Estos 8 productos de uso cotidiano están afectando tu salud
Salud

Estos 8 productos de uso cotidiano están afectando tu salud

Por Kiwilimón - Noviembre 2016

Todos los días entramos en contacto con químicos que pueden ocasionar estragos en nuestra salud.

Desafortunadamente, estos no se encuentran solo en la contaminación ambiental. Muchos de los productos que usamos de manera cotidiana pueden representar un gran riesgo para la salud a la larga.

Antes de que empieces a sufrir sus consecuencias, te sugerimos ir a tu cocina y a tu baño para deshacerte de estos 8 artículos:

  1. Endulzantes artificiales: sí, seguramente los usas porque crees que puedes ahorrarte unas calorías, pero ¿sabías que los endulzantes artificiales pueden provocar ataques al corazón, intolerancia a la glucosa y Alzheimer? Deshazte de todos esos sobrecitos de colores y mejor opta por endulzantes más sanos, como miel o jarabe de agave.
  2. Bebidas energéticas: es común que hoy en día con los estilos de vida ajetreados que solemos llevar, busquemos opciones para mantener la energía durante la semana. Pero es importante que sepas que estas bebidas afectan la función de los vasos sanguíneos, desestabilizan los niveles de adrenalina y afectan el sistema nervioso central. Antes de tomarte una botella de estas, recuerda que su contenido de cafeína es el equivalente a 14 latas de refresco.
 
  • Botellas y contenedores de plástico: si eres uno de los tantos Godínez que sale temprano por la mañana para ir a trabajar, es muy probable que lleves tu comida en contenedores de plástico. No importa cuánto ames a tus "tuppers", el material del que están hechos puede provocar problemas de salud reproductiva y algunos tipos de cáncer. Evita problemas y sustituye el plástico por vidrio.
  • Utensilios de cocina antiadherentes: es fácil confundirse con estos artículos. Uno puede creer que es más sano cocinar con estos ya que no requieres tanto aceite, sin embargo, el material que los hace antiadherentes, el PFOA, es considerado carcinógeno. Ahórrate el aceite y los problemas de salud, cambiando tus sartenes por utensilios de cerámica o vidrio.
  • Aromatizantes ambientales: este tipo de productos está hecho, por lo general, con un químico que se ha asociado con el desarrollo precoz de la pubertad y algunos tipos de cáncer. Si tienes problemas de olores en tu casa, busca aceites esenciales que, además de aromatizar naturalmente, te pueden traer beneficios para tu salud.
  • Detergentes y jabones antibacteriales: lamentamos decírtelo, pero tu botellita para desinfectarte las manos puede no ser la mejor idea. Resulta que su principal componente, el triclosán, puede provocar alergias, problemas en la tiroides y afectar el desarrollo fetal. En lugar de usar un montón de productos para desinfectar, usa peróxido de hidrógeno y vinagre. Es igual de efectivo y menos riesgoso.
  • Medicinas y antibióticos: a veces nos quedan algunas pastillas del último tratamiento que nos recetó el doctor, y las guardamos "por si se llega a ofrecer". Sin embargo, conservar medicamentos por mucho tiempo y, peor aún, tomarlos sin supervisión médica puede ser un gran error. Sobre todo, evita automedicarte antibióticos.
 
  • Productos de uso personal: no queremos alarmarte, pero la gran mayoría de los productos cosméticos contienen plomo, cadmio y arsénico. Si sueles usar maquillaje todos los días, podrías estar absorbiendo más de 2 kilos de químicos al año. Eso sin contar desodorantes, cremas, shampoo, etc. Para contrarrestar la exposición a los químicos, regresa a lo natural y busca productos orgánicos.
Ahora que ya sabes cuáles artículos de uso diario pueden afectar tu salud, ¿cómo los vas a sustituir? Compártenos tus ideas. ¡CUIDA TU BIENESTAR!

Esto puede interesarte:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Que si tomas agua con limón en ayunas corta la grasa, que si enojarte adelgaza, que si comer chocolate te ayudará bajar de peso... ese tipo de afirmaciones que escuchamos y leemos a diario sin ningún sustento científico ni médico están en todos lados.Sin embargo, hay que tener en cuenta que uno de los deseos que mueve al mundo es el de adelgazar, por lo que hay muchas personas que lucran con ese interés, soltando información confusa o falsa.Aquí te vamos a platicar de las principales afirmaciones sobre bajar de peso que no deberías creer, para que no caigas en fraudes y mentiras.Todo lo que comes en la noche se convierte en grasaNo hay nada distinto en comer algo en diferentes horas del día. Es decir, si comes alimentos sanos en la noche, no hay ningún argumento para decir que que se convertirá en grasa, por lo que es un mito que no debes creer; sin embargo, sí debes cuidar lo que ingieres con relación a las actividades físicas que realizas. Si haces ejercicio vas a adelgazar Hacer ejercicio es muy importante para la salud, pero la alimentación es lo más importante a la hora de bajar de peso. De nada sirve hacer ejercicio si comes comida con calorías vacías que no te nutren. Hacer detox o largos periodos de ayuno son lo ideal para bajar de peso rápidamente De un tiempo para acá, los detox sin comida por varios días se popularizaron con la promesa de bajar de peso rápidamente, no obstante, esto no es aconsejable ya que al volver a ingerir alimentos sólidos, se recupera el peso perdido. Tomar agua con limón disuelve la grasa en el cuerpo Aunque al agua con limón se le atribuyen muchos “milagros”, la realidad es que no hay ningún sustento médico que lo pruebe. Lo sentimos. Enojarse hace que adelgaces Esto no sólo es un mito, sino que es lo contrario. Al enojarte liberas cortisol, que está relacionado directamente con subir de peso, además de que provoca envejecimiento prematuro y acelera tu ritmo cardiaco. Comer chocolate ayuda a la pérdida de peso Hace un tiempo empezó a circular la información que comer chocolate en el desayuno fomentaba la pérdida de peso; sin embargo, esto no es verdad. El chocolate, como otros dulces, contiene azúcar, algunos también contienen leche, por lo que es importante controlar su consumo.Si lo que quieres es bajar de peso, lo que tienes que hacer es consultar a un especialista que analice tu caso, tu estilo de vida, tus necesidades y así pueda hacerte un plan a tu medida. No caigas en la falsa información y mentiras.
Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es la fiesta. Los mexicanos somos conocidos en el mundo entero por las grandes fiestas que hacemos y si se trata de las fiestas patrias, todo se potencializa.Tequila, pambazos, pozole, mariachis, todo suena increíble hasta que lo tenemos que pagar, ¿cierto? En este tipo de ambiente es muy fácil dejarse llevar y gastarse la quincena entera por seguir la fiesta. ¿En qué gastan los mexicanos? La mayoría del presupuesto se destina a alimentos, luego, a bebidas alcohólicas y, en tercer lugar, a decoración. Pero para que no tengas que estar padeciendo el resto de la quincena, te dejamos estos tips para que festejes la Independencia de México de una manera responsable:Revisa tus finanzas y planea tu festejo de acuerdo con tu presupuesto. Lo mejor que puedes hacer es no dejarte llevar por la euforia de las fiestas y planear un festejo de acuerdo con tu presupuesto. Recuerda que es mejor un festejo pequeño que estar lamentándose después. Apégate a tu presupuesto. Una vez que hiciste un presupuesto, respétalo. Es normal que te quiera ganar la emoción, pero una vez que hiciste tus planes, es necesario que respetes lo determinado. Realiza tus compras con anticipación. Es normal que en estas épocas las tiendas suban los precios, por lo que si vas a comprar comida, bebidas o decoración, será mejor que lo compres antes y evites las compras de última hora. Compra en mercados. Si se trata de ahorrar y apoyar el comercio local, los mercados son la opción, sobre todo en esta época de fiestas patrias puedes encontrar productos de gran calidad y al mejor precio. No lleves dinero extra. Este punto va muy de la mano al de apegarte a tu presupuesto, y esta es una forma de limitarte a gastar sólo aquello que habías planeado. Evita gastos innecesarios. Antes de gastar una parte de tu presupuesto en decoraciones y props para la fiesta, piensa si realmente lo necesitas; quizá puedas ahorrar dinero en ese aspecto. Arma la vaquita. Lo mejor que puedes hacer en las fiestas patrias es compartir los gastos con tu familia y amigos, ya sea que vayan a un restaurante o bar y dividan la cuenta o si es un festejo en casa, cada quien lleve algún platillo. Además de la convivencia, todos saldrán ganando y sin gastar de más.  No uses tarjetas de crédito. No gastes lo que no tienes. Es importante que sepas que las tarjetas deben usar usadas con responsabilidad. No te dejes llevar y es mejor usar dinero físico para tener un mayor control de gastos. Elige festejos caseros. Como ya lo mencionamos puntos arriba, si optas por una fiesta en casa el gasto será mucho menor que en un lugar público, además puedes organizarte con tus amigos, familiares o vecinos para que cada quién se encargue de algo. Evita los gastos hormiga. Si ya hiciste un gasto importante durante el festejo en la primera quincena es mejor que te administres el resto del mes, trata de preparar tus comidas en casa, no gastes en café, levántate temprano para que no tengas que gastar en taxis o servicios de auto privado.Ahora que ya sabes estos consejos, lo único que queda es disfrutar responsablemente y ¡Viva México! Te recomendamos esta recetas para llevar a la noche mexicana:Tinga de PolloPozole BlancoVasitos de Gelatina con Crema
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD