Alimentos que dañan tu sistema inmune
Salud

Alimentos que dañan tu sistema inmune

Por Kiwilimón - Julio 2015
Para funcionar adecuadamente tu sistema inmune necesita de una buena alimentación, de lo contrario se incrementa el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, como la gripe. Investigadores de la Harvard Medical School indican que existe evidencia, al menos en animales, de que la deficiencia de micronutrientes, por ejemplo de zinc, selenio, hierro o cobre, alteran la adecuada respuesta inmune. Situación que podría pasar también en las personas. Para evitar que tu sistema inmune resulte dañado por una mala alimentación, te presentamos aquellos que debes evitar. 1. Refrescos Debido a que pueden contener entre 30 y 50 gramos de azúcar en una sola lata. De acuerdo con el “Associated Content” este dulce ingrediente puede disminuir tu sistema inmune en solo 10 minutos después de tomarla. 2. Carnes rojas Tienen una gran cantidad de sustancias tóxicas, especialmente la grasa animal ya que inhibe la formación de linfocitos. 3. Café Aunque te despierte por la mañana, la cafeína en exceso tiene la capacidad de reducir tu respuesta inmunitaria ante las enfermedades, indican expertos de la Cleveland Clinic. 4. Sal Su consumo excesivo está relacionado con el crecimiento de células de las enfermedades autoinmunes. Así, el sistema inmune actúa sobre los tejidos sanos, dañando al propio cuerpo y olvidándose de luchar contra los agentes patógenos. 5. Lácteos enteros Los productos lácteos contienen una molécula que los seres humanos no producen naturalmente llamada Neu5Gc. Las células absorben este compuesto, y con el tiempo el organismo produce anticuerpos en contra de ella. Los expertos de la Harvard Medical School recomiendan que en lugar de estos alimentos, procures consumir ajo, que tiene la capacidad de combatir ciertas enfermedades; ginseng que estimula la función inmunológica. Ver artículo original.

Notas recomendadas

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Despide un año más preparando una cena espectacular y qué mejor que luciéndo una mesa increíblemente decorada. Aquí te decimos cómo puedes decorar la mesa para la Cena de Fin de Año. Antes de que elijas los adornos y comiences a montar la mesa, hay cuatro aspectos que debes tomar en cuenta: Comodidad. Si tus comensales tienen que comer a la orilla de la mesa porque la decoración ocupa todo el espacio, entonces busca otra opción. Lo más importante en una reunión siempre debe ser la comodidad de los invitados, no la ornamentación. No querrás a nadie gritando para que llegue a su mesa la pasta. Practicidad. Recuerda que para decorar la mesa para la Cena de Fin de Año, lo mejor es no usar adornos altísimos porque seguramente no permitirán que tus invitados se vean entre sí. Tal vez se vean lindos en una revista, pero simplemente no son prácticos.TE PUEDE INTERESAR - VIDEO: RECETAS PARA LA CENA DE AÑO NUEVOApariencia. Claro que la decoración que elijas debe ser bonita, pero ojo, esto no tiene que ver con la cantidad de adornos, sino con el diseño. No llenes la mesa de cosas lindas. Muchas veces la decoración más elegante es la más sobria.Estilo de Fiesta. Para las tradiciones de Cena de Fin de Año, una de las cosas más importantes para algunos hogares, puede llegar a ser lo llamativo o colorido, sin embargo, puedes optar por cristalería, velas y flores naturales  para darle un toque más elegante pero sencillo. Elige una decoración que sea amigable con todos los comensales, no solo con los adultos.Comida. Recuerda aunque para la Cena de Fin de Año, la comida se ponga en refractarios de vidrio o plástico, esto no quiere decir que es menos importante. Utiliza prácticos recipientes para poder manipular cada platillo que hayas preparado. Galletas y cupcakes. Saca a relucir tus dotes culinarios y tu destreza decorando la mesa con galletas. Haz pequeños arbolitos de Navidad con galletas en forma de estrella apiladas unas sobre las otras, crea monitos de nieve o incluso un escenario nevado dentro de una esfera. ¡Se verá increíble!TE PUEDE INTERESAR - VIDEO:POSTRES FÁCILESEspejos. Usa espejos como base para servir una entrada hecha con  queso crema o simplemente como centros de mesa. Añade a la decoración velas pequeñas y algunos elementos plateados para completar el diseño de la mesa.Rodajas de tronco de madera o ramas. Para un estilo más rústico puedes usar trozos de madera o ramas pequeñas que estén secas. Úsalos en su color natural o píntalos con aerosol. Para darles un toque más festivo agrega diamantina después de pintarlos.Copas. Usa las copas viejas como candelabros. Ponlas al revés y usa la parte inferior para sostener velas de diferentes tamaños. Dentro de la copa puedes colocar un poco de escarcha o algún adorno que haya sobrado del arbolito.Esferas. Aprovecha las esferas que ya no usas. Agrúpalas y forma un lindo camino de mesa. Para que se mantengan unidas puedes usar un poco de silicón o el alambre con el que se cierra la bolsa del pan.Flores. Aunque puedes usar flores artificiales, te sugerimos usar algunas piezas naturales. Combina la tradicional noche buena con otras flores de tonalidades similares. Agrega unas ramitas de romero para que huela rico. ¿Ya sabes cómo vas a decorar tu mesa para esta cena de Año Nuevo? Compártenos tus ideas en los comentarios.
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD