Tips para terminar bien el año con tu pareja

Por Kiwilimón - Diciembre 2014

El año ha sido muy largo y son muchas las experiencias vividas junto con esa persona especial. Como en toda relación de pareja, existen los momentos de felicidad y aquellos que no lo han sido tanto, pero el fin de año llega y es momento de hacer un pequeño análisis para ver de qué manera pueden mejorar y seguir creciendo juntos.

 

1. Comunicación. Trabaja los sentimientos de ternura y afecto, míralo como en los comienzos de su relación, que tu pareja se sienta querido y escuchado. Dile y demuéstrale cuán importante ha sido para ti durante todo este año.

2. Proyectos en conjunto. Conversa con él mientras se dan un momento de relajación sobre qué desea para su relación, sin presionarlo, ni lo hagas sentir examinado. Por tu parte, explícale qué tipo de proyectos y tareas deseas que realicen de manera individual y en conjunto. Esto los ayudará a sentirse respaldados y respetados.

3. Reaviva la llama. Nunca es tarde para un fin de semana o un día dedicado a tu pareja, lo cual ayudará a mantener la llama de la pasión encendida. Puedes incluso realizarlo en casa, lo más importante es crear un ambiente de intimidad, para que ese entorno común, su habitación, se convierta en un santuario de la sensualidad.

4. Detalles en la intimidad. No te precipites en tener sexo: proponle un largo baño o una sesión de besos y caricias que acabará a la hora de comer, retrasando así el momento del encuentro para enervar su deseo y, así, sea mucho más intenso y placentero.

5. El mejor presente. Si bien los planes para el próximo año son importantes, igualmente lo es su presente. Decídanse a vivir cada día no como si fuera el último, sino como el primero, lleno de esperanzas y buenas expectativas.

6. Conócelo. ¿Se conocen lo suficiente? Guardar secretos es parte saludable de una relación de pareja, pero ¿qué tal si como regalo de año nuevo se obsequian un secreto? De esta manera puedes descubrir cosas importantes de esa persona especial.

7. Ponerse metas. Siempre es importante aprender cosas nuevas en pareja, por lo que planear algunas metas juntos puede ayudarlos crecer tanto de forma individual como en conjunto. Es el momento ideal de sacar del desván todas esas cosas que se quedaron pendientes por hacer.

Una forma de mostrar mayor madurez, como pareja y en lo individual, es dejar atrás aquellas experiencias negativas. El perdón es otra clave fundamental para su crecimiento, así que no duden en ponerlo en práctica de manera honesta.

Recuerden que nadie está exento de equivocaciones, así que no guarden sentimientos o rencores que después se conviertan en obstáculos. Disfruten del inicio de un nuevo año juntos, motivo ideal para renovar su relación de pareja.

Ver artículo original

Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:
Receta de LasañaLasaña Receta de Pavo con Mantequilla, Ajo y Vino Blanco Pavo al con Mantequilla, ajo y vino blanco Receta de Pierna EnchiladaPierna Enchilada
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
Uno de los grandes aliados de la cocina, sin duda alguna es el horno de la estufa. Sin embargo, a veces preferimos no usarlo y existen dos grandes motivos por los cuales no lo aprovechamos al máximo: el principal es que no tienes tiempo para cocinar, y el segundo es porque desconoces cómo usarlo correctamente o qué alimentos puedes preparar sin ocasionar un desastre total. Ante esta situación, te mostraremos cómo usar el horno de forma fácil y sencilla.1.- Al abrir la puerta del horno te darás cuenta que tiene dos rejillas, las cuales sirven para colocar los refractarios, sin embargo, debes saber que su función principal es distanciar los recipientes con los alimentos del calor, por lo que si quieres gratinar algo deberás colocarlo en la parte más alta, pues es donde se más concentra el calor.2.-Poner tu platillo a la mitad de las rejillas te dará una cocción pareja, pues el calor inundará tu platillo por todas partes, así que es la distancia perfecta para cocinar; y si tan solo deseas recalentar tus alimentos deberás ubicarlos en la parte más baja, ya que la temperatura en menor.CÓMO COCINAR PAPAS AL HORNO CON TOCINO3.-Los hornos modernos ya cuentan con distintas funciones, por lo que girando una perilla puedes escoger la forma de cocinar tu platillo, ya sea grill (asar cortes de carne o gratinar), cocción lenta (cocer piezas de carne en un recipiente abierto), función pizza o simplemente descongelar. Además, si tu horno no es tan moderno y aún no cuenta con la tecnología, puedes calcular la cocción con un termómetro que puedes encontrar en cualquier supermercado. 4.-Para deshidratar alimentos, lo ideal es colocarlos a una temperatura de 80 grados centígrados para que de esa forma conserven sus propiedades. Además, para que la temperatura no se eleve demasiado y afecte el resultado final de tus platillos,  te recomendamos no cerrar por completo el horno, es decir, dejar una rendija para que circule el aire, pues de esa forma se mantendrá nivelada la temperatura. El tiempo de deshidratación será variable dependiendo del grosor de los alimentos, pero entre siete y ocho horas estarán listos.5.- En caso de que desees ponerte creativa y hacer postres como unas galletas, recuerda que la temperatura ideal para hornearlas deberá ser de 130 grados centígrados y aún así, te recomendamos tomar en cuenta que todo horno tiene una potencia variable. Además, puede verse afectado por el grosor de la harina, pero entre 30 a 35 minutos estarán listas.6.- Para preparar guisados, tu horno deberá estar a 150 grados centígrados. Por ejemplo: una lasaña, la cual está compuesta por pasta, quesos y crema, estará lista en 30 minutos. En caso de realizar lomo de cerdo deberás  dejarlo en el horno aproximadamente 25 minutos para que de esa forma la carne absorba los sabores de los ingredientes con los que lo cocinas; mientras que un pollo relleno deberá estar cocinándose por 30 minutos. Recuerda que estos tiempos pueden variar dependiendo la potencia de cada horno. RECETA DE LASAÑA BOLOÑESA7.-Para los postres, panques, pasteles, cupcakes, etc, tu horno deberá estar a una temperatura de 180 grados centígrados, esto sin importar si es de chocolate, vainilla, fresa, etc. El refractario con la harina deberá estar dentro del horno por aproximadamente 40 minutos, una vez que esté cocido y ligeramente dorado, podrás sacarlo y antes de retirarlo, dejarlo enfriar por 15 minutos para desmoldar con éxito.  Una vez que esté a temperatura ambiente, podrás decorarlo.8.-Si vas a cocinar carne o pescado en el horno, este deberá estar a 200 grados centígrados. En caso de que tu carne lleve hueso este deberá quedar abajo. Si se trata de un corte con bastante grasa, esa parte deberá estar arriba, para que así pueda escurrir y darle mejor sabor al corte. La a carne y el pescado se sellarán (dorar por fuera y mantiene su jugo) de 5 a 10 minutos. Una vez que se cumpla este tiempo baja la temperatura a 180 grados y déjala unos 10 minutos más para que no pierda su sabor.RECETAS DE PIERNAS AL HORNO9.- Cuando cocines con niños, te recomendamos elegir una receta como pizza, ya que es divertida, pero al mismo tiempo servirá para que los niños conozcan la dificultad de amasar, crear la salsa y colocar los ingredientes (queso, peperoni, jamón, piña, etc). Antes de meterla al horno, este deberá estar precalentado a 250 grados, posteriormente tendrás que bajar la temperatura a 220 grados e introduce la pizza, la cual estará lista entre 5 y 10 minutos.10.- La clave de oro para que muchos platillos logren una coción perfecta es: nunca abrir el horno mientras se esté cocinando algo o al menos no durante los primeros 20 minutos. Y es que recuerda que la temperatura en el interior se transforma y los golpes de aire dañarán tus platillos; la carne se desangra, los pastelillos se achatan, etc. Esta maniobra (abrir la puerta) únicamente es válida cuando estás gratinando algún alimento.En caso de que tu horno no tenga un termómetro integrado deberás adquirir uno, el cual podrás colgar o poner de pie dentro de tu horno para así estar observando la temperatura.Una vez que le pierdas el miedo y aprendas cómo usar el horno, verás todas las ventajas, beneficios y platillos que puedes preparar ahí y se volverá tu aliado para preparar comida deliciosa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD