Todo mundo cree que éstos son platillos mexicanos, Y NO LO SON
Recomendaciones de Cocina

Todo mundo cree que éstos son platillos mexicanos, Y NO LO SON

Por Kiwilimón - Febrero 2017
La comida mexicana es muy diversa. Desde los tradicionales cortes de carne del norte del país, hasta los escamoles del sur, la cocina nacional tiene un privilegiado sinnúmero de delicias culinarias. Gracias a la gran diversidad de ingredientes, las costumbres regionales y la grandiosa imaginación de los mexicanos, la gastronomía mexicana es considerada en la actualidad Patrimonio de la Humanidad. Pero no todo lo que se dice mexicano es genuinamente una creación nacional. A continuación te presentamos algunos platillos que se presentan como mexicanos, pero que en realidad no lo son:

Chile con frijoles

Sí, aunque lleve frijoles y chile, esta es una invención texana.

Fajitas

No hay que confundir el corte con el nombre del platillo Tex-Mex.

Crispy tacos

Surgieron en California como una idea para hacer más práctica la venta de tacos.

Margaritas

Aunque el tequila es 100% mexicano, la mezcla de los ingredientes la inventó un bar tender estadounidense.

Chimichangas

The Sköhns Chimichangas. Try it now. #chimichanga #burrito #deepfried #cheese #halal #makan #food #foodie #foodpics #damansaraperdana #petalingjaya

Una publicación compartida de Sköhns Canteen (@skohnscanteen) el

Receta recomendada: Chimichangas de camarones al chipotle Este platillo es fruto de un accidente al dejar caer un burrito en una freidora (en Arizona).

Chips de maíz

La tradicional botana para acompañar el guacamole se produjo por primera vez hace casi 40 años en Estados Unidos. Sin duda alguna, la mezcla de ingredientes y la fusión de las culturas han originado una cocina original y muy auténtica. Típica de los estados sureños de Estados Unidos y de las ciudades fronterizas del norte de México, la comida Tex-Mex combina los sabores y las tradiciones de ambos pueblos.

¿Cuál es tu platillo favorito de la gastronomía Tex-Mex?

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Deja que el espíritu navideño llegue hasta tu mesa preparando estos exquisitos platillos en forma de árbol de Navidad. Además de ser deliciosos, darán un toque muy festivo a tu reunión. Arbolitos de Navidad de sándwichSi estás buscando una receta sencilla, rápida, pero con mucho sabor, esta es ideal. Prepara estos arbolitos y ponlos al centro como botana, o sírvelos a tus invitados más pequeños. Recuerda quitar el chile si vas a prepararlos para los niños. Ve AQUÍ la RECETABotana de árbol de NavidadDespués de probar esta rica botana ya no querrás comer cacahuates y chicharrones. Para darle forma de arbolito al queso debes refrigerarlo un rato envuelto en plástico antiadherente. Cuando la textura sea más uniforme, podrás manipularlo más fácilmente. Ve AQUÍ la RECETACupcakes de árbol de NavidadEste es un postre muy fácil que puedes preparar en menos de una hora. Decora el arbolito usando duyas de diferentes tipos. Así podrás hacer el efecto de las hojas y de los adornos navideños. Ve AQUÍ la RECETADip de cilantro en forma de arbolitoLos amantes del queso simplemente van a adorar esta botana. Recuerda que es mucho más sencillo mezclar los ingredientes cuando se encuentran a temperatura ambiente, así que procura usar el queso crema unos rato después de sacarlo del refrigerador. Ve AQUÍ la RECETACheesecake en forma de arbolito¿Te gusta el cheesecake, te encanta el chocolate y te fascinan las decoraciones navideñas? Entonces este se convertirá en tu postre favorito para estas fiestas. Dale un toque más festivo a cada pieza colocando un moñito en los palitos. Ve AQUÍ la RECETAArbolito de galletas de jengibreConvierte un postre clásico de la Navidad en una bonita decoración para tu mesa. Prepara las galletas de jengibre en forma de estrella y después apílalas para que formen un arbolito. Decora con glaseado de diferentes colores. Ve AQUÍ la RECETABrownies de arbolito de NavidadEsta es una versión muy original de los tradicionales brownies. Aunque la receta es exactamente igual, el atractivo está en la presentación. Evita que los bastones se muevan de su lugar poniendo un poco de betún antes de colocarlos dentro del brownie. Ve AQUÍ la RECETAArbolito de queso con aceitunasEsta no es la tradicional botana de queso crema. La mezcla del romero con el chile morita hace que tenga un sabor increíble, y las aceitunas le dan un look muy original al arbolito. Ve AQUÍ la RECETACon tantas opciones, no tienes pretextos para no llenar tu mesa de arbolitos de Navidad. ¿Qué receta vas a preparar para tu cena navideña?
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD