Top 5 recetas con menta
Recomendaciones de Cocina

Top 5 recetas con menta

Por Kiwilimón - Marzo 2015
La menta no sólo sirve para dulces, helados y chocolates, es una hierba fresca y de gran aroma que puede elevar muchos platillos. Es muy usada en la cocina griega e italiana tanto para platos salados como para dulces, y hoy queremos darte algunas alternativas que tal vez no conozcas para sacarle provecho. Este es nuestro top 5: recetas con menta.

Pollo a la menta con verduras

Esta es una receta sana y deliciosa. La combinación del aroma de la menta con el rico sabor del vino blanco junto con las almendras se mezclan para hacer de este platillo uno muy sencillo, pero muy elegante. La receta sirve perfecto para comer con la familia pero también puede ser elevada a un nivel elegante si la decoras con hojas frescas de menta y la sirves acompañada de un suave chardonnay. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/pollo-a-la-menta-con-verduras

Crema de chícharo, calabaza y menta

Si necesitas una sopa primaveral para dejar de preparar las mismas recetas una y otra vez, puedes empezar con este receta. No es una simple crema de verduras pues contiene sabores terrinos, vegetales, frescos y aciditos que le gustarán a toda la familia. Sírvela caliente con hojas de menta como decoración que al mismo tiempo darán estética y aroma. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/sopas/crema-de-chicharo-calabaza-y-menta

Ensalada verde de perejil, menta y queso feta

Directo de los recetarios griegos llega esta fresca ensalada primaveral que explota con sabor a menta. Usa también ese queso tan característico del mediterráneo que es el feta y que funciona tan bien con la menta. No olvides usar las aceitunas kalamata para darle esa acidez que necesita la receta y para complementar con otro ingrediente netamente griego. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/ensaladas/ensalada-verde-de-perejil-menta-y-queso-feta

Costillas de cordero con pesto de menta y albahaca

Si hay una proteína que recibe bien el sabor de la menta es el cordero, con estas chuletas en hueso podrás comprobarlo. La unión del aroma y sabor de la albahaca y la menta es intoxicante, es difícil imaginarse una salsa más fresca y con un sabor más potente que ésta. Recuerda usar puré de papa o papas al horno para complementar la receta y tener un plato principal que todos recordarán. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/costillas-de-cordero-con-pesto-de-menta-y-albahaca

Limonada de menta y burbujas

Ahora que viene el calor te recomendamos esta vibrante bebida. La frescura que le añade la menta a la limonada es imposible de describir, pues aunque esta bebida suena simple, resulta mucho más y mejor que la suma de sus partes. Recuerda que también la puedes usar como coctel para una cena o brunch si le añades tu vodka favorito a la receta. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/limonada-con-menta-y-burbujas    
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Como mexicanos, tenemos claro que los tacos en tortilla dura y con forma de quesadilla no son tacos, pero dentro del universo tex-mex, son un manjar con mucha historia.Pero ¿cuándo surgió este tipo de comida?, ¿quién la hizo popular? Su origen no sólo es una mezcla de dos culturas, sino todo un viaje de sabores.La etiqueta “Tex-Mex” se usó hasta la década de 1960 para describir la comida única del estilo de la región fronteriza, pero su origen se remonta más de cien años atrás, cuando Texas ¡todavía era parte de México! Así, el término se puede rastrear como una abreviatura del Ferrocarril Texas-Mexicano, alrededor del año 1875.Pero durante las décadas siguientes a los 60, diferentes ingredientes y estilos de cocina se combinaron a lo largo de la frontera para convertirse en lo que hoy llamamos Tex-Mex. El primer uso puede deberse a un artículo de 1963 en la revista The New York Times, sin embargo, el término realmente no despegó hasta la publicación del libro de 1972 “Las cocinas de México”, de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy.Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para establecer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y la versión americanizada, que era popular en Texas. Los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por el término al principio, pero, al final, la mayoría abrazó el término.Ahora, en cuanto a la comida, el tex-mex tiene sus raíces en las misiones españolas, donde se mezclaban alimentos básicos aztecas como frijoles, con ingredientes europeos, como el arroz. Los españoles también trajeron consigo muchos sabores que son esenciales para la cocina Tex-Mex, entre ellos, el aceite de oliva, la cebolla, el ajo, el orégano y el cilantro.Así, los tejanos descendientes de españoles fueron quienes mezclaron estos dos estilos de cocina después de que Texas se convirtió en un estado independiente y más tarde parte de Estados Unidos, logrando mantener su identidad y al momento de combinar sus recetas familiares tradicionales con los nuevos sabores que llegaron al área a medida que los estadounidenses emigraron al estado.Los platillos más famosos dentro de la comida Tex-MexEl chili con carne es un guiso de carne molida y chiles (y a veces frijoles) que se convirtió en un plato popular en San Antonio durante la década de 1880. Se trata de un plato esencial Tex-Mex que encontró una audiencia aún mayor en la Feria de la Palabra de 1893 en Chicago, gracias a la aparición del puesto de chili de San Antonio.Por su parte, los burritos nacieron en la frontera y se cree que recibieron este nombre en Ciudad Juárez, durante la Revolución Mexicana, gracias a un vendedor ambulante que los sirvió desde la parte trasera de su burro.Algunas otras de las comidas Tex-Mex más famosas son los nachos, nombrados así por un chef mexicano que por supuesto se llamaba Ignacio; las chimichangas, de las cuales dos restaurantes, en Arizona reclaman ser los creadores, y los frijoles refritos, que en México conocemos bien.Actualmente, la comida Tex-Mex existe en muchas partes del mundo, con restaurantes en Francia y muchísima demanda en Estados Unidos. Así que claro que el Tex-Mex no es completamente mexicano, pero sí tiene raíces y no deja de ser una delicia a la hora de comer.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexiana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Lasaña Tex MexBurrito de Pollo Búfalo con AguacateNachos con Queso y Chili con Carne
La gastronomía de Colombia es tan vasta y abundante como las riquezas del propio país, cuyo suelo es tan fértil que todo lo que se consume es cultivado en su mismo territorio, tal como la yuca (tubérculo similar al camote), el ñame (planta muy parecida a la papa), el maíz y los plátanos verdes. Si aún no estás familiarizado con los alimentos de la región, es hora de que conozcas la comida típica de Colombia más deliciosa. Los platillos típicos de Colombia son de los más populares en la región latinoamericana gracias a las increíbles combinaciones que se pueden hacer con sus ingredientes, además de que son platillos tan abundantes que no sólo te llenan de sabor, como podrás ver a continuación. Arepa de huevo Las arepas son una herencia de Venezuela de la época precolombina, pero se convirtieron en un plato típico de Colombia, que puedes encontrar en distintas variaciones, frita o en comal, dulces o saladas. Una de las favoritas es la arepa de huevo, la cual consiste en una especie de tortilla de masa de maíz frita, que lleva un huevo crudo en su interior, se sella y se vuelve a freír. Sancocho El sancocho es comida tradicional de Colombia de la región costera del país y se trata de una rica sopa con distintos tipos de carnes como res, pollo, gallina y verduras, condimentos y algunas especias para darle más sabor. ¡Es como un caldo de pollo pero revolucionado! Bandeja Paisa Como lo mencionamos anteriormente, la bandeja paisa es uno de los platos más completos de la comida típica de Colombia y es que trae consigo hasta 10 platillos distintos. En una bandeja paisa podemos encontrar chicharrón frito, frijoles rojos, arroz blanco, tajadas fritas de plátano, huevos fritos, cebolla, tomate, una arepa, aguacate, chorizo, morcillas (embutido de vísceras de cerdo), patacones (rodajas de plátano verde frito), carne molida y costillas. ¿Te atreverías a comer una bandeja tú solo? Tamales colombianos Al igual que México, Colombia cuenta con sus propios tamales que incluso las personas utilizan para desayunar en familia. Los tamales van envueltos en hoja de plátano y se preparan a base de maíz, rellenos de diversas legumbres y carnes. ¿Probarías este plato típico de Colombia o te quedas con la versión mexicana? Mondongo El mondongo es un caldo bastante controversial ya que, al estar hecho con vísceras, papas colombianas y una inmensa cantidad de verduras, muchos lo consideran como un alimento un tanto pesado para comer de una sola sentada, sin embargo, nunca falta en cualquier menú colombiano. Plátano maduro relleno El plátano maduro relleno es uno de los platillos colombianos más comunes para la hora del almuerzo y es que ese toque dulce es irresistible para rellenar con queso crema, arequipe (parecido al dulce de leche) y mantequilla. Aguapanela con queso Por último, te presentamos una de las bebidas más famosas en Colombia: el aguapanela con queso, una bebida que se puede servir helada o como té. El aguapanela es un producto que se obtiene de procesar la caña de azúcar y generalmente se toma caliente, acompañada de queso para mejorar su sabor. Como puedes ver, la comida típica de Colombia es vasta y llena de sabores deliciosos, por eso nos encantaría saber cuál es el platillo que se te antojó más.
De entre las enfermedades crónicas, el hígado graso o esteatosis hepática no alcohólica es una de las más comunes y entre 20 y 30 por ciento de la población mundial lo padece.Hay varios factores para que una persona desarrolle esta enfermedad, entre ellos, algunos de carácter genético, pero también ambientales, sociales y de comportamiento, en especial, alimenticio, por lo que llevar una alimentación adecuada y congruente con las necesidades de cada persona es esencial.¿Qué es hígado graso?Es una afección que ocurre cuando la acumulación excesiva de grasa en el hígado provoca inflamación, lo que puede desarrollar cicatriz por la inflamación constante (conocido como fibrosis) y, finalmente, provocar daño hepático crónico o cirrosis.Aunque con frecuencia las personas quieren saber los síntomas de hígado graso, este padecimiento tiene una progresión asintomática, “solo algunos con estatohepatitis no alcohólica pueden presentar fatiga, malestar general y dolor abdominal “vago” en cuadrante superior derecho”, de acuerdo con la Secretaría de Salud. Por otra parte, según la Organización para Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la obesidad es considerada uno de los principales factores de riesgo de esta enfermedad. Además de la diabetes, los niveles excesivamente elevados de colesterol o grasas en la sangre (dislipidemia), el síndrome metabólico (es decir, el conjunto de presión arterial elevada, azúcar en la sangre elevada, exceso de grasa corporal en la cintura y niveles anormales de colesterol) y la etnia, pues estudios han mostrado que los hispanos y japoneses padecen más de hígado graso.Dieta para el hígado grasoCuando una persona es diagnosticada con hígado graso, el tratamiento no farmacológico con frecuencia indica una modificación en el estilo de vida, por ejemplo, eliminar el consumo de alcohol, bajar de peso y una dieta hipocalórica sola o en conjunto con incremento en la actividad física, claro, todo guiado por profesionales de la salud, como un nutriólogo.La dieta hipocalórica consiste en controlar la ingesta de calorías, pues cuando consumimos más calorías de las que necesitamos, estas se almacenan como tejido graso o adiposo.Por ejemplo, en esta dieta se suele reducir la ingesta diaria de alimentos que aportan hidratos de carbono complejos, como el arroz, la pasta o el pan y preferir el consumo de hortalizas, carnes magras (aquellas que contiene poca grasa, como la pechuga de pollo), pescados, frutas y huevo, todos ellos cocinados de formas saludables, como a la plancha o al vapor.Este tipo de dieta no elimina el consumo de ningún tipo de nutriente, sino que simplemente indica su ingesta en una cantidad mínima. Trata de llevar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, proteínas y carbohidratos, pero baja en grasas, azúcar y sal; comer porciones más pequeñas de alimentos también puede ayudarte con este propósito.Recuerda que esta enfermedad sólo puede ser diagnosticada por una médico y que una dieta siempre debe ser guiada por un nutriólogo, pues debe ir adapatada a tus necesidades.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD