Top 5: realidades de dejar de comer pan
Recomendaciones de Cocina

Top 5: realidades de dejar de comer pan

Por Kiwilimón - July 2015

El pan es muy rico y es un excelente acompañante durante la comida. Lo malo, es que comerlo demasiado puede hacer que subas de peso, e incluso, que empieces a retener líquidos y otras complicaciones para tu figura y peso. Por otro lado, es un ingrediente esencial en la dieta humana. Hoy queremos dejarte información sobre qué pasaría si dejaras de comer pan y cómo cambiaría tu cuerpo al sustituirlo por otros ingredientes. Este es nuestro top 7: realidades de dejar de comer pan.

1. Perderás peso de agua

Cuando dejas de comer pan te darás cuenta cómo, mágicamente, empezarás a perder peso. Esto es una muy buena noticia, pero la realidad es que no sólo se trata de la falta de carbohidratos, sino que cuando comes pan también acumulas, dentro de ti, hasta cuatro veces la cantidad de agua que otros ingredientes. Por esto te sentirás menos hinchada y mucho más ligera.

Pan de ajo: http://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/panes/pan-de-ajo

2. Te sentirás cansada

La nutrición del cerebro se basa en carbohidratos, así que cuando dejes de comer pan tu cerebro empezará a andar sin gasolina por lo que puedes empezar a sentirte desganada. Lo mejor, si lo dejas, es sustituirlo con otros carbohidratos que queden mejor con tu dieta como pan multigrano o arroz.

Pan con aceitunas: http://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/panes/pan-con-aceitunas

3. Baja tu posibilidad de tener diabetes

Un estudio realizado en 2014 indica que al comer carbohidratos refinados, como el pan, aumenta tu nivel de ácidos grasos, lo que puede llevar a una tendencia diabética. Aunque no siempre es el caso, sí hay evidencia de diabetes en tu familia, es mejor consumir pan con mucha moderación.

Pan de yema: http://www.kiwilimon.com/receta/panes/pan-de-yema

4. Tu digestión se alentará

Una gran parte de los granos consumidos por nuestra sociedad vienen del pan, y estos granos ayudan a que funcione, regularmente, nuestro sistema digestivo. Al dejar de comer pan podrías experimentar problemas de estreñimiento por lo que es mejor empezar a consumir linaza o chía para sustituir el pan y no encontrarse con ese problema.

Pan de leche: http://www.kiwilimon.com/receta/panes/pan-de-leche

5. Tus entrenamientos sufrirán

Necesitamos carbohidratos para ir al gimnasio, a correr, y para toda actividad física, así es como funciona el cuerpo. Al dejar de comer pan uno tiene menos energía y cuesta más mantener un progreso estable durante el ejercicio. Esto no es bueno pues verás menos resultados. Lo mejor es usar otros ingredientes con carbohidratos sanos como semillas y nueces para mantenerte con fuerza y disciplina.

Pan de plátano: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-sencillos/pan-de-platano-facil
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Cocinar suele ser una actividad relajante y divertida, pero limpiar no lo es tanto, sobre todo cuando hay una pila de trastes sucios, sustancias pegadas, y superficies que han sido manchadas; sin embargo dentro de la misma cocina puedes encontrar a los mejores aliados para acabar con el desastre. A pesar de que hoy en día existe una gran diversidad de productos para eliminar la grasa y las marcas que quedan en una cocina, debes tener cuidado, pues algunos pueden ser tóxicos, contrario a que si usamos productos naturales, además de ser amigables con nuestro organismo, son económicos e igual de efectivos.Aquí te dejamos una lista de ingredientes de cocina que puedes utilizar para limpiar, seguramente algunos ya los conocías pero otros te sorprenderán.VinagreUno de los ingredientes más usados para limpiar es el vinagre en cualquiera de sus presentaciones, aunque el de manzana y el blanco son los más efectivos. Según Jorge Roldán, químico de profesión para BBC Mundo, el vinagre tiene propiedades antisépticas, eso lo hace muy eficiente para desinfectar tanto alimentos, como utensilios y superficies. Además el vinagre produce sales solubles en el agua a partir de restos de carbonatos de calcio, como los que se acumulan en cocinas, desincrustación y limpieza. Bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un gran aliado para despegar la grasa de ollas y sartenes, por sus propiedades abrasivas. Además, también es un ingrediente antibacteriano, por lo que puede también funciona como un gran desinfectante. Haz una pasta con bicarbonato y limón o agua y te sorprenderás de su efectividad. CaféLos restos de café molido son todo menos deshechos, pues uno de sus usos es que pueden ayudarte a acabar con la grasa de los trastes sucios como ollas y sartenes. Aparte, otra de sus propiedad provoca que elimine los malos olores, por lo que te recomendamos colocar un puño de restos de café dentro del refrigerador para evitar el olor a comida. Sal Si tienes el problema de un fregadero tapado, la sal combinada con agua caliente te puede ayudar; de igual manera, también sirve para remover la grasa en los utensilios de cocina y es muy eficaz para quitar manchas de vino en telas. ArrozUna de las cosas más difíciles de limpiar dentro de una cocina son los vidrios tanto de superficies como de vasos e incluso de algún florero o cualquier recipiente que tenga un cuello alto y que se dificulte limpiar por dentro. Para limpiar botellas y envases de vidrio agrega arroz seco, un poco de agua jabonosa y agita.¿Cómo ves? Con estos ingredientes naturales, limpiar la cocina puede ser mucho más fácil de lo que crees. ¿Lista para usarlos?
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD