Todo lo que debes saber de la carne y no querías preguntar
Recomendaciones de Cocina

Todo lo que debes saber de la carne y no querías preguntar

Por Kiwilimón - Mayo 2015
Hay muchos mitos que giran en torno a la carne y la manera en la que debemos comerla. ¿Cuál es la más grasosa? ¿Cuál es la cantidad correcta? A continuación te explicamos algunas cosas que te harán entender mejor este tipo de alimentos. Las carnes son alimentos que aportan proteínas, alrededor del 15 al 23 por ciento, también aportan algunas vitaminas y minerales como hierro, potasio, fósforo y zinc. Entre otras cosas, la carne contiene grasas saturadas, cuya proporción varía entre cada animal y la preparación posterior. Las carnes de res, caballo, pollo y conejo —sin piel— contienen menos menos grasas que las de cerdo, cordero y pato, por lo que es importante elegir cortes magros de carne y retirar la grasa visible antes de cocinarla.

Carnes rojas y blancas

De acuerdo con el doctor Antonio Escribano y su libro Aprende a comer y controlar tu peso, la carne se clasifica en roja y blanca, esto dependiendo de la cantidad de sangre que contienen y por ende, de la cantidad de hierro que poseen, aunque la capacidad para digerirla por el cuerpo humano es la misma. Por una parte, las carnes consideradas blancas son las de pollo, pavo o conejo, mientras que las de res, cordero, ternera y cerdo son llamadas carnes rojas. La cantidad adecuada de carne que debemos comer es de cuatro raciones a la semana. Tomando en cuenta que una ración es de150 gramos de peso, no más de un filete del tamaño de la palma de la mano. De estas cuatro raciones semanales, se recomienda que una de ellas sea carne roja.

¿Qué hay de las víseras?

De igual forma que la carne, las víseras también aportan bastantes proteínas. En el caso del corazón, los riñones y el hígado,proporcionan mucho hierro y vitaminas por lo que, consumidos con moderación resultan muy benéficos para la salud. Otras víseras como los sesos o las criadillas suelen ser muy grasosos y altos en ácido úrico, lo que ha generado que su consumo disminuya.

Jamones y embutidos

Debido a que el jamón se obtiene a partir de la salazón y secado al aire libre de las patas del cerdo, es considerado, de acuerdo con Antonio Escribano, dentro del grupo de las carnes. Por su lado, los embutidos son productos elaborados con carnes y grasas, en su mayoría saturadas, a los que se les añade sal, hierbas aromáticas y algunas especias, para luego llevar un proceso de curación. Desafortunadamente, la industrialización ha generado que muchos productos de este tipo sean elaborados con muy baja calidad y que contengan una gran cantidad de sustancias añadidas que no son buenas para nuestro cuerpo. En cuanto a esto, es importante que el consumo de embutidos y jamones sea moderado y que se busque la calidad ante todo, esto con el fin de evitar las grasas saturadas, el colesterol y el sodio. Su consumo se debe considerar como una carne más, es decir, dentro de las cuatro raciones semanales.

Las no tan malvadas hamburguesas

Las hamburguesas son un platillo que ha sido condenado a la lista mala de los alimentos, en especial por su uso en la comida rápida. Sin embargo, cuando la hamburguesa está hecha con una buena carne molida, de calidad y con poca grasa, no hay porqué eliminarla por completo de la dieta. Si a esto agregamos un buen pan —integral, de preferencia—, vegetales como jitomate, lechuga, cebolla y pepinillos,y evitamos saturarla con aderezos, mostaza o catsup, no tiene porqué representar ningún peligro. El problema está en abusar de otros ingredientes como el tocino, los quesos muy grasos o las piñas en almíbar. Si quieres encontrar más información al respecto, busca el libro del doctor Antonio Escribano para que tengas una mejor alimentación. Ver artículo original.    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Una de las épocas más emocionantes, sin duda, es el regreso a clases. Comienza una etapa diferente, aceptar retos nuevos, el reencuentro con los amigos y una de las cosas que más nos llena de ilusión es comprar los útiles y todo lo que necesitan nuestros pequeños para la vida escolar.Ahí formarán las bases para el resto de su vida y nosotros debemos darles las herramientas necesarias, así que te dejamos una lista de los esenciales para este regreso a clase.MochilaLa mochila es muy importante y hay que tomar en cuenta muchos aspectos para escoger la ideal: que no sea muy grande pero tampoco chica, que sea de un material resistente pero que no la haga pesada. La buena noticia es que hoy en día hay un sinfín de opciones y diseños para todos los gustos.LoncheraLa lonchera también es imprescindible en la vida escolar, ya que en las instituciones educativas hay tienditas y cafeterías en las que lo que ahí venden no es lo más sano para los estudiantes y que incluso les puede causar problemas de salud como sobrepeso y obesidad. Una buena lonchera con un almuerzo balanceado es lo ideal para mantener a tus hijos bien alimentados.Botella de aguaMantenerse hidratado es de suma importancia para los seres humanos y más si están en etapa de desarrollo. De acuerdo con el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), la deshidratación provoca una caída de la capacidad de concentración en 15% y una disminución de la memoria a corto plazo de 10%, es por esto que se recomienda beber agua frecuentemente sobre todo en estudiantes. Busca una botella linda, que inspire a tomar agua pero que no sea muy estorbosa.SnacksUn snack entre clases puede fortalecer la concentración. Según el British Journal Nutrition, tener un snack saludable ayuda a un buen rendimiento del cerebro y mejora el pensamiento crítico. Verduras como pepino, jícama y zanahoria puede funcionar, además de las obleas o las tortitas de arroz inflado.AgendaDurante el ciclo escolar es de vital importancia tener una buena organización, conocer horarios, fechas de entrega de trabajos y tareas, tener en cuenta fechas de exámenes y demás; por eso una agenda ayuda a que a los estudiantes no se les pase nada por alto.Zapatos y tenisToma en cuenta si hay uniforme o en la escuela de tu hijo hay especificaciones en cuanto al tema de calzado y vestimenta. Sea cual sea el caso, te recomendamos que sean de un material resistente y cómodo para que los estudiantes puedan ir de un lado a otro y realizar todas sus actividades. USB y pila recargableEn cuestión de gadgets, lo más recomendable es tener una USB para guardar archivos, tareas, trabajos, y demás, y por supuesto, una pila extra para que no se queden sin comunicación, pues muchas veces entre las clases y las actividades extra, la batería puede terminarse.Apps para hacer tu vida más fácilY en cuestión de tecnología, en estos días contamos con muchas herramientas para hacer nuestra vida más fácil, tanto como para despertar en la mañana y evitar esos 5 minutos extra, como para tener calendarios, bloc de notas, temporizador para estudiar sin distracciones, o hasta estudiar algún idioma. Aquí te dejamos algunas de nuestras favoritas: Alarmy, Duolingo, Evernote, Siple Mind, Timetable. La escuela es una de las partes de la vida de nuestros hijos en donde no sólo aprenden, se relacionan, sino se desarrollan y crecen, y tener las herramientas adecuadas se los hará más fácil.
Llevar una dieta con frutas y verduras puede ayudar a asegurar que nuestros cuerpos reciban los antioxidantes y las vitaminas necesarias para mantener nuestro peso, colesterol y presión arterial saludables. Una buena noticia es que hay una fruta fácil de encontrar que contiene la mayoría de los nutrientes necesarios para un estilo de vida saludable y cotidiano: los Aguacates de México. Conoce las razones por las cuales debes incluir aguacate en tu dieta todos los días: Los aguacates contienen 5 g de grasa monoinsaturada y 1 g de grasa poliinsaturada por cada 50 g de porción. Más del 75% de la grasa en un aguacate es insaturada, lo que lo convierte en un excelente sustituto de los alimentos altos en grasas saturadas. De acuerdo con las Recomendaciones alimenticias para los estadounidenses, reemplazar las grasas saturadas con grasas no saturadas puede reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.  Comer verduras y frutas, como los Aguacates de México, se asocia con un riesgo reducido de muchas enfermedades crónicas, incluida la enfermedad cardiovascular, y puede proteger contra ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con las Recomendaciones alimenticias para los estadounidenses.  Los aguacates son libres de sodio y colesterol.  A diferencia de la mayoría de las  frutas, los aguacates no contienen azúcar. Cuando se comen solos, los aguacates no inducen un aumento significativo de la glucosa en la sangre, por lo que no se incluyen en la tabla internacional de valores de índice glucémico y carga glucémica: 2002. Los aguacates son una buena fuente de fibra. La fibra dietética  puede ayudarte a sentirte lleno más rápido, lo que puede aumentar la saciedad y ayudar a controlar el peso. Los aguacates son la única fruta saludable con grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas o grasas buenas. Más del 75% de la grasa en los aguacates es "grasa buena". Las grasas buenas, como las que se encuentran en los aguacates, pueden ayudar a mejorar la ingesta de grasas en la dieta sin elevar los niveles de colesterol LDL ("malo"). Comer aguacates puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Los aguacates son una buena fuente de cobre, un mineral esencial que ayuda a mantener saludables los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmunológico y los huesos. Una porción de aguacate proporciona el 10% del DV para el cobre.  Como puedes ver, los Aguacates de México son una fruta saludable y rica en nutrientes. ¡Aprovecha la versatilidad de este delicioso ingrediente e intenta incluirlo en tu dieta diaria! 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD