Versiones vegetarianas de los platillos que amas
Recomendaciones de Cocina

Versiones vegetarianas de los platillos que amas

Por Kiwilimón - September 2015
La transición de comer productos provenientes de animales a hacerse vegetariano puede ser difícil. El cuerpo está acostumbrando a otro tipo de nutrientes y además, tus antojos también van acorde a lo que comías antes. Una forma de ir haciendo el cambio de una manera más leve es seguir comiendo los sabores y texturas que te gustan, simplemente extrayendo la carne. Hoy te recomendamos cinco platillos diferentes con los que puedes experimentar si prefieres ser vegetariana. Pastor vegetariano Uno de los platillos que más nos gusta a los chilangos es el taco al pastor. Como sabemos, se hace con carne de cerdo marinada, pero en esta ocasión podrás disfrutar de ese mismo sabor especiado y agridulce sin rastros de carne. Sustituirás el cerdo con gluten de trigo y fuera de eso, la preparación es la misma por lo que lleva cebolla, piña, achiote, ajo y demás especias tradicionales. Lasagna vegetarianaLa lasagna es uno de esos platillos cálidos y familiares que puedes compartir en la mesa, y es una lástima para los vegetarianos que la receta clásica lleve tanta carne. Lo bueno es que te tenemos la preparación para esta lasagna de champiñones y calabacitas que sustituyen la carne molida y le dan un sabor muy rico siendo más ligera y nutritiva para todos. Hamburguesa de hongos portobelloOtro platillo que a muchos les gusta pero que los vegetarianos se tienen que saltar es la hamburguesa. Por eso queremos dejarte esta receta donde la carne se sustituye por un hongo portobello completo a la parrilla. No sólo el sabor es rico, sino que la textura carnosa del hongo es muy buena para reemplazar el tacto de la de res. Además esta preparación tiene muchos otros ingredientes como miel y jengibre que la harán extra especial. Tacos de jamaicaOlvida los clásicos tacos dorados de pollo y céntrate en preparar estos taquitos de jamaica que si bien son de un sabor muy distinto, de todas formas son muy crujientes y frescos. Puedes acompañarlos con crema y queso así como lo harías con los de pollo, y no sólo eso, puede usar el residuo de jamaica para preparar un agua fresca que acompañe tus ricos tacos vegetarianos. Chiles rellenos vegetarianosNormalmente rellenamos los chiles con picadillo o alguna mezcla que tiene queso y pollo, pero en esta ocasión te dejamos una receta en la que se rellena los chiles con trigo, elote y yogurt. Es una alternativa simple, fresca, ligera y muy rápida que puedes preparar en casa junto con los chiles rellenos tradicionales para que todo el mundo esté feliz y para que todos coman igual de rico.    
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD