Cómo saber si debes de tomar más agua

Por Kiwilimón - Julio 2014
A veces por andar a las carreras nos olvidamos de tomar agua. No sabemos que estamos deshidratadas, pero nuestro cuerpo nos manda señales importantes que no debemos ignorar. Una vez que las conoces es más fácil acordarte de tomarte un minuto para ti y beber un vaso de agua. Nuestas amigas de ActitudFem nos comparten las 5 señales más sencillas de reconocer:

1. Te duele la cabeza

Muchas veces ese dolor de cabeza que te ataca se cura por el agua que te tomas para pasarte la aspirina. Cuando nos deshidratamos esta es una de las señales más claras. Si te sientes mareada también puede ser por falta de agua.

2. Se te marca la bolsa

Si cuando quitas la bolsa de tu hombro descubres que te dejó marca, o si cuando te quitas los pantalones en la noche tienes líneas rojas muy marcadas aunque no te aprietan puede ser que a tu piel le falte un poco de agua.

3. El color de tu orina

Si es completamente transparente estás tomando demasiada agua, si es color ambar o tan amarilla que es casi naranja necesitas tomar agua. El color de la orina de una persona bien hidratada debe ser amarillo pálido.

4. Labios resecos

Si sientes la boca seca o se te parten constantemente los labios puede ser señal de que necesitas beber más agua.

5. No vas al baño

Estar constipada también puede ser señal de falta de agua. Si no vas al baño tan seguido como deberías intenta tomar un par de vasos de agua más al día para ver si hace diferencia (comer fibra y agregar frutas a tu dieta también ayuda).   Recuerda que nuestro cuerpo necesita agua para todos sus procesos, así que siempre que lo recuerdes tómate el tiempo necesario para beber un poquito de agua. Puedes cargar una botellita pequeña en tu bolsa para cuando te des cuenta de que llevas muchas horas “seca”. Así mantendrás todo funcionando como debe.   Ver artículo original  
Receta de Agua de Fresa

Agua de Fresa

Receta de Agua de Tuna

Agua de Tuna

Receta de Agua de Pepino, Lima y Menta

Agua de Pepino, Lima y Menta

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Leer en españolNowadays, granola has become part of our diet since its health benefits and its low-calorie content make it ideal for meal plans and healthy dishes. However, as it grows in popularity, more brands have launched industrialized versions to the market, most of which are less healthy than they used to. Therefore, here you’ll find everything about granola and how to make your own to make the most of its healthy and natural origin.What Is Granola?There are many types and varieties of granola, but true granola must be a mix of different nuts, rolled oats, honey, and several dried fruits that are baked until crunchy. How to Make the Best Granola?To each their own, but this is a great place to start if you have never made granola before. Keep reading to learn how to prepare granola step by step.1. Grains Use three cups of the grains of your choice. Oats are a classic option, but you can do as you will with the recipe and use rye, wheat, etc.2. Nuts A cup and a half will do and there is an immense variety to choose from: peanuts, pistachio, almonds, hazelnuts, or even a mix.3. Sweetener Time for honey. You can use either honey or maple syrup for a healthier option.4. Oil This ingredient is very important because it keeps the granola from burning or sticking and gives it a nice and smooth feeling. Use half a cup of olive oil.5. Salt That sweet and savory taste of the best granolas comes from adding a teaspoon of salt to the recipe to enhance all the mixed flavors.6. Mix Now, it’s just a matter of mixing the dry ingredients and adding, one by one, the wet ingredients to obtain a uniform mixture.7. To the oven Evenly spread the mixture on a baking sheet and bake it at 356 °F for at least 30 minutes.Why Is It Best to Make Your Own Granola?Making your own granola is not a whim or a game, it truly has benefits:It is more delicious, as you can prepare it according to your taste and use the ingredients you prefer. Some even add bacon or peanut butter.It is extremely easy to prepare and it is even faster than a trip to the supermarket to buy it.It is cheaper than store-bought granola and you already have all the utensils you need to make it at home.Your house will smell delicious.TipsFor even healthier granola, add some tablespoons of quinoa.For a boost of flavor, add shredded coconut or dried pineapple.Always use fruit cut into small chunks to keep your granola from getting mushy.Add a citrus touch with lime or orange zest.To spice up your granola, add a bit of cinnamon, vanilla, ginger, or nutmeg.RecipesOnce your granola is ready, you can use it to prepare these delicious recipes that your family will enjoy. Yogurt & Granola Fruit Swekers with Granola Honey Granola MuffinsTranslated by Miranda Perea
Del estrés tóxico “nuestro de todos los días” casi nadie escapa. Y es que en los tiempos que corren, en donde todo es urgente, con una pandemia que no parece tener fin, con las tareas “normales” en casa que nunca terminan y, para muchos, una difícil cuesta de enero, mantener un balance emocional puede resultar difícil.Si bien el estrés nos ayuda a reaccionar en situaciones de riesgo, pues nos mantiene alertas, cuando nos sobrepasa pueden aparecer problemas de insomnio, síntomas estomacales, pérdida de apetito, irritabilidad, ansiedad, entre otros.Por fortuna podemos limitarlo. Las estrategias van desde realizar actividades relajantes como yoga, leer un libro o hacer meditación, realizar ejercicio de forma regular, seguir una adecuada higiene del sueño, establecer prioridades, evitar sobredimensionar los problemas, hasta terapias muy particulares indicadas por el médico especialista.Junto con ello, llevar una dieta balanceada y adecuada contribuye de forma muy efectiva a que te sientas bien; y mejor aún si incluyes alimentos que contienen ciertos compuestos activos que pueden influir en tu estado de ánimo, es decir, que actúan positivamente sobre el estrés, señala la nutrióloga Nathalie Pernicone, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.Además de estos alimentos que contienen sustancias muy particulares, hay otros que pueden ayudar de manera indirecta, por sus efectos reconfortantes, como los dulces o carbohidratos; sin embargo, es muy importante cuidar y evitar el “comer emocional”, es decir, comer para sentirnos mejor, porque a largo plazo puede crear una relación distorsionada con la comida.A continuación te presentamos 10 alimentos que podrías incluir en tu dieta diaria si le quieres echar una manita a tu organismo en el manejo del estrés:1. Pescados de agua fría. Nos referimos al salmón, atún, sardinas o anchoas, ya que son ricos en ácidos Omega 3, un tipo de grasa poliinsaturada que puede ayudar a mantener los niveles de cortisol (mejor conocida como la hormona del estrés) dentro de la normalidad. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer, por lo menos, dos raciones (de 100 g) a la semana.2. Acelgas. Estos vegetales de grandes hojas tienen un alto contenido de magnesio, el cual juega un papel protector contra la ansiedad. Investigaciones como las publicadas por la Academia Americana de Neurología, sugieren incluir una ración de verduras de hoja verde, como las acelgas, todos los días, porque esto contribuye, además, a detener el deterioro cognitivo.3. Almendras y frutos secos. Al igual que los pescados, estos alimentos tienen un alto contenido de Omega-3 y magnesio, una excelente combinación para ayudar a relajar la tensión y la ansiedad. El magnesio, cabe señalar, estimula la producción de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, así que si quieres prevenir estrés o situaciones de insomnio, como se señala en un estudio publicado en la revista Nature, incluye estos alimentos en tu dieta. Puedes comer un puñito diario (de 4 a 10 piezas).4. Cacao. Además de contener magnesio, también es rico en triptófano, un aminoácido que puede influir de manera positiva en el estado del ánimo al ser precursor de serotonina y melatonina (hormona que contribuye a regular nuestro reloj biológico). ¡Una excelente noticia para los amantes del chocolate! Si sabes que tendrás un día estresante, no olvides llevar contigo una barra de unos 40-50 gramos, como sugiere el médico especialista en medicina del trabajo, Víctor Vidal Acosta, en su libro, Estrés Laboral.5. Kiwi. La vitamina C contribuye a mejorar el estado de ánimo, por eso el kiwi, que contiene una cantidad importante de ella, es una excelente opción. Esto lo confirma el estudio “Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi”, publicado en la revista científica Nutrición Hospitalaria. Los resultados indican que su consumo diario –uno o dos kiwis– puede ser “una estrategia efectiva para la promoción de la salud y prevención de enfermedades”, porque además tiene un alto poder antioxidante y efectos en la función inmune.6. Naranja y cítricos en general. Por ser ricos en triptófano y vitamina C, ayudan a combatir la sensación de ansiedad. De hecho, la falta de Vitamina C hace que las personas se sientan fatigadas o deprimidas. Puedes consumir una o dos naranjas al día.7. Avena. Este cereal integral también es buena fuente de triptófano. Al ser un hidrato de carbono, contienen serotonina, que ya hemos visto que es una excelente aliada para sentirnos bien. Puedes comer unos 25 g al día.8. Leche. Sobre todo tibia, antes de acostarse. Se ha visto que el calcio ayuda a fortalecer y relajar el sistema nervioso, por lo que alivia la tensión, ayudando con ello a regular los niveles de estrés. Con un vaso es suficiente. Elige la descremada y deslactosada, en caso de que sea intolerante a la lactosa.9. Yogur natural. Este es otro lácteo aliado de la tranquilidad, ya que también favorece la producción de serotonina, además de las propiedades provenientes del calcio. Come o bebe de dos a tres lácteos al día; uno de ellos puede ser yogur.10. Infusión de lechuga. Contiene una sustancia llamada lactucina, que ayuda a relajar el sistema nervioso. En este rubro, podemos incluir infusiones como valeriana, pasiflora, tila, que tienen propiedades relajantes. Toma una taza cuando te sientas estresado.Si bien la alimentación es coadyuvante del bienestar emocional, no olvides:● Llevar un estilo de vida saludable y activo.● Tener un descanso adecuado para mantener regulados los niveles de cortisol.● Hacer ejercicio, ya que tiene efectos antidepresivos muy importantes, además de disminuir estrés y ansiedad. ● Cuidar y priorizar la salud mental tanto como la física.● Acudir al psicólogo/a en caso de que no puedas hacerle frente al estrés.¡Aliméntate en serio con Santander!
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
En los restaurantes de comida china en México y todo el mundo, es común encontrar todo tipo de platillos, tal como arroz frito, cerdo agridulce, rollitos primavera, pollo a la naranja y más, sin embargo, el platillo estrella es el chop suey. El chop suey se prepara con pollo, ajo, apio, champiñón, brócoli, zanahoria, pimiento morrón, germen de soya, cebolla cambray, cebollín, aceite de ajonjolí, salsa de soya, salsa de ostión. Cabe mencionar que este platillo de inspiración oriental puede tener variaciones, pues cada restaurante lo prepara de diferente manera. Si te gusta la comida oriental, en especial el chop suey, y quieres aprender a prepararlo como todo un profesional, en kiwilimón te damos los mejores consejos para mejorar tu receta y te contamos un poco más sobre este icónico platillo, ¡te sorprenderás! De acuerdo con el Smithsoniano, el chop suey no es un platillo auténtico de la gastronomía de China, pues en realidad es un plato chino-estadounidense, el cual surgió muchos años después de la llegada de inmigrantes chinos a Estados Unidos. Para finales del siglo XIX, este guiso había ganado una gran popularidad entre los comensales, hasta llegar a todos los rincones del mundo.También puedes leer: Arroz frito, rollitos primavera y otras recetas de comida orientalConsejos para preparar el mejor chop sueySi te gusta cocinar y quieres deleitar tu paladar con el mejor chop suey de la historia, en kiwilimón te ayudamos a lograr esto de manera fácil y rápida. ¡No te pierdas nuestros consejos de cocina!Cocina a la perfecciónRecuerda que es importante cocinar cada ingrediente a la perfección. En el caso del pollo, lo ideal es sellar el pollo para que esté crujiente y luego bajar la temperatura para que se cocine muy bien, pero quede jugoso al mismo tiempo. En el caso de los vegetales, es mejor que los cocines al dente, pues de esta manera estarán crujientes y llenos de sabor.Vino de arroz para cocinarSi quieres darle mucho más sabor a tu chop suey, lo único que necesitas es un toque de vino de arroz para cocinar, el cual está disponible en tiendas en línea, supermercados y tiendas especializadas. Si no lo encuentras en tu tienda más cercana, puedes sustituir por mirin o jerez seco.Pollo jugosoEl secreto detrás de un buen chop suey es un pollo bien sazonado, cocida a la perfección y muy jugoso. Una manera de lograr una textura muy suave es marinar el pollo con una pizca de bicarbonato por 20 minutos, sin embargo, deberás remover todo el carbonato antes de cocinar el pollo.También puedes leer: Las 10 recetas más representativas de la gastronomía de chinaSalsa de ostiónRecuerda que la salsa de ostión es uno de tus mejores aliados a la hora de cocinar platillos orientales, pues aporta un sabor increíble y profundo a tus platillos. A la hora de preparar tu chop suey, añade la salsa de ostión poco a poco hasta lograr la sazón perfecto.Vegetales frescosOtro gran consejo para preparar el mejor chop suey es emplear vegetales frescos, lo que le dará una consistencia crujiente y deliciosa. Además de la importancia de conseguir ingredientes de buena calidad, recuerda que no hay una receta única, por lo que puedes añadir los vegetales que tengas a la mano.Un toque crujientePara darle un toque extra de sabor a tu chop suey, solo tienes que añadir un poco de nueces, las cuales no solo aportan sabor, sino que también añaden un toque crujiente a tu platillo. Puedes elegir entre cacahuates, ajonjolí, nuez de la India, almendras o la que más te guste.También puedes leer: 5 recetas de comida orientalPlatillos para acompañar el chop sueyEstos platillos serán tu mejor opción para acompañar tu chop suey:Arroz Frito MixtoRollos PrimaveraPollo Agridulce CrujienteSalteado de Carne con BrócoliEnsalada de Fideos Estilo OrientalSopa de Fideos Chinos
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD