Todo lo que debes saber de la carne y no querías preguntar
Recomendaciones de Cocina

Todo lo que debes saber de la carne y no querías preguntar

Por Kiwilimón - May 2015
Hay muchos mitos que giran en torno a la carne y la manera en la que debemos comerla. ¿Cuál es la más grasosa? ¿Cuál es la cantidad correcta? A continuación te explicamos algunas cosas que te harán entender mejor este tipo de alimentos. Las carnes son alimentos que aportan proteínas, alrededor del 15 al 23 por ciento, también aportan algunas vitaminas y minerales como hierro, potasio, fósforo y zinc. Entre otras cosas, la carne contiene grasas saturadas, cuya proporción varía entre cada animal y la preparación posterior. Las carnes de res, caballo, pollo y conejo —sin piel— contienen menos menos grasas que las de cerdo, cordero y pato, por lo que es importante elegir cortes magros de carne y retirar la grasa visible antes de cocinarla.

Carnes rojas y blancas

De acuerdo con el doctor Antonio Escribano y su libro Aprende a comer y controlar tu peso, la carne se clasifica en roja y blanca, esto dependiendo de la cantidad de sangre que contienen y por ende, de la cantidad de hierro que poseen, aunque la capacidad para digerirla por el cuerpo humano es la misma. Por una parte, las carnes consideradas blancas son las de pollo, pavo o conejo, mientras que las de res, cordero, ternera y cerdo son llamadas carnes rojas. La cantidad adecuada de carne que debemos comer es de cuatro raciones a la semana. Tomando en cuenta que una ración es de150 gramos de peso, no más de un filete del tamaño de la palma de la mano. De estas cuatro raciones semanales, se recomienda que una de ellas sea carne roja.

¿Qué hay de las víseras?

De igual forma que la carne, las víseras también aportan bastantes proteínas. En el caso del corazón, los riñones y el hígado,proporcionan mucho hierro y vitaminas por lo que, consumidos con moderación resultan muy benéficos para la salud. Otras víseras como los sesos o las criadillas suelen ser muy grasosos y altos en ácido úrico, lo que ha generado que su consumo disminuya.

Jamones y embutidos

Debido a que el jamón se obtiene a partir de la salazón y secado al aire libre de las patas del cerdo, es considerado, de acuerdo con Antonio Escribano, dentro del grupo de las carnes. Por su lado, los embutidos son productos elaborados con carnes y grasas, en su mayoría saturadas, a los que se les añade sal, hierbas aromáticas y algunas especias, para luego llevar un proceso de curación. Desafortunadamente, la industrialización ha generado que muchos productos de este tipo sean elaborados con muy baja calidad y que contengan una gran cantidad de sustancias añadidas que no son buenas para nuestro cuerpo. En cuanto a esto, es importante que el consumo de embutidos y jamones sea moderado y que se busque la calidad ante todo, esto con el fin de evitar las grasas saturadas, el colesterol y el sodio. Su consumo se debe considerar como una carne más, es decir, dentro de las cuatro raciones semanales.

Las no tan malvadas hamburguesas

Las hamburguesas son un platillo que ha sido condenado a la lista mala de los alimentos, en especial por su uso en la comida rápida. Sin embargo, cuando la hamburguesa está hecha con una buena carne molida, de calidad y con poca grasa, no hay porqué eliminarla por completo de la dieta. Si a esto agregamos un buen pan —integral, de preferencia—, vegetales como jitomate, lechuga, cebolla y pepinillos,y evitamos saturarla con aderezos, mostaza o catsup, no tiene porqué representar ningún peligro. El problema está en abusar de otros ingredientes como el tocino, los quesos muy grasos o las piñas en almíbar. Si quieres encontrar más información al respecto, busca el libro del doctor Antonio Escribano para que tengas una mejor alimentación. Ver artículo original.    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Conoces ya la importancia de una buena alimentación para el buen funcionamiento del organismo; sin embargo, el ritmo tan vertiginoso de la vida actual a veces nos impide tener buenos hábitos y cuidar de nuestra salud.Por ejemplo, aunque hemos escuchado mucho que el desayuno es la comida más importante, pues venimos de un periodo grande de ayuno y todos los alimentos que ingerimos son aprovechados al máximo, además de que es el que nos llena de energía para poder llevar a cabo todas nuestras actividades, muchos de nosotros solemos saltarlo, o comer alimentos que poco nos benefician.Sin embargo, los licuados podrían ser una buena opción para aquellos que no tienen tiempo de comer un desayuno completo.Incluir licuados en el desayuno es una forma sencilla, práctica y deliciosa de consumir nutrientes a primera hora del día, y si sabes usarlos a tu favor, pueden ayudarte a sanar.Aquí te dejamos algunas recetas de licuados “medicinales”, pues sus ingredientes están destinados a ayudarte con ciertas afecciones, y te pueden aportar nutrición y salud de manera rápida y práctica:Licuado de arándanosEste licuado te puede ayudar a mejorar la digestión, es rico en antioxidantes aminoácidos y grasas que te darán el combustible necesario para arrancar el día.Necesitarás:-Un puñito de arándanos-½ taza de yogurt griego natural-1 cucharada de chía -Endulzante al gusto, proponemos mielLicúa todos los ingredientes y disfruta.Licuado de pepino y linazaSi tienes problemas en el riñón, este licuado te ayudará a eliminar las toxinas, además de que te mantendrá hidratada.-1/2 pepino grande, pelado y en rodajas-1 taza de arándanos congelados frescos-Un chorrito de agua de coco o leche vegetal-1-2 cucharadas de linaza molida o chía-Stevia a gusto (opcional)Licúa todo y bébelo.Licuado de apio y papaya Los ingredientes de este licuado funcionan como diuréticos y antiinflamatorios y ayudan a depurar toxinas que enferman a los órganos.Ingredientes:- El jugo de 1 limón-1 rama de apio-Una taza de papaya -1 vaso de agua Revuelve todo.Licuado antiansiedad Este licuado además de ayudarnos a controlar el estrés y la ansiedad está lleno de vitaminas, minerales, y antioxidantes que protegen la salud.-2 rodajas de papaya sin cáscara.-1 rodaja de piña pelada.-1 taza de leche de coco.No olvides que lo más importante es aprender a escuchar a tu cuerpo y a darle lo que necesita, y eso incluye ir al doctor y tratar seriamente cualquier enfermedad que padezcas.
Llevar un estilo de vida saludable a veces nos parece muy complicado, porque nuestras rutinas están llenas de mil actividades.Sin embargo, puedes mejorar tu rendimiento durante el día incluyendo alimentos que te ayuden a tener energía y a fortalecer tu organismo, lo único que necesitarás será mezclar fruta y bebidas vegetales o agua y ¡listo!Si te preguntas cómo hacerlo de manera sencilla, orgánica y sin tener que invertir mucho tiempo, puedes empezar por procurar desayunar algo ligero pero poderoso, como alguna de estas bebidas.Un smoothie de chocolate te ayudará a empezar el día con fibra, carbohidratos complejos, minerales y guaraná. Por ejemplo, el Organic Chocolate Smoothie Mix de Nature’s Heart te proveerá de guaraná, para mejorar tu memoria y la combinación con el cacao te da energía y antioxidantes.Otra opción puede ser un smoothie con moringa, wheatgrass, espirulina, lúcuma y mezquite, que te brindará proteínas, fibra, antioxidantes, vitamina B, hierro y magnesio, además de un efecto détox. Diez gramos de proteína, probióticos y enzimas digestivas, combinados con tu fruta favorita, es todo lo que se necesita para sacarle el máximo provecho a tu día. Todos estos beneficios y más los encuentras en este smoothie mix todo en uno, que combina sabor y funcionalidad. Si lo que buscas es vitalidad y bienestar, entonces la mezcla de omegas, antioxidantes, minerales y proteínas te mantendrá satisfecho y potenciará tu día, además de que este smoothie también incluye canela y vainilla, lo cual le da un sabor intenso.Por último, un smoothie con maca, mezquite y lúcuma aumentará tu energía, resistencia y mejorará tu estado de ánimo, pues es ideal para el equilibrio hormonal, reduce la ansiedad y ayuda con la falta de concentración.Atrévete a preparar estos smoothies que son muy prácticos y funcionales, todos son veganos y te ayudarán de una manera muy fácil a encontrar ese extra de energía, concentración y bienestar que estabas buscando.
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD