Top 10: capitales gastronómicas mexicanas
Recomendaciones de Cocina

Top 10: capitales gastronómicas mexicanas

Por Kiwilimón - Septiembre 2015
No es ningún secreto que México es una súper potencia gastronómica mundial, y esto se debe a que en cada uno de nuestros estados hay dignos representantes de la gastronomía azteca. Hoy escogimos diez de las capitales más famosas por su comida y te dejamos la receta de sus platillos más famosos para que las prepares en casa y empieces a festejar, desde temprano, éste mes patrio.

Oaxaca

En Oaxaca son dignos representantes de la gastronomía prehispánica mexicana, la mayoría de sus platillos tienen una historia milenaria y se enorgullecen de lo complicado y sabroso de sus platillos. Platillo insignia: mole negro

Mérida

Así como en Oaxaca, la gente de Mérida presume de una larga tradición culinaria que se remonta hasta los mayas y que hasta el día de hoy siguen explotando. Sus diferentes guisados e ingredientes únicos como la naranja agria los separan de los demás. Platillo insignia: cochinita pibil

Puebla

Si hay una ciudad en la República Mexicana donde se presume de la mejor comida colonial, esa es sin duda, Puebla. Es en este estado donde se encuentra el mejor ejemplo de la fusión entre lo mexicano y lo español.   Platillo insignia: chile en nogada

Ensenada

Es difícil encontrar pescados y mariscos más emblemáticos y frescos que los que existen en este estado. Aquí se trata todo sobre la simpleza y el respeto al ingrediente, pues es de los mejores del mundo. Platillo insignia: aguachile

Distrito Federal

Cómo olvidar la deliciosa gastronomía callejera de la capital. Puede que se coman tacos y sus diversas variantes en otros lados del país, pero los tacos, esos que se comen parados, son y siempre serán del DF. Platillo insignia: tacos al pastor

Veracruz

Así como Puebla, en Veracruz hay una herencia colonial muy fuerte y es por eso que se juntan ingredientes prehispánicos con técnicas del viejo continente. Tampoco nos podemos olvidar de su rico café. Platillo insignia: picaditas

Guadalajara

La tierra del mariachi y del tequila también es excelente para una cosa más: la comida. De platillos elegantes a especialidades callejeras, comer en este estado de la república es un deleite. Platillo insignia: torta

Toluca

Al equipo de futbol de Toluca no le llaman los “choriceros” por nada. Ésta es otra ciudad que nadie menciona cuando hablamos de gastronomía pero tienen una fuerte oferta de ingredientes de primera calidad. Platillo insignia: chorizo      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En México, las familias mexicanas que residen en el centro del país suelen preparar un platillo muy tradicional para Navidad y Año Nuevo: romeritos con mole y camarones. También conocido como revoltijo. Este plato se cocina a base de romeritos, papas cambray, nopales, mole y camarón seco. Aunque este guisado típico no puede faltar durante las fiestas decembrinas, también se consume durante la Cuaresma. Si te gustan los romeritos, tenemos buenas noticias para ti, pues además de ser un alimento económico y rendidor para la cena de Nochebuena, este quelite también es rico en vitaminas, minerales y otros nutrientes, lo que lo convierte en el ingrediente perfecto para comer bien y de manera saludable. En kiwilimón te contamos más sobre los muchos beneficios de comer romeritos.¿Qué son los romeritos?Los romeritos, también conocidos como romerillos o quelites salados, son una planta comestible, la cual es originaria del Valle de México, aunque en otros lugares se le considera como maleza. Este tipo de quelite suele crecer en la milpa, junto con otros alimentos básicos para la gastronomía de México, tales como el frijol, la calabaza y el maíz.El origen de los romeritosAunque hoy en día los romeritos suelen prepararse con mole y camarones, este ingrediente no es nuevo en la cocina mexicana, pues de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, este quelite se comía en la épica prehispánica. En la época antigua, los aztecas preparaban los romeritos con huevecillos de mosco acuático, los cuales tienen un sabor muy similar al del camarón. La Secretaría de Agricultura señala que este platillo se consumía durante los ayunos que se realizaban previo a las celebraciones para los dioses. Posteriormente, durante la colonización, el consumo de este quelite disminuyó de manera importante, pues se le consideraba como maleza. En aquellos años, las monjas se dieron a la tarea de combinar la planta comestible con mole, nopales, camarón y papas, un guisado conocido como romeritos navideños o revoltijo, los romeritos volvieron a ganar terreno dentro de los hogares mexicanos. En la actualidad, este platillo es uno de los más populares entre las familias.También puedes leer: Los beneficios del ponche de frutas¿Cuáles son los beneficios de comer romeritos?Según los expertos, los romeritos son igual de saludables que las acelgas, las espinacas y los berros, gracias a su alto contenido de vitaminas, minerales y otros nutrientes.Ácido fólico: Esta vitamina es esencial para la creación de células nuevas, por lo que es ideal para las mujeres embarazadas.Aminoácidos: La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. menciona que los aminoácidos son una fuente de energía, pero también son necesarios para crecer, descomponer alimentos y reparar tejidos.Antioxidantes: Los antioxidantes son importantes, ya que ayudan a combatir los efectos de los radicales libres, los cuales pueden causar enfermedades como el cáncer.Calcio: Este mineral ayuda a tener huesos y dientes sanos y fuertes.Fibra: Previene el estreñimiento y mejora la digestión.Hierro: Mineral esencial en la producción de proteínas hemoglobina y mioglobina, previene la anemia.Potasio: Es un mineral y electrolito que ayuda en el funcionamiento de los nervios y los músculos, así como para tener un ritmo cardiaco constante. Por si fuera poco, también es ideal para que los nutrientes fluyan a las células.Vitamina A: Una vitamina esencial para los huesos, la visión y el sistema inmune.Vitamina B2: Te ayudará a la reparación de los tejidos, mientras que también es benéfica para la piel.Vitamina C: Esta vitamina es buena para la piel y los huesos. Es rica en antioxidantes.También puedes leer: Los beneficios de tomar té de tejocote¿Los romeritos combaten la gastritis?Información publicada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que los quelites, son benéficos para el tratamiento contra la gastritis. La científica Irma Romero Álvarez, del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la UNAM, relató que se descubrió que los romeritos, y todos los quelites, tiene un efecto importante sobre la bacteria Helicobacter pylori, la responsable detrás de la gastritis. En entrevista con la universidad, Romero Álvarez señaló que "todas las especies de quelites (...) inhiben a la bacteria, incluso mejor que el metronidazol". Además de la gastritis, esta bacteria también es la responsable de padecimientos como la úlcera péptica y el cáncer gástrico. La experta indicó que el consumo de romeritos y otros tipos de quelites ayuda a prevenir la aparición de la gastritis, aunque debemos enfatizar que su consumo no cura la enfermedad, simplemente mejora los síntomas y evita el empeoramiento. Recuerda que si quieres aprovechar todos los beneficios que los romeritos tienen para tu salud intestinal, lo más recomendable es cocinarlos al vapor, ya que al agregar mole, esto te podría provocar agruras y gastritis.¿Por qué comemos romeritos con mole para Navidad?Según la Secretaría de Agricultura, las familias del centro del país disfrutan de los deliciosos romeritos durante la cena de Navidad y Año Nuevo desde la época de la colonización. Por aquellas épocas, las personas religiosas realizaban una vigilia durante el 24 de diciembre, por lo que este platillo sin carne era la opción perfecta, pues es rendidora y llenadora.
La Dulzura de mi Corazón es una repostería en la que puedes encontrar delicioso pan de muerto todo el año, además de muchas otras delicias como brownies, pasteles, blondies y cafés que te llenarán de magia con tanta dulzura. Cada producto tiene un nombre relacionado con el amor que te dejará encantado y con ganas de más.Si tu antojo es pan de muerto, aquí llamado Amor Muerto, puedes encontrarlo relleno de quesito crema y con toppings como Nutella, chocolate Kinder o caramelo salado, además, cada jueves tienen una increíble promoción al 2x1.Si prefieres tomar otro camino, puedes probar alguno de los Amores Imparables, deliciosos pasteles que encontrarás en diferentes presentaciones: medianos, chicos o por rebanada. En cambio, si solo quieres saciar un antojo pequeño, pídelo en su versión Amor Platónico. Para acompañar tus postres, puedes elegir entre sus bebidas frías o Mal de Amores, tipo malteada, pero para esta temporada de invierno, te recomiendo una Caricia bien calientita de su barra de café.Su producto más reciente son las Promesas, deliciosos helados que aún en época de frío te calentarán con su dulzura. Pruébalos en sus sabores de quesito crema, brownie con galleta y pan de muerto. ¡Puedes decorarlos con tus toppings favoritos!La Dulzura de mi Corazón empezó en una banqueta de Veracruz y ahora cuenta con 2 sucursales en CDMX, envíos por plataformas como Ubber y Rappi y una tienda en línea. Si quieres conocer los locales, que son tan mágicos como sus postres, puedes encontrarlos en la colonia Narvarte Poniente y en la colonia Cuauhtémoc.
En Santa Ana Jilotzingo, Estado de México, encontrarás CUBO, una increíble e inolvidable experiencia gastro-endémica en la que conectarás con la naturaleza y la cultura otomí.Rodeado por el bosque, el CUBO ofrece un viaje sin igual, donde conocerás la cultura otomí mientras conectas con la naturaleza. Todo comienza con el fuego, ya que la mayoría de la comida se cocina en leña, cada uno de los presentes darán un objetivo a los leños para ofrecérselo a la Abuela Vieja y así recibir todos los buenos deseos al consumir los alimentos hechos con ese fuego.A continuación, Roberto Lingard, tu guía y precursor de esta experiencia, te llevará por un paseo al bosque donde recolectarás parte de los ingredientes que consumirás en los alimentos, mientras conectas con la naturaleza y los ancestros otomís. En época de lluvias, esta aventura es sorprendente por la cantidad de hongos que puedes encontrar, pero no te preocupes, Roberto te instruirá para que sepas cuáles se pueden consumir y cuáles no.Terminando la caminata llega el momento gourmet de la aventura: el maridaje. El chef elegido te deleitará con sabores únicos, mientras te dan bebidas perfectas para cada platico. El menú puede ir de 4 hasta 9 tiempos, dependiendo del fin de semana y el chef que te toque. En el CUBO siempre vivirás una experiencia diferente, ya que todo el equipo se esfuerza por invitar a precursores del medio gastronómico y cambiar la vivencia. Cabe mencionar que algunos de los chefs que han participado son Salvador Orozco, Pablo Salas y Gerardo Vázquez Lugo.Es difícil poner en palabras la experiencia que es CUBO, va mucho más allá de solo comer o pasear. CUBO se vive desde lo impresionante del bosque, la calidez de los anfitriones, el enfoque sustentable, hasta el arte de hacer maridaje.No olvides llevar a toda la familia.
Agradecer es uno de los actos más elevados de la existencia. El poder que esconde esta sencilla acción es magia pura: nos conecta con las frecuencias divinas, con el don creador que manifiesta y le da boost a lo que agradecemos. Esto a colación de que estamos a una semana de la celebración más relevante para los norteamericanos, el Thanksgiving (los canadienses también la celebran, pero en otra fecha). Esta fiesta no tiene un día fijo en el calendario, sino que sucede el cuarto jueves de cada noviembre y, aunque conmemora un hecho histórico cuya veracidad sigue generando debates, agradecer es un acto universal y amoroso, cercano a todas las culturas.Según Philip David, hotelero y restaurantero americano residente en México, el Día de Acción de Gracias comenzó en Plymouth, Massachusetts, con los peregrinos llegados de Inglaterra, quienes al haber enfrentado escasez de alimento agradecieron la primera cosecha. Su fruto y la benevolencia de los indios wampanoag asentados en el área hicieron posible la supervivencia en el duro invierno. El Día de Acción de Gracias quedó como una celebración importante en la religión protestante y en la cultura anglosajona en general, pero se convirtió en una fiesta nacional en 1789, por iniciativa de George Washington. “Algo que no se tiene claro es que el Thanksgiving no es una fecha de consumismo –como la Navidad– sino de estar y permanecer en familia. La familia es lo importante en este día”. Es con ella y alrededor de la mesa que desfilan platos como el puré de camote, la ensalada con nueces y arándanos, el pay de nuez o el de manzana. El pavo es imprescindible. Sobre el porqué se celebra con esta proteína existe todo tipo de teorías. El guajolote es originario de Norteamérica y se cree que, con esta ave, otrora salvaje, y con ternera, se celebró en aquella primera ocasión. La familia, la comida y el agradecimiento, ¿acaso hay una mejor celebración?¿Por qué es tan bueno agradecer?Gabriel Ángel, facilitador de sanación cuántica, dice que “cuando agradeces, aumentas tus frecuencias y esto genera cambios celulares positivos en el organismo. Nuestros ancestros estaban conectados a la Tierra. Ellos agradecían todo lo que podían porque entendían que este acto era una especie de retribución al universo, a Dios, a la fuente creadora, por todo lo que recibían”.Mirar en conciencia lo que nos rodea nos hace desmenuzar su magnificencia. Cuando somos capaces de hacerlo, el agradecimiento viene con facilidad y valoramos a las personas con quienes compartimos camino, lo que hacemos, lo que somos, lo que tenemos, los frutos de nuestro trabajo y, claro, las cosechas. Hay un regalo en todo, si sabemos verlo. En esta sintonía muere el miedo a dejar de poseer porque no existen límites en la abundancia del universo. “El sistema divino es un sistema; tiene sus propias reglas, sus propias leyes. En el agradecimiento te conectas con esas leyes, con la divinidad y eso claro que genera resultados: te conviertes en una herramienta de manifestación”, asevera Gabriel Ángel. El agradecimiento que se comparte en la mesa, por ejemplo, como en el Thanksgiving, no se exime de dicho encanto. Gabriel Ángel explica que hay que agradecer el ser y el estar, el cómo llegaron nuestros alimentos a la mesa y por quienes la rodean; por la providencia que generó el momento en una maquinación perfecta. Luego lo que queda es conectarnos con el gozo en cada cucharada, cada bocado.Yo particularmente celebro la conexión que genera el dar gracias con la esperanza, con el aquí y el ahora, con la alegría de vivir. Para Gabriel Ángel, lo importante es ir hacia el corazón y apreciar. "Hay que pagar con amor lo que se recibe: agradecer es una faceta más de la energía del amor". En agradecer estar el recibir: el Día de Acción de Gracias es la oportunidad que tenemos para que, a través de la unión familiar, de la comida rica, de sabernos bendecidos, alegremos nuestro corazón para recibir más. Si ya se te antojó ponerte en la sintonía te dejo un menú delicioso que podrás compartir en familia:Pechuga de pavo con salsa de frutos rojos como plato fuerteRelleno de pavo para acompañarPuré de papa con jamón como guarnición clásicaPay de nuez o cheesecake de calabaza como postre
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD