Estos 8 productos de uso cotidiano están afectando tu salud
Salud

Estos 8 productos de uso cotidiano están afectando tu salud

Por Kiwilimón - Noviembre 2016

Todos los días entramos en contacto con químicos que pueden ocasionar estragos en nuestra salud.

Desafortunadamente, estos no se encuentran solo en la contaminación ambiental. Muchos de los productos que usamos de manera cotidiana pueden representar un gran riesgo para la salud a la larga.

Antes de que empieces a sufrir sus consecuencias, te sugerimos ir a tu cocina y a tu baño para deshacerte de estos 8 artículos:

  1. Endulzantes artificiales: sí, seguramente los usas porque crees que puedes ahorrarte unas calorías, pero ¿sabías que los endulzantes artificiales pueden provocar ataques al corazón, intolerancia a la glucosa y Alzheimer? Deshazte de todos esos sobrecitos de colores y mejor opta por endulzantes más sanos, como miel o jarabe de agave.
  2. Bebidas energéticas: es común que hoy en día con los estilos de vida ajetreados que solemos llevar, busquemos opciones para mantener la energía durante la semana. Pero es importante que sepas que estas bebidas afectan la función de los vasos sanguíneos, desestabilizan los niveles de adrenalina y afectan el sistema nervioso central. Antes de tomarte una botella de estas, recuerda que su contenido de cafeína es el equivalente a 14 latas de refresco.
 
  • Botellas y contenedores de plástico: si eres uno de los tantos Godínez que sale temprano por la mañana para ir a trabajar, es muy probable que lleves tu comida en contenedores de plástico. No importa cuánto ames a tus "tuppers", el material del que están hechos puede provocar problemas de salud reproductiva y algunos tipos de cáncer. Evita problemas y sustituye el plástico por vidrio.
  • Utensilios de cocina antiadherentes: es fácil confundirse con estos artículos. Uno puede creer que es más sano cocinar con estos ya que no requieres tanto aceite, sin embargo, el material que los hace antiadherentes, el PFOA, es considerado carcinógeno. Ahórrate el aceite y los problemas de salud, cambiando tus sartenes por utensilios de cerámica o vidrio.
  • Aromatizantes ambientales: este tipo de productos está hecho, por lo general, con un químico que se ha asociado con el desarrollo precoz de la pubertad y algunos tipos de cáncer. Si tienes problemas de olores en tu casa, busca aceites esenciales que, además de aromatizar naturalmente, te pueden traer beneficios para tu salud.
  • Detergentes y jabones antibacteriales: lamentamos decírtelo, pero tu botellita para desinfectarte las manos puede no ser la mejor idea. Resulta que su principal componente, el triclosán, puede provocar alergias, problemas en la tiroides y afectar el desarrollo fetal. En lugar de usar un montón de productos para desinfectar, usa peróxido de hidrógeno y vinagre. Es igual de efectivo y menos riesgoso.
  • Medicinas y antibióticos: a veces nos quedan algunas pastillas del último tratamiento que nos recetó el doctor, y las guardamos "por si se llega a ofrecer". Sin embargo, conservar medicamentos por mucho tiempo y, peor aún, tomarlos sin supervisión médica puede ser un gran error. Sobre todo, evita automedicarte antibióticos.
 
  • Productos de uso personal: no queremos alarmarte, pero la gran mayoría de los productos cosméticos contienen plomo, cadmio y arsénico. Si sueles usar maquillaje todos los días, podrías estar absorbiendo más de 2 kilos de químicos al año. Eso sin contar desodorantes, cremas, shampoo, etc. Para contrarrestar la exposición a los químicos, regresa a lo natural y busca productos orgánicos.
Ahora que ya sabes cuáles artículos de uso diario pueden afectar tu salud, ¿cómo los vas a sustituir? Compártenos tus ideas. ¡CUIDA TU BIENESTAR!

Esto puede interesarte:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La época de invierno es una temporada donde abundan las enfermedades virales y respiratorias, pero ninguna había tenido un impacto tan grande a nivel mundial como el nuevo coronavirus, conocido como COVID19. Los primeros casos de Coronavirus se dieron en diciembre del año pasado en China, propagándose rápidamente a más de 50 países a lo largo del mundo, alcanzando así un total de 80 mil infectados en el país asiático y más de 3.500 personas a nivel internacional. Ahora que se han detectado los primeros casos de Coronavirus en México, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir el contagio, entre las cuales destacan lavarse las manos constantemente y cubrirse la boca con la parte posterior del codo en caso de estornudo o tos. Del mismo modo es importante subir las defensas del cuerpo y qué mejor forma de hacerlo que con estos remedios caseros que incluyen una importante cantidad de propiedades como la vitamina C. Miel con limón El limón es un cítrico alto en vitamina C y la miel contiene propiedades antisépticas que ayudan a prevenir las infecciones, por lo que este remedio es excelente para calmar la tos y el ardor de garganta. Te recomendamos mezclar dos cucharadas de miel caliente con el jugo de un limón y tomar despacio. Té de equinácea La equinácea estimula el sistema inmunológico gracias al equinacósido que la compone, el cual tiene propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que consumirla durante los primeros síntomas de la gripe disminuye el malestar y acorta su duración. Para su preparación solo es necesario hervir una taza de agua con una cucharada de hojas secas de equinácea. Shot de jengibre El jengibre tiene numerosas propiedades que resultan bastante beneficiosas para la salud, entre las cuales destacan por supuesto su carácter antibiótico y antinflamatorio. Para aprovechar al máximo estas cualidades, puedes licuar un pedazo de jengibre de 3 centímetros con el jugo de 2 limones y agregar un poco de miel. Té de ajo El ajo tiene un alto porcentaje de alicina, un antibiótico natural que fortalece las defensas del sistema inmunológico y funciona como analgésico, expectorante y antiséptico pulmonar. Puedes hervir dos dientes de ajo pelados en una taza de agua y agregar un poco de endulzante para aminorar su fuerte sabor. Recuerda que si llegaras a presentar fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta y escurrimiento nasal, lo más recomendable es que acudas con tu médico para que te generen un mejor diagnóstico y así evitar cualquier complicación.
Uno de los ingredientes que siempre están presentes en el hogar es el bicarbonato de sodio, que por lo regular se encuentra en la cocina, pues podemos usarlo como levadura en repostería, o para evitar que algún alimento se corte, pero ¿sabes qué es y cuáles son sus múltiples usos? Ni te imaginas cuántas cosas puede hacer ese común polvito por nosotros. ¿Qué es el bicarbonato de sodio?El bicarbonato es un compuesto blanco sólido cristalino que se obtiene de un mineral llamado natrón. Es un compuesto soluble en agua y que en presencia de ácido se descompone, formando dióxido de carbono y agua. Desde tiempos remotos, este ingrediente ha sido utilizado tanto en asuntos medicinales como en la gastronomía. Sus propiedades lo han hecho un gran aliado para diferentes recetas, obteniendo mejores resultados, sin embargo en este post nos vamos a basar en los usos del bicarbonato fuera de la cocina.Principales usos del bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un ingrediente económico y fácil de encontrar en tiendas y supermercados. Además, se le atribuyen diferentes propiedades para la salud, la belleza y la higiene personal, por lo que tiene múltiples usos, por ejemplo:Primeros auxilios, para tratar quemaduras con ácidos.Higiene personal, en pastas de dientes, enjuagues bucales y desodorantes naturales.Insecticida, se puede usar para matar cucarachas y como fungicida.Para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio en el pelo?El bicarbonato de sodio puede ser muy bueno si quieres que tu cabello crezca más rápido y se vea más sano. Puedes preparar esta mezcla para fomentar el crecimiento. Antes de hacerlo, te recomendamos hacer una prueba para saber que el bicarbonato no te irrita. Para hacer la pócima, necesitas dos cucharadas de agua, medio vaso de agua, media cucharada de shampoo. Mezcla todos los ingredientes y coloca la mezcla en tu cabello; deja actuar 5 minutos y enjuaga. Úsalo tres veces por semana y el resto de los días, usa tu shampoo normal. Bicarbonato de sodio para la acidez estomacal Tomar media cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en agua fría te ayudará a aliviar los molestos síntomas de la acidez que atacan la región superior del estómago y pueden extenderse incluso hasta la garganta. Blanquea tus dientes con bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio también es un gran aliado para blanquear los dientes, sin embargo, es mejor que consultes a tu dentista su uso y periodicidad. Lo único que debes hacer es espolvorear un poco sobre tus dientes y cepillar de manera habitual.Desodorante naturalPor su acción de neutralizar los ácidos, el bicarbonato de sodio puede eliminar el olor a sudor, por lo que suele ser una buena alternativa al desodorante. Mézclalo con aceite de coco, unas gotas de tu esencia favorita y úntalo en tus axilas como lo harías comúnmente con tu desodorante. Limpia la ropa del bebéLa piel del bebé es delicada y necesita una limpieza mucho más suave, aunque el olor y las manchas son difíciles de retirar, para eso el bicarbonato te puede ayudar. Agrega media taza de bicarbonato de sodio a tu detergente líquido, o directamente en el ciclo de enjuague del lavado para la desodorización.Eliminar el olor de las alfombrasEspolvorea bicarbonato sobre la alfombra, deja reposar durante la noche, barre todo lo que se pueda y aspira el resto. Como ves, los usos del bicarbonato de sodio son muchísimos y puede ser tu mejor aliado dentro de tu hogar.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD