2 litros de agua al día, ¿mito o realidad?
Salud

2 litros de agua al día, ¿mito o realidad?

Por Kiwilimón - September 2015
Tomar ocho vasos de agua o dos litros al día se ha hecho una creencia común entre quienes quieren mantenerse sanos o bajar de peso, pero, qué tanto de esto es real. Investigamos y nos encontramos con fundamentos reales que dicen que la regla del agua podría ser un mito y que, aunque es importante mantenerse hidratado, hay muchas formas de lograrlo fuera de llenarse de agua. Esto es lo que aprendimos. Sí, tomar agua es extremadamente necesario y nuestro cuerpo necesita estar constantemente hidratado para funcionar de la mejor manera. Ahora, tomar dos litros de agua al día podría ser un exceso y esto se debe a tres razones diferentes:

1.- Todo lo que consumimos tiene agua

Así es, el café, té y hasta los refrescos (no que recomendamos tomarlos) están compuestos entre 85 y 99% de agua y normalmente son bebidas que no tomamos en cuenta al contar cuánto H2O consumimos. El agua es el componente mayoritario de todos nuestros alimentos y se encuentra en más del 50% de la composición de la carne y entre el 75 y 96% de frutas y vegetales. ¿Qué quiere decir? Que aunque sí, una persona de alrededor de 70 kg de peso necesite casi dos litros de agua diarios para mantenerse sana, casi la mitad de esta cantidad viene en la comida que consumimos. En otras palabras, con tomar tres vasos de agua al día se tiene la cantidad necesaria que busca el cuerpo.  
  1. Puede causar estreñimiento

La fibra, nutriente que nos ayuda a tener una actividad gástrica regular, es extremadamente absorbente de agua. Si tomamos demasiada, la fibra en nuestro cuerpo se vuelve “perezosa” y deja de trabajar tan bien como antes. Esto provoca una caída del movimiento intestinal y por consiguiente estreñimiento. No tiene nada de malo tomar agua en las comidas, pero dos litros diarios podrían estar causándote retención de líquidos y estreñimiento cuando la creencia popular dice lo contrario.  
  1. Tu cuerpo te pedirá el agua que necesitas

Cuando tenemos sueño nuestro cuerpo nos lo dice, cuando tenemos hambre también, lo sabemos. Es lo mismo con tomar agua, apenas sientas sed es una señal física de que debes tomar. Por supuesto, estas señales cambian dependiendo de la persona, su dieta y la cantidad de ejercicio que realice, pero hay que confiar en nuestro organismo.

Agua y un poco más

Habiendo dicho todo esto, por supuesto que el agua es más sana que tomar refresco, café e incluso jugos. Pero también podemos considerar tomar un poco menos de agua pero más eficazmente, mezclándola con otros nutrientes como en las siguientes tres recetas:   Agua de chía Agua de tuna Agua de pitahaya    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El carbón activado ha revolucionado la medicina natural, pues en los últimos años se ha comprobado que es útil para miles de personas y les ayuda a aliviar malestares y enfermedades como la indigestión, cicatrización de heridas, virus y bacterias, reduce los niveles de colesterol, además de otros usos estéticos como el blanqueamiento de los dientes.Según informes, algunos médicos también lo usan en grandes cantidades para tratar a un paciente si ha tomado una sobredosis o ha tomado veneno.¿Qué es el carbón activado?El carbón activado es carbón común y corriente, sometido a un calentamiento con gas que le produce ‘poros’ en su interior, que al ingresar a nuestro sistema ayudan a atrapar sustancias químicas dentro del organismo, lo cual ayuda a la desintoxicación.¿Qué tan efectivo es? Como toda sustancia externa al organismo, cada cuerpo reaccionará de distintas formas y en algunos casos será más efectiva que en otras.A pesar de que está aprobado por instituciones como el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido y de que se utiliza comunmente para aliviar los síntomas de indigestión, flatulencia e hiperacidez, el mismo sitio web del NHS afirma que no es adecuado para todos y que "algunas personas nunca deben tomarlo", ya que puede interactuar mal con otros medicamentos y evitar que funcionen correctamente.Beneficios del carbón activadoEl primer uso que se le dio a este remedio fue para la desintoxicación del colon. Tomar carbón activado podría ayudar a detener la diarrea e hinchazón estomacal, pues liberaría el exceso de gases y normalizaría la actividad intestinal.Recientemente, se viralizaron las mascarillas de carbón activado, que prometen ayudar a eliminar las impurezas y dejar el rostro limpio y terso; además de ayudar a retardar los efectos del paso del tiempo, pues si lo ingieres, le brindará un apoyo al hígado, riñones y glándulas suprarrenales en su proceso celular.Es importante destacar que no es un remedio mágico y que no es recomendable abusar de su uso, pues podría resultar contraproducente. Si tienes alguna enfermedad como diabetes, hipertiroidismo, depresión o colesterol y estás tomando tratamiento, no es recomendable ingerir el carbón activado, pues podría absorber el medicamento y no tendrá el mismo efecto.Recuerda que a pesar de no tener repercusiones en tu salud, debes usar el carbón activado bajo la supervisión de algún especialista.
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Existe la creencia de que comer bien es caro, pero eso no es necesariamente verdadero. Sabemos que es importante cuidar del presupuesto familiar así como de la nutrición, así que nos dimos a la tarea de buscar los ingredientes que además de ser versátiles y deliciosos, también son nutritivos y muy económicos, para que no olvides anotarlos en tu lista del súper.HuevoEl huevo es una fuente importante de proteínas y posee mayormente grasas beneficiosas. Además, contiene lecitina, una sustancia responsable de disolver las grasas y fluidificar la sangre. Un kilo de huevo cuesta aproximadamente 35 pesos, por lo que es accesible y fácil de conseguir.Leche La leche es rica en proteínas y te ayudará a sentirte saciada. Además, es una buena fuente de calcio, vitamina D, potasio, fósforo, magnesio, zinc y vitamina B12. El litro de leche va de los 20 a los 35 pesos.EspinacaLa espinaca es una de las verduras más completas y nutritivas que existen, ya que a pesar de que no tiene tanto hierro como pensábamos, está llena de vitaminas y minerales como el folato, el magnesio, vitamina A, K y E. Un ramo de espinacas en los mercados cuesta aproximadamente 10 pesos y en los supermercados la espinaca empacada tiene un precio entre 25 y 35 pesos. FrijolesLos frijoles son una fuente de proteína vegetal y además son una excelente manera de aumentar el contenido nutricional de una comida. Contienen potasio, fibra y antioxidantes, y su precio por kilo ronda los 35 pesos.PlátanosLos plátanos contienen potasio y vitamina B, fibra y carbohidratos, además lo puedes usar como sustituto de endulzante para tus smoothies y postres. El kilo está en alrededor de 15 pesos. AvenaLa avena es una buena fuente de fibra que ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente y ayuda a reducir el colesterol. Contiene ácidos grasos omega-3, potasio y ácido fólico. Es barata, pues el precio por kilo está cerca de los 20 pesos si la compras a granel y es accesible en cualquier súper o mercado. Pasta En cuanto a este ingrediente, te recomendamos la pasta de grano entero porque es más nutritiva que la pasta común, ya que contiene tres veces más fibra, el doble de calcio, proteínas adicionales y mayores cantidades de sustancias como el selenio, fósforo, vitaminas B, magnesio, manganeso y cobre. El precio ronda los 45 pesos. Esta lista te ayudará a acabar con el mito de que comer saludable es costoso, y verás que estos ingredientes los puedes usar de muchas formas para darle variedad, sabor, nutrición y calidad a tus comidas, al mejor precio.Aquí te dejamos algunas ideas para usarlos en tus comidas:Espinacas a la Crema con HuevoAvena con Puré de ManzanaEnsalada de Ejotes y Frijoles
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD