¡Todo lo que debes tomar en cuenta para un gran día de carne asada!

Por Kiwilimón - Junio 2018
Cuando planeamos una parrillada, lo primero en lo que pensamos es en la carne, las bebidas y los amigos, pero hay muchas cosas que debes considerar para que ese día sea delicioso e inolvidable. Aunque la diversión y el ambiente que pongan tus amigos es fundamental, la expectativa de comer exquisito está siempre presente mientras se preparan esos platillos aromáticos en el asador. No defraudes a tus invitados y ten siempre a la mano los mejores sabores y trucos para que todos se vayan chupándose los dedos, ofréceles sabores diferentes, sal de lo común mezclando sabores y texturas que nunca antes hayan probado, hazlos sentir que estar juntos es la oportunidad de ponerle a todo lo sabroso.
  1. Sé práctico en tu parrillada para que no te canses antes de la fiesta.
Generalmente tenemos el asador en el jardín o en el patio y lo más práctico para no dar veinte vueltas con todos los ingredientes que vas a utilizar, es poner lo más que puedas en una canasta de picnic. Piensa con anticipación todo lo que vas a necesitar: Sal, Pimienta, Especias McCormick, salsas, obviamente la carne y todo lo que se te ocurra para preparar tus platillos. No necesitas preocuparte en qué especias usar ya que McCormick tiene Grillmates son mezclas de especias ideales para darle un toque diferente a toda tu parrillada; BBQ, Hamburger, Ajo Rostizado entre otros.
  1. No pierdas tiempo prendiendo el asador
 Muchas veces los invitados ya mueren de hambre y el asador todavía no está ni cerca de estar caliente. Evita que todos opinen y sigue este práctico tip:  Forma una casita con ocote dentro del asador y ponle bolitas de periódico o papel absorbente empapadas en aceite vegetal. Enciende las bolitas y así la llama permanecerá encendida hasta que el carbón se prenda.   Mientras esperan puedes ofrecerles una rica botana, como salchichitas con salsa picante como Frank´s Red Hot Wings o que tal algo nuevo y diferente unos ricos nachos y en lugar de tradicional queso sorpréndelos con una rica opción de nachos con mayonesa y guacamole, no tienes que ponerte a preparar el guacamole, ya existe la opción ideal para dipear Mayonesa sabor guacamole de Mc Cormick, seguro la espera ni se siente mientras prueban estos deliciosos nachos, o incluso mientras se prende al cien el fuego coloca unas tortillas con queso y dales el toque especial con Mayonesa guacamole.
  1. Cortes de carne gruesos para mayor jugosidad.
Tener carnes jugosas es indispensable en una parrillada, por eso recomendamos elegir cortes un poco gruesos como arrachera, tampiqueña o unas deliciosas chuletas, que mantienen más sus jugos naturales. Cubre la carne cruda con sal de grano, Pimienta Negra McCormick y algunas otras especias como ajo en polvo, que también tiene McCormick, y sella en el sartén rápidamente tus cortes antes de llevarlos al asador para conservar el jugo y el sabor dentro de ellos.  
  1. Y los que no comen carne roja…
Siempre es bueno tener alternativas de alimentos deliciosos para quienes no comen carne roja. Para ellos te recomendamos una opción deliciosa que siempre vuela en las parrilladas: Pide alitas de pollo a tu carnicero y cúbrelos con una rica salsa picosita especial para alitas. Nosotros te podemos recomendar la Red Hot de Frank´s porque tiene el picor perfecto para hacer tus alitas al carbón. Ponlas en el asador junto con la carne hasta que tengan unas lindas líneas negras ¡y listo!
  1. Una buena guarnición siempre se agradece.
No olvides que siempre debe haber algún alimento para acompañar la carne, esto ayuda a digerir mejor las comidas pesadas y le da  frescura a un alimento fuerte. Que tal una deliciosa ensalada lechuga, jitomate, aceitunas negras con un toque de Orégano McCormick para variar el típico aderezo de limón y sal. O unas deliciosas papás rostizadas en la misma parrilla, súper fáciles de hacer, córtalas crudas en gajos, ponles unas gotas de aceite de oliva y un poco de cúrcuma McCormick, les dará un delicioso sabor y quedarás como experto chef.
  1. El perfecto cierre, todos a probar algo nuevo
Todos listos para disfrutar de la deliciosa parrillada, ya sentados a la mesa no puedes olvidar tener listo el acompañamiento ideal. Coloca en molcajetes que puedes conseguir en cualquier super, una mezcla sabrosamente inesperada, Mayonesa sabor guacamole, ofrécele a tus invitados una nueva forma de combinar la mayonesa y el guacamole ahora en su plato fuerte. Prepara también unas deliciosas cebollitas de cambray en el asador y lo que nunca puede fallar. Y recuerda los limones no pueden faltar rebanaditos en varios bowls, las salsas, etc. Ahora si todo listo para ser recordado como el creador de la PARRILLADA PERFECTA!!! Nadie la olvidará.     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A veces a ese bistec, filete de pescado, pechuga de pollo, taco o incluso verdura que tienes planeado comerte sólo le hace falta ser bañada por una salsita para darle un sabor completamente diferente y hacer un platillo nuevo.Agregar una salsa simple es una manera deliciosa y fácil de animar una comida, sin importar lo que haya en el plato y si te gustan los sabores mexicanos, entonces estas salsas con chile morita, pasilla y frijoles son lo que buscabas para acompañar tus alimentos.Salsa de frijolEsta salsa es muy práctica porque por lo general, solemos tener frijolitos de olla hechos o, en su defecto, podemos comprarlos enlatados sin ningún problema. Además, se lleva el premio a la más sencilla porque para hacer esta salsa, sólo tienes que licuar los frijoles con todo y su caldo.Si deseas darle un toque más de sabor, añade epazote u hoja de aguacate, o sofríelos antes de licuarlos con un poco de cebolla; también puedes licuarlos con crema, para darles textura y consistencia.Aquí hay unas ideas para tu salsa de frijol: Tacos dorados de pollo en salsa de frijolNopal gratinado en salsa de frijolHuevos ahogados en salsa de frijolChiles rellenos de chicharrón en salsa de frijolSalsa de chile pasilla¿Qué tal te suenan unas albóndigas caseras, pero en lugar de la clásica salsa de jitomate, con una salsita de chile pasilla? Además de darles un giro a tus albóndigas, una salsa de chile pasilla también puede acompañar unas tortitas de verduras o de plátano macho o unas costillitas de cerdo.Para prepararla, tienes que cocinar las verduras con un poquito de aceite, por lo general, lleva cebolla, ajo, jitomates, tomates, chiles pasilla desvenados y sin semilla, y para sazonar, usa comino, clavo, pimienta gorda y sal a tu gusto. Una vez que estén suaves, licúalos con caldo de pollo y vuelve a cocinar la salsa para que espese.Salsa de chile moritaEsta salsa puede bañar desde un bistec fileteado, hasta un pescado o incluso unas albóndigas también. Esta salsa se prepara muy similar a la de chile pasilla, pues de igual forma hay que freír los tomates, un poquito de ajo y los chiles antes de licuarlos con caldo de pollo.¿Qué salsa se te antoja más?
La hoja santa es uno de los ingredientes más populares dentro de la cocina mexicana, ya que se puede utilizar para preparar tamales, salsas, caldos, pescados y muchos otros guisados tradicionales. Sin embargo, esta maravillosa hierba también tiene algunas propiedades medicinales que la hacen muy valiosa, por lo que debes conocer cuáles son los beneficios del té de hoja santa. ¿Qué es la hoja santa? Para entender los beneficios del té de hoja santa, primero debemos conocer el origen de esta increíble planta. La hoja santa, también conocida como acuyo o hierba santa, es una planta aromática que crece en zonas tropicales y se utiliza mucho en la gastronomía mexicana, especialmente en la cocina oaxaqueña y veracruzana. La hoja santa, cuyas hojas tienen forma de corazón y un fuerte olor penetrante, se destacó como planta medicinal entre diferentes quelites y otras hierbas aromáticas desde la época prehispánica gracias a que los sacerdotes españoles la usaban para tratar diversos malestares. Beneficios del té de hoja santa Los beneficios de la hoja santa han sido comprobados a lo largo del tiempo y la forma más común de consumirla es a través de una infusión. De hecho, la Secretaría de Agricultura afirma que dentro de los usos y beneficios del té de hoja santa, es un excelente aliado contra los siguientes malestares.El té de hoja santa ayuda a disminuir la fiebre.Ayuda a combatir los nervios frente a situaciones complejas.Funciona como relajante natural, por lo que alivia el insomnio.Regula el sistema digestivo y ayuda a mantenerlo sano.Combate el dolor estomacal, estreñimiento y diarrea.Puede aliviar los síntomas de asma y hasta bronquitis.Tiene alto contenido en safrol, un buen aliado para disminuir el dolor de cabeza.Como mencionamos anteriormente, puedes preparar un té de hoja santa al hervir las hojas limpias en un pocillo y exprimir hasta la última gota. De igual manera, las puedes utilizar en licuados o jugos verdes. Recuerda que a pesar de que el té de hoja santa ayuda a aliviar los síntomas de algunas enfermedades respiratorias, éste NO cura el covid-19.Su uso excesivo puede traer efectos contraproducentes para la salud, así que asegúrate de consultar con un experto cuál es la medida recomendable para que puedas aprovechar todos los beneficios del té de hoja santa.
Para las mañanas, hay personas que prefieren un jugo fresco para acompañar su desayuno y otras que religiosamente se preparan un licuado o smoothie en la licuadora para empezar el día con todo, pero, ¿será que una u otra técnica proporciona más beneficios?Lo cierto es que incrementar tu consumo de frutas y verduras es bueno para ti y de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, “menos del 50% de la población estudiada consumió verduras diariamente”, así que aquí te contaremos un poco sobre los beneficios de hacerlo ya sea en forma de jugo o en forma de licuado o smoothie.Beneficios de consumir frutas y verduras a través de jugos y licuadosPrimero hablaremos sobre los jugos. Para hacer jugos, se lleva a cabo un proceso en el que la parte líquida de la fruta o verdura se separa de la pulpa o fibra, de esta forma se obtiene un producto líquido acuoso y concentrado que contiene vitaminas, minerales y otros fitonutrientes, que son compuestos bioactivos derivados de plantas asociados con efectos positivos para la salud. Por su parte, para hacer un licuado se usa la fruta o verdura entera, es decir, lo que pones en la licuadora es lo que consumes. El volumen de la bebida, que actualmente también se conoce como smoothie, será mayor que el de un jugo elaborado con la misma cantidad de frutas o verduras. Como en todo, ambas técnicas para hacer bebidas a base de frutas y verduras tienen ventajas y desventajas. Por ejemplo, los jugos proporcionan una bebida muy rica en nutrientes en una cantidad menor de líquido y para aquellos que necesitan una dieta baja en fibra, los jugos pueden ser una mejor opción. Sin embargo, el tamaño de la porción de jugo debe ser más pequeño que el de una bebida licuada, porque de lo contrario estarías consumiendo muchas calorías de azúcar en esa taza de jugo. Con los licuados conservas la fibra de la fruta o la verdura, lo que puede ayudarte a sentirte más lleno y mejorar tu salud digestiva. Además, puedes agregar otros tipos de alimentos a los batidos como nueces, semillas, cereales, o yogures para aumentar la ingesta de proteínas y grasas saludables. Cualquiera de los dos procesos puede ayudarlo a aumentar su consumo de frutas y verduras y generar menos desechos en la cocina, pues muchas veces compramos frutas que se echan a perder en el frutero, o verduras que se quedan rezagadas en el cajón del refri, porque no tuvimos tiempo de cocinar una comida o preparar la ensalada que estábamos planeando.Ya sea que elijas jugos o licuados, aquí te dejamos varias opciones para que comiences a intentarlo: Jugo verde clásicoJugo antigripalLicuado de fresa, plátano y amarantoLicuado de chocolate, amaranto y plátano
A veces a ese bistec, filete de pescado, pechuga de pollo, taco o incluso verdura que tienes planeado comerte sólo le hace falta ser bañada por una salsita para darle un sabor completamente diferente y hacer un platillo nuevo.Agregar una salsa simple es una manera deliciosa y fácil de animar una comida, sin importar lo que haya en el plato y si te gustan los sabores mexicanos, entonces estas salsas con chile morita, pasilla y frijoles son lo que buscabas para acompañar tus alimentos.Salsa de frijolEsta salsa es muy práctica porque por lo general, solemos tener frijolitos de olla hechos o, en su defecto, podemos comprarlos enlatados sin ningún problema. Además, se lleva el premio a la más sencilla porque para hacer esta salsa, sólo tienes que licuar los frijoles con todo y su caldo.Si deseas darle un toque más de sabor, añade epazote u hoja de aguacate, o sofríelos antes de licuarlos con un poco de cebolla; también puedes licuarlos con crema, para darles textura y consistencia.Aquí hay unas ideas para tu salsa de frijol: Tacos dorados de pollo en salsa de frijolNopal gratinado en salsa de frijolHuevos ahogados en salsa de frijolChiles rellenos de chicharrón en salsa de frijolSalsa de chile pasilla¿Qué tal te suenan unas albóndigas caseras, pero en lugar de la clásica salsa de jitomate, con una salsita de chile pasilla? Además de darles un giro a tus albóndigas, una salsa de chile pasilla también puede acompañar unas tortitas de verduras o de plátano macho o unas costillitas de cerdo.Para prepararla, tienes que cocinar las verduras con un poquito de aceite, por lo general, lleva cebolla, ajo, jitomates, tomates, chiles pasilla desvenados y sin semilla, y para sazonar, usa comino, clavo, pimienta gorda y sal a tu gusto. Una vez que estén suaves, licúalos con caldo de pollo y vuelve a cocinar la salsa para que espese.Salsa de chile moritaEsta salsa puede bañar desde un bistec fileteado, hasta un pescado o incluso unas albóndigas también. Esta salsa se prepara muy similar a la de chile pasilla, pues de igual forma hay que freír los tomates, un poquito de ajo y los chiles antes de licuarlos con caldo de pollo.¿Qué salsa se te antoja más?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD