Cómo hacer pan de plátano para eliminar el estrés
Repostería

Cómo hacer pan de plátano para eliminar el estrés

Por Mónica Mateos - Mayo 2020
Debido al coronavirus Covid-19, la cuarentena trajo consigo un fuerte aislamiento social que ha provocado estrés y ansiedad para las personas al no poder salir de sus hogares. Es por eso que algunas actividades para pasar el tiempo y eliminar el estrés que causa el confinamiento, han sido practicar yoga en casa, pintar con acuarelas, tomar clases de inglés online o algo más inesperado, como hacer pan de plátano.

Si bien es cierto que muchas personas han pasado momentos realmente difíciles al mantenerse alejados de sus seres queridos, con una considerable reducción en sus actividades diarias, sin acceso a gimnasios y con la única opción de salir al super mercado por comida, han encontrado que cocinar reduce en gran medida el estrés.

Por ello, si tú eres de esos que han encontrado una paz genuina al hornear pan de plátano o preparar alguna otra receta de postres fáciles, a continuación, te explicamos cuál es la razón por la que te sientes más tranquilo al terminar de cocinar.



¿Por qué nos relaja hacer pan de plátano?

Aunque podría parecer difícil de creer, hornear un postre en cuarentena se ha convertido en una actividad bastante popular y esto se debe a que hornear un pastel provoca un amplio sentido de control, que a su vez nos brinda una sensación de logro, la cual, en estas épocas de incertidumbre y angustia, es difícil alcanzar.

Al hornear panqué de plátano, por ejemplo, nos adentramos en un proceso de creación, control y gozo, que nos ayuda a reducir el estrés y ansiedad provocados por la pandemia. Debbie Mandel, autora del libro “Adicto al estrés”, explica que mientras el estrés llega a nublar nuestros sentidos, cocinar los activa, es decir, ésta se convierte en una experiencia sensorial con aroma, sabor, tacto, deleite visual e incluso un sonido fascinante, razón por la cual resulta bastante gratificante.

De igual manera, el psicólogo Michael Kocet, encargado del Departamento de Educación de Consejeros de la Escuela de Psicología Profesional de Chicago, explica que mezclar los ingredientes, amasar y esperar a que el postre esté listo, nos ayuda a aliviar la tensión, propicia la reflexión y trabaja la paciencia, además de que brinda un sentido de propósito y aumenta nuestros niveles de motivación.

Si aún no te has animado a hornear pan, pasteles o galletas, o si ya lo hiciste y buscas más opciones para cocinar en casa, ¡estas recetas fáciles para hornear te encantarán!

Panqué de plátano y nuez

Este clásico panqué de plátano con un toque de nuez te convertirá en la envidia de tus amigos si lo presumes en redes sociales.

Pastel de zanahoria con betún de queso crema  

Otra receta fácil y deliciosa para hornear como un experto es este pastel de zanahoria que sin duda te reconfortará al probarlo.

Cómo hacer conchas de pan 

Lleva el sabor de tu pan dulce favorito hasta tu casa con esta receta para hacer conchas esponjosas, perfectas para merendar.

Tarta de manzana con cajeta 

Esta tarta de manzana con cajeta, además de relajarte al hacerla, te hará sentir sumamente recompensado cuando la pruebes.

Con todas estas opciones te convertirás en un experto de la repostería y sin duda, pasarás una cuarentena mucho más tranquila y relajada. ¿Cuál de estos postres se te antoja hacer primero?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Con un poco de canela en tu vida, tu salud podría mejorar notablemente debido a que este condimento contiene numerosas propiedades, además de un sabor y aroma maravilloso. La canela es una alta fuente de magnesio, hierro, calcio, fibra y vitaminas C y B1, por eso tienes que aprovechar estos beneficios del té de canela. La canela ayuda al sistema digestivo Una forma de consumir canela y conservar sus propiedades, es tomándolo como infusión, de este modo, es más fácil para el sistema digestivo absorberlo. La canela es carminativa, lo que significa que ayuda a reducir gases en el estómago, previene ulceras y alivia los síntomas que provocan vómitos y náuseas. ¡El té de canela es ideal para la buena digestión! El té de canela reduce malestares en la menstruación El té de canela tiene propiedades anticoagulantes que ayudan a controlar el ciclo menstrual y disminuye los cólicos y otros síntomas que trae consigo la menstruación. Disminuye los niveles de colesterol con canela Gracias a sus propiedades antioxidantes, el té de canela ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, evitando la formación de trombos y ateromas, lo que propicia una mejor circulación de la sangre en el cuerpo. El té de canela combate los síntomas de la gripe El té de canela posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias y funciona como expectorante natural, por ello ayuda a combatir los síntomas del resfriado común como fiebre, tos, congestión y dolor de cabeza. ¿El té de canela ayuda a bajar de peso? Algunos estudios científicos han demostrado que las propiedades de la canela reducen los niveles de azúcar en la sangre, gracias a lo cual el cuerpo almacenaría menos grasa y, por tanto, podría favorecer la pérdida de peso en las personas. Además, la canela se puede utilizar para sustituir al azúcar. Si bien el té de canela puede tener muchos beneficios para la salud, tomarlo en exceso también podría traer consecuencias negativas, por lo que te recomendamos consultar con tu médico antes de utilizarlo en grandes cantidades. ¿Tú ya conocías los beneficios del té de canela?
No hay nada como un desayuno delicioso para comenzar bien las mañanas y si desayunos emblemáticos hablamos, no podemos omitir los de la gastronomía de El Salvador, ya que tienen una mezcla de ingredientes y platillos que te harán agua la boca. ¡No te pierdas los mejores desayunos de la comida salvadoreña! Cuajada y casamiento Dentro de la gastronomía de El Salvador, podemos encontrar la cuajada, un producto lácteo de textura cremosa, muy parecido al queso; ideal para acompañar al casamiento, una deliciosa combinación de frijoles enteros con arroz frito. ¡Un desayuno clásico entre los guanacos! Pupusas Las pupusas son esa garnachita que siempre salva a las personas de cualquier apuro y aunque se puede comer a cualquier hora del día, como las gorditas mexicanas, los salvadoreños lo suelen consumir en las mañanas. Tamales de gallina Los tamales son platillos típicos en toda América Latina y en El Salvador sobresalen los deliciosos tamales de gallina, los cuales son un desayuno delicioso para chuparse los dedos. Plátanos fritos con crema Generalmente los plátanos fritos suelen ser un postre en México, pero en el caso de la comida salvadoreña, se utilizan también como un gran desayuno. En este caso se acompañan con crema y pueden ir con casamiento también. Frijoles guisados con huevo Los frijoles son un ingrediente delicioso, lleno de nutrimentos y muy versátil que se acompaña casi con cualquier desayuno salvadoreño, aunque comúnmente se prepara con huevito. Los frijoles suelen guisarlos machados o licuados, pero eso sí, siempre llenos de sabor. ¡Toma de inspiración estos ricos platillos y prepara tu propia versión de desayunos salvadoreños!
La diosa del chile era Tlatlauhqui cihuatl ichilzintli o ‘Señora roja del respetable chile’. A nadie le cabía duda: al chile había qué rendirle respeto. El chile, originario de la zona andina o de la selva amazónica, ha sido el alma de muchas cocinas del mundo y sin duda, el fuego artificial de la cocina mexicana. ¿Qué sería de nosotros si faltara este fruto que lastima lo mismo que entretiene la lengua? Los españoles lo llevaron a Europa como souvenir. Allá se declararon sensibles a su picor. En cambio, los paladares árabes, asiáticos y africanos lo recibieron como revelación. Muy pronto lo incorporaron a sus cocinas y comenzaron a producirlo. Ahora el extranjero que se declare intolerante a él, padecerá su influjo en más de un tercio del mundo. En Asia se perdería de cremosos currys de la cocina india, del pad thai de la cocina tailandesa, de las barbacoas de la cocina coreana con kimchi fermentado y guindillas o de las sopas agripicantes de la cocina sichuanesa. Ni qué decir del taco mexicano. El no iniciado se llevará a la boca un sencillo amasijo de carne y maíz sin su bendición de salsa verde. Que momento tan anticlimático tendrá al comer una torta de milanesa sin una mordida intermitente a un chile en escabeche. No hay platillo local donde no se le pueda hacer un huequito. Ya Cristóbal Colón hablaba de él como “una planta tan picante como la pimienta que los nativos consumen en todas las comidas”. Al chile sólo se le deja cuando el estómago lo pide o cuando se emprende ruta a tierras más occidentalizadas. En cada ocasión se le extraña. Todo es culpa de la capsaicina, una sustancia que responde al dolor y que libera opioides y endorfinas que lo neutralizan. Por ella, el chile es motor de placer y adicción.El uso del chile es antiguo. Se cree que las culturas mesoamericanas lo comenzaron a cultivar tan pronto se volvieron sedentarias. La altura y el clima favorecieron su esparcimiento. En las culturas nacionales fue alimento sagrado y leyenda. Aún hoy es signo que aleja el “mal de ojo” a penas se pone un collar vigilante en la puerta. Es sinónimo de fiesta cuando armoniza los alimentos; es suspiro, lágrima y silencio para los que toma desprevenidos.En Perú, la otra gran gastronomía latinoamericana, es una constante. Está presente en la sazón del ceviche, en el rocoto relleno arequipeño. En el sudeste asiático aporta balance a los guisos junto a la lima kafir y el coco. En los restaurantes mexicanos –los finos, los de calle– es cortesía y el centro de mesa más bello junto a un par de bolillos o totopos.Marea porque para mitigar su calor dan ganas de inspirar y con ello se sobre oxigena el cuerpo. Calienta la garganta lo mismo que la mente, por eso es albur y jolgorio del lenguaje –un deambular entre el respeto y la burla–. El o la que aguanta mucho es ‘macho’. El o la que aguanta poco es ‘gallina’. El chile se convierte en dulce cuando se le añade azúcar; en mole, cuando se le añade magia. Hace algunos siglos era correctivo para los niños maleducados y hoy es correctivo cuando se quiere tapar una mala técnica culinaria. El chile es el éxito de muchos negocios, un objeto del deseo en la cultura pop mexicana y erotismo en la poesía urbana. Está presente en rimas leyendas y canciones, como aquella que asegura que es picante pero sabroso. ¡Gracias, chile, por existir!Para terminar de rendirle un homenaje como se debe, te dejamos este compilatorio de salsas que, sin importar del país que seas, le darán alegría a tu comida.
En temporada de frío, nada se antoja más como un café o chocolate caliente pero, por suerte, América Latina cuenta con una diversa variedad de bebidas calientes para que pruebes algo diferente. Por eso, para olvidarte de los días fríos o lluviosos, te invitamos a probar estas 7 bebidas latinas calientes. Mate El mate es una infusión hecha con hierbas originarias de Paraguay y Uruguay, pero bastante popular en la mayoría de países de Sudamérica. Su sabor es fuerte y concentrado y contiene diversas propiedades diuréticas y antioxidantes. Ponche mexicano México es conocido por presentar un amplio catálogo de bebidas calientes, pero ninguna se compara al ponche de frutas, una preparación tradicional para las épocas decembrinas con manzana, caña de azúcar, guayaba y tejocotes. Api El api es una bebida caliente que proviene de regiones altas como Argentina, Bolivia y Perú. Está elaborada granos de maíz morado, maíz amarillo, azúcar, canela, clavo de olor y frutas. Cola de Mono Si quieres darle la vuelta al clásico carajillo, tienes que probar la cola de mono, una bebida caliente originaria de Chile. Este cóctel se prepara con aguardiente, café, leche, canela, cáscara de naranja, clavo de olor y azúcar. Chocolate de maní Prueba el chocolate caliente como nunca de la mano de esta bebida tradicional de República Dominicana, hecha a base de cacahuates, especias, leche y azúcar. ¿Será como una mezcla entre atole y champurrado o a qué te suena a ti? Canelazo Otro cóctel que se toma caliente es el canelazo, el cual podemos encontrar en Ecuador, Colombia y Perú. Esta bebida caliente es una mezcla de aguardiente, canela, jugo de frutas y panela, un azúcar derivado oscuro de la caña. Champurrado El champurrado es una bebida mexicana calientita ideal para apaciguar la sensación de frío y generalmente se toma por las mañanas. El champurrado está hecho de cacao con maíz, piloncillo y otros ingredientes como anís, vainilla y a veces, hasta un piquetito de alcohol. ¿Qué bebida caliente elegirás para pasar los días fríos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD