La verdad sobre las fajas de ejercicio
Salud

La verdad sobre las fajas de ejercicio

Por Kiwilimón - Abril 2015
Cuando empecé a ir al gimnasio usaba una faja que me hacía sudar muchísimo. Según yo, me hacía bajar la cintura porque después me medía y tenía un par de centímetros menos, pero luego, como por arte de magia, los volvía a subir. No entendía lo que pasaba, hasta que le pregunté a un entrenador del gimnasio y me dijo que esos centímetros de menos son el resultado de la pérdida de agua, y que tan pronto como se recuperan esos fluidos regresan las medidas. ¡Qué horror!, así nunca iba a lograr una cintura chica. Después de eso, nunca más volví a usar una faja. Pero se me hizo buena idea contarte esto, porque como sabes ya regresé nuevamente a mi rutina de ejercicios, y en el gimnasio veo que hay mucha gente que las usa y me dan ganas de decirle que realmente no van a lograr bajar esos centímetros de más. Y no sólo eso, sino que me acuerdo que mi entrenador me dijo que limita la efectividad de los ejercicios, porque reduce tu energía y la intensidad de tu entrenamiento. Así que ya lo sabes, la próxima vez que vayas al gimnasio deja tu faja en casa y mejor dedícate a hacer correctamente tu rutina de ejercicios. Ver artículo original. Artículo cortesía de 

Notas recomendadas

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ella está ahí para ti cuando estás triste, también para festejar tus logros, para darte un empujón emocional cuando lo necesitas, para cuando tienes tanto qué decir y también cuando las palabras no alcanzan y lo único que necesitas es a alguien que te apoye en silencio. Tu mejor amiga es una parte muy importante en tu vida y hacerle sentir qué tan especial es para ti, es indispensable.A lo largo de nuestras vidas hay personas se cruzan en el camino. Personas que te enseñan y te aportan, pero así como llegan se van. Se dice que sólo los que se quedan a tu lado son los que realmente conectan con tu alma y ella ha superado contigo no sólo el paso del tiempo, también las épocas más difíciles e incluso alguna pelea. Además, de acuerdo con una investigación de Child Development, tener una mejor amiga ayuda a las personas a mejorar y mantener una buena salud mental. En este estudio se descubrió también que a medida de que compartan más, el lazo es más fuerte.Por todo eso y más, es necesario que le demuestres que la quieres y qué mejor hacerlo con algo tan especial como la comida.Son los pequeños detalles los que a menudo marcan la diferencia, es por eso que aquí te compartimos 5 platillos fáciles para demostrarle a tu amiga que la quieres:Pizza caseraHay muchas razones por las que una pizza siempre es una buena idea, sobre todo si se trata de compartir. Mientras se ponen al día, en una pijamada, viendo una película, cualquier momento es mejor si compartes una pizza con la persona que mejor te conoce.Lasagna¿A quién no le gusta la lasagna? Este platillo tiene la combinación perfecta entre el sabor de la carne, lo delicioso y cremosito del queso, además de que es un platillo muy fácil de preparar pero muy lucidor. Sin duda alguna, tu mejor amiga quedará sorprendida cuando le presentes una espectacular lasagna preparada por ti misma. Galletas Nada más fácil y divertido que hornear galletas juntas o hacerlas para regalar a alguien que siempre te acompaña en los buenos y los malos ratos.  Flan de cocoEste flan es muy rico y delicado, una mezcla perfecta entre dulce y fresco que siempre que sorprenderá a la más especial de tus amigas y será el complemento perfecto de una plática de esas que sólo puedes tener con ella. Brownies de chocolate¿Qué más que chocolate para decir “te quiero”? Un postre siempre será especial, sobre todo si está hecho por uno mismo. Sin duda alguna, al hacer estos brownies, tu mejor amiga sentirá en cada bocado cuánto la quieres. Desde siempre la comida ha sido una de las formas más comunes de demostrar afecto, cariño y amor. No es ninguna casualidad que en San Valentín se regalen chocolates u otros dulces detalles. Y es que es cierto: el amor entra por el estómago.Más allá de su delicioso sabor, la comida tiene un efecto químico en nuestro organismo que nos hace sentir reconfortados, queridos, saciados y también nos transmite placer.
Hablar de mermelada puede ser un tema que te cause gran felicidad, porque quién no le quiere poner un poco de sabor a un pan tostado, a la fruta, a los hotcakes, o simplemente comer una cucharada de dulce sabor para levantar el ánimo en un día complicado. ¡Claro, sin pensar en que estás fallándole a tu tan comprometida misión con la dieta!Por lo tanto, cuando elijas la mermelada adecuada, no sólo debes pensar en calidad, sino en que esa mermelada se convertirá en el mejor complemento para cualquier hora del día, ya sea desayunar, el snack de media tarde o la cena. Y es que hoy por hoy, lo que más se necesita en casa es tener productos prácticos, que te solucionen un día acelerado o con poco tiempo para complementar tus alimentos. Así que, cuando pienses en cómo saber cuál es la mejor mermelada, no necesitarás recorrer todo el pasillo del súper, sólo ten en la mente que el producto que coloques en tu carrito de compras debe estar elaborado con ingredientes naturales, sin conservadores, sin azúcares añadidas y que dentro del frasco encuentres la cantidad adecuada de fruta 100% natural, pero sobre todo, que la puedas tener en una variedad de sabores para ti o las personas especiales con quienes la compartes. ¿Cuál es la mejor opción? Aquellas que tienen una selecta variedad de sabores, como las Mermeladas Smucker’s, que ofrecen todo lo que necesitas en un solo frasco y que además podrás combinar perfecto con tus demás alimentos guardados en la alacena. ¡Entre más colores, más sabores!Así que, en tu próxima visita al súper, no olvides comprar alguno de los sabores de Smucker’s, que pueden ser desde fresa, mora azul, naranja, chabacano, zarzamora, cereza o frambuesa. ¿Sabías que, comprometidos con todos los estilos de vida, también tienen productos bajos en azúcar y totalmente sin azúcar? Además, asegurarte de la calidad de tus productos será fácil, pues estarás comprando una mermelada con más de 30 años de tradición.
Uno de los grandes aliados de la cocina, sin duda alguna es el horno de la estufa. Sin embargo, a veces preferimos no usarlo y existen dos grandes motivos por los cuales no lo aprovechamos al máximo: el principal es que no tienes tiempo para cocinar, y el segundo es porque desconoces cómo usarlo correctamente o qué alimentos puedes preparar sin ocasionar un desastre total. Ante esta situación, te mostraremos cómo usar el horno de forma fácil y sencilla.1.- Al abrir la puerta del horno te darás cuenta que tiene dos rejillas, las cuales sirven para colocar los refractarios, sin embargo, debes saber que su función principal es distanciar los recipientes con los alimentos del calor, por lo que si quieres gratinar algo deberás colocarlo en la parte más alta, pues es donde se más concentra el calor.2.-Poner tu platillo a la mitad de las rejillas te dará una cocción pareja, pues el calor inundará tu platillo por todas partes, así que es la distancia perfecta para cocinar; y si tan solo deseas recalentar tus alimentos deberás ubicarlos en la parte más baja, ya que la temperatura en menor.CÓMO COCINAR PAPAS AL HORNO CON TOCINO3.-Los hornos modernos ya cuentan con distintas funciones, por lo que girando una perilla puedes escoger la forma de cocinar tu platillo, ya sea grill (asar cortes de carne o gratinar), cocción lenta (cocer piezas de carne en un recipiente abierto), función pizza o simplemente descongelar. Además, si tu horno no es tan moderno y aún no cuenta con la tecnología, puedes calcular la cocción con un termómetro que puedes encontrar en cualquier supermercado. 4.-Para deshidratar alimentos, lo ideal es colocarlos a una temperatura de 80 grados centígrados para que de esa forma conserven sus propiedades. Además, para que la temperatura no se eleve demasiado y afecte el resultado final de tus platillos,  te recomendamos no cerrar por completo el horno, es decir, dejar una rendija para que circule el aire, pues de esa forma se mantendrá nivelada la temperatura. El tiempo de deshidratación será variable dependiendo del grosor de los alimentos, pero entre siete y ocho horas estarán listos.5.- En caso de que desees ponerte creativa y hacer postres como unas galletas, recuerda que la temperatura ideal para hornearlas deberá ser de 130 grados centígrados y aún así, te recomendamos tomar en cuenta que todo horno tiene una potencia variable. Además, puede verse afectado por el grosor de la harina, pero entre 30 a 35 minutos estarán listas.6.- Para preparar guisados, tu horno deberá estar a 150 grados centígrados. Por ejemplo: una lasaña, la cual está compuesta por pasta, quesos y crema, estará lista en 30 minutos. En caso de realizar lomo de cerdo deberás  dejarlo en el horno aproximadamente 25 minutos para que de esa forma la carne absorba los sabores de los ingredientes con los que lo cocinas; mientras que un pollo relleno deberá estar cocinándose por 30 minutos. Recuerda que estos tiempos pueden variar dependiendo la potencia de cada horno. RECETA DE LASAÑA BOLOÑESA7.-Para los postres, panques, pasteles, cupcakes, etc, tu horno deberá estar a una temperatura de 180 grados centígrados, esto sin importar si es de chocolate, vainilla, fresa, etc. El refractario con la harina deberá estar dentro del horno por aproximadamente 40 minutos, una vez que esté cocido y ligeramente dorado, podrás sacarlo y antes de retirarlo, dejarlo enfriar por 15 minutos para desmoldar con éxito.  Una vez que esté a temperatura ambiente, podrás decorarlo.8.-Si vas a cocinar carne o pescado en el horno, este deberá estar a 200 grados centígrados. En caso de que tu carne lleve hueso este deberá quedar abajo. Si se trata de un corte con bastante grasa, esa parte deberá estar arriba, para que así pueda escurrir y darle mejor sabor al corte. La a carne y el pescado se sellarán (dorar por fuera y mantiene su jugo) de 5 a 10 minutos. Una vez que se cumpla este tiempo baja la temperatura a 180 grados y déjala unos 10 minutos más para que no pierda su sabor.RECETAS DE PIERNAS AL HORNO9.- Cuando cocines con niños, te recomendamos elegir una receta como pizza, ya que es divertida, pero al mismo tiempo servirá para que los niños conozcan la dificultad de amasar, crear la salsa y colocar los ingredientes (queso, peperoni, jamón, piña, etc). Antes de meterla al horno, este deberá estar precalentado a 250 grados, posteriormente tendrás que bajar la temperatura a 220 grados e introduce la pizza, la cual estará lista entre 5 y 10 minutos.10.- La clave de oro para que muchos platillos logren una coción perfecta es: nunca abrir el horno mientras se esté cocinando algo o al menos no durante los primeros 20 minutos. Y es que recuerda que la temperatura en el interior se transforma y los golpes de aire dañarán tus platillos; la carne se desangra, los pastelillos se achatan, etc. Esta maniobra (abrir la puerta) únicamente es válida cuando estás gratinando algún alimento.En caso de que tu horno no tenga un termómetro integrado deberás adquirir uno, el cual podrás colgar o poner de pie dentro de tu horno para así estar observando la temperatura.Una vez que le pierdas el miedo y aprendas cómo usar el horno, verás todas las ventajas, beneficios y platillos que puedes preparar ahí y se volverá tu aliado para preparar comida deliciosa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD