El MITO sobre el dolor después de hacer ejercicio

Por Kiwilimón - Julio 2016
¿Alguna vez te ha pasado que después de hacer ejercicio sientes dolor incluso al sentarte? Por lo general, solemos pensar que esto significa que hicimos un buen trabajo. ¿Y si te dijéramos que el dolor no es sinónimo de efectividad? Descubre la verdadera razón de este malestar. Típico. Un día después de una fuerte rutina de ejercicios sientes que te duele todo: levantarte, sentarte, hasta reír te puede hacer sentir cada músculo que trabajaste. Y tú piensas: “Genial, trabajé muy bien mi cuerpo”. Sin embargo, esta idea puede no ser del todo cierta. Recomendamos: Escuchar música mientras te ejercitas tiene grandes beneficios. Descúbrelos. El dolor muscular post entrenamiento es un reflejo de los movimientos y el esfuerzo que hizo tu cuerpo al someterse a un nuevo tipo de ejercicio. Cuando inicias una nueva rutina, tus músculos deben contraerse y ampliarse de formas que muy seguramente no estén acostumbrados. Recomendamos: ¿Sabías que el jengibre calma el dolor muscular en un 20%? Conoce otros ingredientes que pueden ayudarte a mejorar tu rendimiento. Como resultado, las siguientes 12-72 horas después del ejercicio, tu cuerpo experimentara algo llamado “Dolor muscular de aparición tardía”, que no es nada más que tus músculos ajustándose a los nuevos movimientos y esfuerzos. Dependiendo de cada persona, este periodo de adaptación puede tomar desde un par de días hasta unas semanas. Recomendamos: ¿Solamente cuando sudas mucho quemas calorías? Conoce la verdad detrás de este mito. Pero, ¡ojo! El hecho de que no sientas dolor después de hacer ejercicio no significa que la rutina haya dejado de ser efectiva. Simplemente, tu cuerpo se ha acostumbrado al entrenamiento. Si te preocupa conocer la efectividad de los ejercicios que realizas ponte a pensar en tu propio desempeño: aumento de la resistencia, mayor fortaleza, mejor condición física, etc. Jamás cometas el error de compararte con alguien más, ya que las características y las reacciones varían enormemente de una persona a otra. Cuando veas que la rutina ya no está teniendo impacto en tu condición física o sientas que el ejercicio es monótono, considera variar tu entrenamiento. Recuerda que para obtener buenos resultados es necesario que disfrutes el ejercicio y te diviertas haciéndolo. Recomendamos: Saca el máximo provecho a tu rutina con estos ingredientes súper energéticos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El té de jazmín va perfumado con el aroma de las flores de la planta de jazmín y aunque a veces se usa té blanco o té negro, la base de esta bebida suele ser té verde, es por eso que el té de jazmín brinda muchos de los mismos beneficios de esta infusión.Por ejemplo, entre los beneficios del té de jazmín tenemos que está lleno de antioxidantes, puede ayudarte si estás en un régimen alimenticio para perder peso, es bueno para el corazón y como remedio casero, puede usarse como enjuague bucal para mantener la salud de tus dientes.Té de jazmín: ¿para qué sirve tomarlo?Como muchos tés, el té de jazmín no tiene valor nutrimental a menos que le agregues leche, azúcar u otra sustancia con valor alimenticio, pero sí contiene algunas vitaminas y minerales en pequeñas cantidades que provienen de las hojas de té verde, como hierro, zinc, potasio y cobre. Puedes tomar hasta 8 tazas de té de jazmín al día, que pueden brindarte los increíbles beneficios de sus antioxidantes, pero no olvides que este té sí contiene cafeína y podría causarte insomnio y nerviosismo si te excedes en su consumo.El té de jazmín está cargado de poderosos compuestos vegetales conocidos como polifenoles llamados catequinas, los cuales actúan como antioxidantes en el cuerpo y protegen a las células contra el daño de los radicales libres. Una catequina particularmente poderosa en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG), de la cual se ha demostrado que tiene efectos antiinflamatorios y reductores de lípidos en sangre y se ha relacionado con beneficios como la pérdida de peso, un mejor control del azúcar en la sangre, así como la salud cardíaca y oral.Té de jazmín como enjuague bucalYa que el té de jazmín se basa en el té verde, que está lleno de catequinas, puede ayudarte a proteger los dientes contra la caries dental al matar las bacterias formadoras de placa como Streptococcus mutans.Varios estudios han mostrado evidencia de esto y por ejemplo, uno realizado con 15 personas demostró que una solución que contenía catequinas del té verde impidió que Streptococcus mutans produjera ácido cuando se aplicaba a los dientes, el exceso de este ácido puede erosionar el esmalte de los dientes.Otro reveló que el uso de un enjuague bucal a base de catequina de té verde durante 1 semana es tan efectivo para reducir la placa dental como un enjuague bucal antiséptico, mientras que algunos estudios sugieren que el té de jazmín puede combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan el mal olor.
Los limpiadores caseros nos hacen sentir como adultos exitosos porque muchas veces podemos hacerlos con productos que ya tenemos en la alacena y así ahorrarnos unos pesos, al mismo tiempo que usamos opciones más sustentables con el medio ambiente.Además, existen sitios como Craftología.com donde podemos encontrar desde tips para hacer rendir más el jabón para trastes o un desengrasante natural, hasta formas caseras de eliminar hongos y bacterias del baño. Los limpiadores caseros fáciles de hacer existen y por eso aquí te dejamos 5, con ingredientes como vinagre, cáscaras y jugo de limón o bicarbonato de sodio.Limpiador natural para manchas difíciles1/2 limón1/2 taza de bórax en polvoEste limpiador es excelente para quitar las manchas de óxido en lavabos o baños de porcelana o esmaltados, pero evita usarlo en mármol o granito. Para hacerlo sólo tienes que sumergir el limón en el bórax y después con eso frotar la superficie, para luego enjuagarla.Limpiador de latón caseroVinagre blanco o jugo de limónSal de mesaPara limpiar manijas sin esmalte, el baño y más, puedes humedecer una esponja con vinagre o jugo de limón, espolvorear con sal y luego frotar ligeramente la superficie. Enjuaga bien con agua y seca inmediatamente con un paño suave y limpio.Limpiavidrios casero2 tazas de agua1/2 taza de vinagre blanco1/4 taza de alcohol isopropílico concentrado al 70%1 a 2 gotas de aceite esencial de naranja para oler (opcional)Combina estos ingredientes y viértelos en un atomizador para hacer un limpiavidrios casero con vinagre. Como tip eficaz, no limpies las ventanas en un día caluroso y soleado, porque esta solución se secará muy rápido y dejará muchas rayas. Para espejos, rocíea la solución en una toalla de papel o un paño suave, frota ligeramente y listo.Limpiador y desodorante de cocina4 cucharadas de bicarbonato de sodio1 litro de agua tibiaPara limpiar las superficies de la cocina, electrodomésticos e incluso el interior del refrigerador, la mejor opción es el bicarbonato de sodio, porque no sólo se encarga de los olores, sino que además se puede usar para dar brillo a fregaderos y electrodomésticos de acero inoxidable. Para desodorizar superficies, usa el limpiador casero con la solución de bicarbonato de sodio directamente. Para dar brillo y quitar manchas del acero inoxidable, haz una pasta con el bicarbonato de sodio y el agua, aplícala con un paño húmedo y frota suavemente en la dirección de la veta del metal, para finalmente enjuagar y secar.Limpiador multiuso Una parte de vinagre blancoUna parte de aguaCáscara de limónramitas de romeroCombina los ingredientes anteriores, vierte en un atomizador, agita y luego deja reposar para infusionar durante una semana antes de usar. Este limpiador multiusos casero sirve para eliminar las manchas de agua dura, limpiar botes de basura, quitar manchas de las paredes y mucho más, sólo evita usarlo en el granito.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD