¿Cómo calcular el precio de un postre para vender?
Repostería

¿Cómo calcular el precio de un postre para vender?

Por Kiwilimón - Marzo 2019

Uno de los errores más grandes que cometemos es no saber ponerle precio a nuestro trabajo. Muchas veces, puedes darte por bien servido si recuperas el costo de los ingredientes que utilizaste para ese pastel de chocolate que te encargó tu vecina, pero esa actitud no te servirá si planeas convertir tus postres en una fuente de ingresos. Hoy te compartimos una lista de los aspectos que debes considerar a la hora de calcular el precio de tus deliciosas creaciones.

Ingredientes.

Haz una lista de todos los ingredientes que el postre necesite, todos significa todos: la pizca de sal, los 100 ml de agua, las tres gotas de vainilla o la cereza del pastel. Es importante que tomes en cuenta cada uno de estos mínimos detalles porque ignorarlos, a la larga, puede significar pérdidas en tu bolsillo.

Para calcular los costos exactos de los ingredientes que utilizas en cada postre, puedes ayudarte de una tabla de cálculo con cinco celdas: 

  • En la primera, colocarás los ingredientes.
  • En la segunda, la cantidad que tu postre necesita de cada uno de estos.
  • En la siguiente, las unidades (que no es otra cosa que el contenido de los ingredientes en su presentación comercial).
  • En la cuarta, el precio que pagaste por cada ingrediente en su empaque comercial.
  • Por último, la quinta celda será el cálculo del costo, que es el precio que inviertes en el postre. 

Así, para sacar el costo bastará que realices una simple regla de tres: multiplicando el precio por la cantidad y dividir ese número entre la unidad, el resultado será el costo. Ten en cuenta de contar con la misma medida entre cantidad y unidad: piezas con piezas, gramos con gramos, mililitros con mililitros; y realizar las conversiones que sean necesarias.

Por supuesto habrá variables considerables entre el precio que pagaste y lo que realmente usaste, pero este costo total no representa el precio final de tu postre.

IngredientesCantidadUnidadPrecioCosto
Huevos8 pza30 pza65$17.33
Leche Entera1 litro1 litro21$21
Leche Condensada50 g384 g23$2.99
Vainilla5 ml250 ml30$.6
Agua100 ml 20 000 ml (se comprobó con una presentación de 20L y se hizo conversión) 40$.2




$42.12







Merma.

La merma no es otra cosa que la pérdida o reducción de materia prima que se tiene en el proceso. Para calcular el costo de merma considera el 10% del costo de los ingredientes que utilizaste en el postre. Siguiendo con el ejemplo anterior, en el cual es costo es de 42.12, la merma sería de 4.212.

Tiempo.

Este aspecto es muy importante. Hasta la actividad más sencilla es cobrada en el mundo empresarial, ¿por qué no hacerlo tú? Obviamente, ese “sueldo” corresponderá a tu experiencia, al tiempo de vida de tu negocio -va arrancando o lleva algunos años a flote-, así como el producto que venderás -no es lo mismo un pastel para una boda a una gelatina mosaico o si es un pedido urgente-. Es recomendable que tengas como base el salario mínimo vigente, y en relación con este, cobrar el tiempo exacto que inviertes para realizar el postre, algunas personas incluyen hasta el tiempo de compra de productos.

Considerar estos aspectos te servirá para comenzar un cálculo más realista. Algunas personas suman el costo total de ingredientes, la merma y el tiempo y lo multiplican por tres para saber obtener el costo total del postre; algunas otras, solo suman los ingredientes y la merma y multiplican por tres y eso lo consideran un buen precio por su trabajo. Al final, tendrás que definir cuáles aspectos son importantes para ti, solo recuerda que no debes cobrar menos ni exageradamente.

Ahora que ya sabes cómo cobrar tus postres, ¿por qué no te animas a vender estas delicias?

Pay de Bombones

Rosca de Carlota de Limón con Merengue

Rosca de Frutos Secos sin Gluten

Pastel de Crepas de Oreo



Califica este artículo
Calificaciones (7)
Amarilis Misas
09/07/2019 13:50:52
Magnifico
Luz Ortiz
06/07/2019 12:24:24
Buena información. Necesario si uno quiere invertir en un negocio.
Elizbeth Gonzalez Guadamuz
20/03/2019 12:55:51
Me encanta Kiwilimón nunca había encontrado una forma mas facil de hacer una receta nueva
Christen Cota
19/03/2019 10:11:28
Excelentes consejos, muy detallada explicación, además de recetas deliciosas no puedo pedir más.
Gildardo Antonio Herrera Espinosa
18/03/2019 18:10:55
AMO MI KIWILIMÓN,NADIE LOS IGUALA.
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Aunque el embarazo es una etapa muy especial para muchas mujeres, esto no significa que sea siempre sencilla. La montaña rusa hormonal por la que atraviesa el cuerpo de una mujer provoca malestares y todo tipo de síntomas que pueden complicar actividades tan cotidianas como comer. Precisamente, uno de los malestares más comunes es tener agruras en el embarazo. Si tú también sufres de dolor o ardor en el pecho después de comer, échale un ojo a estas recomendaciones. ¿Por qué son tan comunes las agruras en el embarazo? Las agruras en el embarazo se deben básicamente al efecto de la progesterona en el esfínter esofágico. Esta hormona hace que la válvula que separa el estómago del esófago se relaje, por lo que los ácidos estomacales pueden pasar hacia el esófago, provocando esa sensación de ardor y dolor. Otra de las razones por las cuales puedes sufrir de agruras durante el embarazo tiene que ver con el tamaño de tu bebé. Conforme el bebé se va desarrollando, el útero comienza a ocupar más espacio. Esto genera presión en el estómago, lo que hace que los ácidos estomacales suban por el esófago. ¿Qué es lo que debes evitar para tener agruras en el embarazo?Consumir alimentos irritantes o grasosos.Ingerir comidas demasiado abundantes o muy pesadas.Dejar que pase mucho tiempo entre una comida y otra.Comer justo antes de irte a dormir o cuando tomarás siesta.Beber café o refrescos.¿Qué alimentos pueden ayudarte a prevenir las agruras durante el embarazo?Almendras: estos frutos secos contienen nutrientes que ayudan a fortalecer la válvula que separa el estómago del esófago. Procura incluir un puñado de almendras en cada comida para evitar la aparición de agruras.Plátanos: los alimentos que contienen altos niveles de potasio, como los plátanos, ayudan a reducir la acidez. De igual manera, los plátanos tienen un nutriente que fortalece el revestimiento del estómago, lo que lo protege contra los efectos del ácido gastrointestinal.Jengibre: a diferencia de lo que se pensaría porque tiene un sabor fuerte, el jengibre no solo te ayuda a calmar las náuseas durante el embarazo, también puede usarse para tratar las agruras. Prepara un té con esta raíz y bébelo cada vez que sientas malestar estomacal.Aguacate: el aguacate tiene propiedades analgésicas y desinflamantes. Además, se ha visto que el consumir frecuentemente esta deliciosa fruta puede ayudar a reparar los daños en las paredes estomacales provocados por la acidez.Avena: este cereal es un gran alimento durante el embarazo. Además de que la avena no provoca reflujo, aporta mucha fibra. Esto hace que te mantengas satisfecha por más tiempo y te ayuda a prevenir el estreñimiento.¿Cuáles han sido tus mejores opciones para cuando tienes agruras en el embarazo? Cuéntanos tu experiencia.
Aunque a muchos los sorprenda, los regímenes alimenticios altos en grasa son populares entre los nutriólogos y muchas personas quienes quieren mantenerse en línea.  Pero, atención, no estamos hablando de cualquier tipo de grasa, sino de aquellas que se conocen como monoinsaturadas y poliinsaturadas. Conoce los beneficios de llevar una alimentación rica en grasas buenas. 1. Disminuye el nivel del colesterol LDL.  Las grasas poliinsaturadas tienen la capacidad de disminuir el colesterol malo en el cuerpo. Es por eso que las frutas como los Aguacates de México son un buen sustituto para productos altos en grasas saturadas, ya que al consumirlas también añaden beneficios al organismo, como el control de la presión arterial.   2. Comer grasa te hace quemar grasa. Técnicamente la falta de carbohidratos en tu cuerpo impulsa a tu metabolismo a utilizar la grasa como energía. Pero mantente atento al tipo de grasas que estás comiendo: elige fuentes naturales como los Aguacates de México que también contienen fibra que te ayuda a mantenerte satisfecho por mayor tiempo. 3. Las grasas buenas ayudan a absorber mejor los nutrientes. Las grasas buenas, como las de los Aguacates de México, ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas liposolubles como la A, D, K y la E. De esta manera, el organismo aprovecha mejor los alimentos sin que esto se refleje en un aumento de los niveles de colesterol malo.  4. Disminuye la presión sanguínea. Cuando los Aguacates de México (ricos en grasas buenas) se usan en lugar de otro tipo de grasas, pueden ser parte del plan de alimentación DASH, el cual puede ayudar a reducir la presión sanguínea enfocándose en una dieta con alimentos que reducen niveles de sodio y que son altos en magnesio, calcio y potasio.  Los Aguacates de México son una buena fuente de potasio que ayuda a combatir los efectos dañinos del sodio en la presión arterial. Un tercio de aguacate mediano contiene 250 mg. de potasio (equivalente al 6% del consumo diario) en tan solo 50 gramos de aguacate.  5. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Reemplazar grasas saturadas con grasas insaturadas está relacionado con un menor riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. En el caso de los aguacates, el 75% de su grasa es insaturada.   Disfruta de los beneficios de las grasas buenas incluyendo en tu dieta alimentos ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, como los Aguacates de México.   
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD