Los mejores remedios caseros para la congestión nasal
Salud

Los mejores remedios caseros para la congestión nasal

Por Gretel Morales - Julio 2021
Sabemos que la congestión nasal es muy molesta, pues en la mayoría de los casos sientes que no puedes respirar, lo que no te deja dormir bien. Actualmente, la nariz tapada es uno de los síntomas del COVID-19, por lo que ciertos remedios caseros podrían ayudar a aliviar este molesto síntoma. A continuación te diremos qué sirve para la congestión nasal.

¿Qué es la congestión nasal?
De acuerdo con la Clínica Mayo, la congestión nasal, un padecimiento mejor conocido como “nariz tapada”, se presenta cuando los tejidos de la nariz y los vasos sanguíneos se inflaman debido a un exceso de líquido, lo que causa la sensación de no poder respirar o congestión. Sin embargo, recuerda que también hay casos de congestión nasal con moco y sin moco.

Actualmente, la nariz congestionada es uno de los síntomas de COVID-19, según información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), por lo tanto, será importante contar con diferentes formas de tratar la congestión nasal por COVID-19, pues puede llegar a ser uno de los síntomas más molestos.

¿Cómo destapar la nariz congestionada?
Aunque existen varios medicamentos para la congestión nasal, puedes intentar estos remedios caseros si tu caso no es grave o si prefieres no salir de casa durante la pandemia.

Aceite de eucalipto
Los expertos indican que el aceite de eucalipto ayuda a aliviar los síntomas de la congestión nasal. La forma más sencilla de usar este producto es aplicarlo directamente a un pedazo de papel y colocarlo al lado de tu cama, lo que te ayudará a descongestionar la nariz mientras duermes. Otra manera de utilizarlo es agregar unas gotas del aceite a un recipiente de agua caliente e inhalar el vapor.

Usa un humidificador
Hacer uso de un humidificador es una manera muy fácil y rápida de quitar la congestión nasal, ya que aumenta la humedad en la habitación, lo que tiene un efecto inmediato en la inflamación presente en los senos nasales y la nariz. Por si fuera poco, estos aparatos también se deshacen de los molestos mocos, lo que te ayudará a respirar mejor.

Lo más recomendable es que coloques el humidificador en tu habitación, notarás la diferencia de inmediato.

La hidratación es esencial
Aunque parezca demasiado sencillo, la realidad es que mantenerte hidratado te ayudará a combatir la congestión nasal, pues de acuerdo con los expertos, esto ayudará a disolver los mocos, lo que proporcionará alivio instantáneo.

Cuando estás enfermo, la mejor opción es ingerir muchos líquidos, tales como agua, suero, té, sopa y caldo. ¡Te sentirás mejor en un dos por tres!

Date un baño caliente
Darte un baño calientito es una buena forma de aliviar la congestión nasal, pues el vapor que se genera en la regadera te ayudará a disolver los mocos, mejorando la respiración al instante. También puedes inhalar el vapor fuera de la regadera, solo tienes que calentar agua, acércate al recipiente y cubre tu cabeza con una toalla, solo debes tener cuidado para no quemarte.

Drena los senos nasales
Si te preguntas cómo se quita la congestión nasal, esta sencilla recomendación es la solución a la nariz tapada. Para este remedio necesitarás un recipiente llamado “neti pot” y agua destilada. Una vez que tengas todo lo necesario, debes introducir agua en una fosa nasal, la cual expulsarás a través de la otra fosa, destapando la nariz congestionada. En internet puedes encontrar muchos videos para realizar este procedimiento desde casa.



Recuerda de que en caso de que la congestión nasal que presentes sea muy persistente, lo mejor será acudir con un médico.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pozole es uno de los platillos más antiguos, deliciosos y nutritivos que la gastronomía mexicana tiene para ofrecer. Por un lado, el pozole es un caldo muy económico y rendidor, por lo que es ideal para servir durante grandes reuniones. Por si fuera poco, también es nutritivo, pues contiene proteína, poca grasa y verduras crudas. Este platillo, ideal para dar el grito este 15 de septiembre, toma su nombre de la palabra náhuatl “pozolli”, que significa espuma. Según el académico Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, todo indica que el pozole fue un plato ceremonial que solo consumían los emperadores o sacerdotes del más alto rango durante ocasiones especiales. Y aunque hoy en día ya no se prepara con carne humana, este platillo se sigue sirviendo en ocasiones especiales. En Kiwilimón te invitamos a conocer más sobre los platillos que le dan identidad a nuestra gran tradición gastronómica. ¿Qué tan antiguo es el pozole?El pozole es uno de los platillos más tradicionales de nuestro país, pues era muy popular entre los antiguos aztecas. Este platillo era tan importante para aquella cultura que se servía dentro de contextos rituales específicos, según el arqueólogo Ulises Chávez Jiménez. Hoy en día, el pozole ya no es parte de rituales de sacrificio, sino más bien un platillo que se prepara en fiestas y todo tipo de celebraciones, tales como el Día de la Independencia. Cada 15 de septiembre, millones de familias mexicanas festejan esta fecha con un delicioso plato de pozole, el cual también es parte del recalentado del día siguiente. Diferentes tipos de pozole De acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, actualmente existen alrededor de 20 recetas de pozole, sin embargo, las principales variedades son tres: pozole rojo, pozole blanco y pozole verde. Pozole blancoEl pozole blanco es quizá el más popular en la zona centro. Se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle, ajo, cebolla y otras especias. Suele acompañarse con tostadas, lechuga, jugo de limón, rábanos, cebolla picada, orégano y chile. Esta receta puede variar dependiendo de cada familia o restaurante, pues la carne de cerdo se puede cambiar por pollo o vegetales. Pozole rojoEl famoso pozole rojo proviene de Jalisco y Sinaloa, aunque su popularidad ha llegado a muchas partes del país. Este rico pozole rojo se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle y una salsa de chiles secos, lo que le da su característico color. Se acompaña con lechuga, cebolla, rábanos, orégano, jugo de limón y tostadas. Pozole verdeEsta deliciosa versión del pozole se originó en el estado de Guerrero, en donde se le agrega tomate verde, perejil, cilantro, chile y pepita de calabaza. A diferencia del pozole blanco y del pozole rojo, el pozole verde solo se acompaña de cebolla picada, orégano, chile piquín y jugo de limón. Por otro lado, las recetas más tradicionales añaden un huevo al rico pozole, así como chicharrón, aguacate y sardinas. A pesar de que la receta es un poco diferente, ¡las crujientes tostadas no pueden faltar! Cabe mencionar que la Ciudad de México también tiene su propia versión de pozole verde, la cual se prepara con chile poblano y tomate verde. ¿Cuál de estos deliciosos pozoles vas a preparar el próximo 15 de septiembre?
A la hora de la comida la pregunta siempre es ¿qué vamos a comer? Cuando la comida se convierte en un acto sagrado, el cómo, con quién, haciendo qué y por qué se ponen a la mesa junto al tenedor y al plato de sopa, porque ameritan una respuesta lúcida. Hace algunos días tuve la oportunidad de platicar con Beantpal Singh Khalsa, fundador de Conciencia Creativa y del podcast OM Vibraciones-Visiones, quien adicionalmente es experto en cocina ayurveda. Para él, el cuerpo es un templo sagrado en el que comer debería ser una decisión consciente, una acción en la que hay que poner atención al todo para armonizar y mantener la salud del cuerpo. Según Beantpal, el ayurveda, ciencia de la vida, es una filosofía que abarca multidisciplinariamente el bienestar del ser desde un punto de vista holístico. Particularmente en la cocina, el ayurveda propone un complejo sistema de alimentos que curan y equilibran al cuerpo pero que deben regularse acorde con las energías que se disponen al nacer: “Nacemos con una condición determinada por karmas anteriores derivados de las acciones de nuestra alma. Por experiencias anteriores es que tenemos un cuerpo con determinado karma físico”, apunta Beantpal. De ahí que el ayurveda hable del concepto de constitución individual o doshas. Las tres doshas que rigen el cuerpo, la mente y la conciencia se componen de los elementos de la naturaleza –de todo lo que es–: aire, fuego, agua, tierra y éter. Vatta representa aire y éter; pitta representa fuego y agua; kapha, representa agua y tierra. Aquí el meollo: el ayurveda explica que no se nace con estas energías en armonía –excepto por algunos unos cuantos de karma favorable– por lo que todas nuestras acciones, incluida la de alimentarse, deberían estar encaminadas a resarcir las aristas. Existe otro factor adicional: el agni o fuego digestivo. Beantpal dice que “todo tiene que ver con la digestión. Según los doctores y la ciencia, es en el intestino que se encuentra un segundo cerebro; ahí existen terminaciones neuronales con mucha información. Una persona feliz tiene un intestino feliz”, añade.Partamos de que el sol es fuego, entonces según el libro Cocina Ayuerveda para la autocuración de Usha Lad y Dr. Vasant Lad, “la comida contiene energía solar que el cuerpo sólo puede utilizar a través de la digestión”. De ahí que los alimentos se clasifiquen conforme a su relación de cercanía o lejanía al sol. Los alimentos que viven debajo de la tierra y que adormecen la mente son los tamásicos, como el jengibre, las raíces, la cebolla, aquellos a los que no les da el sol. Los alimentos rajásicos, como los granos y los vegetales, crecen a un metro de la tierra y absorben una cantidad moderada de sol por lo que aumentan las pasiones en los individuos. Los alimentos que se encuentran a un metro de la tierra o más son los sáttvicos y es a través de ellos que se puede llegar a la calma y lograr la salud, como con las nueces o algunas frutas tropicales. Estas observaciones permiten comprender las energías que juegan intrínsecamente en los ingredientes que ponemos dentro de la olla o la sartén.Hay más. Los sabores o rasas. Cada alimento debería tener las seis cualidades del sabor en armonía –la dulce, la agria, la salada, la picante, la amarga y la astringente–. Justo en este malabar sápido es que nace la cocina ayurvédica: en el acto de combinar los sabores de tal suerte que equilibre las doshas y, claro, que le haga un guiño a los sentidos desde una perspectiva más elevada que simplemente la sensorial: “la alimentación ayurvédica transforma la forma de ver las cosas porque uno establece una relación sagrada con los alimentos”, asegura Beantpal.Para iniciar una dieta ayurvédica es imprescindible reconocer el elemento que rige a cada individuo. Beantpal afirma que no sólo uno sino hasta dos doshas pueden ser las dominantes. La persona pitta es aquella expansiva y móvil, de temperatura corporal elevada, rostro en forma de corazón, estructura entre ligera y media; los reconocerás por sus ojos brillantes, su sed excesiva. Son irritables, suelen tener una mente ágil, inquisitiva. Son líderes natos.  La persona vatta es de complexión delgada, menuda, pequeña; generalmente odia el frío y ama el calor. Aquella es una persona de mente dispersa, ansiosa, atacada por sus inseguridades; suele permanecer en acción, actuar impulsivamente y amar el cambio; lleva los pies fríos, el cutis, el cabello y los ojos oscuros.El individuo kapha, en cambio, tiene los huesos pesados, una estructura corporal gruesa, una piel suave y lozana. Su naturaleza pacífica le precede; es bonachón, con buen sentido del humor; tiene vigor y su parte favorita de la comida es el postre. Una vez comprendido que existe un elemento dominante que rige a cada ser y a cada alimento, hay que tomar las decisiones correctas para neutralizar las energías. Los sabores en la combinación idónea equilibran los sistemas corporales y más aún, pueden ser un factor de felicidad. Por ejemplo, es favorable que un kapha (tierra y agua) consuma algo de picante (fuego) en sus comidas, mientras que a un vatta (fuego y agua) le van bien los agentes dulces extraídos de la naturaleza como los dátiles. La dieta ayurvédica nos enseña a tomar conciencia de lo que nos hace bien y soltar los apegos de lo que obstaculiza la armonía. Conocer y escuchar al cuerpo es camino y no vereda hacia un amor verdadero a quienes somos. Todo comienza con aceptarnos y reconocernos. Para Beantpal, todo es cuestión de en qué frecuencia se quiere vibrar de forma consciente: “Una comida nos da la oportunidad de amarnos en otros sentidos: darnos salud, armonía, bienestar. Para poder sentirme más cómodo con mi esencia, ahora es más lo que me quito que lo que me pongo. Es una forma de honrar nuestra naturaleza y salud. Simple is beautifiul”.Arroz de la cocina india para las tridoshas3 tazas de arroz basmati1/3 de taza de aceite de semilla de girasol1 cdta. de mostaza negra en grano1 cdta. de comino tostado1 cdta. de gran masala½ cdta. de sal de mar½ taza de cilantro, picado1 cebolla amarilla pequeña, picada1 guindilla verde, picadaEnjuaga el arroz dos veces o hasta que salga el agua clara. Sofríe el aceite y añade los granos de mostaza, el comino y el gran masala. Sazona con la sal. Agrega el cilantro, las cebollas y la guindilla. Una vez dorados, incorpora el arroz y fríelo. Agrega agua y deja cocinar hasta que el agua se evapore. Este arroz de la cocina india equilibra las tres doshas. Si tienes más preguntas te dejo la página de Facebook de Beantpal. 
Aunque existen varias leyendas alrededor de los tradicionales chiles en nogada, la versión más aceptada es que este delicioso platillo fue creado por las monjas agustinas que habitaban el convento de Santa Mónica, ubicado en Puebla. Se dice que el platillo se preparó en 1821, con el fin de celebrar la firma de la Independencia de México y al emperador Agustín de Iturbide, por lo que se ha convertido en un símbolo de festejo durante las fiestas patrias. Cuenta la leyenda que las monjas decidieron incluir los tres colores del Ejército Trigarante en la receta de los chiles en nogada:Verde: chile poblanoBlanco: nogadaRojo: granadaDe acuerdo con información publicada por el gobierno, Agustín de Iturbide decidió hacer una parada en Puebla tras firmas los Tratados de Córdoba, en donde un grupo de monjas realizó el “primer homenaje gastronómico a la por fin alcanzada independencia de México”, según el Sistema de Información Cultural. Por otro lado, en una entrevista con la Secretaría de Agricultura, el chef Gerardo Quezadas explicó que los chiles en nogada son “el primer plato del México independiente, una receta que refleja el mestizaje de la nueva nación”.¿Qué ingredientes necesito para preparar chiles en nogada?Actualmente existen varias versiones de este platillo, algunas personas capean el chile y otras no, mientras que otros cocineros le agregan un toque personal a la nogada. Sin embargo, la receta más tradicional requiere los siguientes ingredientes. Para el chile:Ajo, cebolla, jitomate, carne de res y cerdo, almendras, pasas, plátano macho, piñón, clavo, canela, pimienta, durazno criollo, pera lechera, manzana panochera, acitrón y chiles poblanos.Para capear los chiles:Huevos y harina.Para la nogada:Nuez de castilla, leche, queso de cabra, azúcar y sal.Para decorar:Granada y perejil.¿Cómo preparar chiles en nogada?En Kiwilimón tenemos recetas fáciles para preparar chiles en nogada y así celebrar el Día de la Independencia con uno de los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana. Te recomendamos las siguientes recetas de chile en nogada y algunas otras versiones: Auténticos Chiles en NogadaChile en Nogada sin Capear Chile en Nogada Vegetariano Rollo de Pollo Relleno de Chile en Nogada Crepas de Chile en Nogada Lasaña de Nogada
El pimiento morrón es delicioso, colorido y muy nutritivo, por lo que no puede faltar en tu cocina. En cuanto a la gastronomía mexicana, los pimientos morrones se usan para preparar diversos guisados, sopas, ensaladas y otras recetas. En Kiwilimón te contamos sobre los beneficios del pimiento morrón y por qué es importante incluirlo en tu dieta. Los aromáticos pimientos pueden ser de diferentes colores: verde, amarillo, naranja y rojo; esto dependerá del estado de maduración. ¿Cuál es tu favorito?Las vitaminas y minerales del pimiento morrónEs importante consumir este pimiento de manera regular, pues aporta muchos beneficios a nuestra salud. Cuenta con un alto valor nutritivo, contiene pocas grasas y mucha agua. Además, es rico en vitaminas, minerales, y fibra, aunque cabe mencionar que también es rico en carbohidratos. Según los expertos, el morrón es rico en vitaminas A, C y E. Por otro lado, aunque en menor medida, también contiene vitaminas B6, B3, B2 y B1. En el caso de las vitaminas C y E, estas convierten al chile morrón en una gran fuente de antioxidantes. La Vitamina B, también conocida como ácido fólico, se encuentra en los morrones. Esta sustancia es indispensable para el crecimiento de los tejidos y el trabajo celular, así como para la creación de glóbulos rojos y a prevenir la anemia. En cuento a los minerales, el morrón aporta potasio, magnesio, calcio y fósforo. Recuerda que el potasio es crucial para la función de los nervios, la contracción de los músculos y a que el ritmo cardiaco se mantenga constante. En cuanto al magnesio, este mineral tiene un sinfín de beneficios: mantiene el funcionamiento de músculos y nervios, ayuda a mantener constantes los latidos del corazón, es necesario para que los huesos estén fuertes y ajusta los niveles de glucosa en la sangre. Por otro lado, el calcio es importante para una serie de funciones: ayuda a fortalecer los dientes y huesos, aunque este mineral también es crucial para el buen funcionamiento de los músculos y vasos sanguíneos. Mientras que el fósforo, el segundo mineral más abundante en el cuerpo humano, es vital en la formación de huesos y dientes.¿Cuáles son los beneficios de comer pimiento morrón? *Diurético: Tiene un efecto diurético gracias a la cantidad de potasio que contiene. *Huesos fuertes: Ayuda a mantener los huesos fuertes debido a los numerosos minerales que contiene. *Corazón sano: El potasio también ayuda a mantener el corazón sano y fuerte. *Antioxidantes: Te verás y sentirás muy bien si comes chile morrón, pues este aporta una buena cantidad de antioxidantes.¿Cómo cocinar los pimientos? Estos coloridos chiles son muy versátiles, ya que puedes comerlos crudos y cocidos. Si tienes un par en el refrigerador, puedes cocinar ensaladas, pastas, guisos, sopas y muchos platillos más. Recuerda que en Kiwilimón tenemos un sinfín de fáciles y rápidas recetas para comer sanamente y cuidar tu salud.Te recomendamos:*Crema de Pimiento Morrón*Espagueti con Salsa de Pimiento Morrón*Ensalada del Huerto
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD