Top 5 recetas para ir comiendo en el coche
Recomendaciones de Cocina

Top 5 recetas para ir comiendo en el coche

Por Kiwilimón - Mayo 2015
Si siempre andas a las carreras es muy posible que la hora de la comida o el desayuno te encuentre, en ocasiones, cuando estás en el auto. No cualquier platillo es ideal para comerse en movimiento, pues debe ser fácil de comer y que no cause manchas o derrames sin olvidar que sea rico y llenador. Hoy, para ti que estás tan ocupada, te dejamos nuestro top 5: recetas para ir comiendo en el coche.

Wrap de pavo

Es fácil de preparar y aún más fácil de comer. Lo bueno de un wrap es que puedes comerlo con las manos sin temer que algo se caiga o te manche la ropa. Te recomendamos usar jamón de pavo, pero puedes utilizar el jamón de tu preferencia. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/wrap-de-pavo

Panini de manchego y manzana

Un sándwich siempre es una buena alternativa para comer en el coche pues es muy cómodo. Esta receta gourmet lleva queso manchego, manzanas verdes, mermelada de higo o chabacanos y un poco de jamón serrano. Como ves es un panini gourmet muy rico que juega con lo dulce de la mermelada, lo acidito de la manzana y lo salado del queso. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/sandwiches/paninis/panini-de-queso-manchego-y-manzana

Tortitas de verdura

Estas ricas tortitas de papa son 100% vegetarianas, muy fáciles de transportar e igual de ricas si se comen calientes como frías. Llevan zanahoria y calabacitas, pero también puedes añadir pimiento e incluso jitomate picado si quieres darle más sabor, textura y color. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/ninos/comida-para-ninos/tortitas-de-verdura

Croquetas de espinacas

Si prefieres poder comer con la mano en el coche por cuestiones de comodidad, esta receta es excelente pues no necesitas cubiertos, además de que las croquetas son crujientes y nutritivas. Por supuesto puedes incluir un poco de bacalao, salmón o atún si quieres que la receta se mantenga sana mientras añades un poco más de sabor y proteína. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/croquetas/croquetas-de-espinacas

California salmón roll

El sushi puede parecer uno de esos platillos que sólo encontramos en restaurantes japoneses, pero la verdad es que puede prepararse en casa fácilmente. La forma del sushi, en pequeños rollos, es ideal para llevarse en el coche pues se come en frío, es fácil de comer uno por uno con sólo un mordisco, y todo viene tan bien apretado dentro del arroz que nada se saldrá para manchar tu ropa o tu coche. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/california-salmon-roll    
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Este 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre. En Kiwilimón creemos en compartir la mesa y la vida, por ello te invitamos a unirte a la causa de Dona En Vida.México ocupa el último lugar en Latinoamérica en donación de sangre voluntaria con una tasa del 3.1%. Esto propicia que la mayoría de las transfusiones se hagan con donación de reemplazo, las cuales tienen un mayor índice de infección (del 95-100%) como VIH, hepatitis B y C y la enfermedad de Chagas, teniendo un costo más alto en la salud. Países como Brasil, Costa Rica, Colombia, Cuba o Nicaragua tienen una alta tasa de donación altruista, con porcentajes mayores al 50%. Son comunidades que representan un ejemplo para Latinoamérica, considerando que el desabasto de sangre en los hospitales produce en México alrededor de 530,000 muertes maternas y el 90% de defunciones ocasionadas por accidentes de auto.Por eso, en Kiwilimón apoyamos Únete Dona En Vida, asociación civil que tiene como objetivo fomentar la cultura de donación de sangre altruista para que los mexicanos donen sangre de manera habitual y voluntaria, con las siguientes acciones: conectar donadores con pacientes; fomentar la cultura de donación; crear campañas de donación en empresas, universidades y lugares públicos. Recuerda que "cuando se dona sangre se obtienen 450 ml, que se dividen en 2 o 3 componentes sanguíneos. Así una bolsa de sangre puede salvar hasta 3 vidas", asegura la jefa del Banco de Sangre de Cruz Roja Mexicana, Marisa Martínez. Hoy más que nunca, México requiere donantes altruistas (en esta contingencia sanitaria las donaciones han bajado entre el 75 y 80%). Por eso, te invitamos a seguir el trabajo de esta asociación en Twitter, Facebook o Instagram, a donar tu tiempo como embajador o voluntario o con tus aportaciones económicas a través de su página de internet. ¡Únete Dona En Vida, aquí, y haz la diferencia!
No hay nada mejor que un domingo con asador y la familia, pareja o los amigos, pero te has puesto a pensar cuáles son los beneficios de cocinar al carbón. Te comparto algunas ventajas del porqué es una gran opción. La primera, y la cual nuestro paladar agradece, es que los alimentos adquieren una jugosidad incomparable, en específico con las carnes, pues cocinar a la parrilla asegura una temperatura uniforme que impide que se pierda la textura. Otra gran ventaja es que los nutrientes no disminuyen, al contrario, se mantienen intactos para nuestro beneficio. Por otra parte y no menos importante es que la parrilla también potencia el sabor de cada uno de los alimentos, pues no se requiere de más condimentos para su preparación. Asimismo, los alimentos suelen tener menos grasa al cocinarse en la parrilla, ya que ocupan su grasa natural y no se añaden aceites que perjudican a nuestra salud. Aquí algunas opciones de recetas que puedes preparar al carbón. Champiñones al ajillo: Asar con aceite de aguacate, ajo picado y un poco de cilantro. Agregar pimienta y sal de grano al gusto. Chiles poblanos con camarón: Asar primero los chiles, una vez que empiecen a cambiar de color, rellenarlos con queso manchego o oaxaca y camarones partidos en cachitos. Agregar jitomate picado fresco.Corazones de lechuga romana a la parmesana: Asar con aceite de oliva y colocar láminas de queso parmesano arriba. Al final agregar un toque de aceite balsámico espeso. Filetes de coliflor con sal de gusano: Asar los filetes de coliflor con aceite de oliva, agregar sal de gusano al gusto y un chorrito de mezcal para flamear. Bien, ahora ya lo sabes, además de un grato momento en compañía de los tuyos al cocinar al carbón, podrás deleitarte con platillos más livianos, menos calóricos y que ayudarán a un mejor funcionamiento de tu organismo. 
Sería injusto reducir como dieta a lo macrobiótico. Tal como fue concebida, esta filosofía parte de un principio: la conciencia de que lo que nos alimenta puede prolongar la vida, pues según George Ohsawa, el teórico fundador, los alimentos influyen en la salud física, mental, emocional y espiritual.La filosofía macrobiótica camina de la mano con las leyes de vida. “Está basada en lo cero tóxico: tanto en alimentos como en productos de uso personal y del hogar”, apunta Gina Rangel. La médula teórica pasa por reconocer el todo en los alimentos: el ying (energía fría) y el yang (energía caliente) presentes en cada ingrediente. Para lo macrobiótico la armonía se localiza justo al centro de ambas energías. Que no te sorprenda, entonces, que el plato macrobiótico sea campo minado. La base de la alimentación son los cereales, las leguminosas, las frutas y las verduras, pero la lista de restricciones es larga.Para ellos, todo alimento alejado de la constitución de la sangre tardará más tiempo en digerirse. Lo vital es que la proporción alimenticia tenga cinco ying por un yang. De ahí que haya demasiados alimentos que se queden fuera al considerarlos demasiado ying o demasiado yang. Por ejemplo, “están prohibidos los tubérculos, los pimientos, el jitomate, el café, el alcohol, los alimentos procesados y empacados (como cereales, galletas, panes blancos, los refrescos, los productos endulzados, la vainilla, las frutas tropicales como el mango, la piña, la papaya y la sandía, los sazonadores y los picantes”, confirma Gina Rangel.El ying y el yang no sólo está en los ingredientes, sino también en las preparaciones. Por un lado, está la fermentación y maceración que elimina yang, mientras que salar y cocer los alimentos elimina el exceso de ying. Los preceptos generales de esta dieta pasan por comer y beber sólo cuando se tiene hambre, haciéndolo en plena conciencia. Los alimentos deben provenir de un radio lo más próximo posible y deben ser de temporada para asegurar máxima calidad. Asimismo, deben estar mínimamente manipulados y procesados, y deben masticarse lo suficiente para que el proceso de digestión sea afable con el organismo. El pescado y los lácteos se pueden consumir una vez por mes o cuando el cuerpo así lo requiera; el huevo, una vez cada diez días. Se debe moderar el consumo de moras y frutos secos, semillas y nueces, pepino, apio y lechugas. Adicionalmente, “los utensilios que se utilizan para la preparación de alimentos deben estar libres de teflón; deben ser de maderas naturales, de cerámica o de acero inoxidable; eliminar plásticos y sustituirlos por vidrio o acero inoxidable”, complementa Gina.Te preguntarás qué es lo que queda en el plato macrobiótico. Las proporciones van del cincuenta porciento de granos integrales, treinta por ciento de frutas y vegetales y veinte por ciento de leguminosas y algas. Como esta filosofía alimentaria comenzó en Japón, las algas están incluidas. Las algas marinas son un alimento altísimo en vitaminas y minerales, por lo que si estás pensando en llevar una dieta macrobiótica, lo recomendable es no saltártelas. El resultado es una dieta compuesta mayormente por proteína vegetal formulada a través de la interacción de granos y leguminosas. “Es una dieta tan limpia y basada en ingredientes tan naturales que vas a gozar de buena salud. Con ella, dejas las toxinas prácticamente fuera de tu vida. La desventaja de la dieta macrobiótica es que puedes llegar a tener ciertas deficiencias en el cuerpo al no tener casi proteínas de origen animal. Cuida tu índice de masa muscular, el consumo de vitamina B12 y la vitamina D”, concluye Gina.Como en todo, lo recomendable es confiarle tu salud a un experto y comprobar si esta dieta es la óptima para ti. Si te dieron ganas de comenzar con un probadita de la dieta macrobiótica, aquí te incluyo una de mis recetas favoritas.Tortitas de garbanzo y verduras 2 tazas de zanahorias ralladas2 tazas de calabacitas ralladas y escurridas2 tazas de harina de garbanzo2 huevosSal marinaRalladura de limónRalladura de jengibre4 cucharaditas de aceite de aguacateEn un bowl incorpora todos los ingredientes hasta lograr una masa. Forma con ella unas tortitas de unos 8 centímetros y lleva a congelar por al menos 1 hora. Calienta el aceite de aguacate y dora las tortitas por ambos lados. Acompaña con arroz integral y sopa miso.
Cómo bajar la panza rápido es uno de los consejos más buscados por las personas, especialmente cuando se acerca el verano y todos quieren lucir un espectacular cuerpo de playa. Antes que nada, queremos recordarte que cualquier tipo de cuerpo es un cuerpo apto para presumirse en traje de baño, pero si aún así te sientes un poco inseguro, sin duda te serán de ayuda estos 5 trucos infalibles para bajar la pancita. 1. Reduce el consumo de azúcares añadidas Quizás este sea uno de los trucos más difíciles para bajar la panza, pero de acuerdo a Harvard Health Publications, explican que el exceso de azúcar puede provocar acumulación de grasa en el abdomen y por ello es mejor alimentos que contengan azúcar añadido, también conocido como fructuosa. Recuerda que la fructuosa se encuentra principalmente en refrescos, jugos envasados y aunque nos duela admitirlo, pan. 2. Aumenta el consumo de proteínas Las proteínas son un alimento clave tanto en la pérdida de peso como en el proceso de conseguir un abdomen plano, ya que ayudan a controlar el apetito y la saciedad, evitando que caigas en antojitos poco saludables. De igual forma te ayudan a acelerar el metabolismo, así que no dudes en aumentar tu ingesta de pollo, pescado, leguminosas y semillas. 3. Haz ejercicio Lamentamos informarte que no hay fórmula mágica para bajar la pancita sin involucrar un poco de ejercicio en la rutina diaria. El cardio de intensidad moderada es una gran forma de empezar a moverte, ya que favorece la pérdida de grasa visceral y conforme te vayas sintiendo listo, puedes agregar ejercicios de fuerza como funcional, cargar peso o lo que más te motive a seguir trabajando por esa pancita plana. 4. Toma agua Un consejo común de los nutriólogos a sus pacientes es que tomen al menos 2 litros de agua el día, esto ayuda a reducir la retención de líquidos que muchas veces inflaman el abdomen y nos hacen lucir más rellenitos de esa parte del cuerpo. También es importante que reduzcas tu consumo de sal, tanto el que le añades a tu comida como el que ingieres de algunos alimentos procesados que ya lo incluyen. 5. Aumenta el consumo de fibra La fibra es un poderoso aliado para quienes buscan bajar la panza porque como explica un estudio de la Universidad de Medicina de Wake Forest, comer 10 gramos de fibra al día reduce en 3.7% la posibilidad de ganar grasa visceral. ¡Con 10 gramos de manzana, frijoles, avena, chía o nueces podrás hacer una gran diferencia en tu cintura! ¿Conoces algunos otros consejos efectivos para bajar la panza?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD