Top 5: recetas norteñas

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
Dado que este 20 de noviembre celebramos la Revolución Mexicana y que muchos de sus ilustres personajes, como Pancho Villa, eran del norte, hoy te antojamos algunas recetas de la parte más árida del país. Entre aguachiles y discadas encontrarás recetas para hacer una comida que represente a muchos de los caudillos de la revolución. Aquí te dejamos nuestro top 5: recetas norteñas.

Tacos de discada

Se dice que estos ricos tacos obtuvieron su nombre pues los constructores que trabajaban cerca de los rieles del tren usaban los mismo discos que protegían las ruedas de los tranvías como sartenes para sus guisados. Esta es una de las clásicas recetas norteñas, es simple, muy rica y abundante por lo que es suficiente para toda la familia. tacos de discada

Tacos de adobada estilo norteño

Otro gran clásico de la cocina regia son estos tacos de cerdo marinados en adobo. Se disfrutan mejor con ricas tortillas de maíz calientitas y unos frijoles charros, aunque solos también son muy buenos. El secreto de la receta es su mezcla de tres chiles que le dan un picor y un sabor muy especial a la mezcla, es ideal para aquellos que les guste la comida picosa pero con mucho gusto. tacos de adobada estilo norteno

Frijoles charros al estilo Durango

No podían faltar estos frijolitos que a todo mexicano le gustan. Lo rico es que no son solo un acompañamiento, sino que pueden manejarse como plato fuerte. Esto es porque llevan chorizo, salchicha y jamón a parte de su respectivo jalapeño y demás especias. Puedes comerlos a cucharadas como sopa o incluiros en tus taquitos norteños. frijoles charros al estilo durango

Carnitas estilo Sonora

Esta receta es una ganadora: rinde para por lo menos ocho porciones, por lo que es ideal para toda la familia, lleva pocos ingredientes, la preparación es súper simple y sin duda son las mejores carnitas norteñas que vayas a probar. Si las acompañas con guacamole y salsita verde picosita tendrás un típico platillo norteño para celebrar este 20 de noviembre. carnitas estilo sonora

Aguachile sinaloense

Para aquellos que sean más de mar que de tierra también les tenemos su alternativa norteña. Ligera, picosita y adictiva es esta receta de aguachile de camarón picosito y lleno de limón. La preparación no tarda más de diez minutos pues se usa el camarón en crudo para dejarlo cocerse con el cítrico, es una preparación de lo más típica del norte e ideal para este día de la Revolución Mexicana. aguachile sinaloense
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
Pese a que las opiniones están un poco divididas cuando se habla del delicioso sabor, beneficios y por qué es bueno cocinar con margarina, nosotros te contamos algunas propiedades importantes para que sepas cómo incluirla en tu dieta de manera óptima como fuente de grasas saludables.La margarina está hecha de aceites vegetales, por lo que contiene grasas insaturadas conocidas como “grasas buenas”. Estos tipos de grasas ayudan a reducir el consumo de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), o colesterol “malo”, cuando las usas como reemplazo de aquellas que sí los incluyen.Chuletas de Cerdo en Salsa PoblanaAsí que, si no tenías claro por qué es bueno cocinar con margarina, te dejamos esto 5 puntos clave para disfrutar de ella sin temor.1. Bajo contenido de grasas trans Aunque algunos alimentos pueden tener grasas trans de forma natural, lo recomendado es restringir el consumo a 1%, pues la ingesta excesiva de éstas puede causar daños en el organismo a largo plazo. Marcas como Primavera® están libres de estas grasas.2. Hecha a base de aceites vegetalesLos aceites vegetales tienen vitaminas A y D, las cuales suelen aportar beneficios a tu piel, por ejemplo, la vitamina A que ayuda a regenerarla y a que luzca saludable.3. Libre de colesterolEl colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en alimentos de origen animal y el colesterol LDL, o ‘colesterol malo’, está relacionado a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. 4. Contiene grasas ‘buenas’Entre las “grasas buenas” hay grasas poliinsaturadas (PUFA), que incluyen grasas esenciales. Se llaman así porque el cuerpo las necesita para funcionar correctamente, pero no pueden producirlas a partir de otros nutrimentos. Por esta razón, tenemos que comerlas como parte de una dieta saludable. Las grasas “buenas” se encuentran típicamente en los aceites vegetales y en los productos hechos de estos, como los líquidos y los productos para untar como las margarinas, también se pueden encontrar en frutos secos, semillas y pescados grasos.5. Brinda gran sabor y textura a tus platillosLa margarina combina perfecto con cualquier tipo de alimentos, por ejemplo, con una chuleta de cerdo, con pollo, con pasta, con carne de res, y a todos les brinda mucho sabor y textura. Pastel de 3 leches de zanahoria en refractarioEl punto clave más importante para disfrutar de la margarina es incluirla en tu dieta de manera balanceada, para que haya un equilibro entre los nutrimentos que dan energía. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la proporción ideal de grasas dentro de tu dieta es de 20 a 30 por ciento.Para inspirarte, aquí tienes algunas recetas que quedan perfectas con margarina:Coditos en salsa de aguacateHuevos rancheros con nopal
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD