Tips para terminar bien el año con tu pareja

Por Kiwilimón - Diciembre 2014

El año ha sido muy largo y son muchas las experiencias vividas junto con esa persona especial. Como en toda relación de pareja, existen los momentos de felicidad y aquellos que no lo han sido tanto, pero el fin de año llega y es momento de hacer un pequeño análisis para ver de qué manera pueden mejorar y seguir creciendo juntos.

 

1. Comunicación. Trabaja los sentimientos de ternura y afecto, míralo como en los comienzos de su relación, que tu pareja se sienta querido y escuchado. Dile y demuéstrale cuán importante ha sido para ti durante todo este año.

2. Proyectos en conjunto. Conversa con él mientras se dan un momento de relajación sobre qué desea para su relación, sin presionarlo, ni lo hagas sentir examinado. Por tu parte, explícale qué tipo de proyectos y tareas deseas que realicen de manera individual y en conjunto. Esto los ayudará a sentirse respaldados y respetados.

3. Reaviva la llama. Nunca es tarde para un fin de semana o un día dedicado a tu pareja, lo cual ayudará a mantener la llama de la pasión encendida. Puedes incluso realizarlo en casa, lo más importante es crear un ambiente de intimidad, para que ese entorno común, su habitación, se convierta en un santuario de la sensualidad.

4. Detalles en la intimidad. No te precipites en tener sexo: proponle un largo baño o una sesión de besos y caricias que acabará a la hora de comer, retrasando así el momento del encuentro para enervar su deseo y, así, sea mucho más intenso y placentero.

5. El mejor presente. Si bien los planes para el próximo año son importantes, igualmente lo es su presente. Decídanse a vivir cada día no como si fuera el último, sino como el primero, lleno de esperanzas y buenas expectativas.

6. Conócelo. ¿Se conocen lo suficiente? Guardar secretos es parte saludable de una relación de pareja, pero ¿qué tal si como regalo de año nuevo se obsequian un secreto? De esta manera puedes descubrir cosas importantes de esa persona especial.

7. Ponerse metas. Siempre es importante aprender cosas nuevas en pareja, por lo que planear algunas metas juntos puede ayudarlos crecer tanto de forma individual como en conjunto. Es el momento ideal de sacar del desván todas esas cosas que se quedaron pendientes por hacer.

Una forma de mostrar mayor madurez, como pareja y en lo individual, es dejar atrás aquellas experiencias negativas. El perdón es otra clave fundamental para su crecimiento, así que no duden en ponerlo en práctica de manera honesta.

Recuerden que nadie está exento de equivocaciones, así que no guarden sentimientos o rencores que después se conviertan en obstáculos. Disfruten del inicio de un nuevo año juntos, motivo ideal para renovar su relación de pareja.

Ver artículo original

Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:
Receta de LasañaLasaña Receta de Pavo con Mantequilla, Ajo y Vino Blanco Pavo al con Mantequilla, ajo y vino blanco Receta de Pierna EnchiladaPierna Enchilada
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los alimentos procesados contienen etiquetas nutrimentales al reverso que no siempre son fáciles de entender, de modo que, para ofrecer información más útil y clara a las personas, se decidió implementar la Nueva Norma Oficial NOM-051. Así que si quieres saber de qué trata este nuevo etiquetado de alimentos en México, tienes que leer lo siguiente. ¿Qué es la NOM-051? La NOM-051 fue una iniciativa propuesta por la Cámara de Diputados y aprobada por el Senado en noviembre de 2019, para obligar a las empresas a comunicar de forma clara y concisa si existen nutrimentos críticos e ingredientes que representen un riesgo para la salud en los productos procesados y preenvasados. ¿De qué trata el nuevo etiquetado? El nuevo etiquetado en México, el cuál surge a partir de la NOM-051, consta de 5 sellos diferentes en color negro y forma octagonal, al frente de cada alimento, para alertar a los consumidores sobre si éstos contienen componentes dañinos, tal como exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas, con base en el perfil de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). También se muestran dos leyendas precautorias en las que se avisa si los productos contienen edulcorantes y/o cafeína, esto con el objetivo de evitar que niñas y niños los consuman. ¿Por qué sólo algunos alimentos tienen el nuevo etiquetado? El 27 de marzo del 2020 se publicó de manera oficial en el Diario de la Nación la aprobación de Nueva Norma Oficial NOM-051 y a partir de entonces, ciertos alimentos han salido con el nuevo etiquetado, exceptuando los que ya se habían producido anteriormente. Siendo así que las empresas tienen del 1 de octubre del 2020 hasta el 31 de marzo del 2021 para asegurarse de que todos sus alimentos cuenten con el nuevo etiquetado. Recuerda que el exceso de calorías en el cuerpo, puede convertirse en grasa, la causante de sobrepeso, obesidad e hipertensión; el exceso de sodio, grasas trans y grasas saturadas provocan enfermedades del corazón y el exceso de azúcares, riesgo cardiovascular, desórdenes metabólicos y diabetes, entre otros. Ahora que lo conoces mejor, asegúrate de analizar el nuevo etiquetado de alimentos antes de realizar alguna compra y cuida tu salud y la de tu familia, ¿estás de acuerdo?
El don de mi abuela era cocinar. Cada domingo religiosamente, casi un centenar de comensales se formaba alrededor de su restaurante en Tlalnepantla para probar la barbacoa. No sé si es cosa del amor, pero no he probado una de mejor sabor que la que preparaba apenas amanecía el sábado y cobijaba entre pencas en el hoyo de piedra hasta el día siguiente. Pero hoy no toca hablar de los secretos de su barbacoa sino de su plato más célebre: el mole verde. Mi abuelo subió a mi abuela a un caballo flaco cuando ella no pasaba de los catorce años. A Celia no le quedó de otra que dejar las muñecas y tomar, en cambio, los sartenes y las ollas. De la bisabuela María heredó talentos como los de percibir el sabor de los guisos usando la nariz y el de usar las cocciones como sazonador. El mole verde vino años después, en su época de oro. Doña Celia, mujer empoderada de seis hijos, hizo prolíficos negocios alrededor de la cocina. Cuando llegaba el día de su cumpleaños, el patio de su rancho se convertía en el lugar más festivo de San Andrés Timilpan. Aún recuerdo la tambora, las mesas con manteles que ella había bordado en punto de cruz, las salsas al centro y las señoras palmeando tortillas ante el inmenso comal. En medio del jolgorio y de nietos jugando a las “traís” salía la gran olla de mole verde. Como en una suerte de milagro, de esa vasija de barro, Doña Celia saciaba a sus seis hijos y a sus familias, a todos sus amigos, a todos sus compadres, a todo el pueblo. El desfile de platos cubiertos por su guiso color verde aceituna comenzaba desde un rincón del patio y corría, a veces, más allá del portón. El mole verde de ella era especial. Nadie lo dudaba. No le ponía pepitas como generalmente se usa en el Estado de México o Hidalgo. El de ella llevaba almendras. Ya saben: moles hay tantos como sazones y a mi abuelita no le gustaban las reglas; su receta es tan única como ella. Eso sí, advierto que le hace falta algo que no se contabiliza en un ingrediente o en un paso del procedimiento. Yo misma la he preparado al pie de la letra junto con mi mamá y mis tías y aunque el resultado es muy bueno, no sabe al “Mole verde de Doña Celia”. Quizá deba esperar otro rato y otra dimensión para probarlo junto a ella como me sabe en el recuerdo.Hoy que escribo esto se me antoja poner una canción de José Alfredo y hacer mis propias combinaciones frente a la olla de barro. Que desde lo lejos mi abuela sepa que la recuerdo y que por el olfato cuántico detecte si mi mole quedó rico. Lo de ella era agasajar a otros aunque no pertenecieran a su familia. Estoy segura de que la pondría feliz que ustedes prepararan su receta o cualquier otra para festejar a sus abuelos. Brindar juntos por el regalo que es su presencia. Poner la tambora, aunque sea en la grabadora, o los boleros o las de Luismi para celebrarles que, sea cual sea su don, el de los abuelos es amar incondicionalmente a sus nietos. Sí, así como Doña Celia.Mole verde estilo fiesta de Doña Celia250 g de ajonjolí100 g de almendras6 pimientas gordas +-10 clavos de olor2 pizcas de comino1 bolillo frito en aceite1 tortilla frita en aceite2 kg de tomate verde manzano, peladoChile verde jalapeño (al gusto, depende del picor que se aguante)1 pollo entero, verduras, hierbas de olor y aguaSalaceiteDesde muy temprano se pone a cocer el pollo junto con unas hojitas aromáticas, un trozo de cebolla y algunas verduras. Una vez listo, se reserva lejos de la ventana. En una olla con poca agua y algo de sal se agregan los tomates. Basta que se pongan ligeramente suaves para sacarlos de la lumbre. En otra olla, hay que poner a calentar bastante aceite y dorar el ajonjolí con las almendras peladas. Una vez listos se retiran y se ponen a freír los chiles. Hay que poner todos los ingredientes a moler junto con las especias y con un poco del caldo de pollo. Los tomates, no. Esos se dejan reservar pacientemente. En seguida, se pone a calentar una gran olla de barro, que de preferencia tenga varios años de uso. Hay que vaciar el mole y no dejar de moverlo ni un segundo para que no se pegue o se queme –de preferencia que sea la misma persona la que lo mueve y que los movimientos vayan en dirección a las manecillas del reloj para que “no se corte”–. Ahora sí se le agrega el tomate ya molido y al final, un poco de caldo, dependiendo de la consistencia que le guste a la familia. Lo último, y haciendo uso de la nariz y del buen gusto, hay que ajustar lo más importante de la receta: la sazón.
Buscar recetas saludables para la semana no debería ser tan complicado, mucho menos si conoces las claves para que tus platillos te nutran, al tiempo que son sabrosos y prácticos de hacer.Muchos estudios e investigaciones se han hecho para poder saber cuál es la mejor dieta y entre ellos, uno de la Universidad Stanford llegó a la conclusión de que todos los planes alimenticios exitosos para llevar una dieta saludable coinciden en consejos muy básicos.Por ejemplo, el simple hecho de añadir frutas y verduras a tus comidas hace una gran diferencia en tu dieta. Sin importar qué filosofía alimentaria sigas, si quieres convertir tu alimentación y tus recetas en algo saludable, las frutas y verduras son primordiales. Las personas que consumen más frutas y verduras como parte de una dieta saludable en general tienen un riesgo reducido de algunas enfermedades crónicas, pues proporcionan nutrientes vitales para la salud y el mantenimiento del cuerpo.Las verduras tienen muchos beneficios: te llenan al tiempo que contienen pocas calorías, pero muchos nutrientes que necesitas para combatir enfermedades y hacer funcionar tu organismo de manera adecuada.Por su parte, la mayoría de las frutas son naturalmente bajas en grasas, sodio y calorías, además de que suelen contener muchos nutrientes esenciales que se consumen poco, como potasio, fibra dietética, vitamina C y ácido fólico.Para lograr incluirlos en tus comidas, no te compliques y aprovecha lo que esté en temporada o las verduras regionales, como nopales, prueba con recetas de ensaladas fáciles y novedosas, como una ensalada de nopales y frijoles, fácil de hacer y que puedes comer como entrada o como guarnición.No te olvides de los básicos que siempre dan mucho sabor a todo, como la cebolla, el jitomate y el aguacate y de ingredientes que te puedes usar como comodines para reemplazar proteínas animales, como las setas, con las cuales podrías hacer un alambre de vegetariano.Las frutas suelen ser un gran desayuno, sobre todo si las acompañas con un poco de chía y almendras, por ejemplo, y te preparas un bowl con mucho sabor a coco, ligero y que te dejará satisfecha toda la mañana.Si lo que te hacen falta son ideas, consulta nuestras recetas o descarga nuestro recetario saludable (sólo da clic aquí), con las recetas más prácticas que puedes preparar en poco tiempo y con mucho sabor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD