Top 5: platillos revolucionarios

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
El puente nos hace muy bien y podemos aprovechar el tiempo libre para practicar algunas recetas con las cuales celebrar el próximo jueves 20 de noviembre, Día de la Revolución. Los platillos que hoy te presentamos son típicos mexicanos y la mayoría nacieron o se hicieron famosos durante el periodo revolucionario. Aquí te dejamos nuestro top 5: platillos revolucionarios. Mole poblano. El mole siempre ha sido muy querido entre los mexicanos pero no fue hasta la revolución que este platillo de verdad tomó notoriedad en el país. Se suponía que con esta receta se rendía tributo y homenaje a la comida del pueblo. Sea como fuere, hoy te dejamos esta clásica receta para que prepares este platillo revolucionario en casa. mole poblano casero Burritos. Hay varias leyendas de cómo nació el burrito, hay quienes dicen que es un platillo guanajuatense, pero la historia más contada es que salió de un vendedor que le daba de comer a los ejércitos del norte estas preparaciones. El punto es que él viaja acompañado de su fiel burro, el que cargaba enrollados de tortilla rellenos de carne, arroz y frijoles. burritos de arrachera Albóndigas. Los revolucionarios no tenían cómo ni dónde cocinar platillos demasiado elaborados, así que tenían que guisar con lo que hubiera disponible. En el caso de este platillo tan afamado sólo era necesario conseguir carne y preparar un caldillo de jitomate y chipotle, fue así que se hizo natural comer albóndigas con sus respectivas tortillas para mantener fuerza durante las batallas. albondigas con salsa chipotle Tacos de guisado. De la mano del platillo anterior, los tacos tomaron notoriedad al hacerse el platillo del pueblo por su fácil preparación y aún más simple forma de comerse. Que se pudieran consumir con las manos los hacía ideales para aquellos que viajaban por México y dependían fundamentalmente del maíz. tacos de barbacoa Enchiladas. Se dice que el general revolucionario Pancho Villa gustaba mucho de este platillo. Lo pedía en sus cenas cuando fue gobernador de Chihuahua y también cuando viajaba por el país. En aquel entonces se acostumbraba usar la carne de guajolote, aunque hoy es mucho más común encontrar las enchiladas verdes o rojas, rellenas de pollo o simplemente de queso. enchiladas potosinas
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tu mamá y tu abuela no estaban equivocadas cuando querían aliviar todos tus males con un caldito. Detrás de esta tradición hay un sinfín de razones que beneficiarán tanto tu salud, como tu bolsillo. Descubre por qué es bueno el caldo de hueso.NutritivoSi no conoces todas las propiedades del caldo de hueso, este puede parecerte más algo como agua hervida con sobras de comida que como un platillo nutritivo. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. A pesar de la simpleza de esta preparación, el caldo hecho a base de huesos contiene muchos minerales y nutrientes. Lo mejor de todo es que el cuerpo digiere mejor estos componentes gracias a su proceso de elaboración.Económico El caldo de hueso es una alternativa muy económica para la hora de la comida. Debido a que se elabora a partir de agua y huesos de carne de res, pollo o cerdo, el costo de preparación es mínimo. La otra gran ventaja de esta receta es que te permite aprovechar todos los ingredientes de tus platillos, incluyendo aquellas partes que casi siempre terminas tirando a la basura. ¡Adiós al desperdicio con el caldo de hueso!SencilloEl aporte nutricional de un platillo no está definido por el nivel de complejidad en su preparación o por el precio de sus ingredientes. Aunque este caldo está repleto de nutrientes, vitaminas y minerales, el proceso de elaboración no requiere grandes habilidades o instrumentos de cocina muy sofisticados. Solo es necesario añadir algunas verduras y condimentar con tus especias preferidas.VersátilOtra de las grandes bondades del caldo de hueso es la gran variedad de usos que podemos darle. Si te gusta la comida más minimalista, puedes optar por comer el caldo así tal cual, o también puedes aprovecharlo como base para preparar sopas, salsas, cremas  o guisados más elaborados. Cocinar con este caldo hará que hasta una sopa de fideos sepa súper especial.¿Cuándo es bueno comer caldo de hueso?Aunque el caldo de hueso es un platillo muy nutritivo, ideal para toda la familia, existen ciertas situaciones en las que su consumo es especialmente beneficioso:Problemas de digestión: a pesar de ser un alimento con muchos nutrientes, es ligero y suave, por lo que es perfecto para esos días en los que tu estómago no tolera cualquier cosa.Enfermedades en los cartílagos: el caldo de hueso es una fuente rica en colágeno y gelatina. Estos dos componentes ayudan a restaurar las coyunturas, así como el cabello, las uñas y, por supuesto, la piel.Desnutrición: en los casos en que por alguna razón el organismo tiene deficiencias de nutrientes, el caldo de hueso puede hacer maravillas. Este platillo contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, así como nutrientes que cuidan el sistema digestivo e inmunológico.
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
Para mantener una alimentación saludable y buenos hábitos alimenticios, es necesario llevar una dieta balanceada, pero si además quieres echarte una mano consumiendo alimentos bajos en calorías, esto te interesa. Conoce cuáles son las verduras que tienen menos calorías.ChampiñonesSin importar el tipo de champiñón que decidas usar en tus recetas, puedes tener la certeza de que estará lleno de nutrientes con muy pocas calorías (15 por taza).CalabacitasEste es un alimento básico para perder peso, ya que te satisface rápidamente y por más tiempo, y solo aporta 20 calorías por taza.ArúgulaEste vegetal es buenísimo para preparar ensaladas y lo mejor es que en 10 gramos solo consumirás 3 calorías.BrócoliEl brócoli no solo tiene pocas calorías, sino que además aporta grandes cantidades de vitamina C. 91 gramos de brócoli equivalen a 31 calorías.ColAdemás de ser un ingrediente súper versátil que puedes usar en ensaladas, caldos o guisos, la col solo suma 22 calorías por taza.LechugaMuy parecida a la arúgula, la lechuga aporta vitaminas y nutrientes sin añadir calorías extras a la comida. Por cada taza de lechuga solo consumes 5 calorías.KaleNo por nada el kale es considerado un súper alimento. Una taza de kale (equivalente a 5 calorías) ayuda a prevenir el cáncer y a regular los niveles de azúcar en la sangre.ChileEl chile es un vegetal bajo en calorías (alrededor de 30 por media taza), pero además sus componentes naturales ayudan a quemar más calorías después de consumirlos.EspárragosSi nunca has cocinado con espárragos, después de saber que una taza de esta verdura tiene solo 27 calorías, seguramente te animarás a incluirlos en más recetas.PepinoUna opción fresca, tanto para ensaladas, cremas o smoothies, que no aumenta tu consumo calórico. En 100 gramos de pepino solo hay 16 calorías.BetabelA pesar de tener un sabor tan dulce, los betabeles son bajos en calorías. Una taza de remolacha tiene menos de 60 calorías.Llena tu refrigerador con estas verduras y prepara recetas deliciosas bajas en calorías.
Para mantener una alimentación saludable y buenos hábitos alimenticios, es necesario llevar una dieta balanceada, pero si además quieres echarte una mano consumiendo alimentos bajos en calorías, esto te interesa. Conoce cuáles son las verduras que tienen menos calorías.ChampiñonesSin importar el tipo de champiñón que decidas usar en tus recetas, puedes tener la certeza de que estará lleno de nutrientes con muy pocas calorías (15 por taza).CalabacitasEste es un alimento básico para perder peso, ya que te satisface rápidamente y por más tiempo, y solo aporta 20 calorías por taza.ArúgulaEste vegetal es buenísimo para preparar ensaladas y lo mejor es que en 10 gramos solo consumirás 3 calorías.BrócoliEl brócoli no solo tiene pocas calorías, sino que además aporta grandes cantidades de vitamina C. 91 gramos de brócoli equivalen a 31 calorías.ColAdemás de ser un ingrediente súper versátil que puedes usar en ensaladas, caldos o guisos, la col solo suma 22 calorías por taza.LechugaMuy parecida a la arúgula, la lechuga aporta vitaminas y nutrientes sin añadir calorías extras a la comida. Por cada taza de lechuga solo consumes 5 calorías.KaleNo por nada el kale es considerado un súper alimento. Una taza de kale (equivalente a 5 calorías) ayuda a prevenir el cáncer y a regular los niveles de azúcar en la sangre.ChileEl chile es un vegetal bajo en calorías (alrededor de 30 por media taza), pero además sus componentes naturales ayudan a quemar más calorías después de consumirlos.EspárragosSi nunca has cocinado con espárragos, después de saber que una taza de esta verdura tiene solo 27 calorías, seguramente te animarás a incluirlos en más recetas.PepinoUna opción fresca, tanto para ensaladas, cremas o smoothies, que no aumenta tu consumo calórico. En 100 gramos de pepino solo hay 16 calorías.BetabelA pesar de tener un sabor tan dulce, los betabeles son bajos en calorías. Una taza de remolacha tiene menos de 60 calorías.Llena tu refrigerador con estas verduras y prepara recetas deliciosas bajas en calorías.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD