Top 5 lunches divertidos para tus hijos
Recomendaciones de Cocina

Top 5 lunches divertidos para tus hijos

Por Kiwilimón - Abril 2015
Cuidar la salud de tus hijos también puede ser rico y divertido para ellos. Puedes mandarles almuerzos deliciosos, saludables y originales a la escuela para que no coman comida chatarra y disfruten mientras crecen y se hacen más fuertes. Hoy te dejamos algunas recetas que te ayudarán a crear comidas más atractivas para los más pequeños mientras están en la escuela. Este es nuestro top 5: lunches divertidos para tus hijos.

Sándwich de corazón con crema de avellanas y frambuesas

Este rico sándwich demuestra el amor que le tienes a tus niños tanto en la forma de corazón como en el rico sabor. La crema de avellana es un energético natural y las frambuesas tienen mucha vitamina C que le ayudarán a tus seres más queridos a no enfermarse. Puedes preparar esta receta en menos de diez minutos por lo que puedes hacerlo justo antes de llevar a los niños a la escuela. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/chocolate/sandwich-de-corazon-con-crema-de-avellanas-y-frambuesas

Pizza para el lunch

Esta es una deliciosa y nutritiva pizza que contiene todo lo que le encanta comer a los niños, como salchicha, jamón y queso. Al ser preparada en casa te libras de todos los conservadores e ingredientes calóricos ya que puedes usar los que tú usas en tu cocina. Lo ideal de esta receta es que sabe igual de bien en frío por lo qu eno hay problema de comerla a medio día. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/concurso/lunch/pizza-para-el-lunch

Croquetas de pollo rostizado

Es usual que cuando compramos un pollo rostizado entero queden sobras, y esta receta es una de las mejores para sacarle provecho a lo que quedó. Son croquetas doraditas y crujientes con todo el sabor del pollo, son fáciles de llevar y aún más fáciles de comer pues no se necesitan cubiertos. Puedes acompañarlas con el aderezo que quieras, puede ser mostaza, catsup e incluso mayonesa. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/ninos/croquetas-de-pollo-rostizado

Pasta de salchicha

Esta deliciosa receta de pasta es ideal para los niños, se prepara con salchicha, un poco de crema y verduras por lo que tiene vitaminas, carbohidratos y proteínas en un mismo rico platillo. Puedes acompañarla de una pequeña ensalada de zanajoria y pepino para hacerlo un lunch balanceado y muy llamativo para los más pequeños. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/pastas/spaghetti/pasta-de-salchicha

Sándwiches de chocolate, plátano y crema de cacahuate

Este sándwich no sólo tiene una pinta atractiva y perfecta para el lunch de los niños, además es muy nutritivo. La combinación de ingredientes llenará de energía a tus hijos para ir a la escuela, el cacahuate además contiene grasas buenas que asisten al sistema cardiovascular. Lo mejor de todo es que en cinco minutos puedes tener uno listo e incluso hacerlo una noche antes y refrigerarlo. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/ninos/postres-para-ninos/sandwichoso-de-chocolate-platano-y-crema-de-cacahuate
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La llegada del miércoles de ceniza, es el anuncio de que se acerca la Semana Santa y con ella comienza la Cuaresma, pero muchas veces no sabes de qué se trata, por qué hay que ayunar y cuánto dura este periodo. ¿Qué es la Cuaresma?La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararse para la Pascua. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo. El color de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.40 díasSí alguna vez te preguntaste por qué dura 40 días, es necesario que sepas que la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.Ayuno en semana santaEl origen del ayuno y la abstinencia en la época de cuaresma y Semana Santa se basa en los cuarenta días que Jesucristo ayunó en el desierto y venció a las tentaciones.El ayuno, que la Iglesia Católica entiende como prescindir de una de las comidas que se hacen a lo largo del día, solo hay que llevarlo a cabo en dos jornadas: el miércoles de ceniza, cuando arranca la cuaresma, y el viernes santo. Y la abstinencia, que suele consistir en privarse de comer carne roja, debería aplicarse todos los viernes de la cuaresma, según el sacerdote Emilio López Navas, párroco de Benalmádena y profesor de Biblia en el Seminario Diocesano. Así, los días en los que no se come carne en cuaresma serían todos los viernes a partir del miércoles de ceniza y hasta el viernes santo.¿Qué significa no comer carne en Cuaresma?Según la Iglesia Católica y las sagradas escrituras, la carne representa el cuerpo de Cristo crucificado. Por lo tanto comerla en estas fechas resulta una falta de respeto e incluso un pecado.¿Por qué se hace abstinencia los viernes?Los viernes siempre han sido un día de penitencia especial para los cristianos y tiene una explicación muy sencilla. Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes. Por este motivo, los cristianos quieren dedicar este día a unir su sufrimiento con el de Jesús.Comidas fáciles de cuaresmaPara cumplir con los viernes de cuaresma, te compartimos estas recetas fáciles y libres de carne que seguro te encantarán y que podrás seguir con la tradición y mandatos de la iglesia.Chilacas con cremaLas chilacas tienen un alto contenido de potasio y vitaminas A y C, además de bajo contenido de sodio, así que también serán un platillo nutritivo. Prueba esta receta sin carne y disfrútala en deliciosos tacos.Pescado empapelado en salsa de cilantro Este pescado empapelado es una opción sencilla de preparar una comida deliciosa, fácil y nutritiva. En esta receta con pescado, la hoja de plátano le aporta un sabor particular, pero también puedes utilizar otros materiales para envolverlo. Lo mejor de esta receta de pescado empapelado en salsa de cilantro es que se prepara sin horno y en sólo 25 minutos.Nopal gratinado en salsa de frijolEl nopal tiene cualidades, considerado un vegetal y muy consumido, tiene mucha fibra y propiedades nutrimentales como calcio, hierro, agua y proteína. Aunque su sabor ya es delicioso, en esta receta se combina con flor de calabaza, queso y una rica salsa de frijoles con chipotle. Esta es una alternativa de sabor para cuaresma. Ahora que tienes toda la información, puedes hacer que tú y tu familia comprendan mejor qué es y cómo se realiza la Cuaresma, al mismo tiempo que comerán deliciosa.
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD