Top 5: videos de recetas favoritos
Recomendaciones de Cocina

Top 5: videos de recetas favoritos

Por Kiwilimón - Enero 2015
Dicen que de la vista nace el amor, y qué mejor manera de presenciar cómo se prepara un platillo que a través de uno de nuestros videos. A través de nuestro canal de Youtube te hemos recomendado preparaciones deliciosas para todo tipo de eventos y hoy te queremos mostrar, por si te las perdista, cinco de los más populares del 2014. Aquí está nuestro Top 5: videos de recetas favoritos. Recomendamos: Canal Youtube Chefkiwilimon Cupcakes de Oreo La combinación de las galletas de chocolate y el queso crema parecen haber tenido un gran éxito. Esta receta es sencilla y promete encantarle a toda la familia, y en especial a los niños. Es un postre rico y decadente que puedes preparar cualquier día de la semana e incluso para fiestas infantiles. Acompáñalos con leche fría. Pollo Cordon Bleu Esta receta es una típica preparación francesa y ha cruzado el mundo por su deliciosa combinación de sabores. Todo lo que necesitas es pollo, jamón y queso como ingredientes principales. Durante el video verás cómo el resultado final es una pechuga doradita por fuera y suculenta y jugosa por dentro. Mousse de mango Como verás en el video sólo se usan cinco ingredientes para lograr esta espuma de mango. Se usa la fruta natural junto con queso crema, la leche y el azúcar para después licuar y lograr un esponjoso y ligero mousse que queda listo en menos de cinco minutos. Todo lo que queda es refrigerarlo para después servir frío y decorarlos con mango natural. Un postre light y delicioso. Pierna de cerdo adobada Esta pierna fue un especial de Navidad, pero queda muy bien también cuando estés recibiendo invitados y siendo anfitriona de una cena elegante. Como verás en el video, necesitarás toda una pierna de cerdo y chile ancho, pasilla, ajo y miel para marinarla. El resultado final es una pierna doradita y jugosa que exuda con su sabor a chiles sin ser demasiado picante. Pastel de diez capas sin horno ¿Sabías que puedes preparar pastel de chocolate sin horno alguno? En este video verás cómo con la ayuda de un poco de harina de hot cake más los típicos ingredientes como el chocolate amargo, la mantequilla y la azúcar lograrás un pastel esponjosito y original que puedes crear rápidamente en caso de emergencias.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¡Estrenamos recetario exclusivo en KiwiPro con Alejandro Ruiz! Conoce más de la historia de este increíble cocinero. Alejandro Ruiz Olmedo es un cocinero que heredó el conocimiento rural de sus generaciones pasadas. Nació en 1970 en La Raya, Zimatlán, en Oaxaca, poblado agrícola donde la mayor parte de su siembra se reserva para el autoconsumo. Desde pequeño aprendió el valor de la tierra y ayudaba todos los días en el huerto familiar con tareas básicas del campo, como regar, cosechar y ordeñar desde el alba. Al ser el mayor de sus hermanos, ayudó siempre a su madre en la cocina a preparar los alimentos utilizando sus propios ingredientes de cultivo, según cada cosecha. Así adquirió el gusto por la cocina tradicional, entre aromas, sabores y texturas inigualables de la gastronomía oaxaqueña. Alejandro es un cocinero que ha resaltado la autenticidad de los sabores de Oaxaca y los productos endémicos de todo el estado, como ingredientes criollos e insectos. Su propuesta resalta lo mejor de las recetas tradicionales combinadas con productos selectos en cada uno de sus platillos, como venado, jabalí, cordero, pato, pescados o mariscos. Alejandro Ruiz es considerado el mayor embajador de la cocina oaxaqueña en todo el mundo. En 1997 creó el concepto gastronómico Casa Oaxaca, dentro de un hotel boutique con el mismo nombre. En el año 2003 abrió Casa Oaxaca El Restaurante y en el 2006, Casa Oaxaca Reforma, reconocidos entre los mejores de México. Después aperturó, Guzina Oaxaca en Polanco, en la Ciudad de México, Oaxacalifornia, al sur de la ciudad de Oaxaca, y recientemente presentó Portozuelo, el huerto familiar orgánico del pueblo de donde es originario.En 2009 creó y encabezó el primer festival gastronómico y cultural El Saber del Sabor en Oaxaca, una celebración en coordinación con cocineras tradicionales, chefs locales, productores, investigadores, intelectuales, artistas y maestros mezcaleros. En 2018 publicó su primer libro, Alejandro Ruiz, Cocina de Oaxaca, el cual recibió el premio García Cubas 2018.Alejandro Ruiz es considerado uno de los personajes que han transformado México por su destacada trayectoria, pero sobre todo por la personalidad y la pasión que lo definen. Este cocinero sin duda seguirá escribiendo una parte importante de la historia culinaria del sur de México. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, los sabores de Oaxaca de Alejandro Ruiz, uno de los chefs más Pro de México.
En 1990 Ana del Jesús Valencia Izquierdo, cocinera de origen colombiano que radica en México, decidió combinar los sabores de su país con ingredientes y técnicas mexicanos. Así creó Tamaldiani, un establecimiento de tamales con servicio a domicilio en los que integra los sabores de la cocina mexicana y la colombiana en tamales únicos, originales y deliciosos. Su menú representa la fusión de sabores de dos culturas. Entre los tamales insignia, que han conquistado paladares todas las latitudes, se encuentran el clásico tamal verde, el tamal de cochinita pibil, el de camarón con verduras y el de rajas con queso, crema y elote. Del mismo modo, Ana prepara tamales que se distinguen por su innovación como el tamal de esquites, que puedes pedir en verde o rojo, el tamal de zarzamora con queso, el de mango con rompope, el de pera con almendra, el de chocolate con Nutella y fresa natural y, en temporada, un riquísimo tamal de nuez con nogada y piñón rosa que no te puedes perder. ¡Son memorables! Tamaldiani goza de gran aceptación y prestigio en la Ciudad de México. Además, en tres ediciones ha ganado los primeros lugares de la Feria de la Identidad por preparar los mejores tamales. Sin duda, es un proyecto trabajado con mucho amor por Colombia y México, en el que se resalta lo mejor de ambas culturas. Recuerda realizar tu pedido con tres días de antelación, para que lleguen a tu casa calientitos, tus ricos tamales mexicanos con toque colombiano. ¡Querrás pedirlos todos los fines de semana!
Con una cajita de bicarbonato de sodio prácticamente podrías limpiar toda tu casa. Este ingrediente básico de repostería es una joya para cuando estás intentando usar remedios caseros y naturales en tu rutina de limpieza y nosotras te contaremos cómo utilizar bicarbonato para limpiar.Cuando de limpieza se trata, el bicarbonato es muy versátil, pues se puede usar como un abrasivo suave, un agente desengrasante y un desodorante para disolver la suciedad, eliminar los olores y cortar el cochambre.El bicarbonato de sodio es un agente leudante (es decir, ayuda a que los platillos tengan volumen) que normalmente se usa para ayudar a que los productos horneados se eleven. Por lo general, el mismo bicarbonato que sirve para hacer cupcakes también puede ser utilizado como producto de limpieza natural.Limpieza en la cocina con bicarbonato de sodio Evitar el uso de limpiadores a base de productos químicos en un lugar donde preparas la comida podría ser lo ideal, pues estos pueden ser muy tóxicos y los limpiadores naturales también funcionan bien. Estas son algunas opciones sencillas que puedes tener para limpiar con bicarbonato de sodio.Para desengrasar el horno por fuera, mezcla 3 partes de bicarbonato con 1 parte de agua tibia para formar una pasta. Luego calienta ligeramente el horno durante unos minutos y apágalo. Limpia el cristal de la puerta con un paño húmedo, extiende la pasta en ambos lados de la puerta del horno y deja actuar de 2 a 3 horas hasta que la pasta cambie a un color marrón.Finalmente, limpia ambos lados de la puerta con una esponja húmeda y listo. Puedes usar un raspador de plástico para eliminar cualquier exceso.Para quitarle el mal olor a las esponjas para lavar platos, sumérgelas en un recipiente lleno de agua tibia con 4 cucharadas de bicarbonato de sodio disuelto. Luego déjalas secar al aire y el bicarbonato de sodio habrá hecho maravillas al absorber los olores.Para mantener el refrigerador fresco, el bicarbonato también es un gran aliado. Coloca un tazón pequeño con bicarbonato dentro del refri para ayudar a neutralizar los olores, este funcionará como una esponja para absorber los malos olores y sólo tienes que cambiarlo aproximadamente cada mes.Para quitar las manchas de tópers, déjalos remojando en un recipiente con agua caliente con una pizca de bicarbonato de sodio durante toda la noche y quedarán impecables.El bicarbonato de sodio tiene muchos usos, pero definitivamente, los que te ayudan a limpiar la cocina de manera natural se convertirán en tus favoritos. 
Partamos de una realidad: no existe una mala hamburguesa. Entre dos panes cualquier ingrediente simple adquiere un poder vehemente, casi sobrenatural. Y aunque las opciones pueden ser infinitas, personalmente prefiero dejar fuera la creatividad cuando se habla de ellas. Sí, las aberraciones también son infinitas. El escritor culinario y amante empedernido de las hamburguesas, –como su servidora– Anthony Bourdain, decía que ya eran perfectas, ¿por qué echarlas a perder?En una entrevista hecha a Bourdain por TechInsider, el también cocinero compartió las ocho reglas de oro para elaborarlas. Lo primero era mantenerlas clásicas, casi académicas: pan, carne, tomate, cebolla, lechuga, pepinillos encurtidos y nada más. Ricardo Campuzano, el chef del restaurante de hamburguesas Margarita, afirma que la hamburguesa perfecta es resultado de la sencillez, pero también de la calidad de los ingredientes.El pan, por supuesto, debe ser el marco que lo engloba todo. Un brioche suave y suficientemente mantequilloso –hay que ser conservadores en las cantidades de nuestra amiga láctea para evitar opacar el sabor de la carne– logra mandar una hamburguesa al infierno de lo común y corriente o al cielo de los elegidos. Joan Bagur, panadero y fundador de Sal y Dulce Artesanos, resume que el pan ideal es un pan estilo brioche de mantequilla con una consistencia que logre sostener el jugo de la carne. Eso sí, que tampoco sea demasiado grueso porque podría esconder el sabor del medallón. “La mantequilla con la que se hace el pan debe ser de calidad para que no nos deje un mal retro gusto”, completa.  Hablemos de la carne. Si partimos de que el origen de la receta podría ser el de las tribus mongolas y turcas del siglo XIV en la que picaban la carne para hacerla si quiera comestible, este ingrediente en versión machacado o molido es irremplazable. Vamos. Si lo quitamos, mejor llamémosle sándwich, bocata, entrepán, torta, emparedado. La decisión de si elaborarla de res, de cerdo o de una combinación salomónica de ambas es decisión de la conciencia, el gusto y el bolsillo. Bourdain afirmaba que incluir sirloin o algún corte demasiado exótico a la mezcla la destruía. En cambio, prefería el brisket o la costilla, algunas de las partes más grasosas. Y es que sí, la parte amarilla, esa que se derrite al calor, es lo que realmente le aporta magia. El chef Campuzano asegura que la combinación perfecta es de 80% carne, 20% grasa, y sólo sazonar con sal. Joan Bagur aconseja que hay que cocinarla a la plancha muy caliente para que se selle, se caramelice y permanezcan los jugos dentro. Recomienda terminarla al grill para que tome ese espectacular gusto asado. El escritor de Kitchen Confidential, Anthony Bourdain, afirmaba que no debía faltar el queso y éste debía derretirse. Panela, requesón, queso fresco, ustedes no juegan. En mi opinión, es a través de la combinación de los quesos, la grasa de la carne y lo mantequilloso del pan que la experiencia llamada “hamburguesa” sucede. Que a nadie se le pasen las salsas. Descansando en el pan va la mayonesa –una ligera crema balanceada en limón y grasa– y la reina de todas, la cátsup (el cátsup o el kétchup, para el resto de América Latina). Ella debe ser jitomatosa y vinagrosa, sutilmente dulce para equilibrar la grasa y aportar acidez. Para Anthony no había discusión en el tocino; siempre era la ocasión. En cambio, le parecía un exceso cuando las hamburguesas llegaba como una torre de Legos a la mesa. El tema es que si es demasiado alta es casi imposible poder reunir todos sus sabores en una mordida. De ahí sólo faltan las papas porque, ¿qué es una hamburguesa sin papas? Citando a Gloria Trevi, definitivamente es una papa sin cátsup. Que sean caseras, cortadas en tiras o en gajos. Que queden crocantes por fuera, pero suaves por dentro. De preferencia, que no nos dejen los dedos con reflejo, que no se apelmacen.Las apariencias engañan. Las hamburguesas pueden parecer un alimento burdo, quizás porque las hemos visto servidas en charolas de plástico, entre plásticos y bolsas de estraza, en cajitas de cartón para disfrutarse en el carro, con o sin juguete. Ello no las hace menos buenas. La hamburguesa es perfecta en sus componentes. Llegar a un balance es un afortunado accidente de la Matrix; es la diferencia de una comida rápida y una comida que apenas se diluye en el recuerdo con el paso del tiempo. Así me pasó hace una semana en el restaurante Nopa, de San Francisco, o cada vez que se me cruza un In and Out en cuyo aderezo naranja se disfraza cualquier imperfección, si la hubiera. Tampoco olvido las de The Spaniard, en Nueva York. En México, hay varias que me guiñen en ojo. Las que me recuerdan a mi adolescencia, como las de las Fuentes de Satélite que llevan piña, o las que solía hacer Joan Bagur en OkDF y que acompañaba con patatas bravas. Recientemente probé la de Margarita, del chef Ricardo Campuzano, en la colonia Narvarte: su combinación de carne + tocino + cheddar me pareció que resaltaba sus buenos ingredientes de forma monchosa. La hamburguesa es más que un sándwich en esteroides. El ritual nos involucra, nos pide permanecer atentos para que la carne no se recorra al fondo, para que los aderezos no terminen en la ropa. Pero quizás la mejor parte de comerla sea que por cuatro, quince o las veinte mordidas que nos sobrevive volvemos a ser niños, niños felices otra vez.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD