Cómo hacer una rutina de ejercicio

Por Kiwilimón - Julio 2014
  Hoy en día que está tan de moda hacer ejercicio, puedes emplear tu creatividad para crear tu propia rutina. Puedes unirte a una clase o programa que ya exista, pero también personalizar tu práctica para completar objetivos individuales y divertirte en el proceso. Por eso, aquí te dejamos algunos consejos para que sepas cómo puedes hacer una rutina de ejercicio.

Estiramiento

Esta parte es ignorada por muchos, pero es una de las más importantes. La fuerza de los músculos no sólo depende de cuánto peso puedas levantar, o empujar, sino de qué tan flexibles son tus músculos y cuánta resistencia tienen. Los ejercicios de estiramiento se realizan sobre una articulación, aunque algunos estiramientos abarcan más de una. Lo más común es enfocarse en una sola articulación y dentro de esta abarcar todo un grupo de músculos. Para practicar estiramientos intenta estirar piernas, brazos, espalda y cuello antes de realizar cualquier ejercicio, esto te ayudará a evitar lesiones.

Cardio

Hacer ejercicio cardiovascular es muy importante. Ya sea andar en bicicleta, correr, nadar, caminar o cualquier otra disciplina que te haga transpirar y respirar con fuerza te ayudará a mantenerte en forma. Beneficios del ejercicio cardiovasular:
  • Se queman calorías y por tanto se pierde peso
  • Se fortalece el corazón
  • Se incrementa la capacidad pulmonar
  • Se reduce el riesgo de presión alta, diabetes, ataques al corazón y colesterol alto
  • Se reduce el estrés
Si quieres practicar ejercicios cardiovasculares sin necesidad de ir a un gimnasio puedes: caminar, saltar la cuerda, bailar, subir escaleras, o correr en un parque. Trata de dedicarle al menos 30 minutos a cada sesión de cardio.

Fuerza

Cada vez que hagas trabajo muscular de fuerza, recuerda que hay que trabajar todos los sectores del cuerpo:
  • Piernas y glúteos (sentadillas),
  • Espalda, pecho y brazos (lagartijas, trabajo con barras)
  • Abdomen (abdominales).

Variedad

Si sigues la misma rutina por más de dos meses, tus músculos podrían acostumbrarse, aburrirse y dejar de dar resultados. Por eso, trata siempre de variar tu rutina para mantenerla interesante y productiva.   Y no debes olvidar:

Alimentación

Si quieres ver resultados más evidentes, el ejercicio debe ir acompañado de una alimentación balanceada. Trata de aumentar tu consumo de proteínas, bajar la ingesta de carbohidratos y aumentar tu energía a partir de grasas buenas, como las que encuentras en el salmón, las nueces y el aguacate.
hornear salmonCómo hornear salmón El mejor tip de Cómo caramelizar nueces o almendrasCómo hornear nueces Receta de Bocadillos de Camarón y Aguacate Bocados de aguacate 
  Aquí te van otras recetas que te ayudarán a acompañar tu  rutina personalizada para que alcances mejores resultados:
Receta de Ensalada de Quinoa con Vinagreta de Limón Ensalada de quinoa Receta de Jugo Verde Detox Jugo verde detox Receta de Pechuga de Pollo con NopalPechuga con nopal
 

Encuentra otras deliciosas y saludables recetas en Kiwilimón.com

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al momento de cocinar una pechuga de pollo, es común encontrarnos con esas partecitas blancas que aunque pueden cocinarse, son molestas al momento de comer.Por más que intentamos comprar la pechuga de pollo más perfecta, no podemos evitar que tengan uno o dos tendones y retirarlos no es una tarea sencilla, porque para empezar, el pollo crudo no es tan sencillo de manejar, pues es resbaloso y, aceptémoslo, un poco asqueroso.Pero de entre todo el caos de esta pandemia, las redes sociales no sólo nos han servido como entretenimiento, sino que también funcionan como una buena fuente de tips y trucos valiosos, como este, en el que una usuaria de Tik Tok llamada Mandy Klentz nos enseña a quitar un tendón de una pechuga de pollo tan sólo con un tenedor y una servilleta.Puedes ver el video si das clic aquí.Lo único que tienes que hacer es ubicar el extremo del tendón, colocar las puntas de un tenedor a cada lado, usar una servilleta de papel para sujetarlo y entonces empujar hacia abajo con el tenedor y deslizar el tendón hacia afuera. Listo, pollo limpio y sin tendones.Este truco culinario ha impresionado a muchas personas y el video de Klentz, que aprendió a hacerlo en una clase de cocina, ya tiene más de 3.9 millones de visitas, más de 647 mil me gusta y muchísimos comentarios. Esto no solo prueba que hay mil cosas más por descubrir en cuanto cocinar pollo sabemos, sino que además, si pensabas que redes como Tik Tok son sólo para jóvenes, puede que te lleves una agradable sorpresa con sus contenidos.Ahora que ya sabes cómo limpiar tu pollo de tendones, te recomendamos estas recetas para cocinar pechuga de pollo:Trompo de Pollo al PastorEnsalada Fresca de Aguacate, Fresas y Pechuga de PolloPechuga de Pollo a las Finas HierbasPechuga de Pollo al AjilloPechuga de Pollo con Salsa Alfredo y Uvas
El arroz y los frijoles son dos de los granos que nos han acompañado por mucho tiempo y que son conocidos en todo el mundo.Tan sólo el arroz es el tercer cereal más producido en el mundo, mientras que el frijol es nativo de México (también de Guatemala y El Salvador) y cultivado en todo el mundo.No es raro comer cada uno como guarnición a diversos guisos, pero comerlos juntos también es una forma popular no sólo en México, sino en varias partes de América Latina.Tan sólo de Cuba nos llegan los moros y cristianos, platillo famoso mundialmente a base de arroz con frijoles, que cuenta además con otra versión llamada Congri, aunque no son lo mismo.De ellos, podemos saltar a México, en específico a Michoacán, donde el arroz cocido se come con frijoles refritos caldosos, acompañados de una salsa hecha con jitomate, ajo y chile verde, y se llama Morisqueta.Si bajamos un poco, en Centroamérica tenemos el Gallo Pinto, característico en Nicaragua y Costa Rica, aunque diferente en su preparación en cada país, pues en el primero, el plato no incluye el caldo de los frijoles y su consistencia es similar a la del picadillo.Por su parte, el arroz con habichuelas es característico del Caribe, en particular, de Puerto Rico y República Dominicana. Este consiste en arroz blanco con frijoles marrones, o habichuelas rosadas, como son conocidas allá.En Perú existe el Tacu Tacu, un platillo que aprovecha las sobras de los alimentos por tradición y que resulta en una combinación deliciosa de los cereales con ají, y que suele servirse con huevo, carne o pollo.Y como estos platillos, existen muchos otros más, en toda América Latina, preparados, nombrados y acompañados de maneras diversas en cada lugar, pero todos con la misma base: el arroz y los frijoles.Si amas el arroz, puedes comerlo en todas estas versiones:Arroz con Leche CremosoArroz con Brócoli y QuesoArroz Rojo con VegetalesSi lo tuyo son los frijoles, pruébalos así:Tortitas de Frijoles NegrosEnsalada de Nopal con FrijolesFrijoles Charros con Chorizo
Comer carnes rojas no sólo es sinónimo de vitaminas, minerales y nutrientes, también es gran ejemplo de una mezcla de sabores y texturas. Seguramente, mientras masticamos, a veces pensamos: ¿la carne estará en su punto?, ¿cómo sé si la carne es de buena calidad? Y un sinfín de cosas más. A lo largo de los años, hablar de comer carnes rojas ha traído a la mesa un cúmulo de puntos de vista y posturas. Por lo tanto, empecemos por algo simple, ¿cuáles son los beneficios de comer carnes rojas?El consumo de carne roja aporta, entre otras cosas, hierro y vitaminas del complejo B, los cuales ayudan a evitar la anemia, construir músculos fuertes y mantienen la piel en buen estado. Seguramente has escuchado muchas veces que, cuando cambias de dieta, lo que no retiran es la carne, y es que aporta importantes cantidades de proteínas y de minerales, como el zinc, además de ser esencial para el crecimiento y reparación de los músculos. Así que, ya lo sabes, si estás en una dieta en la que quieras lograr crecimiento muscular, comer carne será tan importante como hacer ejercicio. También la vista es una de las grandes beneficiadas por comer carne roja, gracias a sus altos niveles de ácidos grasos, como el Omega 3; contienen niacina, que cuida al cerebro humano y hasta nos protege de trastornos del sueño.Comer carnes rojas como parte de una dieta balanceada puede prevenir el riesgo de padecer osteoporosis, gracias a que contiene lisina, un aminoácido que absorbe el calcio y promueve la formación de colágeno.Por todo lo anterior, podemos afirmar que en una dieta balanceada, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos, las carnes rojas son recomendables.Hoy por hoy, puedes encontrar una gran variedad de productos cárnicos que provienen de Estados Unidos, los cuales te aseguran su inocuidad, calidad, suavidad y sabor. Busca el sello de U.S. Meat Export Federation en las tiendas de autoservicio y restaurantes, el cual es sinónimo de una labor conjunta entre la industria estadounidense y mexicana para que los productos cárnicos de alta calidad, lleguen a tu mesa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD