Año Nuevo, hábitos alimenticios nuevos
Salud

Año Nuevo, hábitos alimenticios nuevos

Por Kiwilimón - Diciembre 2018

El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.

¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.

Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.

Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.

Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.

Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. 

Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.

Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene
algún comportamiento negativo hacia la comida.

Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.

Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.

¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:

Ensalada de Camote con Frutos Secos

Croquetas de Camarón con Salsa de Habanero

Ensalada de Espinacas con Fresas



Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es la fiesta. Los mexicanos somos conocidos en el mundo entero por las grandes fiestas que hacemos y si se trata de las fiestas patrias, todo se potencializa.Tequila, pambazos, pozole, mariachis, todo suena increíble hasta que lo tenemos que pagar, ¿cierto? En este tipo de ambiente es muy fácil dejarse llevar y gastarse la quincena entera por seguir la fiesta. ¿En qué gastan los mexicanos? La mayoría del presupuesto se destina a alimentos, luego, a bebidas alcohólicas y, en tercer lugar, a decoración. Pero para que no tengas que estar padeciendo el resto de la quincena, te dejamos estos tips para que festejes la Independencia de México de una manera responsable:Revisa tus finanzas y planea tu festejo de acuerdo con tu presupuesto. Lo mejor que puedes hacer es no dejarte llevar por la euforia de las fiestas y planear un festejo de acuerdo con tu presupuesto. Recuerda que es mejor un festejo pequeño que estar lamentándose después. Apégate a tu presupuesto. Una vez que hiciste un presupuesto, respétalo. Es normal que te quiera ganar la emoción, pero una vez que hiciste tus planes, es necesario que respetes lo determinado. Realiza tus compras con anticipación. Es normal que en estas épocas las tiendas suban los precios, por lo que si vas a comprar comida, bebidas o decoración, será mejor que lo compres antes y evites las compras de última hora. Compra en mercados. Si se trata de ahorrar y apoyar el comercio local, los mercados son la opción, sobre todo en esta época de fiestas patrias puedes encontrar productos de gran calidad y al mejor precio. No lleves dinero extra. Este punto va muy de la mano al de apegarte a tu presupuesto, y esta es una forma de limitarte a gastar sólo aquello que habías planeado. Evita gastos innecesarios. Antes de gastar una parte de tu presupuesto en decoraciones y props para la fiesta, piensa si realmente lo necesitas; quizá puedas ahorrar dinero en ese aspecto. Arma la vaquita. Lo mejor que puedes hacer en las fiestas patrias es compartir los gastos con tu familia y amigos, ya sea que vayan a un restaurante o bar y dividan la cuenta o si es un festejo en casa, cada quien lleve algún platillo. Además de la convivencia, todos saldrán ganando y sin gastar de más.  No uses tarjetas de crédito. No gastes lo que no tienes. Es importante que sepas que las tarjetas deben usar usadas con responsabilidad. No te dejes llevar y es mejor usar dinero físico para tener un mayor control de gastos. Elige festejos caseros. Como ya lo mencionamos puntos arriba, si optas por una fiesta en casa el gasto será mucho menor que en un lugar público, además puedes organizarte con tus amigos, familiares o vecinos para que cada quién se encargue de algo. Evita los gastos hormiga. Si ya hiciste un gasto importante durante el festejo en la primera quincena es mejor que te administres el resto del mes, trata de preparar tus comidas en casa, no gastes en café, levántate temprano para que no tengas que gastar en taxis o servicios de auto privado.Ahora que ya sabes estos consejos, lo único que queda es disfrutar responsablemente y ¡Viva México! Te recomendamos esta recetas para llevar a la noche mexicana:Tinga de PolloPozole BlancoVasitos de Gelatina con Crema
Tener plantas naturales en tu casa tiene muchos beneficios: funcionan como purificador de aire, nos regalan un agradable aroma, ayudan a mejorar el estado de ánimo, reducen la estática… Además, son bonitas, accesibles y sirven también para sazonar y para realizar remedios naturales.Hay todo tipo de plantas, de sol, de sombra, pequeñas, frondosas, que necesitan mucha agua y otras que requieren muy poca. Lo importante es que a la hora de adquirir alguna, preguntes por sus necesidades y sus especificaciones para que tengan una larga y saludable vida. En la cocina, además de llenar de vida y dar un hermoso toque, las plantas pueden ser nuestras aliadas a la hora de cocinar, si se trata de plantas aromáticas. Las plantas aromáticas son muy económicas y fáciles de conseguir, crecen bien en interiores y no requieren de mucha luz ni cuidados excesivos para sobrevivir; además, si las incluyes en tus platillos agregarán vitaminas y minerales, ayudarán a la digestión y contribuirán a la desinflamación. Estas son algunas de las plantas que te recomendamos tener a la mano en tu cocina:Perejil. El perejil es una planta muy versátil que siempre le dará un toque especial a tus platilos, es ideal para todo tipo de salsas y también como acompañante en tus jugos verdes. Entre sus propiedades está la de desinfectante intestinal.Albahaca. La albaca hará tu comida italiana deliciosa, pues excelente para las salsas de tomate y sopas de verduras. Es un excelente tónico para la digestión y ayuda con la inflamación.Orégano. No sólo es bueno para darle sabor al pozole, el orégano es uno de los condimentos que más se usa sobre todo en carnes y ensaladas. Y si hablamos de sus propiedades medicinales, es excelente para tratar tos y problemas bronquiales.Menta. ¿A quién no se le antoja un delicioso té después de comer? Además del té, la menta es excelente en postres como helados y ensaladas de frutas. La menta refresca el aliento, controla las náuseas y es un gran digestivo. Laurel. Es muy buena para sazonar carnes y pescados, y darle sabor a los escabeches, salsas y adobos. Además, entre sus cualidades medicinales está la de facilitar la digestión, reducción de gases, diurética y es muy buena también para abrir el apetito. Con estas recomendaciones podrás no sólo decorar tu cocina, sino que hasta tener tu propio huerto.
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Tener plantas naturales en tu casa tiene muchos beneficios: funcionan como purificador de aire, nos regalan un agradable aroma, ayudan a mejorar el estado de ánimo, reducen la estática… Además, son bonitas, accesibles y sirven también para sazonar y para realizar remedios naturales.Hay todo tipo de plantas, de sol, de sombra, pequeñas, frondosas, que necesitan mucha agua y otras que requieren muy poca. Lo importante es que a la hora de adquirir alguna, preguntes por sus necesidades y sus especificaciones para que tengan una larga y saludable vida. En la cocina, además de llenar de vida y dar un hermoso toque, las plantas pueden ser nuestras aliadas a la hora de cocinar, si se trata de plantas aromáticas. Las plantas aromáticas son muy económicas y fáciles de conseguir, crecen bien en interiores y no requieren de mucha luz ni cuidados excesivos para sobrevivir; además, si las incluyes en tus platillos agregarán vitaminas y minerales, ayudarán a la digestión y contribuirán a la desinflamación. Estas son algunas de las plantas que te recomendamos tener a la mano en tu cocina:Perejil. El perejil es una planta muy versátil que siempre le dará un toque especial a tus platilos, es ideal para todo tipo de salsas y también como acompañante en tus jugos verdes. Entre sus propiedades está la de desinfectante intestinal.Albahaca. La albaca hará tu comida italiana deliciosa, pues excelente para las salsas de tomate y sopas de verduras. Es un excelente tónico para la digestión y ayuda con la inflamación.Orégano. No sólo es bueno para darle sabor al pozole, el orégano es uno de los condimentos que más se usa sobre todo en carnes y ensaladas. Y si hablamos de sus propiedades medicinales, es excelente para tratar tos y problemas bronquiales.Menta. ¿A quién no se le antoja un delicioso té después de comer? Además del té, la menta es excelente en postres como helados y ensaladas de frutas. La menta refresca el aliento, controla las náuseas y es un gran digestivo. Laurel. Es muy buena para sazonar carnes y pescados, y darle sabor a los escabeches, salsas y adobos. Además, entre sus cualidades medicinales está la de facilitar la digestión, reducción de gases, diurética y es muy buena también para abrir el apetito. Con estas recomendaciones podrás no sólo decorar tu cocina, sino que hasta tener tu propio huerto.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD