10 alimentos que potencian tu inteligencia
Salud

10 alimentos que potencian tu inteligencia

Por Kiwilimón - Mayo 2014
Así es amigos, como lo han leído, existen alimentos que nos pueden proporcionar mucha energía y nutrientes; hay algunos que nos generan beneficios importantes a la salud; y además hay otros que potencian nuestra inteligencia. Está totalmente comprobado que los alimentos que aportan beneficios a la inteligencia, son aquellos que activan nuestra habilidad mental y que nos permiten mantenernos alerta durante el día. Es por ello que me he dado a la tarea de presenrales esta lista de los 10 alimentos que pueden ayudarles a potenciar la inteligencia. Y más adelante encontrarán algunas recetas que les recomiendo que incluyen dichos alimentos. Tomen nota. 1. Café. El café es, sin duda, excelente un alimento para despertar nuestro cuerpo cuando comienza a sentirse cansado. Una taza de café te dará la energía necesaria para que tu cerebro no se sienta fatigado. Es importante considerar que se debe consumir en cantidades moderadas y sin abusar de éste. Ver recetas con café 2. Bayas. Realmente no hay nada más saludable para nuestro cuerpo que las frutas frescas. Y de éstas, las bayas te darán una carga de energía importante a tu cuerpo, permitiendo que la actividad mental no decaiga y esté alerta. Ver recetas con bayas 3. Hojas verdes. Tales como la espinaca, la col, entre otros, tienen efectos antioxidantes que estimulan la actividad de tu cerebro. Además, te ayudarán a protegerte ante la pérdida de memoria. Intenta incluir una ensalada con hojas verdes en tu comida, al menos 3 veces a la semana; seguro notarás rápidamente la diferencia. Ver recetas de ensaladas 4. Té verde. Contiene gran cantidad de antioxidantes que ayudan a tu cerebro en la producción de neuronas, así como nutrientes que nos ayudan a combatir el degeneramiento de la memoria. Una taza de té verde en el desayuno y tu cerebro comenzará a funcionar de inmediato. Ver recetas de té verde 5. Huevos. Tienen, según científicos, propiedades que nos ayudarán a prevenir y combatir los cambios en el cerebro que pueden causar problemas tales como demencia. Además el cloro contenido en el huevo nos ayuda a conservar nuestra memoria por más tiempo, así como también impulsan la actividad mental. Ver recetas con huevos 6. Chocolate. Contiene nutrientes saludables que ayudan a dar energía a tu cerebro y estimular su flujo sanguíneo haciendo que logre una función más eficiente. Ver recetas con chocolate 7. Nueces. Contienen calorías saludables que ayudan a nuestro cuerpo a funcionar mejor. Es recomendable tener cuidado, ya que este alimento es muy bueno en muchos sentidos, pero no debes consumir más de un puñado por día. Ver recetas con nueces 8. Avena. Siendo un alimento de digestión lenta, la avena provee a tu cerebro de energía por un largo período de tiempo. Lo que debes evitar al momento de consumir avena es usar demasiada azúcar en la preparación, de ser posible, evita por completo el azúcar. Ver recetas con avena 9. Pescado. Las personas con una ingesta de pescado más frecuente disminuyen en forma significativa el riesgo de demencia, además tener una actividad mental más activa. Si consumes pescado con mayor frecuencia, notarás que tu actividad laboral será más activa y lograrás aprender y pensar más rápido. Ver recetas con pescado 10. Agua. Ayuda a limpiar nuestro cuerpo y nos mantiene despiertos, ya que durante el día nuestro cuerpo pierde agua, cuando comienza a deshidratarse perdemos energía y nos sentimos cansados. Bebiendo agua le damos a nuestro cuerpo lo necesario para continuar trabajando sin fatigarse y, por tanto, sin sentir cansancio.

Si deseas conocer más recetas de cocina saludables, haz click aquí.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Llega el otoño y con él, la fecha oficial para empezar las festividades del cierre del año en Norteamérica, es decir, el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving.Esta fiesta se celebra el cuarto jueves de noviembre en Estados Unidos y otros países, como Alemania, Japón y algunas islas del Caribe, tienen festividades similares, todas en otoño, para agradecer las cosechas.El origen de la celebraciónEl origen del Día de Acción de Gracias es una comilona en la que se reunieron los pobladores locales y los primeros colonizadores en Nueva Inglaterra, con el objetivo de celebrar la cosecha y riquezas que ofrecía la nueva nación. Según los registros, los festejos duraron tres días y conforme los colonizadores se fueron estableciendo en otras regiones de Estados Unidos, continuaron la celebración. Pero la fecha se volvió oficial cuando, al promulgar la Constitución, el presidente George Washington proclamó que se debería expresar gratitud en ese día por el fin de la guerra de Independencia. Los presidentes posteriores se olvidaron de la fecha, hasta que Abraham Lincoln la retomó y reestableció, en 1863. Al paso de los años, se estableció como un día para estar agradecidos por las bendiciones del año.¿Cuándo es Thanksgiving 2019?Una vez establecido el cuarto jueves de cada noviembre como el día para estar agradecidos de las bendiciones de la vida, la tradición dicta que se haga una cena que, si bien ya no dura tres días, es especial y está destinada a que todos la recuerden con emoción. Este año, el Thanksgiving 2019 se celebrará el 28 de noviembre.Generalmente, el centro del festín es el pavo, animal nativo de nuestro continente, junto con otros alimentos que se consumían en Nueva Inglaterra en ese tiempo. La cena del Día de Acción de Gracias es una de las primeras grandes fusiones culinarias, en donde se combinaron en el mismo banquete ingredientes de América y Europa.Los platillos típicos de la cena de Acción de GraciasCasi tan sustanciales como el pavo se encuentran los platos de guarnición. Una que no puede faltar es la salsa de arándano, la cual a veces se sirve fría y que es deliciosa si se perfuma con naranja o canela, además de que combina muy bien con el pavo, por su sabor ácido y frutal.Las guarniciones con camote también son indispensables, aunque hay quien prefiere puré de papa para poder disfrutar mejor el jugo del pavo. Un gran favorito es la preparación de ejotes, que generalmente tiene una salsa blanca espesa y cubierta crujiente, pues se hornea hasta que todo esté dorado y suave.Los postres tradicionales son pays, especialmente el de calabaza y, en segundo lugar, el de manzana. Al preparar estos postres, es el momento perfecto para sacar las especias cálidas y perfumar tus postres con canela, nuez moscada y clavo. Toda tu casa se llenará de olor a fiesta.Sin embargo, la verdadera tradición es la que tú creas para tus seres queridos y no habrá mejor forma de dar gracias que con tu receta favorita, sin importar cuál sea. El Día de Acción de Gracias es la mejor ocasión para poner la mesa usando elementos naturales que celebren las delicias que nos da la tierra. Piensa en una gama de colores otoñales para tener un efecto más dramático, como calabazas en naranjas o verdes, complementadas con hojas en los mismos tonos. Otra gran opción son mazorcas secas de elote, o canastas con frutas que puedas usar después, por ejemplo, peras o manzanas de diferentes variedades. No olvides amarrar las servilletas con ramitas o algún otro detalle. Es muy significativo que pongas los nombres de los invitados en los lugares de la mesa.En la lista de invitados, por supuesto que debe estar toda la familia. Es el momento para juntar a varias generaciones y sembrar en los chiquitos un fuerte sentido de pertenencia. Claro que esta también es una gran oportunidad de reunir a la familia que tenemos por elección, nuestros amigos. Es una gran ocasión para agradecerles todas las aventuras del año y las que vendrán.Finalmente, la tradición más importante de todas y la razón por la que quizá te gustaría adoptar el festejo es dar gracias, por supuesto. Una vez que estén todos en la mesa, tomen turnos para mencionar algo que tengan que agradecer este último año.La gratitud es una de las partes del carácter más asociadas con la felicidad y si lo ideal es practicarla todos los días, por qué no celebrarla en su magnífico esplendor una vez al año.Si estás planeando una cena de Thanksgiving, estos platillos te pueden funcionar:Pavo Fácil con GravyPechuga de Pavo Rellena de UvasGelatina de Ponche de Frutas
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
Vivimos en una época en la que por falta de tiempo, es cada vez menos común que cocinemos, así que terminamos por comer casi cualquier cosa que se nos cruza en la calle.Esto puede significar un riesgo para la salud, pues no conocemos los ingredientes con los que se preparan y, por lo general, no es comida que realmente nos nutre.Para evitar caer en tentaciones, tu mejor aliada será la organización y justo esa es la clave del Batch cooking.¿Qué es el Batch cooking?El Batch cooking es cocinar por lotes para toda tu semana y esta técnica consiste en dos cosas básicas: planificar la semana y cocinar un solo día.La planificación y organización evitará que caigas en las comidas de última última hora y hará que tu alimentación sea más saludable y variada. Haciendo el batch cooking ahorrarás tiempo, comerás mejor, desperdiciarás menos alimentos y ahorrarás dinero.¿Cómo hacer el batch cooking?-Planifica los menús para toda la semana.-Haz una lista de los ingredientes y las cantidades que necesitas comprar.-Dedica un día para cocinar todo lo de la semana, vas a cocinar mucho, pero recuerda que el resto de los días ya no tendrás que hacerlo.-Raciona y congela en porciones cada una de las comidas.-Rotula todos tus recipientes para una mejor organización. Cosas que tienes que tomar en cuenta-Prepara platillos con ingredientes que se puedan congelar. Para los alimentos que no se pueden congelar, como la mayonesa y algunas verduras como la lechuga y la arúgula, es mejor guardarlo en el refrigerador en un recipiente bien cerrado.-Lo más conveniente una vez que ya hayas cocinado es guardar la comida en las porciones que te vas a comer. -Toma en cuenta los envases que vas a usar, la cantidad que vas a requerir y fíjate que todos cierren de manera adecuada. Cuida que tus comidas no se contaminen y que no se salga la comida cuando la traslades. -Busca recetas que se adecuen al batch cooking. Como ves, el batch cooking es una técnica que nos ofrece muchos beneficios, por lo que no es de extrañar que todo mundo lo esté haciendo y que los hábitos estén cambiando para bien.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD