La verdad sobre las fajas de ejercicio
Salud

La verdad sobre las fajas de ejercicio

Por Kiwilimón - Abril 2015
Cuando empecé a ir al gimnasio usaba una faja que me hacía sudar muchísimo. Según yo, me hacía bajar la cintura porque después me medía y tenía un par de centímetros menos, pero luego, como por arte de magia, los volvía a subir. No entendía lo que pasaba, hasta que le pregunté a un entrenador del gimnasio y me dijo que esos centímetros de menos son el resultado de la pérdida de agua, y que tan pronto como se recuperan esos fluidos regresan las medidas. ¡Qué horror!, así nunca iba a lograr una cintura chica. Después de eso, nunca más volví a usar una faja. Pero se me hizo buena idea contarte esto, porque como sabes ya regresé nuevamente a mi rutina de ejercicios, y en el gimnasio veo que hay mucha gente que las usa y me dan ganas de decirle que realmente no van a lograr bajar esos centímetros de más. Y no sólo eso, sino que me acuerdo que mi entrenador me dijo que limita la efectividad de los ejercicios, porque reduce tu energía y la intensidad de tu entrenamiento. Así que ya lo sabes, la próxima vez que vayas al gimnasio deja tu faja en casa y mejor dedícate a hacer correctamente tu rutina de ejercicios. Ver artículo original. Artículo cortesía de 

Notas recomendadas

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Lúcete este Día de la Candelaria con unos deliciosos tamales caseros. Aquí te compartimos las recetas para preparar los mejores tamales para el 2 de febrero. Da clic en cada título para ver la receta.Tamales verdes con polloSi no eres muy fan de la carne de cerdo, estos tamales te encantarán, ya que tienen un sabor muy tradicional y son más ligeros por llevar pollo. La elaboración es muy sencilla. Solo necesitarás 90 minutos para preparar estos ricos tamales.Tamales con rajas en hoja de plátanoOlvídate de la hoja de maíz y prueba esta receta con hoja de plátano. Los tamales tendrán un ligero sabor dulce, lo cual atenuará el picante de las rajas. Para que te sea más sencillo manipular las hojas, soásalas antes de comenzar.Tamales caserosPor su sencillez esta receta es perfecta para las personas que nunca han preparado tamales. Si batallas al rellenar los tamales, te recomendamos usar un pedazo de hoja para amarrarlos. Con esto evitarás que se deshagan en la vaporera.Tamales canariosA diferencia de los tamales clásicos, esta receta no lleva harina de maíz. Por su sabor dulce son la opción ideal para el postre de la noche. Recuerda que puedes prepararlos con anticipación y recalentarlos antes de servirlos.Tamales de crema de avellanasSi ya te aburrieron los tamales dulces de toda la vida, te aseguramos que estos tamales de crema de avellanas se convertirán en tus favoritos. Dales el toque final decorándolos con un poco de chocolate derretido antes de servirlos.Tamales de nuezDisfruta de unos tamales esponjosos preparando esta original receta. La combinación de la harina de maíz con la harina de arroz hace que los tamales tengan una consistencia más ligera, mientras que las nueces hacen que tengan una textura ligeramente crocante. ¡Ya no tienes pretextos! Elige la receta que más te guste y ponte a cocinar para deleitar a todos con unos ricos tamales este 2 de febrero.
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Deja de batallar para llegar a la quincena. Aprende a ahorrar cuando vas al súper con estos tips súper sencillos. Diseña el menú de la semana. No solo se trata de tener orden al momento de alimentarte. Haciendo un menú semanal es más sencillo que planees tus comidas, elijas los ingredientes y calcules las cantidades para evitar desperdicios. Por ejemplo, si el lunes preparas pastel de papa con queso y jamón, puedes aprovechar para cocinar otros días gratín de papas con queso poblano o papas Alfredo. Aprovecha los productos de la temporada.Una manera muy efectiva de ahorrar y siempre comer fresco es cocinar con las frutas y verduras de la temporada. Investiga cuáles son los productos que están disponibles y diseña el menú semanal en torno a ellos. Preparar la comida de acuerdo a la temporada también es una buena idea para renovarte constantemente y no estancarte al momento de cocinar. Aprende a sustituir ingredientes.Otro tip que puede ayudarte a ahorrar en la cocina es sustituir ingredientes. Esto te ayudará a mantener un presupuesto más bajo (al no tener que comprar tantas cosas), pero también es una manera de llevar una alimentación más saludable. Por ejemplo, en lugar de comprar una cartera de huevos, puedes tener en tu alacena chía y solo remojarla en agua cuando hagas alguna receta que incluya huevo. Haz una lista del mandado.Si lo que quieres es bajarle a tus gastos de comida, antes de ir al súper checa tu menú, revisa lo que tienes en tu cocina y, con base en eso, haz una lista de los alimentos que te hacen falta. La idea es que compres solo lo que hayas previsto para tus comidas de la semana y dejes de lado todos los gastos innecesarios: botanas, dulces, antojos, etc. Elige bien lo que compras. Mientras estás en el súper puedes ahorrar de muchas maneras. La más común es comprar productos que no tienen marca. En muchas ocasiones la calidad es similar a otros productos, pero el precio es mucho más bajo. Otra opción es adquirir artículos que sean rellenables. Esto además es ecológico, ya que te permite reutilizar botellas y contenedores. ¿Tú cómo ahorras cuando vas al súper? Compártenos tus tips en los comentarios.
Gracias a los resultados casi milagrosos de algunas celebridades, la dieta ketogénica ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Pero, ¿sabes a ciencia cierta en qué consiste este régimen? ¿Realmente funciona tan bien como dicen? ¿Qué debes hacer para seguir una dieta keto? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este régimen. Para empezar: ¿qué es la dieta keto?Esta dieta parte del principio de la cetosis, que es un estado en el que el cuerpo se alimenta prácticamente de grasas. Esto se logra llevando una alimentación alta en grasas, pocas proteínas y muy pocos carbohidratos. ¿Qué se puede comer en la dieta keto?La mayoría de tus alimentos deben basarse en estos ingredientes: Carne: puede ser pollo, pavo, carne roja, salchichas, jamón o tocinoPescados grasosos: salmón, trucha o atúnHuevosLácteos: mantequilla, crema, quesosFrutos secos y semillas: nueces, almendras, chía o semillas de calabazaAceites: de oliva, aguacate o cocoAguacatesVegetales: bajos en caloríasCondimentos: sal, pimienta y especias ¿Qué no se puede comer?Alimentos azucarados: refresco, jugos, smoothies, pasteles, panes, dulcesGranos: trigo, arroz, pasta, cerealesFrutas: excepcionalmente puedes comer un puñado de fresasLegumbres: frijoles, lentejas, garbanzosVegetales: papas, camotes, zanahoriasProductos dietéticos o bajos en grasasAlimentos dietéticos sin azúcarAlcohol ¿Por qué funciona tan bien la dieta keto?Existen muchas razones por las cuales la dieta cetogénica es tan efectiva, sin embargo, las principales son estas:No te mueres de hambre siguiendo este régimen. El consumo de alimentos altos en grasas hace que te satisfagas y no sientas antojos entre comidas.Es un plan que dura solo unas semanas. Debido a la manera en que impacta en el cuerpo, se recomienda seguir esta dieta como máximo tres semanas continuas. A diferencia de otras dietas que incluyen ingredientes especiales o preparaciones específicas, la dieta keto es muy sencilla. Además de ayudarte a bajar de peso, la dieta cetogénica puede mejorar tu estado de salud general. ¿Qué te parece arrancar el año bajando unos kilitos, mientras comes delicioso? Súmate a nuestro Reto Keto. Descarga el recetario AQUÍ.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD