7 hábitos fáciles que mejorarán tu vida y te quitarán preocupaciones
Salud

7 hábitos fáciles que mejorarán tu vida y te quitarán preocupaciones

Por Kiwilimón - Junio 2017
Algo muy importante cuando vamos creciendo es ir adquiriendo nuevas costumbres y rutinas que mejoren nuestra salud y estilo de vida. Es muy fácil caer en repeticiones nocivas que, aunque no nos demos cuenta, disminuyen nuestra calidad de vida, y es por eso que hoy queremos recomendarte 7 hábitos fáciles que puedes ir levantando poco a poco para evolucionar en una persona mucho más completa y feliz. También te recomendamos algunas recetas que te harán brillar desde adentro por lo ricas y sanas que son. Dedicarnos un tiempo a nosotros mismos es prioritario y aun más si vivimos vidas agitadas. Lo que debes hacer cada mañana es relajarte, cerrar tus ojos y tratar de sentir cada parte de tu cuerpo. Una estrategia muy buena para los no iniciados en la meditación es levantarse, tomar un vaso de agua y después sentarse cerrando los ojos. En ese momento debes imaginar una gota de agua que recorre lentamente todo tu cuerpo, así es más fácil estar consiente de nuestro organismo que tratar de vaciar completamente la cabeza. Receta recomendada: Smoothie de mango con chía

Haz ejercicio

Lo sabemos, esta es la debilidad de muchas personas, pero puede ser porque tratamos de abarcar mucho en poco tiempo. Trata de empezar poco a poco, dedícale tiempo a un objetivo concreto de tu cuerpo, como puede ser tu área abdominal o tus brazos y trabájalos al menos tres días a la semana. Al ver resultados sabrás que puedes lograrlo y así puedes ir avanzando hasta tener un cuerpo completamente sano y fuerte. Receta recomendada:  Hamburguesa de atún sellado

Mejora tu postura

En principio, tu postura le dice muchos a quienes te rodean sobre quién eres y cómo vives tu vida. También es importante porque pararte derecha puede significar un mejor funcionamiento del organismo ya que en esta posición tu cuerpo recibe mejor las señales del cerebro y, por si fuera poco, al estar erguidos estamos más consientes de nuestro entorno por lo que también ayuda a estar más seguros. Receta recomendada:  Ensalada griega con tofu

Come más despacio

La comida no es sólo gasolina, también debe disfrutarse. No sólo decimos esto de un punto de vista gastronómico, sino que comer despacio y masticar cada bocado al menos 30 veces asegura que le estás dando menos trabajo a tu sistema digestivo. De esta manera no sólo comes más rico, sino que no te sientes pesada después y le ahorras mucha chamba a tu cuerpo. Receta recomendada:  Mousse de yogurt

Quítate miedos

Deshacernos de nuestras fobias no es fácil, pero es elemental para crecer como seres humanos. Trata de ir paso a paso pero determinada a romper tus miedos. Cuando trates, respira hondo y estate consiente que muchas de nuestras aberraciones vienen de lugares no razonados, así que si lo piensan podrás superarlos. Si tienes miedo a las alturas, vuela más, si eres tímida, socializa poco a poco, verás cómo te vas sintiendo más cómoda contigo misma. Receta recomendada:  Ensalada de quinoa

Mejora tus finanzas

Aquí muchos pecamos, no es tan fácil tener orden en la cartera y en el banco con todo lo que hay que gastar hoy en día, pero es posible. Trata de organizarte más, guardar todos tus tickets y facturas para tener una contabilidad limpia. También, piensa antes de comprar y no gastes en productos que probablemente no necesitas, verás cómo estos trucos te darán paz de mente y tranquilidad en tu día a día. Receta recomendada:  Chips de kale

Mente enfocada y actitud positiva

¿No te has encontrado pensando posibilidades catastróficas sobre tu vida que al final nunca pasan? Trata de no ser negativa y sólo ver la realidad en frente a ti, enfócate en lo cierto y ve qué de eso es bueno y qué debes mejorar. Deja que tu mente esté en el presente, no tengas a la mano el celular cuando estás en medio de una plática ni divagues pensando en el trabajo cuando estás viendo una película. Sé esa persona que está al 100% siempre cuando está presente. Receta recomendada:  Huevos revueltos con salmón Para más tips de salud y bienestar acércate a Doctissimo, y en específico a este link donde encontrarás más consejos sobre cómo vivir una vida más plena.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Amada por muchos, odiada por otros. No importa si eres fan o no de la capirotada, su papel fundamental en la gastronomía de la Cuaresma es innegable. Aunque hoy en día existen muchas versiones de esta receta tradicional, la base de todas es la misma: capas de pan remojado en una especie de almíbar, acompañado de frutos secos o algún otro tipo de ingrediente dulce. Te invitamos a conocer más acerca de la historia de este típico postre para comprender por qué cada año tu mamá prepara capirotada en esta época.Sus origénes europeosLa capirotada como la conocemos hoy en día es muy diferente a las primeras versiones que se cocinaron. Se cree que el primer antecedente de la capirotada se remonta a la época de los romanos, con una pequeña diferencia: era un platillo salado. Los trozos de pan se bañaban en agua con vinagre, y entre las capas se agregaban pepinos, vísceras de pollo, queso y alcaparras. Tiempo después los españoles integraron a su cocina un platillo similar llamado “almondrote”. Para su preparación era necesario remojar el pan en caldo de algún tipo de carne y entre las capas se colocaban trozos de carne. La introducción a AméricaCon la llegada de los españoles a América, la gastronomía del Nuevo Continente se enriqueció gracias a los ingredientes y recetas que introdujeron los europeos. Uno de los platillos que se incorporó a la gastronomía nacional fuera la capirotada en sus dos versiones (francesa, que lleva carne, y la clásica, solamente pan). Algunas personas consideran que la preparación de capirotada sin carne se popularizó debido a la escasez de ciertos alimentos, mientras que otros creen que la versión más reciente responde más a los simbolismos religiosos de los ingredientes. El uso de pan viejo hace alusión a la austeridad propia de la Cuaresma, la miel de piloncillo a la sangre de Cristo, el queso a la manta que cubrió su cuerpo, etc.La capirotada en la actualidadDesafortunadamente, la capirotada es un platillo que ha perdido mucha presencia en los últimos años. Mientras que en los años 60 era fácil encontrarla en restaurantes y fondas, hoy es prácticamente imposible disfrutar este postre en Cuaresma. El paso de los años también ha influido en la preparación de la capirotada. En la actualidad existen muchas versiones de acuerdo a la región del país. Grageas, plátanos, cacahuates y pasas son algunos de los ingredientes que pueden estar presentes en este postre. Cuéntanos, ¿en tu casa cómo preparan la capirotada?Si aún no sabes cómo prepararla, te compartimos algunas recetas para que la disfrutes en esta Cuaresma:Capirotada de Tres LechesCapirotada para CuaresmaCapirotada FácilCapirotada con Amaranto
Durante el año existen temporadas que, debido a la cantidad de eventos y celebraciones, pueden hacer que mantener un abdomen plano sea tarea complicada. Sin duda, las fiestas decembrinas están en lo alto de esta lista, pero el periodo de Semana Santa puede resultar igual de desafiante, ya que durante estos días muchas personas alteran su dieta y confunden comer ligero, por tratarse de mariscos, con mezclar aderezos que contienen mucha azúcar. Por eso, te damos algunas recomendaciones para evitar que te salga panza en las vacaciones, pero sin dejar de comer rico. Para que no tengas que comer solamente alimentos que ensanchen tu cintura y abdomen durante estas fechas, te mostramos algunos de los platillos que te ayudarán a mantenerte en forma y saludable. Estas recetas te ayudarán a mantener un abdomen plano en Semana Santa: Ensalada de camote con frutos secosLos alimentos hechos con camote como principal ingrediente tienen varios beneficios. Su aporte calórico es menor (un camote mediano tiene solo 100 calorías). Otro punto importante es su alto nivel de vitamina C, lo cual favorece la quema de grasas. Y, a pesar de ser dulce, el camote tiene un índice glucémico bajo, es decir, que libera lentamente el azúcar al torrente sanguíneo, lo que ayuda a estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Sopa de colCon solo 199 calorías, esta es una de las mejores recetas para mantenerte en un peso saludable, o llegar a tu peso ideal. El gran secreto detrás de esta fabulosa sopa es la fibra, la cual mantiene la sensación de saciedad por más tiempo y ayuda a que tu cuerpo se deshaga de lo que no necesita. Además, la tan conocida dieta de la sopa de col (“Cabbage Soup Diet”) se volvió muy popular en la década de los 80´s por ser un tipo de dieta hipocalórica. Algunas personas la consumen durante máximo 7 días seguidos o menos, pero siempre debes consultar a un especialista. Así que es una excelente opción para evitar que te salga panza durante las vacaciones. Enfrijoladas de claras rellenas de nopalesSiempre debes vigilar cuánta proteína comes, ya que tu cuerpo requiere .8 gramos por cada kilogramo de peso. Esta receta, además de ser deliciosa, te brinda 29.4 gramos de proteína y 300 calorías, y es alta en fibra. Si desayunas este platillo por la mañana, te aseguramos que no tendrás la tentación de andar comiendo galletas a media mañana.Granola casera de almendraSi quieres tener un abdomen plano, lo peor que puedes hacer es brincarte el desayuno. Esto solo hará que tu metabolismo se ralentice, que sientas antojo de alimentos menos saludables y además que te inflames por la acción de los ácidos gástricos. Evita esto desayunando un yogurt griego acompañado de esta deliciosa granola casera.Pescado zarandeadoRica en proteínas y baja en calorías, esta receta es perfecta para disfrutar tras un atareado día de Semana Santa. Aparte de su contenido energético, el pescado es un alimento ligero que se digiere más fácilmente que otras carnes, como la de res o puerco. Si no quieres lucir un abdomen inflamado, te sugerimos probar esta receta.Arroz con polloRápida y fácil de preparar, con esta receta sentirás tu estómago lleno y le estarás brindando a tu cuerpo los nutrientes que necesita. Recuerda usar aceite de oliva en la preparación ya que este ayuda a mejorar los procesos digestivos y, de paso, la absorción de nutrientes.Disfruta una Semana Santa llena de platillos deliciosos y saludables con estas recetas ideales para evitar que te salga panza durante las vacaciones. 
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD