5 tips para poder dormir mejor

Por Kiwilimón - Julio 2014
  Dormir mal puede drenarnos la energía y afectar nuestro estado de ánimo del día siguiente. Recuerda que dormir es una parte muy importante de nuestro bienestar, es ahí cuando reagrupamos fuerzas y optimizamos nuestros sistemas para el día a día. Para que puedas dormir mejor, aquí te recomendamos 5 tips para poder dormir.

1) Cancela el sonido

La principal razón por la que muchos no pueden dormir es debido al ruido, ya sea un ronquido o el tráfico exterior, procura cancelar todo sonido con tapones o audífonos con música relajante. Tip: En iTunes puedes encontrar listas amigables para dormir.

2) Relaja los músculos

El día a día es estresante, por ello, relajar tu cuerpo antes de dormir es ideal. Ve tensando tus músculos de pies a cabeza tan fuerte como puedas y después relájalos, poco a poco. Repite el proceso y verás cómo estarás lista para dormir.

3) Manténte fresca

Está comprobado que la mayoría de las personas duermen más, y mejor, cuando el ambiente está más fresco y no caliente. Si hace calor, trata de tener cerca un ventilador para refrescarte por las noches y así dormir mejor.

4) Olvídate del estrés

Doctores recomiendan tratar de acabar con el trabajo y los deberes al menos dos horas antes de dormir. Así no llegarás a la cama acelerada y preocupada, sino que estarás en un estado de calma después de cenar o leer un buen libro.

5) Adiós a la luz

Muchos estamos acostumbrados a dormir sin distracciones, pero hoy en día, con celulares, laptops y televisiones en el cuarto, es difícil descansar sin algún resplandor. Por ello, es importante tratar de apagar o voltear tus dispositivos para disfrutar de total oscuridad para dormir.   Aquí te dejamos tres recetas que te ayudarán a conciliar mejor el sueño:

Cómo conciliar el sueño con infusiones Cómo conciliar el sueño con infusiones Jugo para el insomnio Receta de Jugo pal Insomnio Leche con canela Receta de Leche con Canela

 

Conoce otros Supersecretos de Salud en Kiwilimón.com

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Durante la época navideña, es común que las familias mexicanas disfruten de bebidas calientes como el ponche de frutas, chocolate caliente y rompope. Cabe mencionar que esta bebida es muy tradicional en nuestro país, pero existen versiones casi idénticas en otros países. En Estados Unidos se le conoce como eggnog y Bélgica y Holanda se le conoce como advokaat. Además de su increíble sabor y su textura cremosa, el rompope tiene una historia única, pues fue inventado por un grupo de monjas durante la época de la colonia. Aquí te contamos la increíble historia detrás de esta bebida y también te recomendamos los mejores postres con rompope, no podrás resistir a probarlos.También puedes leer: 4 Formas de Hacer Rompopes Caseros¿De qué está hecho el rompope?Esta deliciosa bebida de origen conventual se prepara con los siguientes ingredientes:Leche Huevo Azúcar Canela AlcoholAunque la receta tradicional es la más popular, también existen versiones de rompope con nuez, piñón y café, entre otros sabores. Cualquier sabor de rompope es una gran opción para celebrar Navidad y Año Nuevo con nuestros seres queridos.¿Quién inventó el rompope?El tradicional rompope mexicano fue inventado por un grupo de monjas clarisas capuchinas, quienes habitaban un convento en Puebla. En aquellos años, el convento era un punto de encuentro para personas importantes, por lo que las monjas preparaban diversos manjares para deleitar a sus huéspedes. Se dice que la monja que inventó el rompope se llamaba Eduviges, sin embargo, esto no era fácil, pues en aquel entonces las monjas tenían prohibido tomar bebidas alcohólicas, por lo que la monja recibió un permiso especial por parte del obispo para probar el delicioso rompope mientras la preparaba.También puedes leer: Postres con RompopeSin embargo, el rompope era tan delicioso que era difícil resistirse a su sabor. Fue así que Eduviges habló con el obispo y le convenció de permitir que las monjas y sus familias tomaran una copa al día, ya que era un manjar que solo estaba al alcance de la élite. Años más tarde, el rompope ganó popularidad y comenzó a estar al alcance de todas las familias. Actualmente, existe una gran variedad de rompopes tradicionales y de sabores, los cuales son grandes opciones para preparar todo tipo de cocteles, gelatinas, helados, pasteles y otros postres.Los mejores postres con rompopeSi te gusta el rompope, no dudes en usarlo para preparar las mejores bebidas y postres para la época decembrina. Cheesecake sin Horno de Elote con RompopeFlan de Elote con RompopeAtole de RompopeVasitos de Gelatina NavideñosBomba de RompopePastel de Elote de Tres Leches con RompopeGelatina de Rompope con ChocolatePastel de Chocolate con Cheesecake de RompopePanqué de Rompope y ChocolatePastel de 3 Leches de RompopeCheesecake con RompopeGelatina de Rompope FácilTriffle de CerezaGelatina de Rompope EspecialPastel de 3 Leches con RompopeChocolate de RompopeBolis de RompopeChampurrado de RompopeRompope de ChocolateRompope ClásicoRompope de FresaRompope de NuezGelatina de Rompope con Crema de Chocolate y YoghurtGelatina de Rompope con Escarcha de Café
“Dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”. ¿Quién no ha cantado estas notas con la alegría de ser el siguiente en la fila para romper la piñata. Y es que las piñatas son inherentes a las fiestas decembrinas, como lo es el ponche o los villancicos. En México, las fiestas navideñas son el resultado del sincretismo entre las fiestas prehispánicas, cristianas y populares. Y las posadas, que se celebran del 16 al 24 de diciembre, son una culminación de procesiones, cánticos y, por supuesto, piñatas. Como señala el Museo de Arte Popular: “En México, antes de la conquista española se celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli en el mes Panquetzaliztli, el cual coincidía con la época en que los europeos festejaban la Navidad. Esto hizo que las posadas o jornadas, fueran una de tantas ceremonias de carácter profano-religioso que utilizaron para sustituir los antiguos ritos de los indígenas, por la fe católica. Durante los primeros años de la Colonia la costumbre era concurrir a los atrios; pero los indígenas ya evangelizados y encariñados con las tradicionales ceremonias, las trasladaron a sus casas. Ya en 1808, las posadas se desarrollaban con entusiasmo desbordante, principalmente en la Ciudad de México, en casi todas las familias y con más o menos lujo, según sus posibilidades.” Las posadas son parte de los festejos decembrinos en México. Durante ocho días las iglesias y los patios de las casas se visten con piñatas de cartón o barro muy coloridas, de siete picos o de los personajes en tendencia. Las piñatas aguardan a aquel que va a romperla con un palo que representa la virtud y nosotros nos emocionamos cuando llega nuestro turno para romperla o bien para lanzarnos a la rebatinga para elegir las mejores frutas o dulces con lo que haya estado rellena. ¿Qué significa hacer una piñata?Julio Pérez es la tercera generación de piñateros mexicanos. Su abuelo y su padre le enseñaron el oficio, mismo que él ha conservado durante toda su vida y ha transmitido a sus hijos y nietos. Para él, el secreto de una piñata es que esté hecha con el corazón: “No tengo palabras para describir lo que representa para mí el hacer piñatas, porque cada que haces una, pones un pedacito de tu corazón. Todo lo que aprendiste con el paso de los años lo vas poniendo en cada hojita que vas poniendo o en la combinación que decides utilizar en cada creación”. Julio vende cada año sus piñatas en el Mercado de Jamaica, sobre Avenida Morelos. En su casa, cortan el papel cada vez que se acerca la temporada y las arma junto con su familia ya en el mercado. Cuando no es temporada decembrina, vende flores y fruta, pero su mayor ilusión es cuando llega la temporada de piñatas porque así puede compartir con todos los que los visitan el oficio que le aprendió a su padre y este, a su vez, a su abuelo. En su puesto, uno de los más coloridos de Avenida Morelos, podrás encontrar piñatas de hasta tres metros. Hay de papel y periódico, de olla y de papel picado, de siete, ocho y hasta nueve picos, así como de burritos y tus personajes favoritos. Todas son una delicia a la vista porque son reflejo del corazón de la familia Pérez, que lleva tres años al servicio de la alegría y las piñatas mexicanas. Una probadita de las mejores piñatas Si te gustan las piñatas, visita hasta el 12 de diciembre el patio del Museo de Arte Popular, en Revillagigedo 11, en el Centro Histórico. Aquí podrás ver las piñatas ganadoras de la 15a edición del Concurso de Piñatas Mexicanas del MAP, en el que participaron 230 piñatas de artesanos, colectivos y público en general de todo el país. O bien, atrévete a prepararlas en platillos festivos que serán la alegría de todos en la mesa, como en una rica gelatina de piñata o un pastel de piñata. ¡Disfruta tus posadas con un ponche calientito y no pierdas el tino!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD