Dieta para el hígado graso: todo lo que debes saber
Salud

Dieta para el hígado graso: todo lo que debes saber

Por Eloísa Carmona - Junio 2020
De entre las enfermedades crónicas, el hígado graso o esteatosis hepática no alcohólica es una de las más comunes, tanto que entre 20 y 30 por ciento de la población mundial lo padece.

Existen varios factores para que una persona desarrolle esta enfermedad, entre ellos, algunos de carácter genético, pero también ambientales, sociales y de comportamiento, en especial, alimenticio, por lo que llevar una dieta adecuada y congruente con las necesidades de cada persona es esencial para mantener el hígado sano.

Este órgano "es muy importante en el cuerpo", señala la nutrióloga Rocío González, especialista en Obesidad y Cormobilidades, y padecimientos como este "pueden complicarse hasta ser una insuficiencia hepática, es decir, que tu hígado deja de funcionar, pero es una enfermedad que en etapa temprana puede tratarse".

¿Qué es hígado graso?

El hígado graso es una afección que ocurre cuando la acumulación excesiva de grasa en el hígado provoca inflamación, lo que puede desarrollar cicatriz por la inflamación constante (conocido como fibrosis) y, finalmente, provocar daño hepático crónico o cirrosis.

Aunque con frecuencia las personas quieren saber los síntomas del hígado graso, este padecimiento tiene una progresión asintomática, es decir, no suele tener síntomas, “solo algunos con estatohepatitis no alcohólica pueden presentar fatiga, malestar general y dolor abdominal 'vago' en cuadrante superior derecho”, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

Por otra parte, según la Organización para Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la obesidad es considerada uno de los principales factores de riesgo de esta enfermedad, además de la diabetes, los niveles excesivamente elevados de colesterol o grasas en la sangre (dislipidemia), el síndrome metabólico (es decir, el conjunto de presión arterial elevada, azúcar en la sangre elevada, exceso de grasa corporal en la cintura y niveles anormales de colesterol) y la etnia, pues estudios han mostrado que los hispanos y japoneses padecen más de hígado graso.

Dieta para el hígado graso

Cuando una persona es diagnosticada con hígado graso, el tratamiento no farmacológico con frecuencia indica una modificación en el estilo de vida, por ejemplo, eliminar el consumo de alcohol, bajar de peso y una dieta hipocalórica sola o en conjunto con incremento en la actividad física, claro, todo guiado por profesionales de la salud, como un nutriólogo.

La dieta hipocalórica consiste en controlar la ingesta de calorías, pues cuando consumimos más calorías de las que necesitamos, estas se almacenan como tejido graso o adiposo.

Por ejemplo, en esta dieta se suele reducir la ingesta diaria de alimentos que contengan grasas saturadas o alimentos azucarados y preferir el consumo de cereales integrales, como trigo, avena y pan integral; frutas y verduras crudas ricas en vitamina C y A, como fresas, piña, kiwi, uvas, zanahorias y pimientos; pescados blancos, carnes magras (aquellas que contiene poca grasa, como la pechuga de pollo), todos ellos cocinados de formas saludables, como a la plancha o al vapor.

Aunque este tipo de dieta no elimina el consumo de ningún tipo de nutriente, sí se invita a evitar el consumo de bebidas alcohólicas o gaseosas, carnes rojas muy grasosas, embutidos, especias muy fuertes, frituras y salsas grasosas, por ejemplo.

La nutrióloga Rocío González invita a "basar la dieta en frutas y verduras", y para hacerlo, sugiere incluirlas como colaciones, "acompañar los 3 tiempos principales de comida con fruta para el desayuno, por ejemplo, y verduras en comida y cena", señala y continúa con la recomendación de "cuidar la calidad de los alimentos, elegir productos más naturales, menos procesados".

También menciona que es importante tomar suficiente líquido y hacer ejercicio, "el que más te guste, ya sea media hora de bailar, de hacer zumba o de andar en bici, lo importante es empezar a moverte y mantenerte activo", comenta.

Por último, su consejo más importante es que si ya fuiste diagnosticado con hígado graso, acudas a un "especialista para hacer un plan de alimentación especializado y no probar con dietas que no conoces, también, de ser posible, conocer tu gasto energético diario, para calcular tus equivalencias al día y comer lo que tu cuerpo requiere, así tomas control de tu alimentación y es más sencillo elegir alimentos que te gusten, sin abusar de tus porciones", nos explica la especialista en obesidad y cormobilidad. 

En resumen, trata de llevar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, proteínas y carbohidratos, pero baja en grasas, azúcar y sal; recuerda que esta enfermedad sólo puede ser diagnosticada por un médico y que una dieta siempre debe ser guiada por un nutriólogo, pues debe ir adapatada a tus necesidades.

Califica este artículo
Calificaciones (4)
Mayra Bonfil
05/06/2021 07:05:52
Excelente informacion
Mildred Buenrostro
21/04/2021 09:01:09
Información clara, sencilla pero muy significativa.
Myr Gonzalez
20/04/2021 08:42:05
Me ayudó a aclarar algunas dudas que tenía y las recomendaciones de las recetas de cocina son muy ricas
Ana Sánchez
16/04/2021 10:58:19
Está muy interesante y fácil de hacer gracias
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sin lugar a dudas, uno de los encantos de Latinoamérica es su inmensa riqueza gastronómica, pues la región se destaca por tener una gran variedad de preparaciones ancestrales, múltiples recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales que son motivo de orgullo para todos los latinoamericanos. Hoy en día, existen más de una docena de platillos latinoamericanos que se encuentran firmemente arraigados en la culinaria internacional, pero hoy nos limitaremos a explorar aquellos platillos que han conquistado los Estados Unidos.TacosLos tacos son uno de los platillos más famosos de México y actualmente es uno de los platillos latinoamericanos más consumidos en los Estados Unidos, ya sean como hardshell tacos, su versión Tex-Mex, o los soft tacos, que son los tacos por excelencia. Respecto a variedades de tacos, los tacos al pastor se llevan la corona, seguidos de los tacos de birria, los tacos de camarón y los tacos de pescado.ArepasLas arepas son para los colombianos lo que las tortillas son para los mexicanos y también es una especialidad latinoamericana muy popular en el país norteamericano. La arepa de huevo es la reina de las arepas, seguida de la arepa de queso y la arepa paisa de acuerdo con las preferencias de nuestros vecinos del norte.CevicheNo es de sorprender que el ceviche sea una preparación clásica de mariscos a lo largo y ancho de América Latina, pero en Perú, la cuna del ceviche, es orgullosamente considerado el platillo nacional. El ceviche mixto, el ceviche de pulpo y el ceviche de conchas negras son las variantes más populares de este delicioso platillo en los Estados Unidos.PupusasLas pupusas son un favorito de la cocina salvadoreña que ha conquistado Estados Unidos. Las variedades más populares en el país norteamericano son las pupusas revuletas, seguidas de las pupusas de frijoles y las pupusas de queso.Flan Ligero, cremoso y muy delicioso, el flan es uno de los postres más populares en los Estados Unidos, siendo el flan napolitano, el flan de queso y el flan de dulce de leche las variedades de flan más ovacionadas entre los estadounidenses. Pastel de tres lechesHúmedo, esponjoso y muy delicioso, el pastel de tres leches es uno de los pasteles más populares en México y su inigualable textura y rico sabor no tardó en traspasar fronteras para convertirse en un favorito en los Estados Unidos. Sin duda alguna el pastel de tres leches se lleva la corona, pero el pastel cuatro leches y el pastel cinco leches también son variantes sumamente aplaudidas.
Una buena dieta y las elecciones que haces en tu estilo de vida tienen efectos duraderos en la salud general y se pueden ver reflejados en una piel radiante, un control del peso e incluso en nuestra longevidad, pues estas acciones tienen que ver con la prevención de enfermedades peligrosas y una sensación general de bienestar a medida que envejecemos. Si buscas opciones de alimentos que promuevan estos beneficios, aquellos conocidos como alcalinos pueden ayudarte a lucir una piel más joven.Para saber qué son los alimentos alcalinos, primero hay que considerar unas cuantas nociones de química: un nivel de pH mide qué tan ácido o alcalino es algo. Un pH de 0 es totalmente ácido, mientras que un pH de 14 es completamente alcalino y un pH de 7 es neutro. En el cuerpo, esos niveles varían siempre, por ejemplo, la sangre es ligeramente alcalina, con un pH entre 7.35 y 7.45, pero el estómago es muy ácido, con un pH de 3.5 o menos, para que pueda descomponer los alimentos. La orina, por su parte, cambia dependiendo de lo que comes; así es como su cuerpo mantiene estable el nivel en su sangre.La dieta alcalina pretende ayudar al cuerpo a mantener su nivel de pH en sangre, sin embargo, nada de lo que comas cambia sustancialmente el pH de la sangre, porque el cuerpo trabaja constantemente para mantener ese nivel.Dieta alcalina: ejemplo de alimentos para una piel más jovenLos alimentos propuestos con la dieta alcalina son buenos porque incluyen muchas frutas y verduras, además de mucha agua, lo cual te ayudará a perder peso de manera saludable y ya que se evitan el azúcar, el alcohol y los alimentos procesados, tu piel también se limpiará y lucirá radiante.En cuanto a otras afirmaciones de propiedades saludables con esta dieta, existe evidencia preliminar de que una dieta baja en alimentos productores de ácido como proteínas animales (carne y queso, por ejemplo) y pan, y alta en frutas y verduras podría ayudar a prevenir cálculos renales, mantener los huesos y músculos fuertes, mejorar la salud del corazón y la función cerebral, reducir el dolor lumbar y el riesgo de diabetes tipo 2, sin embargo, aún no hay pruebas científicas aseguradas.Superalimentos alcalinos. Una dieta a base de plantas es clave para tener la garantía de consumir alimentos alcalinos, así que a continuación te damos ejemplos de superalimentos alcalinos que puedes incluir en tu dieta.ChampiñonesCítricosDátilesPasasEspinacasToronjaTomatesAguacateRábano negroHierba de alfalfa, hierba de cebada, hierba de trigoPepinoCol rizada o kaleJícamaBrócoliOréganoAjoJengibreEjotesEndibiaColApioBetabelSandíaHigosPlátanos madurosUna forma fácil de incluirlos es hacer jugos con algunas de estas frutas y verduras (principalmente las verdes), pues así obtienes las propiedades alcalinas en el cuerpo rápidamente sin la necesidad de digerirlas, ya que tendrías que masticarlas muy bien para su absorción. También puedes cocinarlos ligeramente al vapor para una digestión más fácil y, en algunos casos, una liberación más fácil de su actividad antioxidante, tanto en frutas como en verduras. 
Sabemos que tu cabello es muy importante para ti, por lo tanto, es esencial que lo laves con productos de gran calidad, sin embargo, no es necesario que gastes una fortuna en productos especializados, ya que tú puedes hacer shampoo natural desde casa. En kiwilimón te decimos cómo y te recomendamos los mejores ingredientes naturales para mantener tu cabello sedoso y limpio. Shampoos naturales para hacer en casa Si quieres olvidarte de los químicos para siempre y quieres hacer tu propio shampoo orgánico, aquí te damos las mejores recetas. Notarás la diferencia en tu melena de inmediato.También puedes leer: 5 remedios caseros para hacer crecer el cabelloShampoo natural Este shampoo natural es apto para todo tipo de cabello y es muy fácil de preparar en casa. Ingredientes: ½ taza de jabón de Castilla ½ taza de agua ½ cucharadita de aceite de canolaInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Coloca la mezcla en una botella y lava tu cabello como de costumbre.Shampoo de aloe vera El aloe vera es una de las mejores opciones a la hora de hacer shampoo orgánico es casa, gracias a todos los beneficios que tiene esta planta. Si tu cabello está seco y muy delgado, esta es tu mejor opción, ya que este ingrediente te ayudará a balancear tu pH y a disminuir la caída del cabello, mientras también desaparece la irritación. Ingredientes:1/3 de taza de aloe vera ½ taza de agua ½ taza de jabón de Castilla 4 cucharadas de aceite de almendraInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes y coloca en una botella.Lava tu cabello como de costumbre.También puedes leer: Mascarilla de avena casera para cabello grasosoShampoo casero para la caspa Gracias a que el té verde ayuda a acabar con la caspa, este shampoo natural es una excelente opción si padeces de este molesto problema. Por si fuera poco, la miel también le dará sedosidad y brillo a tu cabellera. Ingredientes:½ taza de té verde 2 cucharadas de aceite de miel ¼ de taza de jabón de Castilla 1 cucharadita de aceite de oliva 1 cucharadita de aloe vera 5 gotas de aceite de mentaInstrucciones: Pon agua a hervir y añade el té verde. Una vez que esté listo, ponlo a enfriar. Mezcla el té con los demás ingredientes. Transfiere la mezcla a una botella y usa como de costumbre. Shampoo de aceite de oliva Si quieres lucir un cabello brillante y muy sedoso, entonces prueba esta shampoo natural con un toque de aceite de oliva. Ingredientes:¼ de taza de aceite de oliva ½ taza de agua 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Vierte todos los ingredientes en un bowl limpio y seco. Mezcla hasta integrar muy bien todos los ingredientes. Coloca la mezcla líquida en una botella y lava tu cabellera. Shampoo natural con vinagre de manzana ¿Quieres que tu cabello esté libre de caspa, grasa y además luzca espectacular? Tenemos buenas noticias, pues seguramente tienes la mayoría de los ingredientes que necesitas para este shampoo en casa. Ingredientes:2 cucharadas de bicarbonato de sodio ¼ de taza de agua 1 taza de vinagre de manzana 2 tazas de aguaInstrucciones:Mezcla el bicarbonato con el agua, aplica en el cabello y frota con tus dedos. Deja reposar por un par de minutos y enjuaga. Mezcla el vinagre con las 2 tazas de agua. Aplica la mezcla sobre tu cabello y deja reposar por un par de minutos. Enjuaga con abundante agua. Shampoo orgánico con manzanilla Si últimamente tu cuero cabelludo está rojizo o irritado, este shampoo te vendría muy bien, gracias al efecto calmante de la manzanilla. Ingredientes:1 taza de agua 6 bolsas de té de manzanilla ½ cucharadita de aceite de coco 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Pon el agua a hervir, coloca las bolsas de té dentro de la olla y dejar reposar por 15 minutos. Retira las bolsas de té y añade el resto de los ingredientes. Mezcla todo muy bien. Vierte la mezcla en una botella y lava tu cabello.También puedes leer: 3 remedios caseros para evitar el frizz del cabello
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD