Todo mundo cree que éstos son platillos mexicanos, Y NO LO SON
Recomendaciones de Cocina

Todo mundo cree que éstos son platillos mexicanos, Y NO LO SON

Por Kiwilimón - Febrero 2017
La comida mexicana es muy diversa. Desde los tradicionales cortes de carne del norte del país, hasta los escamoles del sur, la cocina nacional tiene un privilegiado sinnúmero de delicias culinarias. Gracias a la gran diversidad de ingredientes, las costumbres regionales y la grandiosa imaginación de los mexicanos, la gastronomía mexicana es considerada en la actualidad Patrimonio de la Humanidad. Pero no todo lo que se dice mexicano es genuinamente una creación nacional. A continuación te presentamos algunos platillos que se presentan como mexicanos, pero que en realidad no lo son:

Chile con frijoles

Sí, aunque lleve frijoles y chile, esta es una invención texana.

Fajitas

No hay que confundir el corte con el nombre del platillo Tex-Mex.

Crispy tacos

Surgieron en California como una idea para hacer más práctica la venta de tacos.

Margaritas

Aunque el tequila es 100% mexicano, la mezcla de los ingredientes la inventó un bar tender estadounidense.

Chimichangas

The Sköhns Chimichangas. Try it now. #chimichanga #burrito #deepfried #cheese #halal #makan #food #foodie #foodpics #damansaraperdana #petalingjaya

Una publicación compartida de Sköhns Canteen (@skohnscanteen) el

Receta recomendada: Chimichangas de camarones al chipotle Este platillo es fruto de un accidente al dejar caer un burrito en una freidora (en Arizona).

Chips de maíz

La tradicional botana para acompañar el guacamole se produjo por primera vez hace casi 40 años en Estados Unidos. Sin duda alguna, la mezcla de ingredientes y la fusión de las culturas han originado una cocina original y muy auténtica. Típica de los estados sureños de Estados Unidos y de las ciudades fronterizas del norte de México, la comida Tex-Mex combina los sabores y las tradiciones de ambos pueblos.

¿Cuál es tu platillo favorito de la gastronomía Tex-Mex?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En México tenemos una gran diversidad de pescados y mariscos. Sin embargo, es de vital importancia conocer los productos y, sobre todo, respetar sus ciclos y temporadas para mantener las poblaciones de las especies y tener pesquerías a un nivel saludable.La veda consiste en la prohibición de la pesca de una especie en un periodo o en una zona específica. Existen tres tipos de vedas: Permanente: No se puede aprovechar el recurso en ningún momento del año de forma indefinida como la vaquita marina, la totoaba, las ballenas, los caracoles, el delfín, la mantaraya, el pepino de mar, el tiburón blanco y las tortugas de agua dulce y marinas. Temporal fija: Se establece por un periodo definido, el cual se repite anualmente. En este tipo de veda se encuentran el abulón,  el atún, el cangrejo, el erizo, la langosta, el langostino, el ostión, el pulpo, el róbalo y la tilapia. Temporal Variable. Se establece por un periodo definido el cual se actualiza anualmente como el caso del camarón del Golfo de México y mar Caribe, así como el del Pacífico. En esta temporada de Cuaresma te invitamos a consumir pescados y mariscos de temporada. Elige las especies frescas, con escamas brillantes, carne con consistencia, ojos firmes y transparentes y con olor fresco. En caso de percibir un olor desagradable, no lo compres, pues es probable que se encuentre en descomposición. Procura consumirlo el mismo día que lo compres y aventúrate a crear diferentes recetas, como las que recopilamos aquí en nuestra sección de Cuaresma.
Entrar a la tienda. Enfrentarse a un tótem de anaqueles. Las botellas apiladas, una sobre otra, producen vértigo. Las hay rosas, blancas, negras, verdes… ¿en serio, verdes? Las hay paradas, las hay acostadas. Las etiquetas que las nombran son aburridas, la mayoría. No importa. Con castillos o con diseños hípster: ninguna parece develar el sabor que resguardan. “¿Por qué, nadie me viene a ayudar?”, te preguntas. “No, mejor que nadie venga”, te respondes.Sí, todos hemos estado ahí, en ese momento incómodo en el que debemos escoger un vino que nos va a costar y que, o puede ser un chasco o la proeza más grande de la cena. La moneda gira en el aire. Tenemos miedo o nos sentimos avergonzados como si saber de vinos fuera nuestra obligación.No diré que escoger una botella, aun para alguien letrado en el tema, sea algo sencillo. A veces simplemente uno no puede escaparse de San Google antes de tomar a un vino por los cuernos. Pero no todo está perdido. Hay algunos indicadores que te pueden guiar razonablemente en esa rara decisión de compra. 1. El precio. Cierto, no siempre es un indicador de calidad. Apuntaría, sin embargo, que aquí hay una cuestión numérica. Considera los impuestos, los gastos del viaje, los kilómetros: si viene de lejos y cuesta barato, no me fiaría. En vinos mexicanos la cosa cambia porque mayormente las bodegas que ofrecen vinos baratos son empresas de buen volumen que se toman la hechura con respeto. Por aquí puede haber buenas opciones: Monte Xanic, Santo Tomás, L.A. Cetto.2. La región. Aprender las minucias de las regiones vitivinícolas te tomaría varios años de estudio, sin embargo, existen denominaciones de origen que son bastante estrictas en sus regulaciones de calidad. Tal es el caso de Ribera del Duero, el Friuli, Montepulciano d’Abruzzo, Rueda, Albariño, los vinhos verdes de Portugal, Sonoma, por mencionar algunas. A mí personalmente me encanta lo que se hace en Parras, Coahuila. Pocas veces he fallado. 3. La uva. Un sabio dijo: “hay de todo en la viña del Señor”. En las viñas del mundo sucede lo mismo. La opción de bajo riesgo es que, cuando pruebes un vino que te guste, anotes el nombre de la uva (y de la etiqueta, claro). Así en la tienda tendrás un punto de partida. Si te inclinas por explorar opciones de tu cepa favorita, recuerda que cada varietal se desarrolla mejor en una región que en otra. ¿Ejemplos? La pinot noir en Burdeos o Sonoma. La tempranillo, en Ribera del Duero; la syrah, en Australia (mejor si es del valle de Barossa); la malbec, de Mendoza en Argentina; la riesling, en Austria y Alemania; la pinot gris, en el Friuli; la nebbiolo, en el Valle de Guadalupe, y la semillón, en Aguascalientes. Todo con sus excepciones y reservas.4. Los premios.Odio decir que los premios importan porque, cuántas veces nos hemos decepcionado en los Óscar. En los vinos sucede igual, sin embargo, puede ser un punto de partida interesante. Allá fuera existe una serie de listas hechas por conocedores que catan a ciegas. Diría que a las que hay que prestar atención son el Concours Mondial de Bruxelles, Decanter World Wine Awards, la Guía Peñín, las puntuaciones Parker y Wine Spectator. En el caso de México, a mí me gusta la selección que hace Rodolfo Gerschman en su guía Catadores del vino mexicano. Que cómo te vas a enterar que un vino tiene premios, generalmente las botellas cuentan con un distintivo o calcomanía de la medalla que ganaron. 5. Sigue nuestras recomendaciones mensuales. En Kiwilimón te damos a conocer sobre nuestras cepas favoritas, sobre los vinos que ya hemos probado y que nos encantan. Un rosado sutil y de buena acidez es el Izadi Larrosa de la Rioja; si te quieres inclinar por algo nuevo de Parras, Coahuila, vete por el cabernet-shiraz de Hacienda Florida con sus notas a frutos negros. El malbec mendocino y especiado de Trumpeter nunca falla y, si lo que buscas es un Ribera del Duero de perfil fresco, Flores de Callejo y sus notas a confitería te gustarán.6. Experimenta.Nada como el hermoso aprendizaje Montessori vinícola de probar y fallar, de probar y acertar. ¿La viste y te vibró? Inténtalo. De un mal sorbo nadie pasará y al final, si la comida fue buena, tu experiencia también lo será. 
Las margaritas pueden ser un coctel internacional, pero la bebida a base de tequila es de origen mexicano. Aunque han surgido diferentes versiones sobre su historia, en todas ellas el común denominador es una mujer la protagonista: Marjorie, Daisy, Margaret o Margarita. Algunos dicen que se inventó en Ensenada y otros, en Jalisco, pero realmente esta bebida se originó en el mítico Bar Kentucky, en Ciudad Juárez, Chihuahua, a manos del Maestro Lorenzo Hernández. Es decir, muchas son las versiones y quienes quieren atribuirse la creación de este famoso coctel, pero sólo Ciudad Juárez puede hacerlo con constancia impresa.La Mejor Margarita del Mundo 2021Desde hace poco más de cinco años, la disputa por la Mejor Margarita del Mundo se ha llevado a cabo gracias a Tequila Patrón y, por supuesto, México está entre los ganadores de dos de las últimas tres ediciones.Para la edición 2021, el concurso se llevará a cabo en la cuna de las margaritas, o sea, en Ciudad Juárez, Chihuahua, del 22 de febrero al 8 de marzo, con la participación de 40 bartenders provenientes de 17 países, y para el 9 de marzo, conoceremos el nombre del país y la ciudad que ahora lleve el título de La Margarita 2021.Este certamen se llevará a cabo mediante una votación online y Difford’s Guide, referente en la industria de la coctelería mundial, será la encargada de vigilar la competencia, que además contará con la presencia del prestigiado mixólogo Oscar Olvera, considerado uno de los mejores mixólogos chihuahuenses, quien representa a México y a Ciudad Juárez en esta gran competencia internacional.Para Olvera, esta es “una gran oportunidad para demostrar al mundo el gran legado que Ciudad Juárez ha construido en la historia de la coctelería y comprobar inequívocamente que la margarita nació en Juárez”.Por su parte, Francisco Moreno Villafuerte, director del Fideicomiso de Promoción Turística Ah Chihuahua, resalta que “elementos icónicos y que confirman la base de la cultura e identidad del destino como es el caso de la Margarita, su historia y las anécdotas que se generan en torno a ésta, contribuyen a que los viajeros incrementen su listado de motivos por los cuales explorar el vasto territorio del estado grande de México: Chihuahua”.La versión creada de la Margarita por Olvera para este certamen, llamada “Wake me up Margarita”, se ha realizado gracias a un esfuerzo regional en el que diferentes establecimientos incluirán en su carta la  propuesta de la Margarita por Oscar Olvera del 22 de febrero al 9 de marzo, y podrás votar por ella aquí.
Las aguas frescas son muy populares en México, las hay de todas las frutas que te imaginas, e incluso de las que no, como el agua de aguacate; algunas sirven para defendernos de la gripa, otras, para sentirnos ligeros y algunas más, simplemente para disfrutarlas.Las combinaciones son infinitas y lo más probable es que ya hayas probado muchas, como la de limón con hierbabuena, pero ¿sabes para qué sirve?Beneficios del agua de limón con hierbabuenaLa hierbabuena y el jugo de limón son conocidos por su efecto de ayuda digestiva , por lo que es una buena manera de aliviar el malestar estomacal y esta agua fresca también sirve como una excelente opción para sustituir los refrescos azucarados.Por su parte, el limón es rico en vitamina C, fibra y varios nutrientes responsables de beneficios para la salud, como la del corazón, el control de peso y la salud digestiva. Una de sus propiedades más provechosas es puede ayudar a prevenir las piedras en los riñones, llamadas cálculos renales, los cuales son pequeños bultos que se forman cuando los productos de desecho se cristalizan y se acumulan en los riñones.La forma en la que el limón ayuda es que su contenido de ácido cítrico aumenta el volumen de orina y el pH de la orina, por lo que se crea un ambiente menos favorable para la formación de cálculos renales.En cuanto a la hierbabuena, esta también es buena para la digestión y se usa comúnmente para ayudar a aliviar los síntomas de indigestión, náuseas, vómitos y gases.De hecho, se ha demostrado que el compuesto carvona, que se encuentra naturalmente en la hierbabuena, inhibe fuertemente las contracciones musculares en el tracto digestivo, lo que puede explicar cómo esta hierba ayuda a aliviar los trastornos digestivos.Así que añadirla a tu agua con limón será una gran forma de cuidar de tu digestión, al tiempo que te refrescas y aprovechas otros beneficios, como su contenido de antioxidantes, además de que dos cucharadas (alrededor de 11 gramos) de hierbabuena también proporcionan 2% de la ingesta diaria de recomendada de vitamina C, otro potente antioxidante.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD