Tips para cocinar carne a la perfección
Recomendaciones de Cocina

Tips para cocinar carne a la perfección

Por Kiwilimón - Enero 2016
Cocinar carne es una ciencia, y aunque no es exactamente difícil, tiene su arte. Hay que estar atento a algunos detalles clave si quieres que tu filete deje de ser un platillo común y se convierta en el centro de mesa de tus cenas y comidas. No te preocupes, son consejos muy sencillos que cambiarán la forma en la que sirves tu carne y nunca volverá a saber como antes. Marmoleado Muchos pedimos la carne sin grasa, y tenemos nuestras razones, pero el problema es que justo ahí está todo el sabor. No pidas un filete o corte con mucha grasa blanca, pero sí con marmoleado, esa grasita dentro de la carne que con el calor y cocción se derretirá y le dará otra dimensión de sabor a tu platillo. Receta recomendada: Filete en salsa de hongos Déjala descansar Asar u hornear un filete para cortarlo inmediatamente es un crimen. A una rica carne hay que dejarla descansar sin tocarla al menos cinco minutos después que haya salido del fuego. Esto le permite reabsorber todos sus jugos para quedar húmeda y llena de sabor. Receta recomendada: Filete mignon envuelto en tocino La trifecta Mantequilla, romero y ajo, si asas tu carne en una sartén junto con estos tres ingredientes mientras la bañas constantemente en el jugo que va desprendiendo tanto la res como el trío de ingredientes tendrás una carne deliciosa, dorada, perfumada y llena de sus propios jugos lista para devorar. Receta recomendada: Prime rib a la sal Costra La idea de un buen filete es que tenga una costra doradita por fuera y que por dentro esté tierno y jugoso. Esto se obtiene poniendo la carne a fuego altísimo para que se dore de inmediato, de esta manera se sella y guarda el sabor. Nunca pongas una carne a fuego medio o bajo, esto sólo ayudará a que absorba la grasa. Receta recomendada: Marinada para arrachera Vino La carne roja ama el vino tinto, se llevan muy bien. Cuando hagas un platillo de carne que quieres dejar tierna y mechada entonces baña tu carne con vino tinto y déjala, después de sellarla, a fuego bajo dentro del horno. El complemento de sabores es extraordinario. Receta recomendada: Carne asada argentina Cocción Un tip para saber qué tan bien hecha está tu carne sin cortarla es poniéndole el dedo encima. Mientras más firme se sienta más cocida está, si la aprietas y está bastante suave en el centro entonces quiere decir que está crudo, y viceversa, si está muy dura puede que te hayas pasado de cocción. La idea es encontrar el punto medio para obtener un rico filete medio o tres cuartos. Receta recomendada: Filete con salsa de mostaza
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD