6 Propósitos saludables de año nuevo

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
¿Por qué no aprovechar la llegada del año nuevo, momento ideal para los buenos propósitos, para decidirnos a mejorar los aspectos de nuestra vida que no nos gustan o que nos perjudican? Veamos cómo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que bastaría con mantener una dieta sana, un peso normal y cierta actividad física a lo largo de la vida para prevenir un tercio de los casos de cáncer. En la otra cara de la moneda: una dieta inadecuada, la vida sedentaria y el tabaquismo causan hasta el 80% de cardiopatías coronarias prematuras. Además, en los últimos años han aumentado los casos de depresión y ansiedad, el consumo de tranquilizantes, la tasa de suicidios y separaciones. RecomendamosLos mejores remedios para el dolor de estómago Ante estos datos, los hábitos de vida deben encaminarse a sentirse mejor con uno mismo, a disfrutar de los placeres sencillos (comer en familia, dar un paseo por la playa, charlar con un amigo) y aprender a relativizar otros aspectos que a veces no nos dejan disfrutar de lo importante. Por este motivo, a continuación presentamos nuestra particular propuesta de 6 buenos propósitos saludables para el año 2015. 1. Comer mejor (sano y equilibrado) El objetivo no es adelgazar o mantener "la línea", sino que el objetivo de una dieta equilibrada es más ambicioso: prevenir determinadas enfermedades y fortalecer nuestras defensas. Y es que, si la alimentación no es adecuada, puede ser causante de dolencias como la obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, alteraciones óseas y articulares y algunos tipos de cáncer, entre ellos el de estómago. Además, una mala alimentación también afecta a nuestro nivel de energía y estado de ánimo. Para alimentarse correctamente y mantenerse en el peso normal, es importante aportar al organismo los nutrientes necesarios: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua en una proporción adecuada. En este sentido, la dieta mediterránea es la que goza de más aceptación y la que se considera más completa, pues incluye todos los alimentos necesarios para comer de forma sana y equilibrada (cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva) Es importante reducir el consumo de grasas saturadas (bollería, embutidos, mantequilla…) e incluir más antioxidantes (frutas y verduras). RecomendamosCómo sustituir la sal en tus guisados 2. Beber más agua El cuerpo necesita hidratarse, por eso es importante beber agua (unos dos litros diarios). Además, ayuda a eliminar las toxinas acumuladas y mejora la función renal. A lo largo de la jornada se aconseja beber unos ocho vasos de agua; asimismo, resulta muy sano tomar dos en ayunas. Hay que tener en cuenta que al despertar hemos pasado muchas horas sin beber, por eso conviene consumir, a pequeños sorbos, uno o dos vasos de agua (nos permitirá hidratarnos y eliminar toxinas). También nos benefician las infusiones, caldos y zumos de frutas, siempre que sean naturales. RecomendamosCómo tener vientre plano en tres días 3. Manterse activos En una vida sana no debe faltar el ejercicio físico ya que, entre sus múltiples beneficios, destacan el aporte de elasticidad muscular, la protección del corazón, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la participación en una mayor oxigenación pulmonar y cerebral. Asimismo, su práctica regular ayuda a dormir mejor y sube el ánimo gracias a la liberación de determinadas hormonas, las endorfinas, responsables de la sensación de bienestar. No es necesario entrenar con una elevada intensidad, basta con introducir pequeños cambios encaminados a la mejora de la condición física. Una vida activa ya es beneficiosa, pero si además añadimos la práctica de algún tipo de ejercicio físico deporte concreto de forma moderada y regular (al menos tres veces por semana) aumentaremos sus beneficios. Hay que tener en cuenta, eso sí, que cuando se inicia una actividad deportiva hay que hacerlo de forma paulatina, puesto que un ejercicio demasiado fuerte sin estar acostumbrados a ello podría perjudicarnos. RecomendamosRemedios para la cruda 4. Abandonar el tabaco Quizás la manera más impactante de demostrar por qué es importante dejar de fumar está en enumerar los beneficios que se consiguen a partir de, tan sólo, los 20 minutos de haberlo abandonado. Dejar el tabaco no es fácil porque implica una dependencia física pero vale la pena si tenemos en cuenta que:
  • A los 20 minutos, la presión arterial baja a su nivel normal y el ritmo cardiaco se equilibra.
  • A las ocho horas empieza a disminuir el riesgo de infarto y la sangre recupera su concentración de oxígeno.
  • A las 24 horas el monóxido de carbono desaparece del cuerpo.
  • A los dos días no se detecta nicotina en la sangre.
  • A la primera semana se recuperan el gusto y el olfato.
  • A los tres meses mejora la circulación y la función pulmonar recupera el 30% de su capacidad habitual.
  • A los tres meses la respiración mejora y desaparece la tos, la sensación de falta de oxígeno y la congestión.
  • El primer año, el riesgo de padecer un infarto se reduce a la mitad.
  • A los cinco años disminuye en un 50% el riesgo de cáncer de pulmón.
  • A los 10 años el riesgo se igual al de quien no ha fumado nunca.
RecomendamosCómo hacer un remedio natural para la tos con bugambilia 5. Ejercitar la mente Además del cuerpo, es importante mantener la mente activa. Diversos estudios aseguran que quienes desempeñan actividades que requieren un esfuerzo intelectual conservan una mayor actividad mental al envejecer. La curiosidad y realizar actividades como leer, escribir, practicar juegos de palabras, de mesa o crucigramas son actividades que contribuyen a mantener el cerebro en forma, evitando que se atrofie la memoria y demás habilidades intelectuales, pues obligan a pensar y a planear estrategias de resolución. En este sentido, también es importante reducir las horas dedicadas a ver la televisión ya que no precisa de ningún esfuerzo intelectual y, en exceso, atrofia la mente. Plantearse objetivos, tener la cabeza ocupada, planificar el futuro… son características que mantienen nuestra mente en forma. RecomendamosLos mejores remedios para la garganta 6. Reducir el estrés El estrés es un mecanismo de defensa natural del organismo ante un estímulo. Ahora bien, si se sigue manifestando la misma sensación durante mucho tiempo o no existe un estímulo real que lo provoque, el estrés se cronifica y puede afectar seriamente a la salud de la persona. Sus consecuencias son fatiga, inapetencia, insomnio, nerviosismo, ansiedad, angustia, dolores de espalda y cuello… entre otros. Para evitar que nos afecte en nuestro día a día es importante:
  • No intentar abarcar demasiadas actividades a la vez y centrarse sólo en aquéllas que es posible llevar a cabo. Reconocer que no podemos llegar a todo y establecer prioridades.
  • Intentar dormir entre siete y ocho horas diarias.
  • Cultivar más las relaciones sociales y familiares.
  • No descuidar los ratos de ocio y utilizarlo en actividades que nos resulten placenteras y gratificantes, que nos aporten algo y nos ayuden a desconectar.
  • En los momentos en que sintamos que las obligaciones y actividades nos sobrepasan, respirar profundamente y tratar de relajarnos, alejando de la mente los pensamientos negativos.
  • Regalarnos momentos de bienestar: un masaje, un baño, una cena especial
  recetas de cocina saludables  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Un toque de vino siempre le da un gran giro a los platillos y es una gran forma de hacer especial una comida o una cena, porque además se puede integrar en bebidas, postres o platos fuertes. Pero quizá la duda sobre qué vino usar para cocinar llega cada que quieres preparar un menú diferente.Para ayudarte a resolver esta duda, te contaremos un poco sobre los usos del vino en la cocina y lo mejor de todo, te damos las mejores recetas para poner manos a la obra. El vino tiene tres usos principales en la cocina: como ingrediente para marinar, como líquido de cocción y como aromatizante en un plato terminado.Su principal función al momento de añadirlo en un platillo es intensificar, realzar y acentuar el sabor y el aroma de la comida, es decir, no buscamos un vino para enmascarar el sabor de lo que cocinamos, sino para fortalecerlo. Quizá por eso Vinos California son una gran opción para preparar, por ejemplo, un pulpo a las brasas con vino tinto.Como principio general que aplica igual con cualquier condimento que se usa para cocinar, hay que tener cuidado con la cantidad de vino que se usa, pues añadir muy poco no nos dará resultado, pero demasiado será abrumador. Una pequeña cantidad de vino realzará el sabor del plato.Por otra parte, si te preocupa que tu comida sepa demasiado a alcohol, el alcohol del vino se evapora mientras se cocina la comida y solo queda el sabor, y si lo hierves, se concentra el sabor, incluida su acidez y su dulzor. Es así como se usa para hacer Pulpo Braseado en Vino, un platillo que queda delicioso gracias a que combina Vino Tinto y Vino Blanco California.Finalmente, la última recomendación para obtener mejores resultados al usar vino para cocinar es que jamás lo agregues a un plato justo antes de servir. El vino debe hervir a fuego lento con la comida o la salsa para realzar el sabor del plato; a medida que el vino se cuece y se reduce, se convierte en un extracto que aromatiza. Además, necesitará tiempo para soltar su sabor en tu platillo, así que espere unos 10 minutos o más, pruébalo y entonces decide si necesitas agregar más vino.Si quieres preparar un Pulpo Braseado en Vino, una pasta al vino tinto con champiñones, chorizo y tocino, o unas carnitas con vino, la opción sencilla y que le dejará un gran sabor a estas comidas sin duda es Vinos California, porque no sólo podrás incluir vino tinto, sino también blanco y rosado, con sus recetas deliciosas y su paso a paso de la mano de la gran chef mexicana Zahie Tellez.
La mayonesa no sólo es un aderezo versátil y delicioso, también puede ayudarte si tu cabello está muy delgado, quebradizo o dañado químicamente. Una sencilla mascarilla casera de mayonesa una o dos veces por semana tiene grandes beneficios para ti.La mayonesa da brillo y fortalece el cabello desde la raíz hasta las puntas. Ya que los ingredientes principales de la mayonesa son el huevo y el aceite, con esta mascarilla se aprovecha la gran cantidad de proteína en los huevos, que ayuda a fortalecer y engrosar los folículos pilosos. Por su parte, los aceites de oliva y canola hidratan profundamente el cabello.Las propiedades saludables de la mayonesa también promueven el crecimiento del cabello y revierten el daño causado por el calor y la coloración.Cómo hacer mascarilla de mayonesa para el cabello secoPara hacer esta mascarilla que funciona como un acondicionador profundo para el cabello, sólo necesitas una taza de mayonesa (elige una que no tenga especias ni saborizantes añadidos) y 1 huevo.En un recipiente pequeño, mezcla bien la mayonesa con el huevo, hasta que consigas la consistencia de un puré cremoso. Cubre tu cabello desde la raíz hasta el final con la mezcla. Luego, envuélvelo con un gorro de ducha de plástico y espera al menos 30 minutos.Enjuaga tu cabello en la regadera y lávalo con agua tibia y un champú sin sulfatos. Luego acondiciona como lo harías normalmente. También puedes dejar la mascarilla durante toda la noche, sólo coloca un gorro de ducha sobre el cabello o envuélvelo con una toalla suave.Usa esta mascarilla de mayonesa para el pelo una a dos veces por semana y verás como resultado un cabello más suave y fuerte.*Imagen de portada tomada por Evan Remier.
Con los trapos de cocina limpiamos cualquier chorrito de agua que veamos, pero también residuos de todo aquello propio de la cocina: huevo, leche, aceite, jugos y mil mezclas de ingredientes más, así que no es extraño querer saber cómo lavar trapos de cocina para quitarles el olor.Si meterlos a la lavadora ya no funciona, traemos para ti unos tips sencillos para quitarles cualquier olor indeseable y tenerlos limpios sin necesidad de tirarlos a la basura y reemplazarlos por nuevos.¿Por qué huele feo los trapos de cocina?Por lo general, los trapos de cocina tienen un olor agrio característico que no es sólo desagradable, sino que es el aroma de la reproducción de bacterias. Entre las partículas de comida, la grasa, las cosas que se te quitas de las manos mientras lo usas y la humedad, hay suficiente comida para ayudar a que las bacterias crezcan.Para hacer las cosas aún más feas, esas bacterias se transferirán a cualquier superficie que limpies con un trapo de cocina apestoso: estantes, fregaderos, electrodomésticos, incluso tus manos. A partir de ahí, hay un pequeño paso hacia la contaminación de los alimentos.Foto de Micheile Henderson en Unsplash¿Cómo lavar los trapos de cocina para quitarles el mal olor?La mejor forma de mantener los trapos de cocina limpios y sin olores es lavarlos con agua caliente y jabón inmediatamente después de usarlos y luego enjuagarlos a fondo. Escúrrelos bien y luego cuélgalos donde se puedan secar al aire. Es muy común dejarlos en el borde del fregadero, pero esto no es adecuado porque no se orean de manera adecuada; sin embargo, la puerta del horno podría serlo. Para trapos muy olorosos, el primer paso es hervirlos para eliminar cualquier acumulación. Sigue estos pasos para quitarles el olor: Llena una olla grande con 3 litros de agua y calienta a fuego alto en la estufa hasta que hierva.Agrega 1 taza de vinagre blanco y echa en la olla los trapos de cocina. No necesitas añadir jabón.Hierve los trapos en el agua con vinagre durante 15 minutos para eliminar los olores y las bacterias, el moho y los hongos.Apaga el fuego y deja que los trapos de cocina y el líquido se enfríen a temperatura ambiente.Una vez enfriado, escurre los trapos con las manos uno a la vez antes de colgarlos para que se sequen en un lugar soleado.Como tip extra, procura tener trapos de cocina delgados y livianos, como los paños de microfibra, que se secan al aire mucho más rápido que los trapos de tela estándar.Foto de portada: Guido Hofmann en Unsplash
En Kiwilimón tenemos el compromiso de brindarte todas las ideas y herramientas para poder cocinar y, además, cuidarte. Por ello desarrollamos #KiwiTeCuida en colaboración con un equipo de nutriólogas profesionales, en donde encontrarás todas las recetas —con conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA—, tips y consejos para que puedas llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, sin sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.A partir del próximo lunes 12 de abril, #KiwiTeCuida incorporará lives quincenales los lunes a las 18:00 horas en nuestra cuenta de Instagram oficial @kiwilimon con la chef Colibrí Jiménez, quien te enseñará recetas fáciles y deliciosas para seguir retos alimenticios de una semana, los cuales te brindarán múltiples beneficios, como el reto una semana sin grasa o el reto de una alimentación rica en Omega 3. Esta serie de lives se complementará con con los de nuestra directora editorial, Shadia Asencio, y una de las nutriólogas de #KiwiTeCuida para contarte todos los beneficios que obtendrás al seguir estos retos y poder responder todas tus dudas. Colibrí Jiménez es originaria de Tepoztlán, Morelos. Comenzó su gusto y amor por la cocina desde muy pequeña con las recetas y tradiciones culinarias de su abuela materna Guadalupe. Tras una larga formación académica y en cocinas de todo el mundo, Colibrí hoy trabaja con ingredientes mexicanos para resaltarlos y revalorarlos en una creación sensible y sustentable, como un regreso a lo más natural y al origen de esos ingredientes endémicos de México. Su filosofía es impulsar la agricultura ética, la preservación de la biodiversidad y honrar las tradiciones gastronómicas y culturales de nuestro país. ¡Sigan sus transmisiones de #KiwiTeCuida los lunes a las 18 horas! Foto: Roman Hatori Photo
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD