Cómo saber si debes de tomar más agua

Por Kiwilimón - Julio 2014
A veces por andar a las carreras nos olvidamos de tomar agua. No sabemos que estamos deshidratadas, pero nuestro cuerpo nos manda señales importantes que no debemos ignorar. Una vez que las conoces es más fácil acordarte de tomarte un minuto para ti y beber un vaso de agua. Nuestas amigas de ActitudFem nos comparten las 5 señales más sencillas de reconocer:

1. Te duele la cabeza

Muchas veces ese dolor de cabeza que te ataca se cura por el agua que te tomas para pasarte la aspirina. Cuando nos deshidratamos esta es una de las señales más claras. Si te sientes mareada también puede ser por falta de agua.

2. Se te marca la bolsa

Si cuando quitas la bolsa de tu hombro descubres que te dejó marca, o si cuando te quitas los pantalones en la noche tienes líneas rojas muy marcadas aunque no te aprietan puede ser que a tu piel le falte un poco de agua.

3. El color de tu orina

Si es completamente transparente estás tomando demasiada agua, si es color ambar o tan amarilla que es casi naranja necesitas tomar agua. El color de la orina de una persona bien hidratada debe ser amarillo pálido.

4. Labios resecos

Si sientes la boca seca o se te parten constantemente los labios puede ser señal de que necesitas beber más agua.

5. No vas al baño

Estar constipada también puede ser señal de falta de agua. Si no vas al baño tan seguido como deberías intenta tomar un par de vasos de agua más al día para ver si hace diferencia (comer fibra y agregar frutas a tu dieta también ayuda).   Recuerda que nuestro cuerpo necesita agua para todos sus procesos, así que siempre que lo recuerdes tómate el tiempo necesario para beber un poquito de agua. Puedes cargar una botellita pequeña en tu bolsa para cuando te des cuenta de que llevas muchas horas “seca”. Así mantendrás todo funcionando como debe.   Ver artículo original  
Receta de Agua de Fresa

Agua de Fresa

Receta de Agua de Tuna

Agua de Tuna

Receta de Agua de Pepino, Lima y Menta

Agua de Pepino, Lima y Menta

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que escuchamos todos los días, es acerca de las superfoods, de sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y de la pobre calidad de los alimentos que consumimos. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, a sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. Ante este panorama, las superfoods nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y demás sustancias que protegen a nuestro cuerpo de toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir; también nos darán energía y ayudarán a nuestro cuerpo ante enfermedades. Dos de las superfoods más populares son el matcha y la maca.El matcha es un tipo de té verde japonés que contiene 20 veces más antioxidantes y aminoácidos naturales que el té verde regular. Entre sus beneficios está ayudar a la concentración, pérdida de peso, mejorar la circulación, refuerza la inmunidad y mejora el ánimo. La maca es un tubérculo que ayuda a equilibrar las hormonas y trastornos de la tiroides, potencializa la líbido, alivia síntomas molestos de la menstruación y de la menopausia.Una de las formas de incorporar estos dos súper alimentos a tu día a día es a través de los smoothies, pues son deliciosos, prácticos y fáciles de preparar. Aquí te dejamos estas recetas para que los disfrutes:Smoothie con matcha para desinflamar Ingredientes:1 rebanada de piña1 plátano¼ de pepino1 cucharadita de matchaagua de cocoHay que licuarlo todo con hielos ¡Y disfrutar!Smoothie energético con maca Ingredientes: 1 ½ taza de leche vegetal a tu elección1 cucharada de maca en polvo1 cucharada de mielMezcla todo e incorpórale hielos al gusto.Como ves, la maca y el matcha son ingredientes que aportan muchísimos beneficios y que son muy fáciles de integrar a tus smoothies para hacerlos deliciosos y nutritivos.Estas recetas te pueden interesar:Smoothies frutalesSmoothies 4 ways
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
Hace unos años, un video en el que a una tortuga le sacaban un popote de la cara hizo que muchos de nosotros nos hiciéramos más conscientes del medio ambiente y del uso de los plásticos de un solo uso. Popotes de acero y bolsas de tela se hicieron artículos habituales en nuestro día a día; sin embargo, estos pequeños esfuerzos no han tenido el impacto esperado.En todos los aspectos y en todas las industrias, desde la comida, el transporte y hasta la moda, el plástico está en todos lados y combatir este tipo de contaminación requiere un cambio de mentalidad y en la manera que usamos las cosas.Ante este problema, hay empresas que se han dedicado a investigar para tener alternativas naturales que sustituyan al plástico y aquí te tenemos las más interesantes:Semillas de aguacate En 2012, una empresa mexicana decidió poner manos a la obra y crear utensilios y popotes a partir de semillas de aguacate. Cabe recordar que México es uno de los mayores productores de esta fruta.Envolturas con cera de abeja Algodón ecológico, cera de abeja, resinas y aceites son los ingredientes que han hecho de este artículo reutilizable uno muy popular para sustituir el plástico para recubrir alimentos y conservarlos. NopalCon el jugo de nopal, un ingrediente muy común en la dieta de los mexicanos, una familia creó un plástico natural biodegradable para hacerle frente a la contaminación. Este plástico puede ser utilizado para hacer bolsas que se usan en los supermercados, recipientes para cosméticos, bisutería y juguetes.Olote de maíz Con la parte central del maíz se están creando sustitutos de plástico que, además de todo, ¡pueden ser comestibles! Con esto también se están creando bolsas de plástico que puedan detener el deterioro de la tierra. Cuando se trata de salvar al planeta, todos los esfuerzos suman, y poco a poco vamos contribuyendo a preservar el hogar de todos nosotros.
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD