Top 10 consejos de nutriólogas profesionales
Recomendaciones de Cocina

Top 10 consejos de nutriólogas profesionales

Por Kiwilimón - May 2015
Hay muchísimas formas de mantenernos sanos y en forma. Hoy, queremos dejarte diez tips muy fáciles de seguir que provienen de nutriólogas expertas que están presentes en las redes sociales. Cada consejo es útil y muy aplicable a la vida diaria de una persona promedio. Además, acompañamos los tips con algunas recetas y tips saludables que puedes preparar en casa. Este es nuestro top 10: consejos de nutriólogas profesionales.

Compra local

Kibe Contti, nutrióloga, nos dice que los ingredientes que vienen de otras partes del mundo normalmente se mantienen a base de químicos y agregados. Siempre que compres de productores locales te asegurarás de obtener la mayor cantidad de nutrientes de tus alimentos sin aditivos. Tomates con albahaca: http://www.kiwilimon.com/receta/ensaladas/tomates-con-albahaca

Más vegetales

“Utiliza vegetales o granos en vez de carbohidratos. Los frijoles, la calabaza e incluso el maíz te darán la energía que necesitas sin las calorías”. Este consejo también proviene de la Dra. Contti. Sopa de peras y calabacitas: http://www.kiwilimon.com/receta/sopas/sopas-de-verduras/sopa-de-peras-y-calabacitas

Viaja con botanas

Cheryl Forgberg, nutrióloga, nos recomienda siempre tener a la mano granola casera o algunas verduras crudas con un dip light. De esta forma, cuando estés fuera de casa y tengas un antojo tendrás a dónde recurrir en vez de a una maquinita o algún establecimiento de comida rápida. Cómo hacer granola: http://www.kiwilimon.com/tips/tips-de-cocina/como-hacer-granola

Mejores azúcares

La Dra. Forgberg cocina con néctar de agave en vez de utilizar azúcar blanca o morena pues da ese sabor dulce sin las calorías. Otra alternativa sería puré de manzana. Galletas de miel de agave y pasas: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/galletitas-con-miel-de-agave-y-pasas

Logra el 75%

No tiene nada de malo darse un gusto de vez en cuando, la nutrióloga Claudia González nos dice que es bueno cuidar el 75% de tus comidas para que sean sanas y después divertirte un poco con el 25% restante comiendo cosas que se te antojen. Taquitos de surimi y jícama: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/taquitos-de-surimi-y-jicama

Piensa en grupos

La Dra. González también recomienda que cada vez que planees el menú del día te organices acorde a grupos alimenticios. “Siempre hay que tratar de tener dos o tres grupos como vegetales, lácteos y granos acompañando proteína como pollo o carne”. Ensalada nicoise tradicional: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/pescados/atun/ensalada-nicoise-tradicional

Al natural

Judith Stern, maestra de ciencias de la nutrición, recomienda no poner sal o azúcar a un platillo preparado. Puedes condimentar durante la preparación, pero ingerir tanto el azúcar como la sal directo es mucho peor para el cuerpo. Bruschetta de aguacate oriental: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/bruschetta-de-aguacate-oriental

Porciones pequeñas

“Muchos comen lo que les ponen en frente, por lo que es muy sano servir porciones medidas”. Este consejo de la Dra. Stern nos dice que no hay que llenar los platos pues, aunque puedas acabar lo que te sirvan, no significa que debas hacerlo. Wrap de pavo: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/wrap-de-pavo

Ten paciencia

La Dra. Forberg recomienda que antes de volverse a servir, hay que esperar cinco minutos. La señal del estómago al cuerpo de que estamos llenos tarda en llegar, por lo que no hay que desesperarse y considerar que tal vez ya estemos satisfechos sin saberlo. Sushi california: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/sushi-california La Dra. González recomienda balancear las comidas, si alguna de ellas fue muy pesada entonces las otras dos deben ser ligeras. “Mientras dos de cada tres comidas del día sean sanas sé que voy por buen camino”. Salpicón de pollo: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/pollos/pechugas-de-pollo/salpicon-de-pollo    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta, y aunque el tipo de piel se determina genéticamente, su estado  puede variar por diferentes factores, tanto internos como externos, además de hormonas, higiene o estrés, entre otros.La más fácil de identificar es la piel grasa, ya que en el rostro se ve más brillo y tiene más tendencia a presentar puntos negros y granos. Las pieles mixtas cuentan con una parte del rostro más grasa y en otras partes, la piel puede ser más seca. La normal es aquella que cuenta con una apariencia más uniforme y equilibrada. Finalmente, la piel seca es la que produce menos grasa y no retiene la humedad. Motivos por los que aparece la piel grasaEste tipo de piel suele ser algo que se presenta por herencia, por lo que si notas que tus abuelos y padres presentan un rostro abrillantado, lo más probable es que tu también lo tengas o lo vayas a tener. Sin embargo, el principal motivo para tener una piel grasa suele ser el sobrepeso y una alimentación poco adecuada.Cualquiera que sea el motivo para tener este tipo de piel, te vamos a recomendar unas mascarillas que seguramente te van a ayudar a mejorar la apariencia del rostro:-Mascarilla de plátano, miel y jugo de limónSe sabe que por sus nutrientes, el plátano es muy bueno para la apariencia de la piel, así como la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que ayudará si es que la grasa te ha provocado algún brote de acné. Con un plátano maduro haz un puré e incorpora una cucharada de miel. Mezcla bien y agrega una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta tener una pasta que deberás untar en tu cara limpia. Déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. -Mascarilla de fresa, miel y azúcarLa fresa tiene un efecto astringente que tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además, se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo.Utiliza 6 fresas y una cucharada de miel, otra de azúcar moreno y de limón. Mezcla hasta formar una pasta y aplícalo en cuello y rostro durante 10 minutos y retíralo con agua abundante-Mascarilla de yogurt y fresaEl yogurt es un ingrediente que ayuda a desinfectar y refrescar la piel, aporta una apariencia rejuvenecida al rostro cuando es utilizado de manera regular y, por su parte, la fresa ayuda a controlar la producción de grasa en la piel.Para esta mascarilla necesitas un cuarto de taza de yogur y un cuarto de fresas frescas. Tritura las fresas y forma una mezcla, Aplícala en la cara durante 15 minutos y lava con agua fría.-Mascarilla de pepino y sandíaEl pepino tiene propiedades astringentes que ayudan a controlar y reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia e hidratada, y reduce el riesgo de sufrir de acné.Usa un par de cucharadas de jugo de pepino mezcladas con algunas de sandía triturada, una cucharada de yogur y leche en polvo. Remueve bien y aplícalo sobre cara y cuello durante unos 15 minutos y retira con una toalla húmeda. Con estas mascarillas caseras para piel grasa, podrás lucir una piel correctamente hidratada y sin brillos con ingredientes naturales, accesibles y fáciles de conseguir.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD