7 formas de mejorar tu pastel de caja
Repostería

7 formas de mejorar tu pastel de caja

Por Eloísa Carmona - Junio 2020
Las mezclas para hacer pastel de caja son súper prácticas y tienen un resultado bueno, pero podrías mejorarlo mucho con tips sencillos y que harán que parezcan creados por una repostera profesional.

Por ejemplo, añadir un toquecito de extracto de vainilla podría hacer toda la diferencia en cuanto al sabor o añadir nueces o chispas de chocolate lograrán una textura completamente diferente.

No tengas miedo a probar con tus propias corazonadas, aquí también te dejamos algunas ideas.

1. Agrega un huevo o una yema de huevo extra

Para agregar riqueza a tu pastel de caja, puedes agregar un huevo extra, esto asegurará que tu pastel salga extra húmedo, ligero y rico.

2. Diferentes capas

Puedes hacer un pastel con dos capas diferentes que aporten sabor y textura al añadirle chispas de chocolate, nueces mezcladas con azúcar morena, galletas trituradas a la mitad de la mezcla para pastel, y luego viertes la otra mitad y listo, después de hornear tendrás un pastel estilo capas con un relleno delicioso y crujiente.

3. Usa mantequilla en lugar de aceite

Reemplaza la cantidad sugerida de aceite con una cantidad igual de mantequilla derretida y así tu pastel tendrá un sabor más mantecoso y una textura más firme.

4. Añade extracto de vainilla a la mezcla

Por lo general, los pasteles de caja no contienen extracto de vainilla, sino que contienen un sabor natural de vainilla que es sabroso, pero no tan poderoso como un extracto. Así, puedes intensificar y mejorar el sabor con una cucharadita de extracto de vainilla en tu mezcla de pastel de caja.

5. Usa leche o café en lugar de agua

La mayoría de los pasteles de caja requieren agua como líquido principal, pero sustituirla por algo más grasoso o con un sabor más fuerte puede hacer una gran diferencia, por ejemplo, café para mejorar el sabor de un pastel de chocolate o leche para una mezcla de pastel de vainilla.

6. Agrega natilla

Para un pastel extra húmedo, agrega un paquete de natilla a la masa, que no sólo le dará sabor adicional, sino que también te dará un pan más húmedo y denso.

7. Añade complementos

Para hacer un pastel de caja diferente, agrega a la mezcla chispas de chocolate, coco rallado, crema de cacahuate, nueces, galletas trituradas… Esto no sólo le dará un toque diferente al pastel, sino que también creará un pastel casero único.

Como tip extra, también puedes usar la mezcla para pastel de caja para hacer galletas. Ya que la mezcla de pastel en caja es básicamente harina, azúcar y una levadura química, también puedes usarla para hacer galletas.

Para lograrlo, tienes que hacer que la masa sea más rígida reduciendo el líquido que le agregas y así colocarla en porciones de galleta y hornearlas sin que se conviertan en un pastel.

Ya que tienes diferntes ideas para hacer tu pastel de caja, a continuación te presentamos otras más para decorarlo:

Pastel de bolsa de dulces

Pastel de corazón fácil

Decoración de pastel unicornio


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cómo cuidar suculentas es una pregunta cada vez más frecuente, pues las personas han descubierto en estas adorables plantitas el aliado perfecto para tener un pedacito de naturaleza cerca de sus espacios favoritos. Las suculentas, además de ser súper bellas gracias a sus innumerables formas geométricas y variedad de colores y texturas, se han convertido en las predilectas de todos aquellos amantes de la jardinería e incluso de los que no lo son tanto, debido a que ocupan poco espacio y pueden crecer prácticamente en cualquier lugar. Si tú formas parte de este grupo de personas o te interesa adoptar una y quieres tratarla adecuadamente, entonces tienes que poner en práctica estos consejos para aprender a cuidar suculentas sin matarlas en el intento. Riega con poca agua las suculentas Para saber cada cuánto se riegan las suculentas hay que tener en cuenta que estas plantas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces, por lo que regarlas en exceso puede ser perjudicial; de modo que lo ideal es regarlas cada quince días en temporada de frío y una vez a la semana durante las épocas de calor. Cuida los baños de sol de las suculentas Si bien las suculentas necesitan luz para poder crecer correctamente, debes evitar que les pegue el sol directo, sobre todo en verano que la radiación es mucho más fuerte y esto las deshidrata. Así que procura colocarlas donde la luz les llegue a través de una ventana con cortinas de color claro o algún otro filtro tenue. Utiliza macetas con drenaje Es importante que las macetas donde resguardes a tus suculentas tengan un buen drenaje para evitar el exceso de agua, ya que si tu suculenta se encharca, podría morir podrida. Si colocas tus suculentas en maceta con un platito debajo, asegúrate de escurrir bien el agua después de regarla para evitar que se inunde. Planta suculentas en tierra sencilla Las suculentas son plantas bastante simples que no exigen cuidados estrictos, así que no es necesario plantarlas en sustratos llenos de minerales, al contrario, ellas son felices en suelos pobres, por lo que debes utilizar sustrato con arena o sustrato para suculentas, que es muy parecido al sustrato para cactus. Como puedes darte cuenta, las suculentas son plantitas muy fáciles de cuidar, pero no te confíes, porque como todo ser vivo, necesitan los cariños y atención suficiente para desarrollarse en un buen entorno. ¿Cuántas suculentas estás dispuesto a adoptar?
Tener antojos parece incluso aún más terrible mientras estamos en casa, por lo que no sucumbir ante ellos a veces parece una tarea muy difícil.Incluso si has intentado mantener una rutina semanal con ejercicios incluidos, la naturaleza misma de quedarse en casa significa que es probable que te muevas mucho menos de lo que estás acostumbrado. Si a todo esto le añades el miedo constante de un virus, la nueva normalidad está llenad de ansiedad.Así que los antojos son inevitables en este ambiente de ansiedad e incertidumbre, lo malo es que no se nos antoja un gran plato de lechuga, sino esos alimentos que no tienen mucho aporte nutricional para nosotros.Para ayudarte a frenar esto un poco, te ayudamos a entender por qué sólo quieres comer comida chatarra y, lo mejor, alternativas mejores para suplir esos antojos.El estrés crónico sí puede alterar tus preferencias alimentarias, por lo que es normal experimentar antojos de comida azucarada o alta en carbohidratos, es decir, mientras estás ansioso y estresado, es más probable que agarres una bolsa de papas o tres galletas en lugar de una bolsa de zanahorias o de apios.Además, los niveles más altos de estrés también alteran las dos hormonas principales del hambre: leptina y grelina. Esto provoca que tengas antojos con mayor frecuencia, incluso si no tienes hambre física realmente.La otra razón por la que tienes estos antojos feroces es porque la comida chatarra es una forma rápida de liberar dopamina, sí, la hormona de la felicidad que provoca una respuesta de bienestar. Y una más, también puedes tener ganas de comer sólo porque estás aburrido y esta es una forma de entretenerte.No hay una estrategia precisa para evadir estos antojos, pero sí puedes seguir ciertas pautas para mantenerlos equilibrados, por ejemplo, no trabajes cerca de la cocina, mantén tus comidas balanceadas cada cuatro horas, haz una pausa antes de comer y reflexiona sobre si realmente tienes hambre o si sólo es estrés y, finalmente, sé realista: no vas a dejar de querer consolarte con la comida, siempre puedes comerte esas alitas, si recuerdas que comerlas diario no es lo mejor.4 alternativas sanas para cuando tienes antojos en casaLa versatilidad de la comida puede ser la solución para tener alternativas que sepan como ese antojo, pero tengan un aporte nutricional más alto.Por ejemplo, la coliflor puede ser un gran aliado para esto, pues hay mil platillos en los que puedes usarla.1. Alitas de coliflorUna original forma de caer en el antojo de alitas es hacerlas de coliflor, con la misma salsa que las condimenta, pero sin comer una pieza de pollo frita.2. Tacos al pastor sin carneComer tacos es una de las cosas que más disfrutamos, pero también puedes obtener una versión más ligera si usas soya o, sorpresa, también coliflor en lugar de carne de cerdo.3. Vegetales horneados con sabor a papas fritasLa papas son bajas en vitaminas, pero las zanahorias son un vegetal que tiene más de la mitad de los carbohidratos y está lleno de vitaminas A y C; al cortarlas en tiras finas, sazonarlas generosamente y hornearlas hasta que estén crujientes, obtienes la misma textura satisfactoria que las papas fritas pero sin ninguno de los efectos secundarios de engorde.4. Mac & cheese sin pastaLos macarrones con queso clásicos son una bomba de grasa y carbohidratos sin proteínas, pero una vez más, puedes reducir los carbohidratos al reemplazar la pasta estándar con coliflor o una variedad de garbanzos, que contiene un tercio de los carbohidratos de los macarrones de codo regulares.
Las recetas de ceviche de pescado no suelen variar mucho en sus ingredientes y su paso a paso, pero lo que sí puede ser diferente es el tipo de pescado que se puede usar.El ceviche es un platillo con mucha historia, perfecto para el verano y muy fácil de hacer, originario de Perú, aunque también tiene versiones en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, incluso México, pero sólo en Perú es considerado patrimonio cultural.Para preparar este fresco platillo que no se cocina con calor, se requiere de marinar el pescado (aunque también se hace ceviche de mariscos) en cítricos como limón y lima ácida, y se llegó a usar naranja agria también. La mayoría de las versiones lleva además chile, cilantro, cebolla y tomate.Por ejemplo, nuestra receta de ceviche tradicional señala en los ingredientes una taza de filete de pescado, 1/2 tazas de jitomate, dos cucharaditas de cebolla, dos cucharadas de chile serrano, tres cucharadas de cilantro fresco, una cucharadita de pimienta negra molida, el jugo de 5 limones y una cucharada de sal.¿Pero qué pescado es el que se requiere comprar? Los tipos de pescados para comer son varios, por ejemplo, hay pescados azules (como el atún, las sardinas y el salmón), pescados blancos (como el bacalao, la merluza o el cazo) y pescados semigrasos (como la trucha). A continuación, te explicamos cuáles son los ideales para hacer ceviche.Qué pescado comprar para hacer cevicheDe acuerdo con Yamilette González, coordinadora de chefs de Kiwilimón, los mejores pescados para hacer ceviche son el filete de mojarra, mero, tilapia, huachinango, corvina o blanco del Nilo.Cualquiera que elijas, lo más importante es que compres el pescado lo más fresco posible, pues esto hará que tu ceviche tenga un sabor fresco. Otro punto importante es que marines el pescado ya cortado en cubos, que lo dejes reposar en el marinado por lo menos 20 minutos y que lo hagas en refrigeración.Todo esto te asegurará un ceviche delicioso, perfecto para comer en verano y con todo el sabor del pescado que elijas.Pon a prueba estos consejos y prepara uno de estos ceviches en casa:Ceviche de pescado  Ceviche de pescado al tamarindoCeviche de pescado con naranja
El aceite de árbol de té sirve como un agente antibacteriano natural que muchas veces se usa para tratar el acné, el pie de atleta o los hongos en las uñas, pero también funciona para aliviar las picaduras de mosquitos. Este aceite se saca al destilar las hojas de la planta melaleuca alternifolia, originaria de Australia, por lo que también es conocido como aceite de melaleuca. Sin embargo, esta no debe confundirse con la planta que produce hojas que se utilizan para hacer té negro, verde y oolong.El aceite de árbol de té ha sido utilizado como medicina tradicional por los australianos nativos durante siglos. En esos primeros usos, trituraron las hojas de los árboles de té para extraer el aceite, con el fin de inhalarlo y tratar la tos y los resfriados o se aplicaba directamente sobre la piel para curarla.Este aceite contiene un compuesto llamado terpinen-4-ol, del cual se ha demostrado que mata ciertas bacterias, virus y hongos, y también parece aumentar la actividad de los glóbulos blancos, lo que ayuda a combatir los gérmenes. Es este, y otros de sus componentes, los que lo hacen del aceite de árbol de té un valioso remedio natural para tratar afecciones de la piel bacterianas y fúngicas, prevenir infecciones y promover la curación.¿Cómo se usa el aceite de té de árbol?En la actualidad, el aceite de árbol de té ha ganado mucha popularidad y se usa con frecuencia en productos diseñados para la piel, como jabones o tratamientos.Por otra parte, las investigaciones han demostrado que funciona en diversos usos, como crema, champú o jabón. Por ejemplo, un gel de tratamiento con aceite de árbol de té puede ser eficaz para tratar el acné.El árbol de té también se usa en champús con un tratamiento de 4 semanas para la caspa; en cremas, para aliviar los síntomas del pie de atleta, o el aceite puro, combinado con aceite de lavanda para eliminar liendres del pelo.Lo importante es que su uso siempre debe ser tópico, es decir, siempre se debe usar externamente y en el lugar que se quiere tratar.Así, aunque usar aceite de té es seguro, la contraindicación más importante para este remedio natural es evitar su consumo oral, ya que es tóxico cuando se traga, y tampoco se debe usar si tienes eccema.Algunos efectos secundarios que puede tener, a pesar de su uso correcto, son irritación de la piel, dermatitis, picazón, escozor, ardor, descamación, enrojecimiento y resequedad.Si vas a usar aceite de árbol de té, no olvides tomar en cuenta sus contraindicaciones y siempre consultar a un doctor en caso de notar algo extraño.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD