Top 7 recetas hechas con cerveza y tequila
Recomendaciones de Cocina

Top 7 recetas hechas con cerveza y tequila

Por Kiwilimón - Junio 2015
Éste día del padre podemos consentir al hombre de la casa con unas ricas recetas que incluyan algunos de sus ingredientes favoritos, y ya que lo queremos tanto, por qué no brindar desde la comida con algunos platillos especiales preparados con las bebidas predilectas de papá. Éste es nuestro top 7: recetas hechas con cerveza y tequila.

Arrachera marinada en cerveza

Una receta ideal para papá, es un delicioso corte de arrachera infusionado con el sabor de una rica cerveza clara, limón, pimienta y ajo. Si puedes hacerlo a la parrilla, te lo recomendamos aún más. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/arrachera-marinada-en-cerveza

Salsa borracha a la cerveza

Esta deliciosa salsa queda lista en menos de veinte minutos y es un éxito cuando se usa para tacos o cortes de carne mexicanos como la arrachera. La receta indica desvenar los chiles, pero si quieres que tu salsa pique un poco más puedes conservar las semillas de uno o dos de ellos y así obtendrás todo el sabor de la salsa, preparada también con cerveza, junto con un poco de picor. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/salsas/salsas-picantes/salsa-borracha-con-cerveza

Papas a la cerveza

Si buscas una guarnición que vaya con el platillo favorito de papá, esta es una excelente alternativa. Será difícil que te encuentres con unas papas más doraditas y sabrosas que estas saborizadas con cerveza clara. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/papas-/papas-a-la-cerveza

Lomo de cerdo a la cerveza

Aunque para esta receta puedes usar la cerveza que más te guste, te recomendamos elegir una oscura para que tu lomo de cerdo tenga ese sabor profundo y suntuoso que una clara no puede dar. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/cerdos/lomo-de-cerdo/lomo-de-cerdo-a-la-cerveza

Fettucinne al tequila con medallones de res

Esta rica receta de pasta lleva apenas un caballito de tequila, pero verás cómo este licor mexicano tan fuerte le da un sabor especial y profundo a esta pasta que, acompañada de los filetes, es una comida completa. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/pastas/fettuccine-al-tequila-con-medallones-de-res

Tacos de pescado estilo Tamaulipas

Ahora, si papá es más de pescado y marisco entonces estos tacos crujientes norteños le harán su día. La masa para freír se prepara con un poco de tequila para darle ligereza y una textura mucho más crocante. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/tacos-de-pescado-estilo-tamaulipas

Paletas heladas de margarita

Para este día del padre te recomendamos un postre ligero y acidito perfecto para días de calor. El tequila y el limón, como todos sabemos, son una mezcla ideal y con un toque de chile piquín estas paletas heladas serán el final perfecto para la ocasión. Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/paletas-heladas-de-margarita
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Se acerca Día de Acción de Gracias y seguramente te encuentras preparando el menú más delicioso para poder compartir con la familia. Sabemos que el pavo es un clásico que no puede faltar en la mesa, pero si quieres darle la vuelta a la tradicional cena, tienes que probar cualquiera de estas increíbles salsas o gravys de Día de Acción de Gracias. Salsa de arándanos para pavo 350 g arándanos frescos1 ½ taza azúcar¾ taza jugo de naranja½ cucharadita canela en polvo¼ jengibre rallado1 pizca clavo de olor rallado1 cucharada ralladura de naranjaPreparaciónAgrega en una ollita el azúcar, el jugo de naranja, la canela, el jengibre, el clavo de olor y los arándanos.Hierve a fuego medio alto y reduce para cocinar durante 10 minutos o hasta que los arándanos se deshagan.Retirar del fuego y añade la ralladura de naranja; enfría para servir.Salsa de vino blanco y jerez1/4 taza mantequilla1/3 taza echalotes, finamente picados1/4 taza harina3 tazas caldo de pavo1 taza vino tinto1 cucharada de jerez1 cucharada tomillo fresco, finamente picadoal gusto de salal gusto de pimienta negra recién molidaPreparaciónA fuego medio alto, derrite la mantequilla y agrega los echalotes durante 5 minutos o hasta que se ablanden. Bate con la harina y cocina durante 2 minutos hasta que se doren.Lentamente agrega el caldo de pavo con el vino sin dejar de batir. Lleva a punto de ebullición y continúa cocinando hasta reducir, por 10 minutos más.Agrega el jerez y tomillo y sazona con sal y pimienta. Deja enfríar y sirve.Gravy de ponche de frutas 500 gramos de fruta usada en el ponche1/2 diente ajo molido1 cucharada mantequilla, derretida10 gramos sal20 gramos piloncillo rallado PreparaciónLicua la fruta con el ajo y la mantequilla. Sazona con sal y pimienta la mezcla y endulza con piloncillo.Agrega un poco de agua si la consistencia es muy espesa y mueve hasta integrar.Cocina la salsa en un sartén durante unos minutos y verifica sazón.Salsa de pavo tradicional 30 gramos de mantequilla30 gramos de harina300 mililitros de caldo de res, concentrado1 pizca de sal1 pizca de pimienta PreparaciónFunde la mantequilla en un sartén a temperatura media. Incorpora poco a poco la harina, sin dejar de mover para que ésta no se queme y no se formen grumos. Permite que se cocine por unos minutos.Una vez que tengas una pasta, agrega el caldo de carne. Cuidando de incorporarlo poco a poco sin dejar de mover la preparación, lo ideal es que utilices un batidor en forma de globo.Sazonar con sal y pimienta. Mezcla y coloca en un tazón.¡Cuéntanos cuál se te antoja más de estas 4 salsas para pavo!
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
Pocos personajes aman la comida tanto como Homero Simpson. ¿Quién como él estaría dispuesto a arriesgar su vida por un bocado de Fugu o por un emparedado gigante? Probablemente sólo él, porque “chocolate, mmm… cola invisible, la rosca prohibida, mmm… lo que sea” es bien recibido para este comelón profesional. Por eso recopilamos algunos de los momentos más emblemáticos de Homero y la comida. Homero y el chile Para el concurso anual de chile con carne de Springfield, Homero hace su entrada triunfal a la feria. Aquí es reconocido como el maestro de maestros, con un estómago a prueba de fuego. Incluso se rumora que su cuchara de degustación la talló él mismo. Tras humillar a Ned Flanders, cuya salsa solo tiene dos alarmas en lugar de las cinco prometidas, llega con el jefe Gorgori quien le tiene preparados los inmisericordes chiles de Quetzalzatenango. En su primer intento, su lengua estalla del picor y es ridiculizado. En su segundo combate, recubre su lengua con cera para comer los chiles más picantes del mundo y alucinar toda una aventura mística guiada por su nahual, el coyote, en busca de su alma gemela. Tenazas, la langostaHomero compra una langosta de ocho dólares con la intención de engordarla y darse un gran festín. Cada día le prepara el desayuno y la consiente con bocadillos. Ya cuando está fuerte y jugosa, lista para ser cocinada, Homero se enternece del nuevo integrante de la familia y decide no comerla. Así disfrutan la vida, entre caminatas en el mar y juegos en el jardín, hasta que Homero al darle un baño caliente la cocina por error. Entre llantos y exclamaciones de placer por su excelente sabor, Homero se come solo a su querida y dulce tenazas.El buffet El Holandés Cocinante promete un buffet de todo lo que puedas comer. Homero emocionado, en lugar de servirse en su plato, se lleva las charolas completas (con todo y baño María). Se come todos los camarones, dos langostas de plástico y sigue engullendo comida hasta el cierre del restaurante. El capitán McCallister, propietario del restaurante, asegura con gran asombro que Homero no es un hombre, sino una auténtica máquina de devorar. Homero desilusionado demanda al lugar y acepta la oferta del capitán de convertirse en la animación del lugar: ¡Pasen a ver el pozo sin fondo, un error de la naturaleza! Amor y amistad, viajes astrales y comidas sin fin son parte de la rutina de este aventurero gastronómico, dispuesto a todo por su amor a la comida.
La Navidad es una época llena de tradición y buenos deseos; desde la celebración en sí, la comida, las decoraciones y hasta los intercambios, eso es parte de las razones por las que esta temporada nos hace tan felices, claro, además de los regalos.Y cuando de regalos se trata, a veces lo más simple y tradicional es justo el detalle perfecto con el que puedes agradecer a alguien su amistad, apoyo en el trabajo o simplemente mostrar aprecio hacia esa persona especial.¿En qué consiste una canasta navideña?Una canasta de Navidad es un regalo típico que contiene pequeños alimentos no perecederos, en particular los favoritos de temporada como pastel de frutas, chocolate, nueces, mermeladas, galletas, miel, carnes ahumadas o secas y queso. Algunas pueden contener té, café o cacao e incluso pueden traer una taza y un platillo con temáticas de temporada. Pero también hay canastas de lujo con artículos de alta gama, como botellas de vino y otros licores. La tradición de la canasta navideña probablemente viene de brindarle una comida especial a aquellas personas que de otro modo no tendrían una cena memorable para la ocasión, o para personas aisladas que no pueden reunirse con sus familias en Navidad.Encuéntrala aquíEs justo esa historia que tienen las canastas lo que las hace ideales para la realidad en la que vivimos hoy, porque este año más que nunca podemos consentir a cada integrante de la familia, amigos o compañeros de trabajo con quienes no podemos estar cerca. Si quieres celebrar la temporada con ellos, pero a distancia, te recomendamos regalar canastas navideñas con los mejores productos gourmet, vinos y licores como las que están disponibles en Liverpool.Entre las opciones que vas encontrar podrás elegir la mejor canasta que incluya todo lo que tus seres queridos necesitan para celebrar durante el invierno, como una variedad de ginebras y vodkas, así como Bailey’s y productos para preparar aperitivos, o incluso cenas completas, como pastas o mejillones.Encuéntrala aquíSi la persona a la que quieres agasajar con una canasta es amante del vino, también hay deliciosas opciones que contienen vinos de uvas fáciles de maridar, hasta tequilas, whisky o brandy con galletas listas para untar patés, salsas o botanas, sin dejar de lado el toque dulce con mermeladas, café orgánico o té.Además, las canastas de regalo no tienen por qué sentirse como detalles impersonales que alguien más preparó, pues muchas de las marcas en el mercado tienen opciones únicas, por ejemplo, este año puedes encontrar  canastas saludables y veganas, que tienen granolas orgánicas, jengibre molido, galletas sin azúcar y almendras.Encuéntrala aquíAsí es que, si esta Navidad por la situación que vivimos no puedes estar cerca de las personas que más quieres, las canastas de regalo serán una excelente alternativa para demostrar tu afecto de una forma personal y cercana, como si hubieran sido hechos a la medida para esa persona especial en tu vida, y tú por supuesto te lucirás con un regalo delicioso.Encuentra las mejores canastas navideñas en Liverpool.com.mx y pídelas con entrega a domicilio o usa el servicio Click & Collect para recogerlas en los módulos especiales, o bien adquiérelas directamente en tu tienda más cercana con la tranquilidad de que comprarás en un lugar que cumple con todas las medidas de seguridad. Consiente a los tuyos de una manera diferente pero siempre llena de cariño para pasar felices fiestas.  
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116