6 Propósitos saludables de año nuevo

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
¿Por qué no aprovechar la llegada del año nuevo, momento ideal para los buenos propósitos, para decidirnos a mejorar los aspectos de nuestra vida que no nos gustan o que nos perjudican? Veamos cómo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que bastaría con mantener una dieta sana, un peso normal y cierta actividad física a lo largo de la vida para prevenir un tercio de los casos de cáncer. En la otra cara de la moneda: una dieta inadecuada, la vida sedentaria y el tabaquismo causan hasta el 80% de cardiopatías coronarias prematuras. Además, en los últimos años han aumentado los casos de depresión y ansiedad, el consumo de tranquilizantes, la tasa de suicidios y separaciones. RecomendamosLos mejores remedios para el dolor de estómago Ante estos datos, los hábitos de vida deben encaminarse a sentirse mejor con uno mismo, a disfrutar de los placeres sencillos (comer en familia, dar un paseo por la playa, charlar con un amigo) y aprender a relativizar otros aspectos que a veces no nos dejan disfrutar de lo importante. Por este motivo, a continuación presentamos nuestra particular propuesta de 6 buenos propósitos saludables para el año 2015. 1. Comer mejor (sano y equilibrado) El objetivo no es adelgazar o mantener "la línea", sino que el objetivo de una dieta equilibrada es más ambicioso: prevenir determinadas enfermedades y fortalecer nuestras defensas. Y es que, si la alimentación no es adecuada, puede ser causante de dolencias como la obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, alteraciones óseas y articulares y algunos tipos de cáncer, entre ellos el de estómago. Además, una mala alimentación también afecta a nuestro nivel de energía y estado de ánimo. Para alimentarse correctamente y mantenerse en el peso normal, es importante aportar al organismo los nutrientes necesarios: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua en una proporción adecuada. En este sentido, la dieta mediterránea es la que goza de más aceptación y la que se considera más completa, pues incluye todos los alimentos necesarios para comer de forma sana y equilibrada (cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva) Es importante reducir el consumo de grasas saturadas (bollería, embutidos, mantequilla…) e incluir más antioxidantes (frutas y verduras). RecomendamosCómo sustituir la sal en tus guisados 2. Beber más agua El cuerpo necesita hidratarse, por eso es importante beber agua (unos dos litros diarios). Además, ayuda a eliminar las toxinas acumuladas y mejora la función renal. A lo largo de la jornada se aconseja beber unos ocho vasos de agua; asimismo, resulta muy sano tomar dos en ayunas. Hay que tener en cuenta que al despertar hemos pasado muchas horas sin beber, por eso conviene consumir, a pequeños sorbos, uno o dos vasos de agua (nos permitirá hidratarnos y eliminar toxinas). También nos benefician las infusiones, caldos y zumos de frutas, siempre que sean naturales. RecomendamosCómo tener vientre plano en tres días 3. Manterse activos En una vida sana no debe faltar el ejercicio físico ya que, entre sus múltiples beneficios, destacan el aporte de elasticidad muscular, la protección del corazón, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la participación en una mayor oxigenación pulmonar y cerebral. Asimismo, su práctica regular ayuda a dormir mejor y sube el ánimo gracias a la liberación de determinadas hormonas, las endorfinas, responsables de la sensación de bienestar. No es necesario entrenar con una elevada intensidad, basta con introducir pequeños cambios encaminados a la mejora de la condición física. Una vida activa ya es beneficiosa, pero si además añadimos la práctica de algún tipo de ejercicio físico deporte concreto de forma moderada y regular (al menos tres veces por semana) aumentaremos sus beneficios. Hay que tener en cuenta, eso sí, que cuando se inicia una actividad deportiva hay que hacerlo de forma paulatina, puesto que un ejercicio demasiado fuerte sin estar acostumbrados a ello podría perjudicarnos. RecomendamosRemedios para la cruda 4. Abandonar el tabaco Quizás la manera más impactante de demostrar por qué es importante dejar de fumar está en enumerar los beneficios que se consiguen a partir de, tan sólo, los 20 minutos de haberlo abandonado. Dejar el tabaco no es fácil porque implica una dependencia física pero vale la pena si tenemos en cuenta que:
  • A los 20 minutos, la presión arterial baja a su nivel normal y el ritmo cardiaco se equilibra.
  • A las ocho horas empieza a disminuir el riesgo de infarto y la sangre recupera su concentración de oxígeno.
  • A las 24 horas el monóxido de carbono desaparece del cuerpo.
  • A los dos días no se detecta nicotina en la sangre.
  • A la primera semana se recuperan el gusto y el olfato.
  • A los tres meses mejora la circulación y la función pulmonar recupera el 30% de su capacidad habitual.
  • A los tres meses la respiración mejora y desaparece la tos, la sensación de falta de oxígeno y la congestión.
  • El primer año, el riesgo de padecer un infarto se reduce a la mitad.
  • A los cinco años disminuye en un 50% el riesgo de cáncer de pulmón.
  • A los 10 años el riesgo se igual al de quien no ha fumado nunca.
RecomendamosCómo hacer un remedio natural para la tos con bugambilia 5. Ejercitar la mente Además del cuerpo, es importante mantener la mente activa. Diversos estudios aseguran que quienes desempeñan actividades que requieren un esfuerzo intelectual conservan una mayor actividad mental al envejecer. La curiosidad y realizar actividades como leer, escribir, practicar juegos de palabras, de mesa o crucigramas son actividades que contribuyen a mantener el cerebro en forma, evitando que se atrofie la memoria y demás habilidades intelectuales, pues obligan a pensar y a planear estrategias de resolución. En este sentido, también es importante reducir las horas dedicadas a ver la televisión ya que no precisa de ningún esfuerzo intelectual y, en exceso, atrofia la mente. Plantearse objetivos, tener la cabeza ocupada, planificar el futuro… son características que mantienen nuestra mente en forma. RecomendamosLos mejores remedios para la garganta 6. Reducir el estrés El estrés es un mecanismo de defensa natural del organismo ante un estímulo. Ahora bien, si se sigue manifestando la misma sensación durante mucho tiempo o no existe un estímulo real que lo provoque, el estrés se cronifica y puede afectar seriamente a la salud de la persona. Sus consecuencias son fatiga, inapetencia, insomnio, nerviosismo, ansiedad, angustia, dolores de espalda y cuello… entre otros. Para evitar que nos afecte en nuestro día a día es importante:
  • No intentar abarcar demasiadas actividades a la vez y centrarse sólo en aquéllas que es posible llevar a cabo. Reconocer que no podemos llegar a todo y establecer prioridades.
  • Intentar dormir entre siete y ocho horas diarias.
  • Cultivar más las relaciones sociales y familiares.
  • No descuidar los ratos de ocio y utilizarlo en actividades que nos resulten placenteras y gratificantes, que nos aporten algo y nos ayuden a desconectar.
  • En los momentos en que sintamos que las obligaciones y actividades nos sobrepasan, respirar profundamente y tratar de relajarnos, alejando de la mente los pensamientos negativos.
  • Regalarnos momentos de bienestar: un masaje, un baño, una cena especial
  recetas de cocina saludables  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
El Comedor de los Milagros, el KiwiFav de la semana
Si quieres comenzar a probar sabores diferentes, El Comedor de los Milagros, el restaurante ubicado en la col. Roma Sur, es un lugar muy especial que debes conocer.Este comedor ofrece los platillos más representativos de la comida Latinoamérica. Puedes probar platillos de Argentina, Uruguay, Perú, Venezuela, Brasil, Colombia y México. Además, en el menú podrás encontrar una gran variedad de platillos de cada país, como pizzas, cortes de carne, tacos, arepas, feijoada, ceviches, postres y coctelería.Te recomiendo probar la feijoada, un cocido de frijol con carne de puerco acompañado de arroz, plátano frito y tocino o un rico lomo argentino acompañado de papas a la francesa o una cachapa de jamón y queso. Las posibilidades son infinitas, así que no dejes de probar platillos nuevos que se pueden convertir en tus nuevos favoritos.Este comedor te hará sentir en casa gracias a su ambiente relajado y a una decoración muy llamativa. En cada rincón del lugar se respira un ambiente festivo. Por si fuera poco, puedes acompañar tu comida con deliciosas cervezas artesanales y cócteles con sabores frutales. De postre no puedes dejar de probar la paleta de frutos rojos o una mandoca venezolana, una rosca de harina con plátano frito y piloncillo, mientras sigues disfrutando de la música en vivo y aprovechas para tomarte unas fotos muy instagrameables.Este lugar necesita más de una visita y te aseguro que cada vez la experiencia será diferente en todos los sentidos, pues también es un lugar muy versátil, ya que puedes asistir con tu familia, con tus amigos o con tu pareja.
¿El ghee es mejor que la mantequilla?
El ghee es una mantequilla clarificada de un hermoso color dorado, la cual tiene un delicioso sabor y una textura muy cremosa. En años recientes ha ganado popularidad y ahora es muy fácil encontrarla en tiendas y supermercados, además, se le atribuyen muchos beneficios para la salud. Esta rica mantequilla clarificada se usa en la Ayurveda, la medicina tradicional de la India, pero también se ha convertido en una buena opción para sustituir la mantequilla. En Kiwilimón te contamos más sobre el ghee, si es saludable y si tiene algún beneficio para la salud. ¿Qué es el ghee?El ghee es una mantequilla clarificada que se ha usado en la India y Pakistán durando muchos años, aunque también es un ingrediente que está presente en la gastronomía de Medio Oriente. Tiene un sabor más dulce que la mantequilla, por lo que es un excelente ingrediente para preparar platillos salados y postres. Este tipo de mantequilla se prepara a base de leche de vaca, la cual se hierve a fuego lento para que se evapore el líquido, posteriormente se remueven todas las impurezas. El resultado final es el ghee, una cremosa y deliciosa mantequilla. También puedes leer: La cocina ayurveda, ¿qué es?¿El ghee contiene vitaminas?Sí, la mantequilla clarificada contiene al menos cinco vitaminas: Vitamina AVitamina CVitamina DVitamina EVitamina KDiferencias entre mantequilla y gheeEl ghee y la mantequilla clarificada contienen grasa y bastantes calorías, sin embargo, todo indica que la mantequilla clarificada contiene una mayor cantidad de ácido butírico y otros ácidos grasos de cadena corta, los cuales se han ligado con una menor inflamación y un intestino saludable. Por si fuera poco, el ghee también contiene ácido linoleico conjugado, una sustancia que podría ayudar a bajar de peso. Además, la mantequilla clarificada es una mejor opción para aquellas personas que son alérgicas a los lácteos, pues contiene menos lactosa y caseína. También puedes leer: ¿Por qué la cúrcuma está en boca de todos?¿Cuáles son los beneficios de comer ghee?Además de su delicioso sabor, aquí te contamos por qué es una gran idea incorporar el ghee a tu dieta. ¡No podrás creer los beneficios que se le atribuyen a este producto! Las propiedades antiinflamatorias de la mantequilla clarificadaComo ya mencionamos anteriormente, el ghee tiene propiedades antiinflamatorias, es por esto que es tan importante en la Ayurveda, en donde es utilizada para tratar la inflamación y las quemaduras. ¿La mantequilla clarificada es buena para bajar de peso?El ghee contiene una importante cantidad de ácido linoleico conjugado, una sustancia que podría ser de mucha ayuda si estás tratando de perder peso. Hasta el momento, los estudios científicos indica que esta sustancia ayudaría a bajar de peso y a reducir la grasa corporal en ciertas personas, sin embargo, cabe mencionar que aún faltan más estudios para confirmar estos beneficios. El ghee es bueno para el corazónGracias a que la mantequilla clarificada contiene ácidos grasos monoinsaturados, se le considera un buen alimento para el corazón, ya que este tipo de ácidos grasos tienen beneficios para el corazón. Además, diversos estudios han demostrado que incorporar el ghee a tu dieta podría reducir los niveles de colesterol malo. La mantequilla clarificada contra el cáncerAdemás de ligarse a la pérdida de peso, el ácido linoleico conjugado también se podría ayudar a combatir enfermedades como el cáncer y los niveles altos de colesterol, según una investigación científica publicada en 2019. El ghee es rico en vitamina AEste delicioso tipo de mantequilla te ayudará a incrementar la ingesta de vitamina A, la cual es sumamente importante para la piel, los ojos y el sistema inmunológico. También puedes leer: Los increíbles beneficios del té de jengibre¿Qué dicen los expertos sobre el ghee?Según la nutrióloga Gina Rangel, el ghee se considera como un tipo de grasa buena, pues no contiene caseína y la lactosa, también es rico en omega-3 y ácidos grasos. Además, “es tan pura que no tiene que refrigerarse”. Por otro lado, la nutrióloga Mayte Martín del Campo señala que la mantequilla clarificada contiene ácido butírico, un importante antiinflamatorio. Sin embargo, indica que es una grasa saturada, por lo que se recomienda consumirla con moderación. ¿Cuál de las dos es mejor?Primero que nada, es importante enfatizar que la mantequilla y el ghee son alimentos que deben consumirse con moderación, independientemente de los beneficios que se le atribuyan. En el caso de las personas con intolerancia a la lactosa, es una buena alternativa. Por otro lado, tiene un punto de humo mucho más alto que el de otros aceites y la mantequilla convencional, por lo que es buena para freír y cocinar todo tipo de alimentos. Recetas con gheeParrillada Vegetariana a los 3 QuesosSalmón en Salsa Cremosa de ChampiñonesDedos de NoviaFilete Wellington Vegetariano con Lenteja
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD