Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para ti
Salud

Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para ti

Por Gretel Morales - Septiembre 2021
La flor de jamaica es la protagonista de una de las aguas frescas más populares en nuestro país, pues su sabor ácido y refrescante combina muy bien con todo tipo de platillos y antojitos. Esta pequeña y versátil flor pertenece a familia de los tulipanes y es originaria de África y aunque es muy bonita, se utiliza más en la cocina que para decorar.

El nombre científico de esta flor es “Hibiscus sabdariffa”, la cual se puede tomar en té o agua, aunque también se usa para preparar guisos vegetarianos, salsas, mermeladas y otros productos. Por si fuera poco, también se le atribuyen propiedades medicinales. En Kiwilimón te contamos más sobre esta increíble flor y por qué debes tomar un té de jamaica todos los días.

¿La jamaica tienes vitaminas y minerales?

Las propiedades de la jamaica son muchas, pues es una flor rica en las siguientes vitaminas y minerales:
  • Vitamina A
  • Vitamina C
  • Vitamina B1
  • Vitamina E
  • Hierro
  • Calcio
  • Fosfato

¿Cuáles son los beneficios del té de jamaica?

Los expertos indican que la jamaica es rica en antioxidantes y tiene propiedades antisépticas, laxantes, diuréticas, purgativas, astringentes, emolientes y sedantes. Por esto se recomienda su consumo como té o agua.



También puedes leer: Conoce los beneficios de la flor de jamaica

Los beneficios del té de jamaica

Aquí te explicamos para qué sirve el té de jamaica, no podrás creer todos los beneficios que esta pequeña tiene para tu salud.

La jamaica es rica en antioxidantes

Seguramente has escuchado hablar de los antioxidantes, una molécula que se encarga de pelear contras los radicales libres, una molécula que daña nuestras células y, por ende, nuestra salud. Sin embargo, existen muchos alimentos ricos en antioxidantes que nos permiten contrarrestar los efectos de los radicales libres. Uno de estos alimentos es la flor de jamaica, ya que, según un estudio publicado en 2011, el extracto de jamaica incrementa el número de enzimas antioxidantes y reduce los efectos de los radicales libres hasta en un 92%.

Aunque aún falta mucho por estudiar y descubrir, su gran contenido de antioxidantes hace al té de jamaica una gran bebida para comenzar tu día.


Jamaica para un hígado sano

El hígado es un órgano esencial en el cuerpo humano, pues se encarga de limpiar la sangre y ayuda a la digestión al secretar bilis, para nuestra suerte, algunos estudios recientes sugieren que el té de jamaica podría ayudar a mantener a nuestro hígado sano.

Un estudio realizado en 2014 encontró que un grupo de personas con sobrepeso que consumieron extracto de jamaica por 12 semanas tuvieron mejorías en el funcionamiento de su hígado. Aunque aún faltan estudios por realizar, esta es otra buena excusa para disfrutar de un té de jamaica mientras descansas o antes de dormir.

¿El té de jamaica ayuda a bajar de peso?

Todo parece indicar que el té de jamaica podría ser de mucha ayuda si quieres perder algunos kilos, ya que diversos estudios científicos indican que este poderoso té está ligado a la pérdida de peso.

Un estudio publicado en 2014 indica que un grupo de participantes consumió extracto de jamaica, mientras que otros tomaron un placebo. Después de 12 semanas, las personas que tomaron jamaica registraron una pérdida de peso, así como una reducción en su índice de masa corporal y la proporción entre cadera y cintura.

Sabemos que los científicos aún deben realizar muchos estudios más, sin embargo, este es un buen pretexto para disfrutar de un refrescante té de jamaica.

También puedes leer: ¿Qué son los antioxidantes?

La jamaica contra la hipertensión

Además de ser rica en vitaminas y minerales, la jamaica también podría ser de ayuda para disminuir la presión arterial, un problema de salud de afecta a millones de personas en todo el mundo. De acuerdo con varios estudios clínicos, el té de jamaica ayuda a bajar los niveles de presión sistólica y diastólica.

Un ensayo clínico que contó con la participación de 65 personas encontró que aquellos participantes que consumieron té de jamaica durante seis semanas registraron una disminución en la presión sistólica. Sin embargo, antes de comenzar a consumir té de jamaica para tratar tu presión arterial, te sugerimos consultar a tu médico o especialista.

¿El té de jamaica es bueno para el colesterol?

Además de ser muy útil por sus propiedades antibacterianas y diuréticas, todo indica que el té de jamaica es muy bueno para aquellas personas que desean aumentar sus niveles de colesterol bueno. Por otro lado, un estudio realizado en 2014 señala que consumir extracto o té de jamaica ayuda a disminuir los niveles altos de colesterol malo y los triglicéridos.

Dato curioso sobre la jamaica

¿Sabías que la jamaica llegó a México durante la colonización? Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la flor de jamaica llegó a nuestro país a través de la nave Nao, la cual provenía de China, así como de barcos españoles que llegaban desde Filipinas. Alrededor de 1565, estas embarcaciones comenzaron a llegar a Acapulco. Años más tarde, esta flor se convertiría en parte de la gastronomía mexicana.

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Fatima Eudelia Samaniego Alava
19/09/2021 18:52:47
Muy bueno reportaje
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
El pasado 30 de septiembre se llevó a cabo la entrega del Premio al Mérito Empresarial Restaurantero (PMER), un evento organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC). A pesar de la adversidad, la gastronomía se encuentra de manteles largos, ya que un total de 26 personas y organizaciones recibieron premios y reconocimientos de 11 diferentes categorías. El tan esperado evento se realizó a 18 meses de que se desatara la pandemia de Covid-19, una de las pruebas más difíciles a las que se ha enfrentado la industria restaurantera: la pérdida de alrededor de 400,000 empleos y el cierre de 120,000 restaurantes en todo México. Sin embargo, a pesar de las adversidades, los grandes equipos detrás de cada restaurante han demostrado gran resiliencia, lo que los ha llevado a innovar y a tomar las medidas pertinentes para reactivar el sector gastronómico de nuestro país, el cual genera millones de empleos en todo el país. Así lo señaló Germán González, presidente nacional de la CANIRAC: “Este día es de celebración, de júbilo, porque la industria restaurantera se mantiene de pie, debido a la unidad que mostramos durante estos tiempos adversos, emprendiendo acciones encaminadas en la reactivación de nuestro sector”. Oaxaca y Baja California Sur, los grandes ganadores de la nocheAunque todos los ganadores destacan por sus logros, los estados de Oaxaca y Baja California Sur obtuvieron dos premios cada uno: dos chefs oriundos de Oaxaca y dos restaurantes ubicados en Baja California Sur. Alejandro Ruiz, chef del añoEl chef oriundo de Oaxaca, la mente maestra detrás del restaurante Casa Oaxaca, fue premiado como mejor chef del año por la CANIRAC este 2021. La carrera del chef oaxaqueño comenzó en 1997, cuando abrió su famoso restaurante en la capital del estado, por el cual recibió el Five Star Diamond Award en 2008, 2009 y 2010. Para 2013, Casa Oaxaca se había convertido en el 34° mejor restaurante de Latinoamérica. Además de su larga trayectoria en la cocina, Alejandro Ruiz también incursionó en el mundo de la literatura, con el lanzamiento de su libro “Cocina de Oaxaca”, el cual recibió el premio García Cubas en 2018. Por otro lado, también ha participado en la organización del Primer Festival Gastronómico de Cocina Oaxaqueña Contemporánea de Influencias, Humánitas, en 2007 y el Primer Festival de Gastronomía y Literatura El Saber del Sabor. Además de sus proyectos propios, el chef Alejandro Ruiz ha colaborado restaurantes como Pujol y Los Danzantes. En el ámbito internacional, ha cocinado en restaurantes ubicados en Múnich, Berlín, Verona, Barcelona, Viena y Madrid. Chef Celia Florián, premio a la preservación, rescate y promoción de la gastronomía mexicanaLa chef recibió el premio “Chucho Arroyo”, a la Preservación, Rescate y Promoción de la Gastronomía Mexicana por su trabajo en el icónico restaurante Las Quince Letras, uno de los más celebrados de Oaxaca. Desde 1992, Celia Florián se ha dedicado a preservar la gastronomía de Oaxaca a través del restaurante Las Quince Letras, uno de los más visitados y aclamados de la capital oaxaqueña. El gran trabajo de Florián la ha llevado a presidir la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca desde 2015. A través de los años, los increíbles platillos creados por Celia la han llevado a ganar premios en México y el mundo. El restaurante Las Quince Letras ha sido incluido en La Liste, una selección de los mejores restaurantes del mundo. En nuestro país, la chef ha recibido el premio Guardianas de la Tradición, el cual le fue otorgado por la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca y del Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural. Por si fuera poco, la chef oaxaqueña también ha incursionado en el mundo de la televisión, pues en 2020 fue la encargada de narrar la serie Street Food Latinoamérica, producida por Netflix. Restaurante ÁrbolEl restaurante Árbol, ubicado dentro del hotel Las Ventanas al Paraíso Rosewood Resort, ubicado en San José del Cabo, recibió el premio “César Balsa” al Restaurante de Hoteles. Este maravilloso restaurante se ha ganado el corazón de turistas y extranjeros con sus platillos a base de mariscos y sus postres con toques de la gastronomía india y mexicana. De acuerdo con la CANIRAC, el “chef Anand Singh se basa en las tradiciones culinarias de India, así como en una gran variedad de influencias de toda Asia. Nacido en Bombay, Singh exploró durante más de una década las cocinas costeras en las Maldivas, las islas Seychelles y los Emiratos Árabes Unidos”. Flora’s Field KitchenEste 2021, el restaurante ubicado en San José del Cabo, se llevó el galardón “Carlos Anderson” a la Innovación Restaurantera. En este restaurante, todos los platillos se preparan con ingredientes cultivados de la granja que se encuentra en el mismo lugar. Para este proyecto, la sustentabilidad y los productos orgánicos son una prioridad. Flora’s Field Kitchen ofrece frescos cocteles, pizzas y cremosos helados. Por otro lado, también ofrece tours de la granja, clases de cocina y otros eventos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD