El estrés engorda
Salud

El estrés engorda

Por Kiwilimón - Febrero 2015
El estrés en pequeñas dosis es necesario. Nos ayuda a terminar un buen día de trabajo, entregar cosas con mejor calidad, y a ser lo suficientemente competitivas para sobrevivir en este mundo que se mueve cada vez más rápido. Sin embargo, el estrés causa enfermedades y engorda. Al final del día, lo mejor que podemos hacer es relajarnos. Abril es el mes de la conciencia sobre el estrés y el daño que hace sobre el organismo. Pensando en eso, queremos compartirte 10 beneficios de hacer lo contrario: relajarte. Nuestras amigas de ActitudFem te invitan a intertarlo:

1. Es bueno para el corazón

Muchos estudios han demostrado que el estrés es uno de los principales factores causantes de paros cardíacos, hipertensión, y otras enfermedades del corazón. Sobre todo el estrés generado por situaciones repentinas.

2. Reduce los resfriados

Según un estudio realizado en la Universidad Carnegie Mellon el estrés crónico (vivir estresada) duplica el riesgo de contraer un resfriado. El estrés limita la habilidad del cuerpo para contrarrestar la inflamación de las células.

3. Mejora la memoria

En los ratones, el estrés crónico limita las capacidades de la corteza prefrontal, que es la parte del cerebro dedicada a los pensamientos abstractos, análisis cognitivo y detección del comportamiento correcto para cada situación. Además, limita funciones cerebrales relacionadas con la memoria y el aprendizaje. Estudios realizados con personas han demostrado que el estrés aumenta la cantidad de proteínas en el cerebro que se relacionan con el Alzheimer, aumentando las posibilidades de padecerlo.

4. Reduce los infartos

La Universidad de Cambridge demostró que las personas que manejan mejor el estrés tienen 24% menos probabilidades de sufrir infartos. Otro estudio probó que el estrés psicológico relacionado con el trabajo ocasionó 10% de los infartos que sufrieron los hombres de clase media y alta en Estados Unidos en 2011.

5. Evita la depresión

El estrés mata neuronas, en incluso, evita que se formen nuevas en el hipocampo, parte del cerebro que se encarga de manejarlo. La presencia constante de cortisol (hormona del estrés) reduce los niveles de serotonina y dopamina, hormonas encargadas de la felicidad.

6. Tomas mejores decisiones

Cuando estamos estresadas no pensamos con claridad, eso lo sabemos. Un estudio reciente de la Universidad de California del Sur encontró que el estrés altera nuestra percepción sobre los riesgos y recompensas en nuestra vida, y puede influir negativamente en juicios y decisiones relacionados con temas importantes.

7. El estrés engorda

A todas nos encanta consentirnos con comida rica cuando estamos tristes o estresadas. ¡Exacto! Entre más estrés sintamos en nuestra vida, más antojos tenemos por comida poco sana. El cortisol aumenta el apetito y el antojo de comida chatarra.

8. Reduce el acné

Es un círculo vicioso: te estresas por una presentación en el trabajo, y tu piel reacciona con acné, y luego te estresas por los granitos. El estrés aumenta la cantidad de grasa que produce la piel, lo que se traduce en una gran cantidad de barros.

9. Aumenta la libido

El Instituto Kinsey descubrió que el estrés reduce la libido en 30% de la población. Esto pasa más en las mujeres que vemos el sexo como una obligación más, mientras que los hombres lo perciben como un medio para desestresarse.

10. Reduce el cáncer de mama

Los estudios que relacionan el estrés con cáncer de mama se encuentran en pañales, sin embargo, ya existe evidencia que los relaciona. La agresividad de las células cancerígenas es mayor cuando las personas están estresadas. Relajarte retrasa el progreso de la enfermedad y potencia la recuperación. Además, un estudio en 2003 demostró que el estrés duplica las probabilidades de padecer cáncer en la vida. Ver nota original.

Notas recomendadas

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
Gracias a los resultados casi milagrosos de algunas celebridades, la dieta ketogénica ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Pero, ¿sabes a ciencia cierta en qué consiste este régimen? ¿Realmente funciona tan bien como dicen? ¿Qué debes hacer para seguir una dieta keto? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este régimen. Para empezar: ¿qué es la dieta keto?Esta dieta parte del principio de la cetosis, que es un estado en el que el cuerpo se alimenta prácticamente de grasas. Esto se logra llevando una alimentación alta en grasas, pocas proteínas y muy pocos carbohidratos. ¿Qué se puede comer en la dieta keto?La mayoría de tus alimentos deben basarse en estos ingredientes: Carne: puede ser pollo, pavo, carne roja, salchichas, jamón o tocinoPescados grasosos: salmón, trucha o atúnHuevosLácteos: mantequilla, crema, quesosFrutos secos y semillas: nueces, almendras, chía o semillas de calabazaAceites: de oliva, aguacate o cocoAguacatesVegetales: bajos en caloríasCondimentos: sal, pimienta y especias ¿Qué no se puede comer?Alimentos azucarados: refresco, jugos, smoothies, pasteles, panes, dulcesGranos: trigo, arroz, pasta, cerealesFrutas: excepcionalmente puedes comer un puñado de fresasLegumbres: frijoles, lentejas, garbanzosVegetales: papas, camotes, zanahoriasProductos dietéticos o bajos en grasasAlimentos dietéticos sin azúcarAlcohol ¿Por qué funciona tan bien la dieta keto?Existen muchas razones por las cuales la dieta cetogénica es tan efectiva, sin embargo, las principales son estas:No te mueres de hambre siguiendo este régimen. El consumo de alimentos altos en grasas hace que te satisfagas y no sientas antojos entre comidas.Es un plan que dura solo unas semanas. Debido a la manera en que impacta en el cuerpo, se recomienda seguir esta dieta como máximo tres semanas continuas. A diferencia de otras dietas que incluyen ingredientes especiales o preparaciones específicas, la dieta keto es muy sencilla. Además de ayudarte a bajar de peso, la dieta cetogénica puede mejorar tu estado de salud general. ¿Qué te parece arrancar el año bajando unos kilitos, mientras comes delicioso? Súmate a nuestro Reto Keto. Descarga el recetario AQUÍ.
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Deja de batallar para llegar a la quincena. Aprende a ahorrar cuando vas al súper con estos tips súper sencillos. Diseña el menú de la semana. No solo se trata de tener orden al momento de alimentarte. Haciendo un menú semanal es más sencillo que planees tus comidas, elijas los ingredientes y calcules las cantidades para evitar desperdicios. Por ejemplo, si el lunes preparas pastel de papa con queso y jamón, puedes aprovechar para cocinar otros días gratín de papas con queso poblano o papas Alfredo. Aprovecha los productos de la temporada.Una manera muy efectiva de ahorrar y siempre comer fresco es cocinar con las frutas y verduras de la temporada. Investiga cuáles son los productos que están disponibles y diseña el menú semanal en torno a ellos. Preparar la comida de acuerdo a la temporada también es una buena idea para renovarte constantemente y no estancarte al momento de cocinar. Aprende a sustituir ingredientes.Otro tip que puede ayudarte a ahorrar en la cocina es sustituir ingredientes. Esto te ayudará a mantener un presupuesto más bajo (al no tener que comprar tantas cosas), pero también es una manera de llevar una alimentación más saludable. Por ejemplo, en lugar de comprar una cartera de huevos, puedes tener en tu alacena chía y solo remojarla en agua cuando hagas alguna receta que incluya huevo. Haz una lista del mandado.Si lo que quieres es bajarle a tus gastos de comida, antes de ir al súper checa tu menú, revisa lo que tienes en tu cocina y, con base en eso, haz una lista de los alimentos que te hacen falta. La idea es que compres solo lo que hayas previsto para tus comidas de la semana y dejes de lado todos los gastos innecesarios: botanas, dulces, antojos, etc. Elige bien lo que compras. Mientras estás en el súper puedes ahorrar de muchas maneras. La más común es comprar productos que no tienen marca. En muchas ocasiones la calidad es similar a otros productos, pero el precio es mucho más bajo. Otra opción es adquirir artículos que sean rellenables. Esto además es ecológico, ya que te permite reutilizar botellas y contenedores. ¿Tú cómo ahorras cuando vas al súper? Compártenos tus tips en los comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD