y somnoliento al día siguiente, sino que una buena noche de descanso es primordial para mantener las defensas de tu sistema inmunológico arriba. Esto se explica porque el sueño es un regulador importante del sistema inmune, ya que durante este momento se llevan a cabo las funciones necesarias para mantener su equilibrio. Por lo tanto, además de lavarte las manos constantemente, usar cubrebocas cuando sales y todos los demás comportamientos de higiene recomendados para prevenir la enfermedad, dormir bien debería ser otra forma de protegerte contra el coronavirus covid-19.Es por eso que te dejamos estos consejos útiles para ayudarte a relajar y descansar bien, incluso durante estos momentos estresantes e inciertos.1. Sigue una rutinaComo resultado directo de esta pandemia, muchas personas han sufrido un cambio radical en su vida cotidiana. Hacer malabares con el trabajo y la familia, o estar a la expectativa de la economía no es nada fácil.Pero sin importar cómo te haya afectado esto, mantener una rutina regular te ayudará a dormir bien y, por ejemplo, si estás trabajando desde casa, levántate a la misma hora que lo harías para ir a la oficina y vístete. Puede que solo vayas a la habitación de al lado o a la sala, pero tener la misma sensación de rutina y normalidad te ayudará a sentirte menos perturbado.2. Evita las siestasParece que trabajar en casa implica que tu cama te llame a sus brazos con mucha frecuencia, pero tomar siestas excesivas podría hacerte sentir más somnoliento durante el día, y esto a su vez puede alterar o interrumpir una rutina de sueño regular.Tener una rutina de sueño normal debería ayudar a sobrellevar todo el día, así que en lugar de dormir una siesta, usa tu rutina saludable para levantarte temprano, comenzar a hacer las cosas y dormirte a buena hora.3. Ejercítate un pocoEl ejercicio debe ser parte de nuestra vida diaria, con o sin pandemia, porque no sólo es importante para dormir, sino para muchas otras funciones del cuerpo.Aunque el distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa nos han limitado un poco, hay muchas maneras de hacer ejercicio de manera efectiva sin salir de su hogar.El ejercicio está relacionado con el sueño por razones fisiopatológicas, es decir, nos hace sentir más cansados y también nos brinda una sensación de logro beneficiosa para antes de acostarse. Sin embargo, lo mejor es no hacer ejercicio pocas horas antes de acostarse, porque la estimulación del esfuerzo físico hará que sea más difícil conciliar el sueño.4. Ten cuidad con tu consumo de noticiasClaro que tenemos que estar enterados de lo que pasa en este momento tan relevante, pero consumir constantemente un ciclo de noticias de pandemia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, probablemente aumente la ansiedad y, en consecuencia, afecte tu sueño.Presta atención y limita cuántas veces al día revisas el teléfono y durante cuánto tiempo lees las noticias relacionadas con la pandemia y de ser posible, no las consumas antes de acostarte.5. Limita tu exposición a la luz azulMirar una pantalla todo el día no es útil cuando llega la hora de intentar dormir, así que justo una hora antes de hacerlo, intente desconectarte y no veas televisión y no estés en el teléfono. Lo mejor es leer un libro o escuchar música como entretenimiento antes de acostarse.6. Evita el consumo excesivo de alcoholAunque el vino, la cerveza o algún coctel se ha vuelto un gran aliado para sobrellevar estos días y nos pueda ayudar a sentirnos relajados para dormir, en realidad cuando bebemos en exceso no tenemos un sueño reparador.Por otra parte, el alcohol tampoco es un mecanismo saludable para lidiar con el estrés y la ansiedad, así que mejor intenta algo como un té o tisana para la hora de dormir.No dejes de seguir las recomendaciones de salud y con suerte, pronto estaremos abrazando a nuestros seres queridos y regresando a las rutinas diarias en las que sí salíamos de casa.Aprovecha estas cenas ligeras para que conciliar el sueño no sea complicado:Tostadas de tinga de zanahoriaTacos de coliflor al pastorSetas al pibil
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD