7 hábitos fáciles que mejorarán tu vida y te quitarán preocupaciones
Salud

7 hábitos fáciles que mejorarán tu vida y te quitarán preocupaciones

Por Kiwilimón - June 2017
Algo muy importante cuando vamos creciendo es ir adquiriendo nuevas costumbres y rutinas que mejoren nuestra salud y estilo de vida. Es muy fácil caer en repeticiones nocivas que, aunque no nos demos cuenta, disminuyen nuestra calidad de vida, y es por eso que hoy queremos recomendarte 7 hábitos fáciles que puedes ir levantando poco a poco para evolucionar en una persona mucho más completa y feliz. También te recomendamos algunas recetas que te harán brillar desde adentro por lo ricas y sanas que son. Dedicarnos un tiempo a nosotros mismos es prioritario y aun más si vivimos vidas agitadas. Lo que debes hacer cada mañana es relajarte, cerrar tus ojos y tratar de sentir cada parte de tu cuerpo. Una estrategia muy buena para los no iniciados en la meditación es levantarse, tomar un vaso de agua y después sentarse cerrando los ojos. En ese momento debes imaginar una gota de agua que recorre lentamente todo tu cuerpo, así es más fácil estar consiente de nuestro organismo que tratar de vaciar completamente la cabeza. Receta recomendada: Smoothie de mango con chía

Haz ejercicio

Lo sabemos, esta es la debilidad de muchas personas, pero puede ser porque tratamos de abarcar mucho en poco tiempo. Trata de empezar poco a poco, dedícale tiempo a un objetivo concreto de tu cuerpo, como puede ser tu área abdominal o tus brazos y trabájalos al menos tres días a la semana. Al ver resultados sabrás que puedes lograrlo y así puedes ir avanzando hasta tener un cuerpo completamente sano y fuerte. Receta recomendada:  Hamburguesa de atún sellado

Mejora tu postura

En principio, tu postura le dice muchos a quienes te rodean sobre quién eres y cómo vives tu vida. También es importante porque pararte derecha puede significar un mejor funcionamiento del organismo ya que en esta posición tu cuerpo recibe mejor las señales del cerebro y, por si fuera poco, al estar erguidos estamos más consientes de nuestro entorno por lo que también ayuda a estar más seguros. Receta recomendada:  Ensalada griega con tofu

Come más despacio

La comida no es sólo gasolina, también debe disfrutarse. No sólo decimos esto de un punto de vista gastronómico, sino que comer despacio y masticar cada bocado al menos 30 veces asegura que le estás dando menos trabajo a tu sistema digestivo. De esta manera no sólo comes más rico, sino que no te sientes pesada después y le ahorras mucha chamba a tu cuerpo. Receta recomendada:  Mousse de yogurt

Quítate miedos

Deshacernos de nuestras fobias no es fácil, pero es elemental para crecer como seres humanos. Trata de ir paso a paso pero determinada a romper tus miedos. Cuando trates, respira hondo y estate consiente que muchas de nuestras aberraciones vienen de lugares no razonados, así que si lo piensan podrás superarlos. Si tienes miedo a las alturas, vuela más, si eres tímida, socializa poco a poco, verás cómo te vas sintiendo más cómoda contigo misma. Receta recomendada:  Ensalada de quinoa

Mejora tus finanzas

Aquí muchos pecamos, no es tan fácil tener orden en la cartera y en el banco con todo lo que hay que gastar hoy en día, pero es posible. Trata de organizarte más, guardar todos tus tickets y facturas para tener una contabilidad limpia. También, piensa antes de comprar y no gastes en productos que probablemente no necesitas, verás cómo estos trucos te darán paz de mente y tranquilidad en tu día a día. Receta recomendada:  Chips de kale

Mente enfocada y actitud positiva

¿No te has encontrado pensando posibilidades catastróficas sobre tu vida que al final nunca pasan? Trata de no ser negativa y sólo ver la realidad en frente a ti, enfócate en lo cierto y ve qué de eso es bueno y qué debes mejorar. Deja que tu mente esté en el presente, no tengas a la mano el celular cuando estás en medio de una plática ni divagues pensando en el trabajo cuando estás viendo una película. Sé esa persona que está al 100% siempre cuando está presente. Receta recomendada:  Huevos revueltos con salmón Para más tips de salud y bienestar acércate a Doctissimo, y en específico a este link donde encontrarás más consejos sobre cómo vivir una vida más plena.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A nadie le gusta limpiar después de cocinar. Con estas recetas puedes dedicarte a preparar deliciosos platillos sin tener que pasar horas después lavando trastes y recogiendo la cocina. Caldo de hongos con epazote No lo creerás, pero solo necesitas una olla para cocinar algo tan rico como este caldito de hongos. Asegúrate de usar una olla lo suficientemente profunda para que puedas agregar el caldo de pollo sin que se derrame. Tabule de lentejas Ahórrate unos cuantos trastes sucios y usa la misma olla donde cocines las lentejas para combinar todos los ingredientes. Cuela bien el agua y deja que se enfríen bien las lentejas (y el refractario) antes de agregar las verduras y las hierbas aromáticas. Risotto de amaranto y hongos Jamás te habrías imaginado que un platillo tan rico y original como este risotto solo requiere 25 minutos de preparación y una sola olla. Antes de servirlo, agrega unas láminas de parmesano para darle aún más sabor. Pasta con camarones al ajillo Aunque originalmente en la receta te pide que uses una olla para cocer la pasta y un sartén para los camarones, puedes cocinar todo en la misma olla. Después de que la pasta esté al dente quita bien toda el agua y ahí mismo cocina el resto de los ingredientes. Crema de champiñones Al momento de cocinar es muy importante leer los pasos para poder anticiparse. En este caso te sugerimos que desde un principio calientas la mantequilla en una olla o un sartén profundo para que no tengas que pasar la crema a otro refractario. Flan de cajeta en microondas Lo bueno de esta receta es que además de requerir solo un pequeño refractario, no es necesario prender el horno. La potencia de los hornos de microondas varía mucho por eso te recomendamos checar la cocción del flan cada 5 minutos. Pastel de chocolate en microondas No te quedes con el antojo de un postre. Con esta sencilla receta solo necesitas 6 ingredientes y una taza. ¿Quieres que quede aún más bonito? Espolvorea el pastel con azúcar glas y decóralo con frambuesas. Visita Kiwilimon para conocer más recetas fáciles de preparar.
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
No fueron las margaritas ni las palomas las que dieron origen al tequila. Antes de que este se convirtiera en el alcohol favorito en las fiestas mexicanas, el destilado de agave azul ya tenía un lugar importante en la cultura gastronómica nacional. Te invitamos a conocer el origen del tequila, el destilado más famoso de México. Antes de que llegaran los alambiques a América, los indígenas ya producían sus propias bebidas alcohólicas. Precisamente, el fermentado que se hacía a partir de la savia del agave es el antecedente directo del tequila. Esta tradicional bebida, llamada pulque, es dulce, espesa y tiene un color lechoso. Aunque este, al igual que el tequila, se obtiene de un agave, el grado alcohólico del pulque es mucho menor, teniendo en promedio solo 7.9°. La conquista española no solo produjo el mestizaje de la población, sino que además trajo consigo nuevos ingredientes y métodos de cocción. Esto enriqueció la gastronomía del país, dando paso a nuevos platillos y, por supuesto, a nuevas bebidas. Cuando los españoles descubrieron la gran cantidad de azúcar que había en las piñas de los agaves azules, decidieron cocinarlas y destilarlas, creando así el famoso tequila. A pesar de la gran pureza de esta bebida, durante mucho tiempo el consumo de tequila se limitó a las clases sociales más bajas, sobre todo en el Porfiriato, cuando cualquier producto extranjero (principalmente francés) era sinónimo de calidad y buen gusto. Fue al terminar la Revolución que la gente comenzó a tomar más tequila, creciendo considerablemente su demanda y, por lo tanto, su producción. Aunque en un principio se producía únicamente en Tequila (Jalisco), hoy todos los municipios del estado, además de otros en Michoacán, Tamaulipas, Nayarit y Guanajuato cuentan con la denominación de origen. Con el boom de la era dorada del cine mexicano y la globalización, el tequila comenzó a ganar popularidad a nivel mundial, hasta el punto de ser la bebida más exportada hoy en día. Se calcula que cada minuto se exportan 400 litros de tequila, de los cuales el 80% va a Estados Unidos. Ahora que conoces más sobre el destilado de agave azul, ¿se te antoja un cóctel con tequila? Estas recetas te encantarán: Cosmopolitan de tequila Paloma Margarita frappé Tequila gin   Fuentes: Unionjalisco.mx Liquor.com Elpais.com
Hoy en día es muy sencillo comer fuera de casa. Solo basta buscar un restaurante que sirva comida de tu gusto y ya. Esto se ha convertido en una actividad tan habitual que incluso muchas veces el salir a comer es el objetivo principal, algo así como un nuevo tipo de entretenimiento. Sin embargo, el formato de los restaurantes y su gran variedad no ha sido siempre así. Te decimos cuál fue el origen de los restaurantes. Desde la antigua Roma En la época de los romanos ya existía algo parecido a los restaurantes, se llamaba termopolio. Este era un establecimiento que ofrecía comida ya preparada para todos los estratos sociales de la sociedad romana. Los alimentos se servían en platones tallados sobre un mostrador de piedra en forma de L. Algo así como la primera cocina de barra en la historia. En la Edad Media y el Renacimiento En estas épocas comenzaron a incrementarse las migraciones y los intercambios entre pueblos, lo que provocó el nacimiento de las tabernas y las posadas.  Estos antepasados del restaurante actual solían estar ubicados a los costados de los caminos y básicamente ofrecían comida y hospedaje a los viajeros. El único inconveniente de estos establecimientos era que su oferta era muy limitada, por lo que solo servían un tipo de platillo al día. Así que, si no te gustaba la comida, no tenías mucha opción de dónde escoger. Francia y los restaurantes modernos No es casualidad que Francia tenga una de las tradiciones culinarias más reconocidas a nivel mundial. Según la historia, el concepto actual del restaurante surgió en Francia, más o menos durante la Revolución. Algunas personas atribuyen la idea del restaurante a un hombre llamado Boulanger, mientras que otros creen que fue Mathurin Roze de Chantoiseau quien inventó el concepto como lo conocemos en la actualidad. Sin importar quién haya sido el verdadero fundador de la industria restaurantera, podemos estar seguros de que la idea surgió en Francia. Muchas cosas han pasado desde el pequeño lugar que servía comida en platones tallados hasta los restaurantes especializados de la actualidad. Revisando la evolución de la industria restaurantera podemos ver cómo la comida siempre ha sido un elemento esencial en la historia de la humanidad. Y cada día que cocinamos o probamos un nuevo platillo estamos participando en esa fascinante historia. Inspírate en la historia de los orígenes de los restaurantes para preparar un menú típico francés: Sopa de cebolla tradicional Soufflé de quesos franceses Macarrones dulces Clafouti de frambuesas   Fuentes: Alimentarium.org NationalGeographic.com  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD