10 Cambios pequeños en tu alimentación para tener una vida más saludable
Salud

10 Cambios pequeños en tu alimentación para tener una vida más saludable

Por Kiwilimón - December 2015
¿Quieres cambiar tu forma de comer por algo más saludable? Si no sabes por donde empezar aquí te traemos algunos tips para reemplazar algunos alimentos por otros que podrían tener el mismo sabor y te ayudarían a mantenerte en forma.
  1. En lugar de: granola
 Elige: avena  Una taza de granola convencional podría aportarte 200 calorías y 13 gr de azúcar, mientras que la misma cantidad de avena te daría 150 cal. y solo 1 gr de azúcar.
  1. En lugar de: azúcar
 Elige:  canela en polvo  Nos encanta este twist porque la canela también puede endulzar tus postres y bebidas favoritas, pero con menos calorías. Empieza el día con esta rica avena estilo alemán
  1. En lugar de: un sándwich de huevo con tocino
 Elige: huevo revuelto con verduras Las verduras, como la espinaca, están llenas de fibra, la cual te aportará más energía para tus actividades del día. Podrías evitar más de 50 calorías.
  1. En lugar de: yogur comercial con trozos de frutas en el fondo
 Elige: yogur natural con fruta fresca  Corta trozos de durazno, fresas o arándanos para acompañar tu yogur. La fruta que tienen los productos del supermercado podría aportarte bastante azúcar. Saborea un vaso de yogurt con frutas
  1. En lugar de: café latte
 Elige:  café americano  Por su mayor cantidad de café, el americano tiene más antioxidantes que te protegen del daño de los radicales libres, causantes del daño celular y el envejecimiento prematuro. Además, así no consumirás tantas calorías y azúcar que hay en el latte.
  1. En lugar de: jugos de fruta
 Elige:  frutas enteras con cáscara  Estas contienen más fibra y nutrientes que si las consumes en su forma líquida. Los jugos (sobre todo los que compras en las tiendas) tienen muy poca pulpa natural.  Llénate de energía con este café calientito con especias  
  1. En lugar de: galletas saladas con queso
 Elige:  manzanas con queso Quizás te suene raro, pero si rebanas unas cuantas manzanas y las acompañas con queso panela o queso crema, podrías obtener la misma sensación de que comes algo crujiente, pero más saludable.
  1. En lugar de: papas fritas
 Elige:  palomitas de maíz Cuando tengas antojo de algo salado, en vez de correr a la tienda de la esquina por tus papitas fritas, haz tus propias palomitas de maíz en casa y agrégales poca sal. Así puedes hacer palomitas de maíz en la estufa
  1. En lugar de: aderezos procesados
 Elige:  aceite de oliva Para darle ese sabor especial a tus ensaladas, te sugerimos usar un chorrito de aceite de oliva extra virgen, el cual tiene más propiedades benéficas que los aderezos industrializados que encuentras en el súper.
  1. En lugar de: mantequilla o margarina
 Elige:  aceite de coco Si eres de las que les gusta freír sus platillos con mantequilla, disminuye tu consumo de grasas sustituyéndola por aceite de coco. Además del rico olor que desprenderá, su sabor te encantará. Conoce los diferentes tipos de aceites para cocinar
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de las vitaminas y minerales para tu salud, pero si no sabes dónde puedes encontrar esos nutrientes, podemos ayudarte. Los Aguacates de México son una fuente saludable y llena de nutrientes que puedes agregar a una dieta saludable. Una porción de 50 g de aguacate que equivale aproximadamente a un tercio de un aguacate mediano, tiene 80 calorías y casi 20 vitaminas y minerales, lo cual significa que son una buena opción. ¿Conoces cuáles son los principales nutrientes que necesita tu cuerpo para funcionar correctamente? Estos son algunos de ellos: VitaminasLas vitaminas son el primer grupo y son esenciales para la vida, porque cada una tiene propiedades exclusivas que ayudan al cuerpo a descomponer y metabolizar las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo que se traduce en muchos beneficios de salud. Las vitaminas K y E, que se encuentran todos en los aguacates, se almacenan y procesan en el cuerpo gracias a las grasas que consumes y tienes. Cada una ayuda en diferentes procesos del cuerpo. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la correcta coagulación de la sangre. Una porción de aguacate también proporciona el 6% del valor diario de la vitamina E, un poderoso antioxidante que protege los tejidos del cuerpo contra los daños y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico.Por su parte, las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo y se deberían consumir a menudo. ¿Qué alimentos las contienen? Una deliciosa manera para aprovecharlas y obtenerlas es comer platillos saludables y balanceadas que incluyan Aguacates de México. Los aguacates contiene grasa no saturada que actúa como potenciador de nutrientes al ayudar a aumentar la absorción de las vitaminas solubles en grasa A, D, K y E.. Piensa en agregar aguacate a tu huevo en el desayuno o guacamole como guarnición para un filete de pescado como salmón.MineralesNo olvidemos que las vitaminas se complementan con los minerales, que también son esenciales para un estilo de vida saludable. Entre los más importantes se encuentran el cobre y el potasio, que se encuentran en los aguacates. El cobre es esencial para mantener saludables los vasos sanguíneos, nervios y huesos. El potasio es un electrolito que a menudo se pierde en el sudor, y es necesario reponerlo porque ayuda a los músculos a contraerse y a regular los fluidos. Los Aguacates de México pueden ayudarte a conseguir estos minerales clave, pues una porción de 50 gramos de esta fruta (un tercio de un aguacate mediano) te aporta 10% del consumo diario de cobre y 6% del consumo diario de potasio. Los Aguacates de México contribuyen valores diarios de Hierro en 2%, Zinc en 2% y magnesio, que también tienen beneficios adicionales para la salud. Si necesitas algunas ideas, prueba a agregar aguacate a tus ensaladas, tacos, sándwiches o licuados, o incluso prepara un avocado toast con los toppings que más te gusten y que sean ricos en nutrientes.Los Aguacates de México son la fruta fresca que pueden aumentar la calidad nutricional de tu dieta.
Terminaron las dietas donde las grasas estaban prohibidas. Para que tu cuerpo funcione correctamente, es necesario incluir grasas saludables en las comidas. Sin embargo, hay que entender que no todas las grasas son iguales. Sigue leyendo para que sepas qué grasas saludables necesitas incluir en tu dieta. La coagulación sanguínea, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la construcción de membranas celulares, son sólo algunos ejemplos de los procesos en los que intervienen las grasas dentro de cada cuerpo. Las grasas están divididas en dos bloques, que pueden ser saturadas o insaturadas, dependiendo de su composición química. Dentro de esta clasificación, hay que poner especial atención en las grasas monoinsaturadas. Estas son grasas que se encuentran en frutas, verduras, granos, frutos secos, semillas y pescado. Las grasas saludables son líquidas a temperatura ambiente, aunque hay algunas excepciones. Puedes obtenerlas de deliciosas comidas como los Aguacates de México. Seguramente te preguntarás, ¿por qué es necesario comerlas? Estas sustancias ayudan a absorber las vitaminas A, D, K y E, lo cual se traduce en tener una mejor nutrición. Esto significa que al comer Aguacates de México tu cuerpo aprovechará más los beneficios de los otros alimentos, ya que las grasas buenas del aguacate te permitirán absorber mejor sus nutrientes. Lo fascinante del aguacate es que es prácticamente la única fruta que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Más del 75% de sus grasas son consideradas buenas, por lo que su consumo regular puede impactar positivamente el estado de salud de quien lo come. Su alto contenido en grasas buenas y bajos niveles de grasas saturadas, además de la ausencia de colesterol y sodio, hacen del aguacate una fruta ideal para cuidar la salud del corazón. Por otro lado, las grasas saturadas pueden considerarse grasas neutras y son sólidas a temperatura ambiente. Una dieta alta en este tipo de grasa puede aumentar los niveles de colesterol e incluso, en algunos casos, se ha relacionado con enfermedades del corazón. Los nutriólogos sugieren limitar la ingesta de grasas saturadas a no más de 10% de su ingesta calórica total diaria. Finalmente, las menos recomendadas son las grasas trans, también conocidas como grasas hidrogenadas. Estas grasas están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos. Lo mejor es que las evites o reduzcas al mínimo su consumo. Independientemente de los tipos de grasas que consumas o hayas consumido, es importante concentrarse en incluir grasas monoinsaturadas en tu dieta, como las que se encuentran en los Aguacates de México. Más del 75% de las grasas en los aguacates son grasas insaturadas, así que son un buen sustituto para alimentos altos en grasas saturadas. Estas grasas buenas pueden ayudar en la reducción de la presión arterial e incluso el colesterol.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD