Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero
Recomendaciones de Cocina

Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero

Por Kiwilimón - Mayo 2016
Comer orgánico, local y estacional está de moda, y no es para menos. A través de los años la masificación de la producción alimenticia ha hecho que la mayoría de los alimentos que compramos en el supermercado sean intervenidos con químicos y pesticidas que no son exactamente beneficiosas para la salud. Si quieres iniciarte en este movimiento saludable debes saber qué representa, y es muy simple: comer alimentos orgánicos se trata de consumir ingredientes 100% naturales, con 0 químicos en su proceso de cosecha o siembra y completamente libres de pesticidas. Un buen par de guías para empezar a elegir los productos correctos son las listas llamadas “Clean Fifteen” y “Dirty Dozen”. Según el Environmental Working Group se refieren, respectivamente, a las frutas y verduras que son los más y los menos contaminados por el uso de pesticidas.

Clean Fifteen

Ingredientes en cuya cosecha el uso de pesticidas es mínimo:
  • Espárragos
  • Aguacate
  • Col
  • Melón
  • Coliflor
  • Berenjenas
  • Toronja
  • Kiwi
  • Mango
  • Cebolla
  • Papaya
  • Piña
  • Elote amarillo
  • Chícharo dulce (congelado)
  • Camote

Dirty Dozen

Ingredientes en cuya cosecha es común el uso de pesticidas y que son preferibles comer orgánicos:
  • Manzana
  • Apio
  • Jitomate cherry
  • Pepino
  • Uva
  • Mandarina
  • Duraznos
  • Papas
  • Chícharos
  • Espinacas
  • Fresas
  • Pimientos dulces
¿Dónde puedes encontrar estos ingredientes? Cada vez más supermercados tienen una oferta de productos libres de sustancias nocivas, pero tal vez tu mejor apuesta es ir a mercados orgánicos donde certifican que lo que compras viene directo del campo y sin intervención química. Si no sabes bien por dónde empezar, puedes encontrar consejos y referencias en Impulso Orgánico Mexicano, una iniciativa privada apoyada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Ahora que conoces las normas de la dieta orgánica te recomendamos cinco recetas deliciosas que sabrán mejor y harán mucho más fuerte a tu familia si la preparas con ingredientes 100% naturales. Crujiente de manzana Puré de espinacas Tartas de fresa Ensalada de pepino Sopa de berros con chícharos  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Uno de los momentos más felices en la comida es la hora del postre, sin embargo cuando estamos a dieta esta parte es una de las más difíciles pues debemos hacer ciertos sacrificios. Por suerte, hoy te contaremos cómo le puedes hacer para seguir disfrutando de lo dulce de las comidas, aún cuando estás en una dieta keto (cetogénica).Dieta KetoUna dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas. Es una dieta muy común hoy en día y muchas personas la siguen y aseguran que este régimen ofrece muchos beneficios comprobados para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento.La dieta keto se basa en ingerir más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado, aguacate, aceite de coco y de oliva y una restricción de carbohidratos, como cereales, azúcar, e incluso algunas frutas y verduras.El objetivo es generar el proceso de cetosis en sangre parecido al ayuno. De esta forma, se consigue que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas que alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos. Es por eso que se quema grasa y se pierde peso más rápidamente que otras dietas tradicionales. Beneficios de la dieta keto Control del apetito: Al reducir los carbohidratos necesariamente se toma más proteínas y más grasa, con lo que se reduce el apetito y se terminan comiendo menos calorías al día.Mayor pérdida de peso: Los estudios han mostrado que una dieta cetogénica produce una pérdida de peso de dos a tres veces mayor que una dieta baja en grasas.Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Las dietas cetogénicas mejoran todos los indicadores que determinan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En los estudios controlados se comprobó que mejoraba el perfil de colesterol, también bajaban los triglicéridos y descendía la presión arterial .Mejora de la sensibilidad a la insulina y reversión de la diabetes: Al tratar la diabetes con una dieta cetogénica se han experimentado grandes mejorías en la sensibilidad a la insulina.Como sabes, muchos postres son ricos en carbohidratos y esto no significa que no puedas disfrutar de ellos cuando estás en una dieta keto, por lo que te presentamos algunas opciones que sí puedes comer.Recuerda que lo que debes evitar en esta dieta son los carbohidratos, especialmente el azúcar, así que los postres que elijas deben estar hechos preferentemente con queso, mantequilla, frutos secos, yogurt griego, moras y chocolate oscuro, etc.Aquí te dejamos una selección de postres para una dieta keto que te encantarán:Pastel keto de chocolate: Lo interesante de esta receta de pastel fácil es que no tiene azúcar ni carbohidratos y está pensado para cuando llevas una dieta Keto, que es alta en grasa.Brownie de calabaza: Este brownie reúne lo mejor de la calabaza y el chocolate. Una combinación encantadora para cualquier dulce. Y a pesar de ser libres de gluten y bajos en azúcar agregada, estos brownies con calabaza son deliciosos. Cremoso de mora azul con yogurt: Como snack o como postre, este delicioso cremoso contiene los ingredientes para disrutar de un sabor dulce sin salirte del régimen de la dieta. ¿Cuál se te antoja más?
Aguantar un antojo debe ser una de las cosas más duras de la vida, porque una vez que llega el impulso a tu cerebro, todo lo demás se pone en marcha para desear con todo el cuerpo ese dulce.Es como si el chocolate pudiera hablar y pronunciar tu nombre justo a las 2 de la tarde, o después de comer. ¿Por qué nos pasa esto? Pues bien, los antojos se deben tanto a una razón fisiológica, como psicológica, pero también tiene que ver todo aquello que nos rodea.Esto es aún más terrible cuando ya estamos verdaderamente comprometidos y encaminados en una alimentación equilibrada, intentando evitar caer en la tentación.A veces logramos domar al cerebro y acallar esa voz, sin embargo, esta podría estarnos indicando que no estamos comiendo lo suficiente, o que estamos dejando pasar mucho tiempo entre comidas.Así que, aunque puedas engañar al cerebro, tu estómago no entenderá de razones y necesitará comer un snack, pero no cualquiera, pues seguramente querrás algo dulce, pero uno con un buen aporte nutricional. Por ejemplo, un delicioso brownie. Sí, un snack tipo brownie pero alto en proteína, bajo en calorías y bajo en carbohidratos. Suena como un sueño hecho realidad y ¡lo es! Lo mejor es que ya está disponible en México: Eat Me Guilt Free (EMGF) es una historia de cocina casera que se volvió global. Se trata de una línea de productos creada por una enfermera y nutricionista certificada del deporte en Estados Unidos, que buscaba soluciones para satisfacer las necesidades de aquellos clientes que deseaban mantenerse saludable, pero a la vez luchaban con los antojos por algo dulce.Gracias a EMGF podrás comer un brownie de chocolate con 22 gramos de proteína por porción, menos de 200 calorías y sólo 4% de azúcares, así que adiós a la culpa.No importa la hora del día en la que se te antoje, podrás darte ese antojo en el desayuno, el almuerzo, la cena o la merienda, como postre, antes o después de un entrenamiento físico y en México puedes encontrar 4 sabores: Chocolate, Chocolate con crema de maní, Chocolate con chispas de colores y Pastel de Cumpleaños.Consulta su página web y sus redes sociales para saber todo de ellos.Instagram: @eatmeguiltfreemxFacebook: Eat Me Guilt Free MX
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD