Top 10 alimentos favoritos de los niños

Por Kiwilimón - Agosto 2014
  Es cierto que en gustos se rompen géneros, pero la realidad es que ciertos platillos se vuelven los favoritos de los niños. La comida para niños no tienen pierde; desde la hamburguesa, los brownies a los nuggets, aquí te dejamos nuestro Top 10 de alimentos favoritos de los niños y las recetas correspondientes (sólo da clic en la imagen) para que puedas consentir a tus hijos o a sus amigos en cualquier evento:

Top 10 de alimentos favoritos de los niños: 

1) Nuggets de pollo

No son un cliché, son un clásico. Por encima de todo, lo rico de hacer nuggets en casa es obtiene el sabor que los niños les encanta sin la necesidad del colesterol que se obtendría en establecimientos de comida rápida. Receta de Nuggets de Pollo Hechos en Casa

2) Cangreburguers

Una hamburguesa hecha en casa puede ser muy saludable ya que es una mezcla de proteína, carbohidrato y vegetales. Además esta receta te enseña a sorprender a los más pequeños con una hamburguesa como la que le gusta a Bob Esponja. Receta de Cangreburgers

3) Brownies de chocolate

El postre infantil por excelencia. Acompaña estos deliciosos brownies con un rico helado de vainilla. Receta de Brownies de Chocolate

4) Hot dog

Pocos platillos son tan sencillos de preparar como un rico hot dog. Para esos días donde los niño invaden la casa, manténlos felices con unos perritos calientes. Receta de Hot Dog con Papas

5) Papas a la francesa

Las clásicas papas a la francesa son el botaneo preferido de cualquier niño. Aprende a preparar papas crujientes, suavecitas y en tu propia cocina. Receta de Papas a la Francesa

6) Hot cakes divertidos

La magia de estos hot cakes es que puedes preparar unos clásicos con mantequilla y miel o jugar con los ingredientes favoritos de los niños, como chispas de chocolate o frutos rojos. Receta de Hot Cakes con Chispas de Chocolate y Crema de Maple

7) Donas caseras

¿Antojo de media tarde? Qué mejor que tener a la mano tus propias sedosas, suavecitas y azucaradas donas caseras. Tus hijos te lo agradecerán. Receta de Donas Caseras

8) Mac & cheese

Estos coditos repletos de una salsa cremosa de queso siempre cautivan a los más pequeños. Puedes  servir Mac & cheese como plato fuerte o acompañamiento. Receta de Mac & Cheese

9) Galletas de chispas de chocolate

Si mezclas esta receta con un vaso de leche fría cumplirás el sueño de cualquier niño antes de dormir, las galletas crujientes y la sedosa crema de cacahuete son una pareja perfecta. Receta de Galletas de Chocolate Chips con Crema de Cacahuate

10) Mini Pizzas

Esta receta es super fácil de hacer, práctica porque no necesitas horno y con sabores que a los niños le encantarán. Receta de Mini Pizzitas

Encuentra otras deliciosas recetas para el lunch en la sección de Regreso a Clases de Kiwilimón

Regreso a Clases
Califica este artículo
Calificaciones (1)
ING ALORAN
04/02/2019 21:15:20
hagan una lista en la que estén los favoritos saludables please
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
Para nadie es un secreto que estamos viviendo una crisis ambiental muy fuerte. Las poblaciones de la vida silvestre alrededor del mundo han disminuido 60% en 40 años. La contaminación, deforestación, el cambio climático y otros factores provocados por el ser humano nos han llevado a las peores condiciones del medio ambiente. El reciclaje es una de las acciones que tenemos a nuestro alcance para poner nuestro granito de arena y ayudar a la salud del planeta. Es mucho más sencillo si lo adoptamos como un hábito para convertirlo en un estilo de vida, y si incluimos a los niños, podremos contribuir a reducir el impacto negativo del ser humano en la naturaleza.Para que un niño entienda la importancia del reciclaje, es necesario que sepa que todas las cosas que usa en la escuela, en sus juegos, para comer y en general en su vida diaria, provienen de materias primas que han sido transformadas para convertirse en los artículos que usan a diario. De esta manera aprenderán de dónde provienen el cartón, vidrio, metal y plástico y así, después, a que rueden reciclar, reusar y reducir. Para fomentar el reciclar, reusar y reducir en los niños debemos hacerlo divertido, por lo que aquí te proponemos opciones para hacerlo con tus pequeños:Enséñalos a separar residuos. Pinten contenedores de distintos colores y enséñale que dependiendo del material de la basura van en uno en específico: orgánico, cartón y papel, latas, plástico y vidrio (esto es mejor que lo haga un adulto) investiguen y llévenlo a un centro de reciclaje cerca de tu casa.Reutilicen residuos para construir a partir de desechos. Con esta actividad, además de ayudarles a reciclar, también fomentarás su creatividad y su capacidad motora.Un juego de boliche con botellas con un poco de piedritas o semillas dentro para hacer peso; la bola la puedes hacer con papel que ya no sirva.También con botellas o envases y piedritas pueden hacer unas maracas y decorarlas de una manera creativa.Usar el cartón de las cajas de cereal, de los pañuelos desechables y hasta el cartón de los huevos para hacer construcciones, desde castillos hasta aviones o lo que se te pueda ocurrir.Con el cartón de las servitoallas puedes hacer palos de lluvia si le pones semillas pequeñas dentro y tapas los dos extremos. También lo puedes decorar. Recuerda que un niño necesita comprender el porqué de las cosas, por eso te recomendamos que le expliques la importancia del medio ambiente y las repercusiones que tienen todas nuestras acciones para que tome conciencia ambiental.
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
¿Sabías que una parte importante del funcionamiento de nuestro cuerpo lo determina el tipo de alimentación que tenemos? Una buena alimentación, adaptada a nuestras necesidades cotidianas nos dará salud, energía y bienestar. Los nutrientes que obtiene de los alimentos que ingieres le permiten funcionar y hacer frente a las actividades diarias. Pero el papel de alimentación va mucho más allá. Ahora conocemos la importancia de una correcta alimentación a la hora de promover la salud física y mental, prevenir las enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida, y si se trata de la alimentación de un niño, que está en pleno crecimiento y desarrollo, la entonces cobra una importancia mayor. Durante la infancia, además de que todo el organismo de los niños está en constante desarrollo, ellos están formando hábitos que determinarán su estilo de vida, ahí radica la importancia de una buena alimentación.Como parte de una correcta alimentación, saber distinguir los alimentos que nutren de los que debemos evitar o al menos restringir su consumo es vital, así que te dejamos una lista de alimentos que debes pensar más de una vez antes de dárselos a tus hijos. -Dulces. Los dulces tienen una carga muy fuerte de azúcar que no le hacen bien a los niños y fomentan la hiperactividad, además de tener ingredientes como la goma, y colorantes que son sumamente dañinos a la salud.-Refrescos. Al igual que los dulces, los refrescos contienen un exceso de azúcar que puede provocar en los niños problemas como caries, hiperactividad y obesidad infantil. -Bebidas energéticas. Las bebidad energéticas son perjudiciales hasta para un adulto ¿Te imaginas lo que puede causar en un niño? Este tipo de bebidas tiene ingredientes como cafeína, taurina, mate, cacao, guaraná, todos estos son excitantes que pueden provocar daños hepáticos, cardiovasculares y alteraciones del sueño. Los niños no deben consumir nunca este líquido. -Pan. El pan por lo general contiene grasas trans, carbohidratos y azúcares que fomentan la obesidad y todos los problemas que esto conlleva. -Barritas energéticas. Las barritas suelen ser muy prácticas como snack, sin embargo contienen demasiada fructuosa, colorantes y muy poco valor nutritivo. Cámbialo por una pieza de fruta. -Comida light. Consumir productos light puede ser contraproducente para la salud de los niños ya que sus ingredientes pueden propiciar resistencia a la insulina, además de ser contraproducente y causar sobrepeso. -Frutos secos. Los frutos secos no se deben consumir antes de los 5 años, pues además de tener una cantidad importante de agente alérgenos, puede causar atragantamiento infantil que puede derivar en asfixia. -Embutidos. Los embutidos como las salchichas contienen carne procesada y muy grasosa, además de un alto contenido en sodio que provoca retención de líquidos, obesidad y al igual que los frutos secos pueden derivar en asfixia. Ahora que sabes lo importante de la nutrición infantil y lo que no deben consumir nuestros pequeños, también debes saber que la clave para que tengan buenos hábitos es que tanto tú como ellos conozcan sobre una alimentación saludable.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD