No sabías que esto le pasa a tu cuerpo cuando te ejercitas con música
Salud

No sabías que esto le pasa a tu cuerpo cuando te ejercitas con música

Por Kiwilimón - Junio 2016
Gracias a las nuevas tecnologías, es cada vez más común ver gente corriendo o haciendo ejercicio acompañados de sus audífonos. Aunque la costumbre de ejercitarse con música no es algo nuevo, es probable que desconozcas uno de sus principales efectos. RecomendamosConoce todos los beneficios de escuchar música. En un estudio llevado a cabo por científicos británicos, se evaluó el desempeño y capacidad de 12 jóvenes mientras escuchaban música. Al inicio de la investigación, se les pidió que montarán bicicletas estacionarias a un ritmo que les fuera lo suficientemente cómodo para mantenerlo durante 30 minutos. RecomendamosMejora tu rutina de ejercicios con estos consejos. Después, cada uno realizó tres pruebas acompañados de música. En una de las pruebas, las canciones se reprodujeron a su tempo normal y, durante las otras dos, el ritmo de la música aumentó o disminuyó en 10%. RecomendamosEstos alimentos te ayudarán a rendir más durante el ejercicio. Los resultados de la investigación demostraron que el desempeño general se ve afectado por el tempo de la música. Cuando las canciones habían sido manipuladas y eran más lentas, el pedaleo también se ralentizó y su ritmo cardiaco disminuyó. En cambio, cuando el tempo las canciones había sido acelerado, los hombres recorrieron más millas en el mismo tiempo y su ritmo cardiaco aumentó. RecomendamosDescubre los 5 mejores ejercicios para quemar grasa. A pesar de mejorar considerablemente su desempeño, cuando los hombres escucharon música con un tempo más acelerado, su percepción del esfuerzo aumentó 2.4%. Esto significa que la música no facilitó el ejercicio, sino que los motivó a esforzarse más. Recomendamos¿Sabías que sudar mucho no significa que estés quemando muchas colarías? Conoce otros mitos sobre el ejercicio. La próxima vez que vayas a salir a correr o que vayas al gimnasio, escoge tu lista de canciones favoritas y prepárate para sudar. Seguramente notarás el esfuerzo y tal vez, al terminar, te sientas agotada, pero te será mucho más sencillo esforzarte escuchando tu música favorita.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pescado es uno de los alimentos más saludables por su contenido proteico y sus efectos antienvejecimiento; pero hay que tener cuidado. Algunas variedades de pescados han tomado relevancia gracias a sus altos volúmenes de mercurio, por lo que es importante observar el contenido de este elemento, ya que, consumirlo con frecuencia, puede ocasionar daños a la salud.El mayor riesgo en el consumo de altos niveles de mercurio en pescados se presenta en las mujeres que están embarazadas o amamantando, pero los niños y adultos también deben evitarlo. Se ha descubierto que el mercurio en altas cantidades puede causar daño permanente en los riñones y cerebro, afectando en este último caso la memoria, la atención y las habilidades motoras.Si se llega a consumir durante varios años pescados de un cuerpo de agua con altos grados de mercurio, los daños a la salud pueden incluir parálisis, delirios y problemas del habla.Estos son los pescados con alto contenido de mercurio que debes evitar:Pez blanquillo del Golfo de México Tiburón Pez espada Macarela rey AgujaCorvina del PacíficoMarlín Atún de aleta negra Pez mero Bacalao negroAlgunos de estos peces, como son el tiburón, el atún, el pez marlín y el pez vela, adquieren altos grados de mercurio debido a su dieta, que consiste en comer peces de menor tamaño, los cuales ingieren el metal a través del plancton. Otros adquieren el mercurio del medio en el que habitan. Lo que es seguro es que todos pueden ser dañinos en cantidades altas.Peces con bajos niveles de mercurioSi sueles consumir los peces antes mencionados, reemplázalos con algunos de la siguiente lista, ya que estos son los pescados con menor grado de mercurio y, por lo tanto, los más saludables.BagrePescado de corvina del AtlánticoPalometaSalmónSardinasTilapiaTruchaAbadejoMerluzaSi prefieres mariscos, puedes comer almejas, anchoas, camarones, cangrejo de río u ostras, todos estos tienen cantidades menores de mercurio que no dañaran tu organismo.
Este año la Cuaresma se celebrará desde marzo hasta el 18 de abril. Para evitar que las tradiciones y festejos típicos de esta época del año afecten tu bolsillo, te sugerimos poner en práctica estos tips. Aplicando estas recomendaciones en tu vida diaria podrás disfrutar de la Cuaresma mientras ahorras.Sal de lo tradicional: Sabemos que de acuerdo a la costumbre católica en estas fechas no se debe comer carne, pero también es cierto que los pescados y mariscos suelen subir considerablemente de precio en estas fechas. Si de plano ves que no te alcanza para preparar un platillo con pescado, mejor opta por una receta vegetariana.  Aquí te damos algunas opciones:Ensalada de Haba con HuevoCalabacitas Rellenas de Rajas con Queso Panela en Salsa de EloteEnchiladas de Nopales bajas en CarbohidratosAprovecha al máximo tus ingredientes: Cuando estás tratando de economizar está completamente prohibido desperdiciar. Eso significa que si vas a preparar un platillo debes usar absolutamente todos los ingredientes por completo. Nada de tirar la piel o solo utilizar una parte de la pulpa.Haz un menú estacional:Aprovecha todas las frutas y verduras de temporada y prepara recetas con estas. Las espinacas, los nopales, los pepinos, las mandarinas, los mangos, las sandías y los melones estarán frescos y a un menor precio durante marzo y abril. Si no se te ocurre qué preparar con estos ingredientes, estas recetas pueden darte una idea:Mangos locosTostadas de Champiñones con NopalesEnfrijoladas de Claras rellenas de NopalesUsa lo que tengas en tu alacena:Antes de que salgas corriendo al súper mercado a comprar comida, échate un clavado entre los estantes de tu alacena. Seguramente te encontrarás con algunos ingredientes olvidados que pueden ayudarte a armar un buen menú. Los elotes desgranados, el atún en lata, los pimientos y las frutas en almíbar tienen mucho potencial, solo hace falta un poco de creatividad para convertirlos en platillos especiales para Cuaresma.Transforma tus recetas favoritasSustituye algunos ingredientes de tus recetas favoritas para convertirlas en platillos económicos y aptos para la Cuaresma. ¿Necesitas algo de inspiración? ¿Qué te parece esta receta de Chile Relleno de Atún a la Mexicana?Sigue al pendiente de nuestras REDES SOCIALES para conocer más recetas económicas para esta Cuaresma.
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD