Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero
Recomendaciones de Cocina

Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero

Por Kiwilimón - May 2016
Comer orgánico, local y estacional está de moda, y no es para menos. A través de los años la masificación de la producción alimenticia ha hecho que la mayoría de los alimentos que compramos en el supermercado sean intervenidos con químicos y pesticidas que no son exactamente beneficiosas para la salud. Si quieres iniciarte en este movimiento saludable debes saber qué representa, y es muy simple: comer alimentos orgánicos se trata de consumir ingredientes 100% naturales, con 0 químicos en su proceso de cosecha o siembra y completamente libres de pesticidas. Un buen par de guías para empezar a elegir los productos correctos son las listas llamadas “Clean Fifteen” y “Dirty Dozen”. Según el Environmental Working Group se refieren, respectivamente, a las frutas y verduras que son los más y los menos contaminados por el uso de pesticidas.

Clean Fifteen

Ingredientes en cuya cosecha el uso de pesticidas es mínimo:
  • Espárragos
  • Aguacate
  • Col
  • Melón
  • Coliflor
  • Berenjenas
  • Toronja
  • Kiwi
  • Mango
  • Cebolla
  • Papaya
  • Piña
  • Elote amarillo
  • Chícharo dulce (congelado)
  • Camote

Dirty Dozen

Ingredientes en cuya cosecha es común el uso de pesticidas y que son preferibles comer orgánicos:
  • Manzana
  • Apio
  • Jitomate cherry
  • Pepino
  • Uva
  • Mandarina
  • Duraznos
  • Papas
  • Chícharos
  • Espinacas
  • Fresas
  • Pimientos dulces
¿Dónde puedes encontrar estos ingredientes? Cada vez más supermercados tienen una oferta de productos libres de sustancias nocivas, pero tal vez tu mejor apuesta es ir a mercados orgánicos donde certifican que lo que compras viene directo del campo y sin intervención química. Si no sabes bien por dónde empezar, puedes encontrar consejos y referencias en Impulso Orgánico Mexicano, una iniciativa privada apoyada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Ahora que conoces las normas de la dieta orgánica te recomendamos cinco recetas deliciosas que sabrán mejor y harán mucho más fuerte a tu familia si la preparas con ingredientes 100% naturales. Crujiente de manzana Puré de espinacas Tartas de fresa Ensalada de pepino Sopa de berros con chícharos  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos nos hemos tomado una tacita de té de manzanilla para cuando estamos indigestos o incluso cuando queremos calmarnos un poco, pues estos dos son los beneficios de la manzanilla más conocidos.La manzanilla es conocida por su efecto calmante sobre el sistema nervioso y también para ayudar a aliviar el malestar digestivo, porque el componente activo de la manzanilla, llamado bisabolol, tiene propiedades antiinflamatorias y relaja el revestimiento del músculo liso del tracto digestivo. Sin embargo, la manzanilla tiene diversos usos que quizá aún desconoces y que puedes aprovechar como remedios caseros para la piel, el cabello o incluso los dientes.Tratamiento refrescante para los ojos¿Sabías que la manzanilla contiene estimuladores de la circulación naturales que pueden ayudar a reducir las ojeras? También puede ayudar con los ojos hinchados, cansados o irritados. Simplemente coloca bolsas de té de manzanilla previamente preparadas y ya frías como compresas en los ojos cuando lo necesites.Enjuague bucalLa manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a aliviar las úlceras bucales, las aftas o las encías irritadas. Para usarlo como enjuague, prepara una taza de té de manzanilla, deja enfriar y simplemente úsalo como cualquier otro enjuague bucal.Tratamiento para la piel ásperaLa manzanilla es un humectante natural y aporta antioxidantes que llegan a lo más profundo de la piel, donde pueden ayudar a reparar y prevenir el daño de los radicales libres. Para este tratamiento tienes que usar flores de manzanilla fresca, cogollos de lavanda y aceite de coco, entre otros.Aclarador natural de cabelloLa manzanilla es uno de los ingredientes principales utilizados en el cuidado del cabello para iluminar las melenas rubias. De hecho, puedes disfrutar de los beneficios de la manzanilla sin necesidad de comprar productos específicos simplemente guardando la bolsita de té de manzanilla la próxima vez que te prepares una taza. Para usarla en tu cabello, después de lavarte el cabello, moja la bolsita de té y escúrrela por el cabello, déjala actuar unos minutos y luego enjuaga y acondiciona tu cabello como de costumbre. Tratamiento de cicatrices de acnéLa manzanilla se ha utilizado durante siglos para reducir la inflamación de la piel y mejorar la cicatrización de heridas. Para ayudar a reducir la apariencia de las cicatrices del acné puedes usar una compresa de té de manzanilla, pero lo mejor es usar flores de manzanilla secas en lugar de bolsitas de té de manzanilla para esta aplicación, sólo tienes que verter 8 oz de agua hirviendo sobre 1 cucharada de flores de manzanilla secas y dejarlas reposar tapadas durante 5 minutos. Una vez que se enfríen un poco, remoja un paño en el té y colócalo sobre las cicatrices del acné en la cara recién lavada. Deja actuar durante 10-15 minutos y listo.¿Qué otros usos de la manzanilla conoces?
¿A qué sabe la comida tailandesa? ¿Cuáles son los ingredientes que más usan en este país que siempre se pinta como el destino más exótico que podrías conocer? En realidad, entre su gastronomía hay varios elementos reconocibles, como el arroz, los camarones o los fideos, pero también te sorprenderá la forma en la que mezclan lo salado, lo ácido, lo picante y lo dulce en sus comidas.Con platillos muy popularizados, como el pad thai, y el uso de jengibre azul, esta es una probadita de los ingredientes y platillos populares de la comida tailandesa.ArrozUsado en sopas o servido como plato secundario, el arroz nunca falta en la oferta de la comida de Tailandia. Puede ser que simplemente venga cocido, pero también se come frito o en sopas.GalangalConocido también como jengibre azul, el galangal o galangala es una especia muy utilizada en la comida tailandesa, que tiene un sabor y aroma similar al del jengibre. Añadido al arroz o en sopas, aporta un sabor picante y aromático.Curry verdePrincipalmente usado en la cocina tailandesa, el curry verde es una variedad de curry hecho a base de leche de coco, berenjena, azúcar, jengibre azul o galangal, salsa de pescado y albahaca tailandesa, entre otros. El curry verde con pollo es una de las formas más comunes de comerlo.Pad thaiEl pad thai es la comida tailandesa más famosa, su nombre significa “fideos salteados al estilo tailandés” y lleva una combinación de ingredientes como huevo, tofu, cacahuate y germen de soya. En su sabor se encuentra la salsa de pescado y los camarones secos, la acidez de la pasta de tamarindo fresco y jugo de limón, lo dulce del azúcar de palma y es ligeramente picante, pues la comida tailandesa también usa chiles.Tom Yum Esta es una sopa hecha con hierba de limón, raíz de galanga, hoja de lima kaffir, chiles ojo de pájaro y otros ingredientes, pues hay muchas variaciones de esta sopa, que puede llevar camarones (Tom Yum Goong), pollo (Tom Yum Gai), pescado (Tom Yum Pla) o mariscos mixtos (Tom Yum Taleh) y champiñones.Tom Kha GaiOtra sopa popular entre los tailandeses, esta se prepara con la especia galanga (kha) y leche de coco, como sus sabores principales y base.Som TamEste platillo es una ensalada de papaya picante, que se come en el noreste de Tailandia. Lleva una combinación de sabores: el picante del chile rojo, un toque salado de la salsa de pescado, la acidez del limón o el tamarindo, y la dulzura del azúcar de palma. Se puede mezclar con cangrejo, cacahuate, camarones secos y fideos de arroz, y el ingrediente principal pueden ser mangos, pepinos u otras verduras en lugar de papaya verde.
Escoger regalos para nuestros seres amados puede resultar una tarea complicada, porque siempre queremos encontrar aquello que los haga felices, que les encante y que de paso, los sorprenda. Por eso, para este San Valentín, te damos recomendaciones de regalos gourmet que seguro los deslumbrarán.Vino espumosoPara celebrar una cena romántica, nada mejor que un vino espumoso. Los hay blancos, rosados y tintos, además de que puedes encontrarlos de sabor dulce o secos. Entre los más populares tenemos el champagne, la cava y el prosecco.Experiencias degustablesUna noche romántica para probar algo nuevo puede ser el regalo gourmet indicado para celebrar el amor. Por ejemplo, diferentes formas de preparar un gin, con especias y hierbas variadas, o una tabla de quesos para degustar y maridar con tu vino espumoso.ChocolateLos chocolates son un clásico en estas fechas, pero esta vez te proponemos tomarte el tiempo de encontrar uno especial para tu persona favorita, que vaya bien con el vino que hayas elegido. Si tu elección es un chocolate blanco, marídalo con un chardonnay; si eliges un chocolate con leche, un merlot es la opción; si te decantas por un chocolate oscuro, asegúrate de que su contenido de cacao sea mayor al 55% y acompáñalo con un tempranillo o un cabernet.Brunch gourmetPor último, ¿qué tal unos bocadillos para la hora del almuerzo?, pero no unos bocadillos cualquiera, sino unos preparados con frutas, charcutería y quesos que serán un regalo al paladar de tu persona querida.El mejor regalo es el que puedes comer, por supuesto, así que ya sea que compres un vino o prepares el brunch, esperamos que estas recomendaciones sean un gran regalo para tus seres queridos este 14 de febrero.
Esa mañana callejoneamos por las áridas calles de la capital de Veracruz. El ambiente ya no olía a mar, o sí, pero de lejos. Erik Guerrero y yo esperamos en la mesita de lámina que por mantel llevaba el logo de una cerveza. La promesa eran los mariscos que, según uno de los chefs más importante del puerto y fundador de Nuestra Pesca, no tenían competencia. “Aquí viene hasta Enrique Olvera”, me aseguró. A los quince minutos, salió de la cocina de Ay Apá un tazón de barro grueso y humeante con arroz a la tumbada. A cada meneada de la cuchara salían las papas y los mariscos suspendidos en esa suerte de océano rojo con aromas a epazote. Recuerdo que, tras la quemada de lengua, el caldo me dio información sobre el sabor del mar, sobre la justicia que le hace a sus frutos una buena preparación. Esa no fue la única vez. Esa sensación vino con los cocteles de pulpo que me presentó Jonatán Gómez Luna en Tulum, o las almejas chinas que el chef Nico Mejía nos dio a probar en la laguna de Cuyutlán, Colima. Años antes también lo sentí frente a la Quebrada en Acapulco. No tenía ni cuatro años cuando supe que los mariscos de México son para hacerles un poema en endecasílabas. Los 1,592.77 km2 que mide el litoral mexicano son espacio suficiente para hacer una fiesta interminable de platos regionales que combinan los frutos del mar de formas únicas. El norteño, el costeño o el chilango sabe que una copa bombacha desbordada en camarones o una mesa de plástico con salcitas vinagrosas al centro, son la antesala de un placer reservado para los no novatos, para los que conocen la gastronomía nacional desde sus profundidades.Hay que sentirse plenamente mexicano y en confianza para jugarse la vida en un puesto de mariscos frente al metro en la Ciudad de México –y aún así es probable el hallazgo sea exitoso–. Y si eso sucede en el centro del país, a kilómetros del mar, el viaje por los dos flancos de las costas mexicanas amerita abrocharse los cinturones para luego desabrocharlos.La primera parada sería en Mazatlán, donde hay que pedirse un burrito de marlín tupido en frijoles frente a un chiringuito playero. En Tampico el viaje se hace corto cuando de por medio hay unas jaibas rellenas de Los Curricanes, que pueden llevarse de souvenir en su versión congelada y debidamente guardada en hielerita.Los aguachiles verdes del norte despiertan el sudor y las ganas de apagarlo a fuerza de cheves tan frías como las corrientes de Humboldt mientras que los negros de Yucatán nos cautivan con los sabores cenizos de su recado. ¿Ceviches, alguien? Hay tanta variedad como cocinas tradicionales. Ya saben, no es lo mismo el ceviche de Nayarit que uno de Jalisco o de Guerrero. ¿Un mole rojo con camarones? Hay que tocar base en el istmo oaxaqueño.De ostiones los de Sonora y mejor que tengan queso Parmesano. A Rosarito hay que llegar por las langostas al vapor que luego van fritas y arropadas en tortillas de harina recién hechas. Frijolitos, salcita y mantequilla, ¡pum! Directo al mar, y también al cielo. De ahí por almejas chocolatas a La Paz o por todo tipo de conchas a la Baja: sobre unas suculentas tostadas, a la Guerrerense; sobre platos con toques Baja-Med y técnicas pulcras a Fauna, Deckman’s o Villa Torél. Erik Guerrero dice que lo más rico del Golfo es su pescado, y del Pacífico, mariscos como el camarón, las conchas, el pulpo, el caracol, los calamares y las langostas. Nos invita a aventuramos fuera del puerto para ir por una recompensa única: los mariscos de Doña Tella en Alvarado. Sospecho que le haré caso. Después de su recomendación de Ay apá le creería que la luna es de Veracruz.Si no puedes viajar este año, no importa. La Cuaresma ya inició, y con ella una temporada gastronómica en la que no deben faltar las preparaciones frescas, las recetas picositas ni los mariscos que te van a llevar a las playas mexicanas en un par de ingredientes. ¿Listo para el tour?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD