Lo que nadie te dice de la cesárea
Salud

Lo que nadie te dice de la cesárea

Por Kiwilimón - Marzo 2016

Un parto, ya sea natural, inducido, programado o de urgencia, es un proceso diferente para cada mujer. Para mí el nacimiento fue mágico, pero las sensaciones, molestias, dolores y hormonas descontroladas resultaron bastante reales. Adoro ser mamá y más me gusta haber pasado por distintas experiencias, ya que esto me da charla para rato.

En mi caso tuve la primera cesárea con mi tercer hijo. Fue de urgencia, por lo que pasé un rato en trabajo de parto y de ahí fui al quirófano. Mi segunda cesárea fue programada por diversos motivos: ahí llegó la princesa. Ambas fueron difíciles en el momento y especialmente después. Lo que nadie te dice del período post cesárea (una visión personal):
  • Es una operación y necesitas focalizarte en la recuperación.
  • Recomiendo no hablar durante las horas siguientes, es clave para evitar dolores posteriores: llevar una libretita, una birome y no tentarse en absoluto. Sirve evitar las visitas durante el primer tiempo o que el padre haga guardia como si fuera un empleado de seguridad.
  • Hay una herida que debes cuidar: es necesario hacerle caso a enfermeras y a los médicos porque debemos estar bien por los bebés.
  • Una vez que llegas a tu casa, hay que evitar levantar pesos, barrer, tender la cama (¡una buena noticia!) y otras cosas que requieran hacer fuerza con esa zona del cuerpo.
  • Al mismo tiempo, hace bien caminar. O sea, duele la herida, pero mientras más tiempo te quedes acostadas peor será, aunque por supuesto que esto siempre hay que consultarlo con un médico.
  • Amamantar requiere una posición especial. Hay que encontrarle la forma para poder hacerlo bien. Por sobre todo, requiere paciencia.
  • Puede que la bajada de leche sea más lenta: espera, espera y no desesperes, que todo llega y después es increíble.
  • La segunda cesárea puede doler más (mucho más) que la primera, pero depende de cada caso.
  • Más allá de que la famosa cuarentena no aplica, estás recién operada, así que puede que necesites la excusa. Si es así, ¡úsala!
Para mí cada parto es un mundo. Tuve cuatro totalmente distintos entre sí y creo que cada mujer experimenta el suyo. En mi caso fue clave el ginecólogo, porque me sentí siempre informada, libre de tomar las decisiones que creía más conveniente y comprendida. Si por algún motivo tendrás una cesárea, recuerda siempre que es una operación con todo lo que eso implica: preparación, post operatorio y recuperación. Infórmate de las ventajas y desventajas con tu médico: si no hay opción, lo mejor es ir preparada y dejar en casa todo listo para el regreso. Si tienes opción, ¡piénsalo! Porque un parto siempre es un parto. Ver artículo original.
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud. Por lo general, este ejercicio de conciencia casi siempre implica una elección entre una alimentación saludable y una dieta rica de verdad, ¿no es así?  Sin embargo, no tiene que ser de esta manera. Todos podemos comer saludablemente y seguir una alimentación balanceada mientras disfrutamos de cada uno de los platillos que comemos. Por eso, hoy queremos hablarte de una fruta que, además de tener un sabor increíble, te ayudará a cuidar tu corazón.  Sabor y nutrición en un mismo alimento Siempre se ha dicho que una alimentación que incluye frutas y verduras es buena para la salud. No obstante, dentro de toda la lista de productos de origen vegetal que pueden beneficiar la salud, hay una fruta que se destaca por sus múltiples propiedades: los Aguacates de México. El aguacate no solo es una fruta muy nutritiva, sino que también puede  actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa de los alimentos que acompañan esta fruta.   Esta fruta suave y cremosa aporta vitaminas, minerales, antioxidantes y solo una pequeña cantidad de calorías. De hecho, un tercio de aguacate mediano, es decir más o menos 50 g, contiene 80 calorías y alrededor de 20 vitaminas.  Los aguacates cuidan tu corazón Además, el consumo regular de aguacates puede mejorar tu salud general, ya que son un gran amigo para tu corazón. Los aguacates son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio. Además, los Aguacates de México son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la coagulación de la sangre. Los aguacates también destacan por ser una buena fuente de fibra y el consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a compensar algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial. Los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% DV) por cada 50 g de porción (un tercio de un aguacate mediano). Agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y a tener un corazón sano. 
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
Los aguacates son una de las frutas más nutritivas y deliciosas. Su pulpa suave y cremosa tiene ácido fólico, hierro, magnesio, vitamina B, fibra, entre muchos otros nutrientes. También son una fruta saludable para el corazón ya que contienen grasas buenas, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol ni sodio.  Los aguacates frescos pueden ser parte de una dieta y un estilo de vida saludables para el corazón y puedes aprovechar el hueso del aguacate para crecer una linda planta en tu hogar.   Descubre aquí como puedes crecer una planta de aguacates a partir de su hueso. ¿Qué necesitas? Un hueso de aguacate limpio y seco Un tarro con agua Palillos de dientes  ¿Qué tienes que hacer? Lava bien el hueso de aguacate. Coloca tres palillos de dientes en cada costado del hueso y uno en la parte superior. Esto evitará que el hueso se hunda. Coloca el hueso en un vaso o frasco con agua, puedes usar uno de boquilla ancha. Sólo deberás colocar en agua la parte más ancha del hueso. Lo mejor es que uses un frasco o vaso de vidrio para que puedas revisar cuando las raíces comiencen a brotar.  Pon el vaso o frasco en un lugar cálido y luminoso. Recuerda que no debe estar expuesto directamente a la luz del sol. Cambia el agua cada cinco días para evitar que crezcan moho y hongos. Las raíces deberán brotar del hueso en un lapso de dos a seis semanas, después de haberlo puesto en el agua. (Si después de ocho semanas aún no ves avances, verifica tu proceso y comienza con otro hueso). Revisa el nivel del agua constantemente, así podrás asegurarte que el hueso siempre estará sumergido unos 2 cm o un poco más de ¾ de pulgada.  Cuando los tallos que brotan del hueso de aguacate alcancen 15 cm, deberás cortarlos.  Una vez que las raíces estén más fuertes, el retoño haya crecido y tenga hojas, pasa la plantita a una maceta. La mitad del hueso debe quedar fuera de la tierra.  ¿Cómo debes cuidar tu planta?  La planta debe estar en un lugar cálido y soleado. Riega la planta entre dos y tres veces a la semana.  Lo mejor será que traspases la planta a una maceta más grande, entre marzo y junio. Cuando plantas un aguacate a partir de un hueso, toma más tiempo que el árbol dé frutos. Se calcula que una planta de aguacate que nació de un hueso puede dar frutos entre cinco y 13 años después de haber sido plantada. Así que sé paciente, disfruta de tu linda planta y continúa disfrutando de los Aguacates de México, llenos de vitaminas, minerales, nutrientes y sabor.  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD