6 Propósitos saludables de año nuevo

Por Kiwilimón - December 2014
¿Por qué no aprovechar la llegada del año nuevo, momento ideal para los buenos propósitos, para decidirnos a mejorar los aspectos de nuestra vida que no nos gustan o que nos perjudican? Veamos cómo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que bastaría con mantener una dieta sana, un peso normal y cierta actividad física a lo largo de la vida para prevenir un tercio de los casos de cáncer. En la otra cara de la moneda: una dieta inadecuada, la vida sedentaria y el tabaquismo causan hasta el 80% de cardiopatías coronarias prematuras. Además, en los últimos años han aumentado los casos de depresión y ansiedad, el consumo de tranquilizantes, la tasa de suicidios y separaciones. RecomendamosLos mejores remedios para el dolor de estómago Ante estos datos, los hábitos de vida deben encaminarse a sentirse mejor con uno mismo, a disfrutar de los placeres sencillos (comer en familia, dar un paseo por la playa, charlar con un amigo) y aprender a relativizar otros aspectos que a veces no nos dejan disfrutar de lo importante. Por este motivo, a continuación presentamos nuestra particular propuesta de 6 buenos propósitos saludables para el año 2015. 1. Comer mejor (sano y equilibrado) El objetivo no es adelgazar o mantener "la línea", sino que el objetivo de una dieta equilibrada es más ambicioso: prevenir determinadas enfermedades y fortalecer nuestras defensas. Y es que, si la alimentación no es adecuada, puede ser causante de dolencias como la obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, alteraciones óseas y articulares y algunos tipos de cáncer, entre ellos el de estómago. Además, una mala alimentación también afecta a nuestro nivel de energía y estado de ánimo. Para alimentarse correctamente y mantenerse en el peso normal, es importante aportar al organismo los nutrientes necesarios: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua en una proporción adecuada. En este sentido, la dieta mediterránea es la que goza de más aceptación y la que se considera más completa, pues incluye todos los alimentos necesarios para comer de forma sana y equilibrada (cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva) Es importante reducir el consumo de grasas saturadas (bollería, embutidos, mantequilla…) e incluir más antioxidantes (frutas y verduras). RecomendamosCómo sustituir la sal en tus guisados 2. Beber más agua El cuerpo necesita hidratarse, por eso es importante beber agua (unos dos litros diarios). Además, ayuda a eliminar las toxinas acumuladas y mejora la función renal. A lo largo de la jornada se aconseja beber unos ocho vasos de agua; asimismo, resulta muy sano tomar dos en ayunas. Hay que tener en cuenta que al despertar hemos pasado muchas horas sin beber, por eso conviene consumir, a pequeños sorbos, uno o dos vasos de agua (nos permitirá hidratarnos y eliminar toxinas). También nos benefician las infusiones, caldos y zumos de frutas, siempre que sean naturales. RecomendamosCómo tener vientre plano en tres días 3. Manterse activos En una vida sana no debe faltar el ejercicio físico ya que, entre sus múltiples beneficios, destacan el aporte de elasticidad muscular, la protección del corazón, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la participación en una mayor oxigenación pulmonar y cerebral. Asimismo, su práctica regular ayuda a dormir mejor y sube el ánimo gracias a la liberación de determinadas hormonas, las endorfinas, responsables de la sensación de bienestar. No es necesario entrenar con una elevada intensidad, basta con introducir pequeños cambios encaminados a la mejora de la condición física. Una vida activa ya es beneficiosa, pero si además añadimos la práctica de algún tipo de ejercicio físico deporte concreto de forma moderada y regular (al menos tres veces por semana) aumentaremos sus beneficios. Hay que tener en cuenta, eso sí, que cuando se inicia una actividad deportiva hay que hacerlo de forma paulatina, puesto que un ejercicio demasiado fuerte sin estar acostumbrados a ello podría perjudicarnos. RecomendamosRemedios para la cruda 4. Abandonar el tabaco Quizás la manera más impactante de demostrar por qué es importante dejar de fumar está en enumerar los beneficios que se consiguen a partir de, tan sólo, los 20 minutos de haberlo abandonado. Dejar el tabaco no es fácil porque implica una dependencia física pero vale la pena si tenemos en cuenta que:
  • A los 20 minutos, la presión arterial baja a su nivel normal y el ritmo cardiaco se equilibra.
  • A las ocho horas empieza a disminuir el riesgo de infarto y la sangre recupera su concentración de oxígeno.
  • A las 24 horas el monóxido de carbono desaparece del cuerpo.
  • A los dos días no se detecta nicotina en la sangre.
  • A la primera semana se recuperan el gusto y el olfato.
  • A los tres meses mejora la circulación y la función pulmonar recupera el 30% de su capacidad habitual.
  • A los tres meses la respiración mejora y desaparece la tos, la sensación de falta de oxígeno y la congestión.
  • El primer año, el riesgo de padecer un infarto se reduce a la mitad.
  • A los cinco años disminuye en un 50% el riesgo de cáncer de pulmón.
  • A los 10 años el riesgo se igual al de quien no ha fumado nunca.
RecomendamosCómo hacer un remedio natural para la tos con bugambilia 5. Ejercitar la mente Además del cuerpo, es importante mantener la mente activa. Diversos estudios aseguran que quienes desempeñan actividades que requieren un esfuerzo intelectual conservan una mayor actividad mental al envejecer. La curiosidad y realizar actividades como leer, escribir, practicar juegos de palabras, de mesa o crucigramas son actividades que contribuyen a mantener el cerebro en forma, evitando que se atrofie la memoria y demás habilidades intelectuales, pues obligan a pensar y a planear estrategias de resolución. En este sentido, también es importante reducir las horas dedicadas a ver la televisión ya que no precisa de ningún esfuerzo intelectual y, en exceso, atrofia la mente. Plantearse objetivos, tener la cabeza ocupada, planificar el futuro… son características que mantienen nuestra mente en forma. RecomendamosLos mejores remedios para la garganta 6. Reducir el estrés El estrés es un mecanismo de defensa natural del organismo ante un estímulo. Ahora bien, si se sigue manifestando la misma sensación durante mucho tiempo o no existe un estímulo real que lo provoque, el estrés se cronifica y puede afectar seriamente a la salud de la persona. Sus consecuencias son fatiga, inapetencia, insomnio, nerviosismo, ansiedad, angustia, dolores de espalda y cuello… entre otros. Para evitar que nos afecte en nuestro día a día es importante:
  • No intentar abarcar demasiadas actividades a la vez y centrarse sólo en aquéllas que es posible llevar a cabo. Reconocer que no podemos llegar a todo y establecer prioridades.
  • Intentar dormir entre siete y ocho horas diarias.
  • Cultivar más las relaciones sociales y familiares.
  • No descuidar los ratos de ocio y utilizarlo en actividades que nos resulten placenteras y gratificantes, que nos aporten algo y nos ayuden a desconectar.
  • En los momentos en que sintamos que las obligaciones y actividades nos sobrepasan, respirar profundamente y tratar de relajarnos, alejando de la mente los pensamientos negativos.
  • Regalarnos momentos de bienestar: un masaje, un baño, una cena especial
  recetas de cocina saludables  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que en gastronomía de la vista nace el amor, y más si la comida se sirve en un plato hermoso. Desde las cocinas de las abuelas hasta sus exposiciones de piezas artísticas en Zona Maco, son pocos los mexicanos que no conozcan o hayan disfrutado un delicioso platillo en vajillas Anfora. Es una empresa de cerámica mexicana que ha sorteado mil batallas y sigue en pie, engalanando nuestras mesas ¡desde hace cien años!La herencia culinaria de México se ha reinventado a la par de sus vajillas, por eso te contamos algunos secretos de una empresa que ha conquistado el corazón de los mexicanos, en el marco de sus 100 años. Orgullo nacionalAnfora fue una de las tres primeras empresas que llevaron la producción cerámica a una escala masiva en México. Comenzaron en 1920 con una fábrica ubicada a espaldas de la Penitenciaría de Lecumberri, en la Ciudad de México. Durante sus primeras décadas, el gobierno alentaba a los ciudadanos a comer en sus vajillas, ya que destacaban por utilizar pastas nacionales de muy buena calidad, a la altura de cualquier producto de importación. Renombre internacionalPara los años 60, Anfora vestía las mesas no sólo de nuestros hogares, sino de los mejores hoteles y restaurantes de la capital, como el San Ángel Inn, el Centro Gallego, Sanborns y el Danubio. También los atletas de la Villa Olímpica probaron en sus piezas auténticos platillos mexicanos durante las Olimpiadas de 1968, e incluso Marilyn Monroe fue retratada frente un plato Anfora durante su visita a México. Nueva eraEn 1994 la empresa trasladó la fábrica a su ubicación actual en Pachuca, Hidalgo. Los nuevos tiempos requerían una gran celebración y a la inauguración de las nuevas instalaciones asistió el presidente Ernesto Zedillo. Un par de años después llegó un encargo peculiar desde Rosarito, Baja California. Se trataba de una réplica de vajillas antiguas para la taquillera película Titanic, del director James Cameron. A pesar de la entrada a gran escala de cerámica china, Anfora ha sabido adaptarse a los tiempos sin perder su calidad. Hoy nos sigue sorprendiendo con piezas duraderas y diseños que honran la creatividad de las nuevas generaciones. Visita aquí su catálogo, su tienda en línea o sus vajillas en Amazon para engalanar tu hogar.
La diosa del chile era Tlatlauhqui cihuatl ichilzintli o ‘Señora roja del respetable chile’. A nadie le cabía duda: al chile había qué rendirle respeto. El chile, originario de la zona andina o de la selva amazónica, ha sido el alma de muchas cocinas del mundo y sin duda, el fuego artificial de la cocina mexicana. ¿Qué sería de nosotros si faltara este fruto que lastima lo mismo que entretiene la lengua? Los españoles lo llevaron a Europa como souvenir. Allá se declararon sensibles a su picor. En cambio, los paladares árabes, asiáticos y africanos lo recibieron como revelación. Muy pronto lo incorporaron a sus cocinas y comenzaron a producirlo. Ahora el extranjero que se declare intolerante a él, padecerá su influjo en más de un tercio del mundo. En Asia se perdería de cremosos currys de la cocina india, del pad thai de la cocina tailandesa, de las barbacoas de la cocina coreana con kimchi fermentado y guindillas o de las sopas agripicantes de la cocina sichuanesa. Ni qué decir del taco mexicano. El no iniciado se llevará a la boca un sencillo amasijo de carne y maíz sin su bendición de salsa verde. Que momento tan anticlimático tendrá al comer una torta de milanesa sin una mordida intermitente a un chile en escabeche. No hay platillo local donde no se le pueda hacer un huequito. Ya Cristóbal Colón hablaba de él como “una planta tan picante como la pimienta que los nativos consumen en todas las comidas”. Al chile sólo se le deja cuando el estómago lo pide o cuando se emprende ruta a tierras más occidentalizadas. En cada ocasión se le extraña. Todo es culpa de la capsaicina, una sustancia que responde al dolor y que libera opioides y endorfinas que lo neutralizan. Por ella, el chile es motor de placer y adicción.El uso del chile es antiguo. Se cree que las culturas mesoamericanas lo comenzaron a cultivar tan pronto se volvieron sedentarias. La altura y el clima favorecieron su esparcimiento. En las culturas nacionales fue alimento sagrado y leyenda. Aún hoy es signo que aleja el “mal de ojo” a penas se pone un collar vigilante en la puerta. Es sinónimo de fiesta cuando armoniza los alimentos; es suspiro, lágrima y silencio para los que toma desprevenidos.En Perú, la otra gran gastronomía latinoamericana, es una constante. Está presente en la sazón del ceviche, en el rocoto relleno arequipeño. En el sudeste asiático aporta balance a los guisos junto a la lima kafir y el coco. En los restaurantes mexicanos –los finos, los de calle– es cortesía y el centro de mesa más bello junto a un par de bolillos o totopos.Marea porque para mitigar su calor dan ganas de inspirar y con ello se sobre oxigena el cuerpo. Calienta la garganta lo mismo que la mente, por eso es albur y jolgorio del lenguaje –un deambular entre el respeto y la burla–. El o la que aguanta mucho es ‘macho’. El o la que aguanta poco es ‘gallina’. El chile se convierte en dulce cuando se le añade azúcar; en mole, cuando se le añade magia. Hace algunos siglos era correctivo para los niños maleducados y hoy es correctivo cuando se quiere tapar una mala técnica culinaria. El chile es el éxito de muchos negocios, un objeto del deseo en la cultura pop mexicana y erotismo en la poesía urbana. Está presente en rimas leyendas y canciones, como aquella que asegura que es picante pero sabroso. ¡Gracias, chile, por existir!Para terminar de rendirle un homenaje como se debe, te dejamos este compilatorio de salsas que, sin importar del país que seas, le darán alegría a tu comida.
La comida corrida es un sello distintivo de la gastronomía mexicana gracias a la facilidad y rapidez con que se prepara, además de ser deliciosa y súper económica. Así que si te quieres sentir como en fondita, a continuación te presentamos 3 menús para hacer en casa recetas de comida corrida. El menú clásico de la comida corrida Generalmente en las fonditas de comida corrida, podemos encontrar un menú de 3 tiempos que incluye una entrada como caldo de pollo o sopa aguada, un segundo tiempo como sopa de pasta o arroz y el tercer tiempo que consiste en un plato fuerte lleno de sabor. ¿Qué opinas de este menú clásico de comida corrida? Primer tiempo: Caldo de pollo Segundo tiempo: Arroz rojo a la mexicana Tercer tiempo: Milanesas rellenas de jamón y queso  El menú ejecutivo de la comida corrida Otro tipo de comida corrida muy popular en las fonditas y que también puedes replicar en casa, es el menú ejecutivo, aquél que las personas piden en quincena y tiene platillos un poco más elaborados y abundantes. Primer tiempo: Crema de espinaca con poblano Segundo tiempo: Coditos cremosos con salchicha Tercer tiempo: Sábana de res en salsa verde  El menú consentido de la comida corrida Dentro de los innumerables platillos que podemos encontrar en una fondita de comida corrida, no pueden faltar las lentejas, la ensalada de nopales y un guisado tan rico y rendidor, que no puede faltar en tu cocina. Primer tiempo: Sopa de lentejas con chorizo  Segundo tiempo: Ensalada de nopales tatemados  Tercer tiempo: Albóndigas en salsa de chile pasilla¿Listo para consentir a tu familia con estas deliciosas y rendidoras recetas de comida corrida?
En temporada de frío, nada se antoja más como un café o chocolate caliente pero, por suerte, América Latina cuenta con una diversa variedad de bebidas calientes para que pruebes algo diferente. Por eso, para olvidarte de los días fríos o lluviosos, te invitamos a probar estas 7 bebidas latinas calientes. Mate El mate es una infusión hecha con hierbas originarias de Paraguay y Uruguay, pero bastante popular en la mayoría de países de Sudamérica. Su sabor es fuerte y concentrado y contiene diversas propiedades diuréticas y antioxidantes. Ponche mexicano México es conocido por presentar un amplio catálogo de bebidas calientes, pero ninguna se compara al ponche de frutas, una preparación tradicional para las épocas decembrinas con manzana, caña de azúcar, guayaba y tejocotes. Api El api es una bebida caliente que proviene de regiones altas como Argentina, Bolivia y Perú. Está elaborada granos de maíz morado, maíz amarillo, azúcar, canela, clavo de olor y frutas. Cola de Mono Si quieres darle la vuelta al clásico carajillo, tienes que probar la cola de mono, una bebida caliente originaria de Chile. Este cóctel se prepara con aguardiente, café, leche, canela, cáscara de naranja, clavo de olor y azúcar. Chocolate de maní Prueba el chocolate caliente como nunca de la mano de esta bebida tradicional de República Dominicana, hecha a base de cacahuates, especias, leche y azúcar. ¿Será como una mezcla entre atole y champurrado o a qué te suena a ti? Canelazo Otro cóctel que se toma caliente es el canelazo, el cual podemos encontrar en Ecuador, Colombia y Perú. Esta bebida caliente es una mezcla de aguardiente, canela, jugo de frutas y panela, un azúcar derivado oscuro de la caña. Champurrado El champurrado es una bebida mexicana calientita ideal para apaciguar la sensación de frío y generalmente se toma por las mañanas. El champurrado está hecho de cacao con maíz, piloncillo y otros ingredientes como anís, vainilla y a veces, hasta un piquetito de alcohol. ¿Qué bebida caliente elegirás para pasar los días fríos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD