Todo el mole
Recomendaciones de Cocina

Todo el mole

Por Kiwilimón - Agosto 2015
Si hay un platillo en la cocina mexicana que envuelve la diversidad de especias y sabores, las texturas, los aromas, el cuidado y la sazón, ese debe ser el mole. Cada quién tiene su versión, pero ésta especialidad nacional es prueba de que en México existe comida compleja y sofisticada que puede competir con cualquiera del mundo y hoy queremos platicarte sobre su origen, tipos y curiosidades.

¿Qué es el mole?

La palabra viene del náhuatl molli o mulli, que se refiere a varios tipos de salsas que siempre tienen como base chile y especias, además de que se espesan con maíz. Hay que recalcar que el mole no sólo es la salsa, sino que también la proteína que se usa en el platillo, por lo que le llamamos mole de pollo o cerdo cuando así se prepara.

¿De dónde viene?

Aun cuando se innovó el mole en la época de la colonia la realidad es que es un platillo prehispánico. Se dice que los aztecas preparaban el mulli, un platillo de mezcla de especias que era sólo apto para grandes señores de la iglesia y se cocinaba con guajolote y cacao. La historia moderna cuenta que fue una monja poblana, Sor Andrea de la Asunción, la que retomó esa ideología precolombina y creo una mezcla de chiles y especias para crear lo que después sería nombrado como el famoso mole poblano.

Ingredientes

Cada mole es diferente, pero se puede decir que hay un tipo de base que se puede usar para lograr un mole poblano standard y se logra con los siguientes productos: chile ancho, chile mulato, chile pasilla, chipotle, jitomates, almendras, plátano, nueces, pasas, ajonjolí, clavo, canela, perejil, pimienta, cebolla, ajo y tortillas.

Tipos

La diversidad de especias, chiles e ingredientes aztecas han producido una gran cantidad de moles. El más conocido es el mole poblano, pero hay muchos otros que también le hacen honor al nombre: Mole poblano Chirmole Huaxmole Mole colorado Mole de olla Mole michoacano Mole negro (oaxaqueño) Mole rojo Mole verde Mole tamaulipeco Datos curiosos
  • En el mole no hay cantidades, según las cocineras tradicionales, la manera usual de prepararlo es con aproximados para que cada quien implemente su sazón
  • Se dice que la primera vez que se preparó un mole moderno fue en marzo de 1861
  • Un mole, para ser mole, debe tener al menos 20 ingredientes
  • En muchas partes del mundo como Estados Unidos y Europa se le considera un gusto adquirido, por su mezcla de dulce, salado, picante y amargo
  • Hoy en día se dice que el mejor mole del país se prepara en Oaxaca y lo cocinan en el restaurante tradicional Tlamanalli
   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Si hay algo que todos anhelamos y queremos alcanzar es la felicidad y pese a que es un concepto ambiguo, todos tenemos nuestra idea de lo que significa.Hoy en día vivimos en un estrés constante, las preocupaciones, la carga de trabajo, deudas, cansancio y demás, que nos pueden consumir y evitar que disfrutemos de los pequeños momentos de la vida.Para que los momentos negativos no abarquen una parte importante de tu día a día, es importante celebrar todas las conquistas que hacemos y todos los retos que conseguimos. Festejar los logros, por más pequeños que sean, mejora la capacidad de crear buenos hábitos, te ayudará a mejorar tus relaciones, a aumentar tu seguridad y autoestima, y te impulsará a alcanzar tus objetivos personales. Conocer la importancia de celebrar los logros es lo que diferencia a las personas que disfrutan la vida, que son aventureras, de las personas que se sienten estancadas en la rutina o en resentimientos por decisiones que tomaron en el pasado.Celebrar implica tomarnos un momento, ponerle una pausa a la rutina y realizar actividades en festejo por algo que sucedió. Es dejar a un lado lo que estamos haciendo para organizar algunas actividades especiales para recordar o aplaudir algo que pasó.Además, hacerlo no tiene por qué implicar un gasto, pues se trata de darte un momento para reflexionar en lo que has logrado. Por ejemplo, puedes celebrar simple y sencillamente preparándote tu comida favorita, leyendo un buen libro, escribiéndote una carta, o hasta arreglándote sin motivo particular.La importancia de celebrar los logros es que nos recuerda que tenemos la capacidad de superarnos, y de que si trabajamos duro por nuestros objetivos llegan cosas buenas. A partir de ahora, festeja todos los logros y explota tu felicidad.
¿Tus verduras se echan a perder? ¿Nunca encuentras los lácteos? ¿Las botellas siempre se caen cada vez que abres la puerta? Deja de amontonar los alimentos y mejor aprende cuál es la manera ideal de organizar todo en tu refrigerador. PuertasPara aprovechar al máximo el espacio de tu refrigerador te recomendamos almacenar en las puertas botellas o cartones delgados que ocupan mayor altura. Al mantener estos alimentos de pie te ahorrarás los desagradables derrames de líquidos y podrás acceder fácilmente a los artículos de uso frecuente. Puedes ahorrar energía al disminuir la pérdida de aire frío en un 55% con el refrigerador 3 Door Flex de Samsung, además de optimizar espacio con su compartimento Flex Zone, que se convierte de refrigerador a congelador, lo cual permite tener en temperatura óptima tus bebidas, vinos, carnes, frutas y verduras.CongeladorEn esta sección es muy importante que almacenes los alimentos que requieren bajas temperaturas, como las carnes, pescados, frutas y verduras congeladas, y en general, todos aquellos alimentos que están precocinados y aún no vas a utilizar. El mantener la temperatura adecuada hará que tus alimentos congelados duren más tiempo. Recuerda que hay algunos refrigeradores que además cuentan con la tecnología para enfriar rápidamente alimentos y bebidas con solo tocar un botón. EstantesAquí van todos los alimentos de mayor volumen. El yogurt, los recipientes con comida preparada, los pasteles, entre otros, deben colocarse dentro de los estantes. Procura dejar en los primeros estantes los alimentos que uses más y nunca los cubras o tapes con otros más grandes, ya que podrían terminar en el olvido. Para optimizar el espacio de almacenamiento te sugerimos buscar refrigeradores que tengan paredes delgadas, así tendrás más sitio para guardar tus alimentos sin comprometer la eficiencia energética. ¿Tu refrigerador ya no es suficiente? Cambia al nuevo modelo 3 Door Flex de Samsung y obtén la flexibilidad de convertir las temperaturas para optimizar espacios y conservar tus alimentos frescos por más tiempo.
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD