Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero
Recomendaciones de Cocina

Si tu plan es empezar a comer orgánico, lee este artículo primero

Por Kiwilimón - May 2016
Comer orgánico, local y estacional está de moda, y no es para menos. A través de los años la masificación de la producción alimenticia ha hecho que la mayoría de los alimentos que compramos en el supermercado sean intervenidos con químicos y pesticidas que no son exactamente beneficiosas para la salud. Si quieres iniciarte en este movimiento saludable debes saber qué representa, y es muy simple: comer alimentos orgánicos se trata de consumir ingredientes 100% naturales, con 0 químicos en su proceso de cosecha o siembra y completamente libres de pesticidas. Un buen par de guías para empezar a elegir los productos correctos son las listas llamadas “Clean Fifteen” y “Dirty Dozen”. Según el Environmental Working Group se refieren, respectivamente, a las frutas y verduras que son los más y los menos contaminados por el uso de pesticidas.

Clean Fifteen

Ingredientes en cuya cosecha el uso de pesticidas es mínimo:
  • Espárragos
  • Aguacate
  • Col
  • Melón
  • Coliflor
  • Berenjenas
  • Toronja
  • Kiwi
  • Mango
  • Cebolla
  • Papaya
  • Piña
  • Elote amarillo
  • Chícharo dulce (congelado)
  • Camote

Dirty Dozen

Ingredientes en cuya cosecha es común el uso de pesticidas y que son preferibles comer orgánicos:
  • Manzana
  • Apio
  • Jitomate cherry
  • Pepino
  • Uva
  • Mandarina
  • Duraznos
  • Papas
  • Chícharos
  • Espinacas
  • Fresas
  • Pimientos dulces
¿Dónde puedes encontrar estos ingredientes? Cada vez más supermercados tienen una oferta de productos libres de sustancias nocivas, pero tal vez tu mejor apuesta es ir a mercados orgánicos donde certifican que lo que compras viene directo del campo y sin intervención química. Si no sabes bien por dónde empezar, puedes encontrar consejos y referencias en Impulso Orgánico Mexicano, una iniciativa privada apoyada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Ahora que conoces las normas de la dieta orgánica te recomendamos cinco recetas deliciosas que sabrán mejor y harán mucho más fuerte a tu familia si la preparas con ingredientes 100% naturales. Crujiente de manzana Puré de espinacas Tartas de fresa Ensalada de pepino Sopa de berros con chícharos  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En México, el 10 de mayo es un día muy importante, porque se celebra el Día de las Madres, pero no somos el único país que reconoce el mérito de la labor de maternar. La efeméride puede cambiar de fecha de acuerdo con el lugar, pero en casi todo el mundo se hace una celebración para cuando es el Día de las Madres.De acuerdo con varias fuentes, la festividad se conmemora desde la tradición de los griegos de homenajear a Rea, la madre de todos los dioses, con rituales y regalos al inicio de la primavera. Pero fue hasta el siglo XX que el día se conformó oficialmente, impulsado por una mujer que nunca fue madre.Fue Anna Jarvis, una mujer estadounidense, quien impulsó una campaña para celebrar “El Día de las Madres”, después de que su madre muriera. Tras varios años de activismo, logró confirmar la fecha para el segundo domingo de mayo en Estados Unidos.El festejo alrededor del mundoUna vez establecido en Estados Unidos, el Día de las Madres fue adoptado por otros países y culturas, donde se le ha dado diversos significados, asociados con eventos religiosos, históricos o legendarios, y se celebra en fechas diferentes.Los meses que engloban la celebración en distintas partes del mundo son marzo, abril y mayo, mientras que la fecha más común para saber cuándo es el Día de las Madres es el segundo domingo de mayo. Algunos de los lugares en los que se adoptó esta fecha son Estados Unidos, Canadá, la mayoría de los países europeos, Australia, Nueva Zelanda, India, China, Japón, Filipinas y Sudáfrica.Entre los lugares que tienen una fecha distinta a esta regla se encuentran el Reino Unido e Irlanda, que celebran el Día de la Madre el cuarto domingo de Cuaresma; o la mayoría de los países árabes, que celebran el Día de la Madre el 21 de marzo (con el equinoccio de primavera). Por su parte, la mayoría de los países de Europa del Este celebran el Día de la Madre el 8 de marzo.Cómo celebran el Día de las Madres otros paísesMientras que en Japón el Día de la Madre también tiene lugar el segundo domingo de mayo, el día está simbolizado con claveles, que representan una fuerza suave que poseen las madres, en Francia tiene lugar a finales de mayo o principios de junio, dependiendo de cuándo se lleve a cabo Pentecostés. En el Fete des Meres se celebra a las madres con un día relajante de comida y regalos y pasando tiempo con la familia.En países árabes como Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, el Día de la Madre se celebra el 21 de marzo. Se cree que la festividad de Egipto evolucionó a partir de las celebraciones de la diosa egipcia Isis, que representa la maternidad. Los antiguos griegos y romanos adoptaron la tradición egipcia de los veleros llenos de flores alrededor de las ciudades para conmemorar el día.No cabe duda de que el papel de las madres alrededor del mundo es tan importante y universal, que sobrepasa cualquier frontera.
La mayonesa no sólo es un aderezo versátil y delicioso, también puede ayudarte si tu cabello está muy delgado, quebradizo o dañado químicamente. Una sencilla mascarilla casera de mayonesa una o dos veces por semana tiene grandes beneficios para ti.La mayonesa da brillo y fortalece el cabello desde la raíz hasta las puntas. Ya que los ingredientes principales de la mayonesa son el huevo y el aceite, con esta mascarilla se aprovecha la gran cantidad de proteína en los huevos, que ayuda a fortalecer y engrosar los folículos pilosos. Por su parte, los aceites de oliva y canola hidratan profundamente el cabello.Las propiedades saludables de la mayonesa también promueven el crecimiento del cabello y revierten el daño causado por el calor y la coloración.Cómo hacer mascarilla de mayonesa para el cabello secoPara hacer esta mascarilla que funciona como un acondicionador profundo para el cabello, sólo necesitas una taza de mayonesa (elige una que no tenga especias ni saborizantes añadidos) y 1 huevo.En un recipiente pequeño, mezcla bien la mayonesa con el huevo, hasta que consigas la consistencia de un puré cremoso. Cubre tu cabello desde la raíz hasta el final con la mezcla. Luego, envuélvelo con un gorro de ducha de plástico y espera al menos 30 minutos.Enjuaga tu cabello en la regadera y lávalo con agua tibia y un champú sin sulfatos. Luego acondiciona como lo harías normalmente. También puedes dejar la mascarilla durante toda la noche, sólo coloca un gorro de ducha sobre el cabello o envuélvelo con una toalla suave.Usa esta mascarilla de mayonesa para el pelo una a dos veces por semana y verás como resultado un cabello más suave y fuerte.*Imagen de portada tomada por Evan Remier.
Como parte de las actividades de #KiwiTeCuida, quincenalmente se desarrollarán conversatorios sobre los beneficios de seguir distintos retos alimenticios, ejemplificados en la cocina de Colibrí Jiménez. Las pláticas son dirigidas por Shadia Asencio, directora editorial de Kiwilimón, y el equipo de nutriólogas profesionales que avalan la nueva sección, en la que encontrarás todas las recetas -con conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA-, tips y consejos para que puedas llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, sin sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.Para el primer reto presentamos dieta baja en grasa, que es una de las categorías de Te Cuida. En la plática se resaltó la importancia de seguir este tipo de alimentación, debido a que “un balance de grasa correcto en nuestra alimentación nos ayuda a estar en un peso saludable, evitar enfermedades cardiovasculares y mantener el correcto funcionamiento de vitaminas liposolubles como la A, E y K”, aseguró la nutrióloga Mayte Martín del Campo.Una alimentación sin grasa es imposible y no es recomendable. La recomendación de una alimentación equilibrada implica consumir de 25 a 30% de grasa. Sin embargo, esta grasa debe provenir de grasas mono y poliinsaturada, como las contenidas en las almendras o las nueces, o en pescados como el atún, el huachinango o el salmón. En este sentido, Mayte recomienda consumir pocas grasas no saturadas como las contenidas en la crema, el tocino, los embutidos y los quesos fuertes. Recuerda que la grasa es el nutrimento que mayor energía nos aporta, con una conversión en la que 1 g de grasa tiene 9 calorías aproximadamente. ¡Encuentra aquí la plática completa: #KiwiTeCuida, dieta baja en grasa, y sigue nuestras transmisiones en el Instagram oficial de Kiwilimón, todos los lunes a las 18 horas!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD