Vienen de lo MISMO, pero ¿por qué el mezcal y el tequila saben TAN diferente?

Por Kiwilimón - Septiembre 2016
Todo el mundo sabe que la comida mexicana es deliciosa, tanto así que la gastronomía nacional ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Sin embargo, no solamente la comida mexicana es apreciada en el extranjero; sus bebidas también gozan de mucha popularidad. Aunque en un principio, el mezcal y el tequila eran casi de consumo exclusivo para la clase trabajadora, en la actualidad se han convertido en las bebidas “de moda” en los bares y restaurantes de todos lados. Alrededor del mundo, se toman 6 millones de litros de mezcal (de los cuales 51% son consumidos por mujeres) y más de 300 millones de litros de tequila. No importa si eres más de mezcal o de tequila, estas dos bebidas son deliciosas y, aunque comparten muchas cosas en común, tienen grandes diferencias que las hacen muy especiales: Proceso Hoy en día, el tequila se elabora en hornos industriales con procesos de fermentación controlados, mientras que el mezcal sigue siendo una bebida artesanal. Si te das una vuelta por Oaxaca, aún puedes ver los pozos donde cuecen las piñas del agave y las grandes piedras con las que las muelen. Lugar de elaboración Ambas bebidas tienen denominación de origen, por lo que su producción está limitada a ciertos estados del país. El tequila se produce principalmente en Jalisco, además de algunos lugares de Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. El mezcal está un poco más repartido por todo el territorio mexicano: Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Guanajuato, Puebla, Oaxaca y Guerrero. Materia prima Es cierto: tanto el mezcal como el tequila se hacen a partir del agave, pero las variedades son diferentes. El mezcal se produce con agave espadín, tobalá, cupreata o maguey de mezcal, y el tequila se hace exclusivamente con agave weber azul. Norma Oficial Mexicana No te confundas: todos los licores destilados de un agave son mezcales, pero no todos son tequilas. Solamente, los que se obtienen del agave azul son considerados tequila. Aunque tienen muchas similitudes, el sabor de un buen tequila es, por lo general, más neutro, mientras que el mezcal tiene notas más ahumadas. Si te cuesta diferenciar estos destilados, aquí te va un tip: el mezcal se sirve con rodajas de naranja y sal de gusano, y el tequila con limón y sal.

Te recomendamos estas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los increíbles beneficios del aloe vera para la piel
En Kiwilimón sabemos que siempre estás en busca de productos naturales para cuidar tu salud, por eso te recomendamos usar aloe vera en tu piel, pues es un ingrediente 100% natural que puedes encontrar en cualquier mercado, por lo que es económico y accesible. Aquí te decimos por qué usar gel de aloe vera en la cara y cuerpo es una excelente idea, notarás los cambios de inmediato. Además de ser muy útil para la piel, pues tiene grandes beneficios para las quemaduras y cortadas, esta planta también es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E y vitamina B12. Por si fuera poco, según la Universidad Baylor de Medicina, el aloe vera también contiene una cantidad importante de antioxidantes y enzimas, lo que la convierte en la planta ideal para tratar diferentes problemas en la piel. ¿Qué es el aloe vera?El aloe vera, también conocido como sábila, es una planta que pertenece a la familia de las suculentas, sin embargo, es más común encontrar esta planta en diferentes productos de belleza, champús y hasta remedios naturales para la gastritis y colitis. De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, existen alrededor de 300 especies de aloe en todo el mundo. Algunas de ellas son el Aloe perryi Baker, Aloe ferox, Aloe arborescens y el Aloe barbadensis Miller, sin embargo, cabe mencionar que este último es el que se utiliza en la industria cosmética y farmacéutica. Por otro lado, aunque muchos piensan que la sábila es una planta nativa de nuestro país, en realidad fue traída a México por los colonizadores españoles. De hecho, la palabra aloe viene del árabe “alloeh”, que significa “sustancia amarga brillante”. Los beneficios del aloe en la pielSi quieres lucir una piel radiante, pero sin gastar mucho, el aloe es la mejor opción, aquí te explicamos todos los beneficios que esta planta tiene en la cara y el cuerpo, no podrás creer todos los usos y beneficios que tiene para ti. El aloe contra las arrugas, estrías y manchas de solGracias a que la sábila contiene sustancias como mucílago, saponina y fosfato de manosa, es ideal para combatir las líneas de expresión, las estrías, las manchas de sol y las cicatrices causadas por el acné. La sábila es un excelente ingrediente para tu cara, pues ayuda a la producción de colágeno, lo que te hará lucir un rostro más joven. Por si fuera poco, sus propiedades antioxidantes ayudan a reparar los daños provocados por el sol y a retrasar el proceso de envejecimiento. Además, es el hidratante perfecto, pues contiene alrededor de 98% de agua. Dile adiós a la piel secaSi tu cutis necesita de hidratación, aplica un poco de gel de aloe vera en la cara y notarás los cambios en un dos por tres. Por si fuera poco, la sábila también es una buena opción para las personas con un cutis graso.También puedes leer: Propiedades benéficas de la sábila en el cabelloSábila para las quemadurasSi tienes una pequeña quemadura, puedes tratarla con un poco de gel de aloe al aplicarlo tres veces al día. Según la Clínica Mayo, esta sustancia ayuda a acelerar la cicatrización de quemaduras de primer y segundo grado. Sin embargo, si la quemadura es muy grave, recuerda que lo mejor es asistir con un profesional de la salud. No más acnéAplica un poco de gel de aloe vera en la cara para tratar el acné. Lo más recomendable es aplicarlo dos veces al día. Aloe vera para las heridasDe acuerdo con los expertos, el aloe ayuda a regenerar los tejidos, por lo que la cicatrización será mucho más rápida si aplicas un poco de gel de aloe vera en una herida. Quemaduras de solSi tienes alguna quemadura de sol, no lo pienses más y aplica en poco de gel de aloe en la zona afectada, esto reducirá la comezón de inmediato.También puedes leer: Conoce los principales usos y beneficios de la sábilaPsoriasisLa psoriasis es una enfermedad en la piel que provoca la aparición de escamas y manchas que dan mucha comezón, afortunadamente, el aloe vera podría ser de ayuda para disminuir la descamación, el enrojecimiento, la inflamación y la comezón. Aplica gel de aloe en la zona afectada al menos dos veces al día. EczemaSi padeces de eczema, una enfermedad que causa inflamación en la piel, puedes aplicar gel de aloe vera para deshacerte de la piel seca y la comezón en las zonas afectadas por este padecimiento. Propiedades antiinflamatoriasGracias a sus propiedades antiinflamatorias, el aloe puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor que acompaña pequeñas heridas. Así que ya lo sabes, si quieres lucir radiante, solo tienes que aplicar un poco de aloe vera en la cara y el cuerpo. En caso de que tus problemas en la piel no mejoren, lo más recomendable es que acudas con un dermatólogo u otro profesional de la salud para que te orienten.
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD